/ lunes 19 de octubre de 2015

Polo de desarrollo y crecimiento para Puerto Chiapas. Zonas económicas especiales

Adrián González / El Heraldo de Chiapas

Ciudad de México.- El pasado mes de septiembre, el presidente de la República mexicana, Enrique Peña Nieto, planteó la creación de tres zonas económicas especiales en México, con el objetivo de impulsar el desarrollo de las regiones más rezagadas del país, y contribuir con ello la desigualdad e inseguridad, en este sentido una de las tres zonas antes mencionadas se ubicará en Puerto Chiapas, y aunque hasta el momento no existe la ubicación de este proyecto, empresarios y autoridades municipales y el estado, aseguran que detonará la economía de la Costa, Sierra y Frontera sur.

Édgar Antonio Reyes González, director general de la Administración Portuaria Integral (API), aseguró que la propuesta de este proyecto establece que dichas zonas estarían en el corredor interoceánico en el istmo de Tehuantepec, en Puerto Chiapas, cercano a la frontera con Guatemala, y otra más en los municipios colindantes a Puerto Lázaro Cárdenas, entre Guerrero y Michoacán, por lo tanto al ser aprobada por el Congreso de la Unión, beneficiará no solo a los municipios cercanos a Puerto Chiapas, sino también al resto del estado, ya que se atraería inversión industrial por parte de empresas y consorcios de varios partes del mundo.

“En nuestra situación tendremos que adaptarnos a la iniciativa propia que una vez promulgada tendrá que convertirse en ley; tendremos que adaptarnos a las exigencias a lo que nos pida, pero también tendríamos que adaptarnos a los beneficios que esto va a generar. Como Puerto estamos preparados para hacer lo propio, pero creo que como sociedad y comunidad debemos entender que viene una nueva era en el crecimiento, no solo del Puerto, ni la región, sino del propio estado”, enfatizó.

Un ejemplo claro es la Zona Económica Especial (ZEE) que se ubica en Shenzhen, China, que tras su construcción a finales de los años 70’s, permitió que esta zona tuviera un crecimiento y que hoy en día es considerado como una de las ZEE más importantes del mundo, sin embargo, en el caso de Puerto Chiapas, esta transformación no se daría en los primeros siete meses después del inicio de su operación, sino que sería en un lapso de 10 años.

Entre las características que deben tener las zonas económicas especiales se encuentra una ubicación geográfica estratégica. Por ello, en China se ubicaron en las regiones costeras con acceso a los puertos y a las redes más importantes de transporte.

Además, era frecuente ubicarlas cercanas a centros económicos de gran relevancia económica. Por ejemplo, Shenzhen es frontera con Hong Kong, Zuhai lo es con Macao, Xiamen está cerca de Taiwán y la República de Corea.

Por ello destacó, que hablar de lo que será la ZEE en Puerto Chiapas es tomar en cuenta el atraer inversionistas a la frontera sur, ya que esta ley es afirmativa para quienes viven a su alrededor, sin embargo, se debe tomar en cuenta que para esto se deben realizar cambios como la mejora de servicios, es por eso que ya se realizan encuentros con alcaldes de la región, sobre todo de Tapachula que sería el mayor municipio beneficiado.

“En México aún no existe el modelo de las Zonas Económicas Especiales, existen otras partes del mundo como en China, Panamá, Brasil, que son las que se tiene detectadas como exitosas, sin embargo, ha habido iniciativas que no han llegado a su punto de generación, pero yo creo que más que beneficio al Puerto, van a generar crecimiento a la región, es por eso que no hay que esperar la llegada de la inversión privada, si no lo que va a generar la iniciativa privada en la región”, destacó. Desarrollo de los municipios en infraestructura

La posibilidad de contar con una ZEE en la región vendría a beneficiar principalmente para el crecimiento de infraestructura, en este caso Tapachula tendría que cumplir con la demanda de la mejora de sus servicios, para que provenga el asentamiento de la iniciativa privada que es la que generará los empleos y beneficiará a todos los sectores.

“Cuáles son los beneficios que se pueden esperar; si fuéramos empresarios podríamos hablar de un sistema fiscal diferente, preferente, podríamos hablar de una serie de impulsos a créditos y en cuanto a las facilidades de importación y exportación de materia prima y si somos lo que somos en realidad ciudadanos que habitamos una región, el gran beneficio será eso”, agregó.

