/ miércoles 28 de diciembre de 2016

Piden senadores comparecencia del secretario de Energía y director de Pemex

Gabriel Xantomila y Armando Ruiz

Ante la escasez parcial de gasolina, el desorden del mercado y la desorientación de la sociedad por la entrada en vigor de las nuevas tarifas a partir del primero de enero de 2017, el PAN en el Senado exigió la comparecencia del secretario de Energía y del director de Pemex, Pedro Joaquín Coldwell y José Antonio González Anaya, respectivamente, para dar la cara sobre este desastre en la distribución de gasolina que “nunca en la historia del país se había presentado”, indicó el coordinador Fernando Herrera Ávila.

Mientras, el senador perredista Mario Delgado afirmó que el gasolinazo traerá como consecuencia el alza de precios de muchos otros productos y la aparición de la inflación, lo que impactará de manera grave a las familias más pobres. “Hoy comenzamos a ver los resultados de la política entreguista de Peña Nieto, a través de su Reforma Energética”, acusó el legisldor.

Herrera explicó que en el desabasto de gasolinas en el país se advierte la ausencia del Gobierno federal y la falta de medidas que corrijan este grave problema.

“No vemos Gobierno. Las pretendidas explicaciones de Pemex solo han confundido a la población y distorsionado el mercado”, indicó y declaró que “lo cierto es que no hay autoridad que explique y ponga orden en esto. El país está a la deriva. Preocupa que la retracción en la distribución esté relacionada con una espera especulativa en la aplicación de los nuevos precios de los combustibles”, alertó.

Delgado Carrillo aseguró que los incrementos al precio de las gasolinas son una estrategia del Gobierno Federal para hacer atractivo el negocio de los combustibles para los inversionistas extranjeros, aun cuando la competencia no está garantizada y las condiciones económicas no son las mejores.

En este sentido, reprochó que la metodología utilizada para la determinación de los precios máximos traslade los costos del transporte, ya que va a provocar que en las zonas más pobres la gasolina cueste más, hecho que va en contra de cualquier intento de tener un desarrollo regional equilibrado en el país.

“El Gobierno federal y la Secretaría de Hacienda son los culpables de la escasez que se está presentando en algunas partes del país, pues están buscando justificar la entrega de las gasolineras mexicanas a empresas trasnacionales”, acusó y explicó que el nuevo esquema de liberalización del mercado garantiza solamente que la autoridad siga enriqueciéndose a costa del sacrificio de las familias y empresas mexicanas.

En San Lázaro

El grupo parlamentario de Morena en Diputados pidió que la Secretaría de Energía, intervenir de manera inmediata para garantizar el abasto de gasolinas en todo el territorio nacional a un precio justo y llamó a cancelar los contratos de suministro y retirar las franquicias, a aquellos empresarios gasolineros que estén especulando con los combustibles.

Gabriel Xantomila y Armando Ruiz

Ante la escasez parcial de gasolina, el desorden del mercado y la desorientación de la sociedad por la entrada en vigor de las nuevas tarifas a partir del primero de enero de 2017, el PAN en el Senado exigió la comparecencia del secretario de Energía y del director de Pemex, Pedro Joaquín Coldwell y José Antonio González Anaya, respectivamente, para dar la cara sobre este desastre en la distribución de gasolina que “nunca en la historia del país se había presentado”, indicó el coordinador Fernando Herrera Ávila.

Mientras, el senador perredista Mario Delgado afirmó que el gasolinazo traerá como consecuencia el alza de precios de muchos otros productos y la aparición de la inflación, lo que impactará de manera grave a las familias más pobres. “Hoy comenzamos a ver los resultados de la política entreguista de Peña Nieto, a través de su Reforma Energética”, acusó el legisldor.

Herrera explicó que en el desabasto de gasolinas en el país se advierte la ausencia del Gobierno federal y la falta de medidas que corrijan este grave problema.

“No vemos Gobierno. Las pretendidas explicaciones de Pemex solo han confundido a la población y distorsionado el mercado”, indicó y declaró que “lo cierto es que no hay autoridad que explique y ponga orden en esto. El país está a la deriva. Preocupa que la retracción en la distribución esté relacionada con una espera especulativa en la aplicación de los nuevos precios de los combustibles”, alertó.

Delgado Carrillo aseguró que los incrementos al precio de las gasolinas son una estrategia del Gobierno Federal para hacer atractivo el negocio de los combustibles para los inversionistas extranjeros, aun cuando la competencia no está garantizada y las condiciones económicas no son las mejores.

En este sentido, reprochó que la metodología utilizada para la determinación de los precios máximos traslade los costos del transporte, ya que va a provocar que en las zonas más pobres la gasolina cueste más, hecho que va en contra de cualquier intento de tener un desarrollo regional equilibrado en el país.

“El Gobierno federal y la Secretaría de Hacienda son los culpables de la escasez que se está presentando en algunas partes del país, pues están buscando justificar la entrega de las gasolineras mexicanas a empresas trasnacionales”, acusó y explicó que el nuevo esquema de liberalización del mercado garantiza solamente que la autoridad siga enriqueciéndose a costa del sacrificio de las familias y empresas mexicanas.

En San Lázaro

El grupo parlamentario de Morena en Diputados pidió que la Secretaría de Energía, intervenir de manera inmediata para garantizar el abasto de gasolinas en todo el territorio nacional a un precio justo y llamó a cancelar los contratos de suministro y retirar las franquicias, a aquellos empresarios gasolineros que estén especulando con los combustibles.