/ martes 5 de julio de 2016

Padece la Zona Rosa desplome de 40% en la derrama económica

  • Necesario reparar el 100% de la infraestructura, denuncian comerciantes
  • Retomarán propuesta congelada para reactivar proyecto de rescate
  • Opacidad en el uso de recursos recaudados a través de los parquímetros

(Segunda y Última Parte)

Ante el riesgo de “morir”, carcomidos, entre ruinas, inseguridad y toneladas de basura, por el abandono, omisión y corrupción, la Agrupación de Comerciantes de la Zona Rosa y Comité Ciudadano de la emblemática área turística emplazarán esta semana al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y al jefe delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, reactivar el Proyecto de Rescate Integral de la Zona Rosa, elaborado desde hace cuatro años.

Los residentes y propietarios de los más de 400 establecimientos comerciales de las 24 manzanas de la Zona Rosa presentarán el proyecto de recuperación, que tiene un costo inicial de alrededor de 250 millones de pesos, para sacar del olvido a este polígono de intensa actividad turística y comercial en aproximadamente año y medio.

Jorge Pascual y Rafael Saavedra, representantes de la agrupación de comerciantes y restauranteros de la emblemática zona de la Ciudad de México, revelan a El Sol de México que el proyecto ya existe, que los recursos los hay. Solo falta que las autoridades volteen a ver la realidad en el área, antes de que se vuelva a registrar una tragedia como la del Bar Heven, en Lancaster 27, donde por el descuido, hace tres años fueron secuestrados y asesinados 13 jóvenes.

También puedes leer: 

Explican que casi a finales de la gestión de Marcelo Ebrard se hizo un trabajo del sector federal, incluso con una compañía internacional, donde se proponía un proyecto integral de rescate de la Zona Rosa. “Es un trabajo importante, se elaboró  con la participación de vecinos y comerciantes. Era para cambiar desde luminarias, remodelar banquetas, guarniciones, jardineras, arrollo vehicular e infraestructura inmobiliaria”, refieren.

Para cambiar, agregan, como Madero, todos los cables, cerrar, mobiliario, mitigación. Era un todo, pero ahí quedó, no se creó porque salió Marcelo y nadie quiso continuarlo. El dinero ahí estaba también, eran 250 millones de pesos.

Los demandantes, que ya sostuvieron un encuentro con el jefe delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, afirman que Miguel Mancera aún no los recibe, pero tendrá que escucharlos. Queremos dar seguimiento, Ya lo platicamos con el secretario de Turismo capitalino, Miguel Torruco, pero no les interesa cuando viene de otra administración”.

Uno de los problemas serios que enfrenta la Zona Rosa son sus calles, el arrollo vehicular, banquetas y todo, ya que “ni el Gobierno local ni el Gobierno central han invertido desde hace 15 o 18 años. Tanto, que la calle de Hamburgo se nos estaba desmoronando la zona”.

Ni gobierno central ni Delegación han invertido en la ZR

Para los vecinos y comerciantes denunciantes, esto ha generado una gran problemática, pues muchos negocios ya cerraron y los que no, están quebrados.

En su momento, los comerciantes se organizaron y fueron a ver a la entonces delegada, Virginia Jaramillo. “Empezamos a reunir dinero y la convencimos de dejarnos trabajar con nuestros propios recursos.

"Déjenos hacerlo a nosotros. Les pagamos horas extras a su gente, y terminamos las obras de la calle de Londres en 39 días, mucho más rápido que ellos”.

Pascual Nevarez y Saavedra Álvarez, afirman que en la inercia de deterioro que vive el polígono comercial y turístico de la colonia Juárez, “lo grave fue cuando entraron las cableras de fibra óptica que trabajaron todo en lo oscurito, y tan trabajaron en lo oscuro que no hay forma en que puedan exhibir la fianza”.

Revelan que dañaron todas las calles, rompieron adoquines y cinturones de amarre, para evitar el daño en cadena de las banquetas en caso de eventuales remodelaciones y evitar el daño en cadena de las guarniciones en caso de eventuales cambios o remozamientos, pues eso les valió y dañaron todas las calles.

Jorge subraya que todo está documentado. “Había en ese tiempo un director territorial que antes eran subdelegados, Edgar Doroteo, que en un recorrido se le hizo saber por escrito, donde le manda decir al Delegado, que la calle ha sido dañada por Cablevisión y otras compañías como Saxtel y Gas Natural.