Por ello, la creación de empleos y áreas de oportunidades para los pequeños y medianos empresarios permitirá que estos crezcan y se vuelvan proveedores de las grandes empresas que se establecerán en la región, sin embargo hace falta que el Congreso de la Unión apruebe esta iniciativa de ley de lo contrario no se podrá avanzar a la segunda fase. Congreso de la Unión debe aprobar iniciativa de Ley de las Zonas Económicas Especiales

Tras la presentación de la Iniciativa de Ley de las Zonas Económicas Especiales el pasado 29 de septiembre por parte del presidente Enrique Peña Nieto, esta propuesta ya le fue entregada el mismo día al Congreso de la Unión, sin embargo, ante la falta del establecimiento de la Comisión de Economía, no se ha podido avanzar, por lo que habrá que esperar que esto suceda.

Por lo tanto, al no haber esta comisión, no existe un avance en este proyecto, sobre todo para conocer la ubicación, inversión y como estará compuesta la Zona Económica Especial, ya que al ser aprobada la ley se deberá hacer el estudio de la región y por lo consiguiente adaptación a lo que se producirá al momento que comience a operar.

En este sentido, Reyes González aseguró que Puerto Chiapas se encuentra preparado para un proyecto de esta magnitud, muestra de ello es el impulso que ha ganado en los últimos años, ya que cuenta con los servicios de transporte según su ubicación estratégica como el marítimo, carretero, ferroviario y en su momento si lo requiere hasta aéreo.

Se busca, a través de un nuevo marco jurídico, establecer un entorno favorable que permita la instalación de empresas e industrias a partir de incentivos fiscales, ventajas competitivas y condiciones de certidumbre para los inversionistas de hasta nueve entidades: Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Veracruz, Quintana Roo, Puebla, Campeche y Yucatán.

Las zonas se establecerán en comunidades de entre 50 mil y 500 mil habitantes, por lo que una vez que se promulgue esta Ley se espera generar en estas zonas económicas más de 120 mil empleos directos de calidad, en los próximos diez años. También se anticipan inversiones cercanas a los 115 mil millones de pesos en infraestructura para dichas regiones del país. Si se aprueba ley, hasta el 2018 llegarían las primeras empresas: videgaray caso

El pasado 1 de octubre, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, aseguró que de aprobarse la Ley de Zonas Económicas Especiales en este periodo ordinario de sesiones, se podrán establecer en 2018 las primeras empresas en cada una de las regiones propuestas.

Durante su intervención explicó, que se espera para el periodo 2016 y 2017 habrán de celebrarse los convenios de coordinación, emitirse los decretos de declaratoria de las zonas económicas especiales y hacer planes de desarrollo, de las zonas de influencia y económicas especiales.

Entre sus objetivos figura impulsar el crecimiento económico de las regiones del país que tengan mayores rezagos en desarrollo social, por lo que Videgaray Caso dijo que “pueden ser un instrumento de política pública muy valioso para combatir la pobreza y generar empleo donde más se necesite”.

Destacó que para transformar la realidad económica de Estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, por mencionar a los más pobres, se necesita completar las políticas de asistencia social con políticas de generación de empleos, riqueza y desarrollo industrial. “No tenemos por qué claudicar en el esfuerzo de incluir al sur del país en la globalidad y en la economía competitiva de la que México hoy es parte”, agregó.

Subrayó que se prevé la posibilidad de establecer descuentos en las cuotas de seguridad social y la deducción original de gastos destinados a la capacitación de trabajadores, “así se establece en la ley que cualquier beneficio tenga una vigencia mínima de ocho años, para dar certidumbre a quien decida arriesgar su capital.

“Es una iniciativa muy innovadora para el ámbito mexicano, pero que no hace otra cosa sino traer al país un instrumento de política económica que ha funcionado en el resto del mundo”, insistió Videgaray Caso. Primera etapa

En una primera etapa se contempla la creación de tres ZEE: en el Puerto Lázaro Cárdenas, abarcando municipios colindantes de Michoacán y Guerrero.

La segunda en el Corredor Interoceánico de Tehuantepec: de Coatzacoalcos, Veracruz a Salina Cruz, Oaxaca. Y finalmente, en Puerto Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala.

