/ sábado 13 de agosto de 2016

Profepa rescata animales en Estado de México

Toluca.- La Profepa rescató tres ejemplares de diversas especies de vida silvestre y decomisó un ejemplar de Pitón Bola en acciones de inspección y verificación entre finales de julio y principios de agosto en el Estado de México. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detalló mediante un comunicado que fueron rescatados un Mono Araña, un Falso Camaleón o Largartija Cornuda, y un Cocodrilo Americano.

Indicó que la Pitón Bola (Python regius) fue decomisada a su propietario, quien no acreditó la legal procedencia del ejemplar en aparente buen estado con una longitud aproximada de 80 centímetros y peso de mil 200 kilogramos.

Señaló que el Mono Araña (Ateles geoffroyi) fue localizado en el jardín de un domicilio particular y trasladado al Zoológico de Zacango para verificar su estado de salud y posteriormente determinar la viabilidad de su rehabilitación y liberación.

También fue rescatado un ejemplar de Falso Camaleón o Largartija Cornuda (Phrynosoma orbiculare), encontrado en una caja de fruta procedente de la Central de Abastos de Toluca.

Debido a su origen, anotó la Profepa, fue liberado en hábitat natural en el Área de Protección de Flora y Fauna Nevado de Toluca, en el Paraje La Puerta, en donde existe una población de camaleones con las mismas características.

Además el Cocodrilo Americano o de Río (Crocodylus acutus) fue rescatado en condiciones de deterioro y maltrato en una veterinaria a la que se presume fue llevado a consulta, en el municipio Zinacantepec.

El animal, que fue abandonado pues los responsables no volvieron a recogerlo, presentaba lesiones en el dorso y aparente septicemia, por lo cual fue trasladado a la Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) ubicada en Malinalco, Estado de México, para su manejo clínico y posterior rehabilitación.

La Profepa sugirió a la población evitar la compra y/o comercialización de animales de vida silvestre, sobre todo de especies en peligro de extinción debido a su aprovechamiento y comercialización ilegal internacional.

Recordó que las sanciones a quienes trafiquen o comercialicen ejemplares de vida silvestre protegidas o en peligro de extinción van desde las amonestaciones, multas, hasta el arresto administrativo.

Toluca.- La Profepa rescató tres ejemplares de diversas especies de vida silvestre y decomisó un ejemplar de Pitón Bola en acciones de inspección y verificación entre finales de julio y principios de agosto en el Estado de México. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) detalló mediante un comunicado que fueron rescatados un Mono Araña, un Falso Camaleón o Largartija Cornuda, y un Cocodrilo Americano.

Indicó que la Pitón Bola (Python regius) fue decomisada a su propietario, quien no acreditó la legal procedencia del ejemplar en aparente buen estado con una longitud aproximada de 80 centímetros y peso de mil 200 kilogramos.

Señaló que el Mono Araña (Ateles geoffroyi) fue localizado en el jardín de un domicilio particular y trasladado al Zoológico de Zacango para verificar su estado de salud y posteriormente determinar la viabilidad de su rehabilitación y liberación.

También fue rescatado un ejemplar de Falso Camaleón o Largartija Cornuda (Phrynosoma orbiculare), encontrado en una caja de fruta procedente de la Central de Abastos de Toluca.

Debido a su origen, anotó la Profepa, fue liberado en hábitat natural en el Área de Protección de Flora y Fauna Nevado de Toluca, en el Paraje La Puerta, en donde existe una población de camaleones con las mismas características.

Además el Cocodrilo Americano o de Río (Crocodylus acutus) fue rescatado en condiciones de deterioro y maltrato en una veterinaria a la que se presume fue llevado a consulta, en el municipio Zinacantepec.

El animal, que fue abandonado pues los responsables no volvieron a recogerlo, presentaba lesiones en el dorso y aparente septicemia, por lo cual fue trasladado a la Unidad de Manejo para la Conservación de Vida Silvestre (UMA) ubicada en Malinalco, Estado de México, para su manejo clínico y posterior rehabilitación.

La Profepa sugirió a la población evitar la compra y/o comercialización de animales de vida silvestre, sobre todo de especies en peligro de extinción debido a su aprovechamiento y comercialización ilegal internacional.

Recordó que las sanciones a quienes trafiquen o comercialicen ejemplares de vida silvestre protegidas o en peligro de extinción van desde las amonestaciones, multas, hasta el arresto administrativo.