“Y a los 20 días, añade, la Dirección de Gobierno de la Delegación, me mandó a decir que no, y los exculpaba en el documento. Ahí empezamos nuestro peregrinar con las calles. A pesar de eso, las banquetas estaban muy dañadas y había un recurso que no habíamos gastado tanto el Comité Técnico del Parquímetros, como de nosotros, para hacer las banquetas”.

De pronto, cuando terminamos, como con ganas de molestar, llegó la CFE (Comisión Federal de Electricidad) y comenzó a abrir sin ton ni son las banquetas. Estaba el Consejo Consultivo de la Zona Rosa, creado luego del caso Heaven por el Gobierno, como una paletita para distraernos, porque nos veíamos cada 15 días y ahí nos doraban la píldora”, agregó.

CFE, cableras y gaseras destrozaron banquetas y arroyo vehicular

El representante de los comerciantes refiere que la CFE les decía: “Los trabajos que se están haciendo, porque son necesarios, y lo entendimos. Nos dijeron van a ser rehechas sus banquetas y van a quedar como estaban o mejor. No paramos de denunciarlo, no paramos de llevarlo a Derechos Humanos, hasta hace más o menos tres meses que fue el último recorrido, porque de plano nos sacaron de quicio y dejamos de ir desde hace seis u ocho meses, porque cansan con recorridos y promesas”.

Los comerciantes de la zona rosa fueron con Jorge Díaz Reyes, jefe  de toda la Zona Centro. Prometió hacer todo un catalogo de lo que habían hecho mal, para volver a levantarlo y hacerlo bien. Obviamente no lo hicieron hasta que fuimos otra vez la Comisión de Derechos Humanos. Nos volvieron a llamar, volvimos a hacer el recorrido, quedamos en eso, y es fecha que no hay respuesta”, señalan.

Rafael Saavedra y Jorge Pascual sostienen que muchos negocios han cerrado en los últimos 5 años un 30 por ciento de los establecimientos comerciales que hay en la zona. El ultimo que cerró es el restaurante Champs elysée México, desde hace seis u ocho. El primer Carlos and Charlies que hubo en México se fue. Ya no hay ni una platería. Es una zona que no ha sido atendida en muchos años. Es un crimen que no lo vea la autoridad central, acotan los demandantes.

Saavedra Álvarez, representante de los restauranteros sostiene enfático que el 100 por ciento de la infraestructura de la Zona Rosa necesita reparación. “Banquetas, calles jardineras iluminación, limpieza y seguridad. Ahora hay que cambiar toda la tubería, todo el drenaje está quebrado. Ahora tenemos problemas de agua. Empezaron a hacer una remodelación entre Reforma y Hamburgo mediocre y se paró.

El presidente de la Agrupación de Comerciantes de la ZR afirma que el promedio de recursos que entra por el Fideicomiso del Comité Técnico de Parquímetros para la zona es de alrededor de 4 millones de pesos mensuales, “pero la empresa es un fideicomiso privado, que se ha desvirtuado y quien lo opera actualmente, manda en la Zona Rosa, ejecuta todo y dice lo que se hace en la calle, es la propia empresa, aunque el recurso es público”.

Servimet, en liquidación, recibe 1.5 MDP de Fideicomiso de Parquímetros

Precisa que el Fideicomisario es administrado por Bancomer, el fideicomitente es Servicios Metropolitanos (Servimet) y los fideicomisarios son los vecinos y comerciantes de la zona. Los fideicomisarios recibimos 16 por ciento, Servimet, otro 16 por ciento, y lo demás es para la empresa. Ahí está el negocito de OPEVSA (Operadora de Estacionamientos Viales, S. A. de C. V.)

Los comerciantes y vecinos de la ZR denuncian que en forma increíble hay una situación ilegal y de abuso en la forma de operar de la empresa concesionaria de los parquímetros, pues si  paras tu coche en doble fila, ellos te ponen la “araña”, lo que es totalmente ilegal, ya que eso no sucedía hace año medio, antes de que el secretario de Seguridad Pública les diera la oportunidad de hacerlo.

Antes, comentan, era el policía, la grúa, los que te ponían la infracción, ahora se le han dado esa facultad a la empresa, aunque la  disposición nunca pasó por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, por lo que es totalmente ilegal y arbitrario.