Adrián González / El Heraldo de Chiapas

Ciudad de México.- El pasado mes de septiembre, el presidente de la República mexicana, Enrique Peña Nieto, planteó la creación de tres zonas económicas especiales en México, con el objetivo de impulsar el desarrollo de las regiones más rezagadas del país, y contribuir con ello la desigualdad e inseguridad, en este sentido una de las tres zonas antes mencionadas se ubicará en Puerto Chiapas, y aunque hasta el momento no existe la ubicación de este proyecto, empresarios y autoridades municipales y el estado, aseguran que detonará la economía de la Costa, Sierra y Frontera sur.

Édgar Antonio Reyes González, director general de la Administración Portuaria Integral (API), aseguró que la propuesta de este proyecto establece que dichas zonas estarían en el corredor interoceánico en el istmo de Tehuantepec, en Puerto Chiapas, cercano a la frontera con Guatemala, y otra más en los municipios colindantes a Puerto Lázaro Cárdenas, entre Guerrero y Michoacán, por lo tanto al ser aprobada por el Congreso de la Unión, beneficiará no solo a los municipios cercanos a Puerto Chiapas, sino también al resto del estado, ya que se atraería inversión industrial por parte de empresas y consorcios de varios partes del mundo.

“En nuestra situación tendremos que adaptarnos a la iniciativa propia que una vez promulgada tendrá que convertirse en ley; tendremos que adaptarnos a las exigencias a lo que nos pida, pero también tendríamos que adaptarnos a los beneficios que esto va a generar. Como Puerto estamos preparados para hacer lo propio, pero creo que como sociedad y comunidad debemos entender que viene una nueva era en el crecimiento, no solo del Puerto, ni la región, sino del propio estado”, enfatizó.

Un ejemplo claro es la Zona Económica Especial (ZEE) que se ubica en Shenzhen, China, que tras su construcción a finales de los años 70’s, permitió que esta zona tuviera un crecimiento y que hoy en día es considerado como una de las ZEE más importantes del mundo, sin embargo, en el caso de Puerto Chiapas, esta transformación no se daría en los primeros siete meses después del inicio de su operación, sino que sería en un lapso de 10 años.

Entre las características que deben tener las zonas económicas especiales se encuentra una ubicación geográfica estratégica. Por ello, en China se ubicaron en las regiones costeras con acceso a los puertos y a las redes más importantes de transporte.

Además, era frecuente ubicarlas cercanas a centros económicos de gran relevancia económica. Por ejemplo, Shenzhen es frontera con Hong Kong, Zuhai lo es con Macao, Xiamen está cerca de Taiwán y la República de Corea.

Por ello destacó, que hablar de lo que será la ZEE en Puerto Chiapas es tomar en cuenta el atraer inversionistas a la frontera sur, ya que esta ley es afirmativa para quienes viven a su alrededor, sin embargo, se debe tomar en cuenta que para esto se deben realizar cambios como la mejora de servicios, es por eso que ya se realizan encuentros con alcaldes de la región, sobre todo de Tapachula que sería el mayor municipio beneficiado.

“En México aún no existe el modelo de las Zonas Económicas Especiales, existen otras partes del mundo como en China, Panamá, Brasil, que son las que se tiene detectadas como exitosas, sin embargo, ha habido iniciativas que no han llegado a su punto de generación, pero yo creo que más que beneficio al Puerto, van a generar crecimiento a la región, es por eso que no hay que esperar la llegada de la inversión privada, si no lo que va a generar la iniciativa privada en la región”, destacó. Desarrollo de los municipios en infraestructura

La posibilidad de contar con una ZEE en la región vendría a beneficiar principalmente para el crecimiento de infraestructura, en este caso Tapachula tendría que cumplir con la demanda de la mejora de sus servicios, para que provenga el asentamiento de la iniciativa privada que es la que generará los empleos y beneficiará a todos los sectores.

“Cuáles son los beneficios que se pueden esperar; si fuéramos empresarios podríamos hablar de un sistema fiscal diferente, preferente, podríamos hablar de una serie de impulsos a créditos y en cuanto a las facilidades de importación y exportación de materia prima y si somos lo que somos en realidad ciudadanos que habitamos una región, el gran beneficio será eso”, agregó.