Los representantes de la comunidad de la ZR afirman que lo que entra de los parquímetros es la multa que es administrada y ya no llega a Tesorería, aunque ahora se dispuso una partida para la SSP, que ya les genera un porcentaje de las multas.

Insisten en que se deben cambiar los porcentajes de distribución de los recursos, con mayores porcentajes a vecinos y autoridades, pues Servimet es una empresa que está en liquidación, y nadie sabe explicar que hacen con el millón y medio de pesos que reciben mensualmente del Fideicomiso.

“Lo que queremos es que el Gobierno de la ciudad volteé hacia el proyecto y lo atraiga, y le vamos a decir que hay un proyecto y no le ha hecho caso. Que no necesitará tres años para realizarlo, el rescate de la Zona Rosa le llevaría año y medio. Madero lo hicieron en año y medio y es un proyectazo, donde caminan coches, espacios y peatones. Que lo retome, porque dinero lo tienen”.

Los comerciantes y el Comité Ciudadano agregan que el tema de la basura es increíble. “La delegación no se da abasto con la cantidad de basura que se genera aquí y los primeros en oponerse a la atención de este servicio es la gente de limpia de la Delegación, porque hay que atenderla.

Mancera quiere 7 mdp por recoger la basura del área

Indican que durante siete años contrataron a un grupo de señoras que se llamaban “Las abejitas” y se hacían cargo de recoger la basura, ganaban 30 mil pesos mensuales con un muy buen resultado, hasta que les comenzaron a cobrar en Limpia de la demarcación, por recibirles los desechos.

Entonces ellas también empezaron a cobrar en los negocios y comenzaron los reclamos y se acabó el programa. “Mandamos un escrito a Miguel Ángel Mancera, y nos respondió que respondió que sí, pero anualmente te cobramos siete millones de pesos, cuando es su responsabilidad y obligación”.

Rafael precisa que actualmente la derrama económica de la Zona Rosa ha caído entre 30 y 40 por ciento de lo que debería de entrar. El dinamismo económico de la zona podría andar entre 400 o 500 millones de pesos mensuales, sin saber las cifras de facturación de los hoteles, de tienditas y hoteles gran turismo.

Puntualiza que la inseguridad ha crecido porque la ha descuidado el actual secretario de Seguridad Pública. Recuerda que de las 20 patrullas y 400 elementos de policía que asignaron hace tiempo las autoridades centrales, ya solo quedan dos patrullas y apenas trabajan 150 que por obvias razones no se dan a vasto, pese a que en el área no hay todavía delitos de alto impacto.

Sin embargo, se quejan de que el ambulantaje ha crecido en más del 100 por ciento, a raíz del Programa de 2003 llamado “Renacimiento de la Zona Rosa”, autorizado por Joel Ortega, y en el que se desglosaban los lugares controlados para los vendedores, pero nunca se respetaron los lugares, pues venden lo que quieren, a la hora que quieren, sin cumplir con los más elementales  requisitos de seguridad, higiene y urbanidad.

Vecinos y comerciantes de la Zona Rosa ya hablaron con Ricardo Monreal, quien ya está metiéndole asfalto en algunas calles, pero los comerciantes de la Zona Rosa advierten que de no hacer caso las autoridades de la problemática en el área, existe el riesgo de volverse a registrar otro caso lamentable  como el del Heaven hace cuatro años.

El 26 de mayo de 2013, trece jóvenes fueron secuestrados en el Bar Heaven de la Zona Rosa, y después fueron encontrados sin vida, por una supuesta venganza de grupos delictivos que operaban en Tepito.

La Zona Rosa está conformada en la actualidad por una población fija de 30 mil habitantes, más de 100 mil cruces de peatonales diarios, y un tránsito vehicular promedio de 1.5 millones de unidades diarias.

Sus hoteles, comercios, bares, antros y restaurantes generan alrededor de 7 mil empleos, y 150 mil empleos en corporativos, escuelas, academias y otros tipo de oficinas. Cuenta con 7 mil 250 habitaciones para hospeda en sus hoteles.

Su comercio está integrado por tiendas de conveniencia, charcutería, vinos y licores; tiendas de ropa, de electrónica, de deportes, de suplementos alimenticios, de calzado, de souvenirs, y de discos. También cuenta con casas de cambio, 9; artesanías, escuelas y academias en idiomas, administración y cómputo.

En el polígono también se encuentran ubicados plazas comerciales, mercados, Embajadas, edificios corporativos, casinos, galerías, estéticas y estacionamientos públicos.

  • Necesario reparar el 100% de la infraestructura, denuncian comerciantes
  • Retomarán propuesta congelada para reactivar proyecto de rescate
  • Opacidad en el uso de recursos recaudados a través de los parquímetros

(Segunda y Última Parte)

Ante el riesgo de “morir”, carcomidos, entre ruinas, inseguridad y toneladas de basura, por el abandono, omisión y corrupción, la Agrupación de Comerciantes de la Zona Rosa y Comité Ciudadano de la emblemática área turística emplazarán esta semana al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, y al jefe delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, reactivar el Proyecto de Rescate Integral de la Zona Rosa, elaborado desde hace cuatro años.

Los residentes y propietarios de los más de 400 establecimientos comerciales de las 24 manzanas de la Zona Rosa presentarán el proyecto de recuperación, que tiene un costo inicial de alrededor de 250 millones de pesos, para sacar del olvido a este polígono de intensa actividad turística y comercial en aproximadamente año y medio.

Jorge Pascual y Rafael Saavedra, representantes de la agrupación de comerciantes y restauranteros de la emblemática zona de la Ciudad de México, revelan a El Sol de México que el proyecto ya existe, que los recursos los hay. Solo falta que las autoridades volteen a ver la realidad en el área, antes de que se vuelva a registrar una tragedia como la del Bar Heven, en Lancaster 27, donde por el descuido, hace tres años fueron secuestrados y asesinados 13 jóvenes.

También puedes leer: 

Explican que casi a finales de la gestión de Marcelo Ebrard se hizo un trabajo del sector federal, incluso con una compañía internacional, donde se proponía un proyecto integral de rescate de la Zona Rosa. “Es un trabajo importante, se elaboró  con la participación de vecinos y comerciantes. Era para cambiar desde luminarias, remodelar banquetas, guarniciones, jardineras, arrollo vehicular e infraestructura inmobiliaria”, refieren.

Para cambiar, agregan, como Madero, todos los cables, cerrar, mobiliario, mitigación. Era un todo, pero ahí quedó, no se creó porque salió Marcelo y nadie quiso continuarlo. El dinero ahí estaba también, eran 250 millones de pesos.

Los demandantes, que ya sostuvieron un encuentro con el jefe delegacional de Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, afirman que Miguel Mancera aún no los recibe, pero tendrá que escucharlos. Queremos dar seguimiento, Ya lo platicamos con el secretario de Turismo capitalino, Miguel Torruco, pero no les interesa cuando viene de otra administración”.

Uno de los problemas serios que enfrenta la Zona Rosa son sus calles, el arrollo vehicular, banquetas y todo, ya que “ni el Gobierno local ni el Gobierno central han invertido desde hace 15 o 18 años. Tanto, que la calle de Hamburgo se nos estaba desmoronando la zona”.

Ni gobierno central ni Delegación han invertido en la ZR

Para los vecinos y comerciantes denunciantes, esto ha generado una gran problemática, pues muchos negocios ya cerraron y los que no, están quebrados.

En su momento, los comerciantes se organizaron y fueron a ver a la entonces delegada, Virginia Jaramillo. “Empezamos a reunir dinero y la convencimos de dejarnos trabajar con nuestros propios recursos.

"Déjenos hacerlo a nosotros. Les pagamos horas extras a su gente, y terminamos las obras de la calle de Londres en 39 días, mucho más rápido que ellos”.

Pascual Nevarez y Saavedra Álvarez, afirman que en la inercia de deterioro que vive el polígono comercial y turístico de la colonia Juárez, “lo grave fue cuando entraron las cableras de fibra óptica que trabajaron todo en lo oscurito, y tan trabajaron en lo oscuro que no hay forma en que puedan exhibir la fianza”.

Revelan que dañaron todas las calles, rompieron adoquines y cinturones de amarre, para evitar el daño en cadena de las banquetas en caso de eventuales remodelaciones y evitar el daño en cadena de las guarniciones en caso de eventuales cambios o remozamientos, pues eso les valió y dañaron todas las calles.

Jorge subraya que todo está documentado. “Había en ese tiempo un director territorial que antes eran subdelegados, Edgar Doroteo, que en un recorrido se le hizo saber por escrito, donde le manda decir al Delegado, que la calle ha sido dañada por Cablevisión y otras compañías como Saxtel y Gas Natural.