Por ello, la creación de empleos y áreas de oportunidades para los pequeños y medianos empresarios permitirá que estos crezcan y se vuelvan proveedores de las grandes empresas que se establecerán en la región, sin embargo hace falta que el Congreso de la Unión apruebe esta iniciativa de ley de lo contrario no se podrá avanzar a la segunda fase. Congreso de la Unión debe aprobar iniciativa de Ley de las Zonas Económicas Especiales

Tras la presentación de la Iniciativa de Ley de las Zonas Económicas Especiales el pasado 29 de septiembre por parte del presidente Enrique Peña Nieto, esta propuesta ya le fue entregada el mismo día al Congreso de la Unión, sin embargo, ante la falta del establecimiento de la Comisión de Economía, no se ha podido avanzar, por lo que habrá que esperar que esto suceda.

Por lo tanto, al no haber esta comisión, no existe un avance en este proyecto, sobre todo para conocer la ubicación, inversión y como estará compuesta la Zona Económica Especial, ya que al ser aprobada la ley se deberá hacer el estudio de la región y por lo consiguiente adaptación a lo que se producirá al momento que comience a operar.

En este sentido, Reyes González aseguró que Puerto Chiapas se encuentra preparado para un proyecto de esta magnitud, muestra de ello es el impulso que ha ganado en los últimos años, ya que cuenta con los servicios de transporte según su ubicación estratégica como el marítimo, carretero, ferroviario y en su momento si lo requiere hasta aéreo.

Se busca, a través de un nuevo marco jurídico, establecer un entorno favorable que permita la instalación de empresas e industrias a partir de incentivos fiscales, ventajas competitivas y condiciones de certidumbre para los inversionistas de hasta nueve entidades: Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, Veracruz, Quintana Roo, Puebla, Campeche y Yucatán.

Las zonas se establecerán en comunidades de entre 50 mil y 500 mil habitantes, por lo que una vez que se promulgue esta Ley se espera generar en estas zonas económicas más de 120 mil empleos directos de calidad, en los próximos diez años. También se anticipan inversiones cercanas a los 115 mil millones de pesos en infraestructura para dichas regiones del país. Si se aprueba ley, hasta el 2018 llegarían las primeras empresas: videgaray caso

El pasado 1 de octubre, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, aseguró que de aprobarse la Ley de Zonas Económicas Especiales en este periodo ordinario de sesiones, se podrán establecer en 2018 las primeras empresas en cada una de las regiones propuestas.

Durante su intervención explicó, que se espera para el periodo 2016 y 2017 habrán de celebrarse los convenios de coordinación, emitirse los decretos de declaratoria de las zonas económicas especiales y hacer planes de desarrollo, de las zonas de influencia y económicas especiales.

Entre sus objetivos figura impulsar el crecimiento económico de las regiones del país que tengan mayores rezagos en desarrollo social, por lo que Videgaray Caso dijo que “pueden ser un instrumento de política pública muy valioso para combatir la pobreza y generar empleo donde más se necesite”.

Destacó que para transformar la realidad económica de Estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero, por mencionar a los más pobres, se necesita completar las políticas de asistencia social con políticas de generación de empleos, riqueza y desarrollo industrial. “No tenemos por qué claudicar en el esfuerzo de incluir al sur del país en la globalidad y en la economía competitiva de la que México hoy es parte”, agregó.

Subrayó que se prevé la posibilidad de establecer descuentos en las cuotas de seguridad social y la deducción original de gastos destinados a la capacitación de trabajadores, “así se establece en la ley que cualquier beneficio tenga una vigencia mínima de ocho años, para dar certidumbre a quien decida arriesgar su capital.

“Es una iniciativa muy innovadora para el ámbito mexicano, pero que no hace otra cosa sino traer al país un instrumento de política económica que ha funcionado en el resto del mundo”, insistió Videgaray Caso. Primera etapa

En una primera etapa se contempla la creación de tres ZEE: en el Puerto Lázaro Cárdenas, abarcando municipios colindantes de Michoacán y Guerrero.

La segunda en el Corredor Interoceánico de Tehuantepec: de Coatzacoalcos, Veracruz a Salina Cruz, Oaxaca. Y finalmente, en Puerto Chiapas, cerca de la frontera con Guatemala.