“Y a los 20 días, añade, la Dirección de Gobierno de la Delegación, me mandó a decir que no, y los exculpaba en el documento. Ahí empezamos nuestro peregrinar con las calles. A pesar de eso, las banquetas estaban muy dañadas y había un recurso que no habíamos gastado tanto el Comité Técnico del Parquímetros, como de nosotros, para hacer las banquetas”.

De pronto, cuando terminamos, como con ganas de molestar, llegó la CFE (Comisión Federal de Electricidad) y comenzó a abrir sin ton ni son las banquetas. Estaba el Consejo Consultivo de la Zona Rosa, creado luego del caso Heaven por el Gobierno, como una paletita para distraernos, porque nos veíamos cada 15 días y ahí nos doraban la píldora”, agregó.

CFE, cableras y gaseras destrozaron banquetas y arroyo vehicular

El representante de los comerciantes refiere que la CFE les decía: “Los trabajos que se están haciendo, porque son necesarios, y lo entendimos. Nos dijeron van a ser rehechas sus banquetas y van a quedar como estaban o mejor. No paramos de denunciarlo, no paramos de llevarlo a Derechos Humanos, hasta hace más o menos tres meses que fue el último recorrido, porque de plano nos sacaron de quicio y dejamos de ir desde hace seis u ocho meses, porque cansan con recorridos y promesas”.

Los comerciantes de la zona rosa fueron con Jorge Díaz Reyes, jefe  de toda la Zona Centro. Prometió hacer todo un catalogo de lo que habían hecho mal, para volver a levantarlo y hacerlo bien. Obviamente no lo hicieron hasta que fuimos otra vez la Comisión de Derechos Humanos. Nos volvieron a llamar, volvimos a hacer el recorrido, quedamos en eso, y es fecha que no hay respuesta”, señalan.

Rafael Saavedra y Jorge Pascual sostienen que muchos negocios han cerrado en los últimos 5 años un 30 por ciento de los establecimientos comerciales que hay en la zona. El ultimo que cerró es el restaurante Champs elysée México, desde hace seis u ocho. El primer Carlos and Charlies que hubo en México se fue. Ya no hay ni una platería. Es una zona que no ha sido atendida en muchos años. Es un crimen que no lo vea la autoridad central, acotan los demandantes.

Saavedra Álvarez, representante de los restauranteros sostiene enfático que el 100 por ciento de la infraestructura de la Zona Rosa necesita reparación. “Banquetas, calles jardineras iluminación, limpieza y seguridad. Ahora hay que cambiar toda la tubería, todo el drenaje está quebrado. Ahora tenemos problemas de agua. Empezaron a hacer una remodelación entre Reforma y Hamburgo mediocre y se paró.

El presidente de la Agrupación de Comerciantes de la ZR afirma que el promedio de recursos que entra por el Fideicomiso del Comité Técnico de Parquímetros para la zona es de alrededor de 4 millones de pesos mensuales, “pero la empresa es un fideicomiso privado, que se ha desvirtuado y quien lo opera actualmente, manda en la Zona Rosa, ejecuta todo y dice lo que se hace en la calle, es la propia empresa, aunque el recurso es público”.

Servimet, en liquidación, recibe 1.5 MDP de Fideicomiso de Parquímetros

Precisa que el Fideicomisario es administrado por Bancomer, el fideicomitente es Servicios Metropolitanos (Servimet) y los fideicomisarios son los vecinos y comerciantes de la zona. Los fideicomisarios recibimos 16 por ciento, Servimet, otro 16 por ciento, y lo demás es para la empresa. Ahí está el negocito de OPEVSA (Operadora de Estacionamientos Viales, S. A. de C. V.)

Los comerciantes y vecinos de la ZR denuncian que en forma increíble hay una situación ilegal y de abuso en la forma de operar de la empresa concesionaria de los parquímetros, pues si  paras tu coche en doble fila, ellos te ponen la “araña”, lo que es totalmente ilegal, ya que eso no sucedía hace año medio, antes de que el secretario de Seguridad Pública les diera la oportunidad de hacerlo.

Antes, comentan, era el policía, la grúa, los que te ponían la infracción, ahora se le han dado esa facultad a la empresa, aunque la  disposición nunca pasó por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, por lo que es totalmente ilegal y arbitrario.

Los representantes de la comunidad de la ZR afirman que lo que entra de los parquímetros es la multa que es administrada y ya no llega a Tesorería, aunque ahora se dispuso una partida para la SSP, que ya les genera un porcentaje de las multas.

Insisten en que se deben cambiar los porcentajes de distribución de los recursos, con mayores porcentajes a vecinos y autoridades, pues Servimet es una empresa que está en liquidación, y nadie sabe explicar que hacen con el millón y medio de pesos que reciben mensualmente del Fideicomiso.

“Lo que queremos es que el Gobierno de la ciudad volteé hacia el proyecto y lo atraiga, y le vamos a decir que hay un proyecto y no le ha hecho caso. Que no necesitará tres años para realizarlo, el rescate de la Zona Rosa le llevaría año y medio. Madero lo hicieron en año y medio y es un proyectazo, donde caminan coches, espacios y peatones. Que lo retome, porque dinero lo tienen”.

Los comerciantes y el Comité Ciudadano agregan que el tema de la basura es increíble. “La delegación no se da abasto con la cantidad de basura que se genera aquí y los primeros en oponerse a la atención de este servicio es la gente de limpia de la Delegación, porque hay que atenderla.

Mancera quiere 7 mdp por recoger la basura del área

Indican que durante siete años contrataron a un grupo de señoras que se llamaban “Las abejitas” y se hacían cargo de recoger la basura, ganaban 30 mil pesos mensuales con un muy buen resultado, hasta que les comenzaron a cobrar en Limpia de la demarcación, por recibirles los desechos.

Entonces ellas también empezaron a cobrar en los negocios y comenzaron los reclamos y se acabó el programa. “Mandamos un escrito a Miguel Ángel Mancera, y nos respondió que respondió que sí, pero anualmente te cobramos siete millones de pesos, cuando es su responsabilidad y obligación”.

Rafael precisa que actualmente la derrama económica de la Zona Rosa ha caído entre 30 y 40 por ciento de lo que debería de entrar. El dinamismo económico de la zona podría andar entre 400 o 500 millones de pesos mensuales, sin saber las cifras de facturación de los hoteles, de tienditas y hoteles gran turismo.

Puntualiza que la inseguridad ha crecido porque la ha descuidado el actual secretario de Seguridad Pública. Recuerda que de las 20 patrullas y 400 elementos de policía que asignaron hace tiempo las autoridades centrales, ya solo quedan dos patrullas y apenas trabajan 150 que por obvias razones no se dan a vasto, pese a que en el área no hay todavía delitos de alto impacto.

Sin embargo, se quejan de que el ambulantaje ha crecido en más del 100 por ciento, a raíz del Programa de 2003 llamado “Renacimiento de la Zona Rosa”, autorizado por Joel Ortega, y en el que se desglosaban los lugares controlados para los vendedores, pero nunca se respetaron los lugares, pues venden lo que quieren, a la hora que quieren, sin cumplir con los más elementales  requisitos de seguridad, higiene y urbanidad.

Vecinos y comerciantes de la Zona Rosa ya hablaron con Ricardo Monreal, quien ya está metiéndole asfalto en algunas calles, pero los comerciantes de la Zona Rosa advierten que de no hacer caso las autoridades de la problemática en el área, existe el riesgo de volverse a registrar otro caso lamentable  como el del Heaven hace cuatro años.

El 26 de mayo de 2013, trece jóvenes fueron secuestrados en el Bar Heaven de la Zona Rosa, y después fueron encontrados sin vida, por una supuesta venganza de grupos delictivos que operaban en Tepito.

La Zona Rosa está conformada en la actualidad por una población fija de 30 mil habitantes, más de 100 mil cruces de peatonales diarios, y un tránsito vehicular promedio de 1.5 millones de unidades diarias.

Sus hoteles, comercios, bares, antros y restaurantes generan alrededor de 7 mil empleos, y 150 mil empleos en corporativos, escuelas, academias y otros tipo de oficinas. Cuenta con 7 mil 250 habitaciones para hospeda en sus hoteles.

Su comercio está integrado por tiendas de conveniencia, charcutería, vinos y licores; tiendas de ropa, de electrónica, de deportes, de suplementos alimenticios, de calzado, de souvenirs, y de discos. También cuenta con casas de cambio, 9; artesanías, escuelas y academias en idiomas, administración y cómputo.

En el polígono también se encuentran ubicados plazas comerciales, mercados, Embajadas, edificios corporativos, casinos, galerías, estéticas y estacionamientos públicos.