/ miércoles 28 de septiembre de 2016

Quien esté libre de culpa, que arroje la primera piedra: Peña Nieto

Twitter: @carlitoslara81

Ciudad de México.- “No se puede regatear en lo que hemos avanzado en favor del Estado de derecho y en la consolidación de las instituciones democráticas”, afirmó, el presidente Enrique Peña Nieto. Abundó que México está avanzando en el combate a la corrupción, en ser un país abierto y transparente, con el fin de reducir la brecha de la desigualdad y la pobreza.

Al inaugurar los trabajos de la Segunda Semana Nacional de Transparencia, cuyo lema de esta edición es “Información pública para combatir la desigualdad”, el Primer Mandatario indicó que el acceso a la información y la transparencia son herramientas que ayudan en el combate a la pobreza y la desigualdad. 

No se puede regatear el avance que como país hemos tenido para ir consolidando instituciones que nos permitan seguir construyendo una Nación por el sendero de la institucionalidad; es decir, ir más allá de personajes y liderazgos, más allá de los propios partidos políticos o definiciones propias que tengan, sino que sean las instituciones y no las personas las que nos permitan ir construyendo una Nación que depare mayores oportunidades a su sociedad”.

Expuso que el Gobierno de la República está consolidando a las instituciones aprobadas por el Congreso de la Unión que tienen que ver con el Sistema Nacional de Transparencia y el Sistema Nacional Anti-Corrupción, por lo que reflexionó que justamente es ese problema, el de la corrupción, la que lastima a la sociedad.

“Estas instituciones nos van a permitir un nuevo paradigma y un nuevo patrón de comportamiento y de exigencia a quienes están en el ámbito público y me atrevo a decir, a quienes están en el ámbito privado. Porque este tema que tanto lacera, el tema de la corrupción, está en todos los órdenes de la sociedad y en todos los ámbitos. No hay alguien que pueda atreverse a arrojar la primera piedra, todos han sido parte de un modelo que hoy estamos desterrando y queriendo cambiar”, expresó Peña Nieto.

Acompañado por los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial; los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; de Marina, Vidal Soberon; así como por la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, presidenta de la Comision de Transparencia de la Conago; el Jefe del Ejecutivo manifestó que esas prácticas se tiene que modificar en beneficio de una sociedad que es más exigente y que se impone nuevos paradigmas.

Puntualizó que hoy las nuevas generaciones parten de una nueva conciencia, de un nuevo modelo que esperan tener en su sociedad, nuevos valores y nuevas ideas; ya que algunas generaciones crecieron en un modelo que daba por descontado con ciertos eventos como normales de la actividad social, pero “hoy las nuevas generaciones no las quieren, no quieren ser parte de modelos arcaicos impregnados de corrupción o de poca transparencia”.

En las instalaciones del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de datos Personales; el presidente acotó que el Estado mexicano tiene que ser parte de este gran esfuerzo, ya que “si realmente queremos avanzar en el combate de la corrupción, tenemos que hacerlo no por razones de oportunismo político o revanchismo político, sino realmente porque estemos seria y genuinamente comprometidos en cambiar el modelo que rige el actuar del Estado mexicano, de los agentes políticos y de los agentes sociales”.

Aseveró que ese es el gran reto que se tiene por delante y que se demuestran con los indicadores de competitividad los avances que se tienen, gracias al reforzamiento y fortalecimiento en las instituciones en el nuevo marco legal que se ha logrado concretar con el esfuerzo del Poder Legislativo y la convergencia de las fuerzas políticas.

Aseguró que existe un reporte que indica que en materia de derecho y fortalecimiento de instituciones, aún hay mucho por andar y camino por andar y eso de materializarlo nos permitirá avanzar en términos de competitividad, en el sentido de cómo nos medimos frente al mundo entero.

/cpg

Twitter: @carlitoslara81

Ciudad de México.- “No se puede regatear en lo que hemos avanzado en favor del Estado de derecho y en la consolidación de las instituciones democráticas”, afirmó, el presidente Enrique Peña Nieto. Abundó que México está avanzando en el combate a la corrupción, en ser un país abierto y transparente, con el fin de reducir la brecha de la desigualdad y la pobreza.

Al inaugurar los trabajos de la Segunda Semana Nacional de Transparencia, cuyo lema de esta edición es “Información pública para combatir la desigualdad”, el Primer Mandatario indicó que el acceso a la información y la transparencia son herramientas que ayudan en el combate a la pobreza y la desigualdad. 

No se puede regatear el avance que como país hemos tenido para ir consolidando instituciones que nos permitan seguir construyendo una Nación por el sendero de la institucionalidad; es decir, ir más allá de personajes y liderazgos, más allá de los propios partidos políticos o definiciones propias que tengan, sino que sean las instituciones y no las personas las que nos permitan ir construyendo una Nación que depare mayores oportunidades a su sociedad”.

Expuso que el Gobierno de la República está consolidando a las instituciones aprobadas por el Congreso de la Unión que tienen que ver con el Sistema Nacional de Transparencia y el Sistema Nacional Anti-Corrupción, por lo que reflexionó que justamente es ese problema, el de la corrupción, la que lastima a la sociedad.

“Estas instituciones nos van a permitir un nuevo paradigma y un nuevo patrón de comportamiento y de exigencia a quienes están en el ámbito público y me atrevo a decir, a quienes están en el ámbito privado. Porque este tema que tanto lacera, el tema de la corrupción, está en todos los órdenes de la sociedad y en todos los ámbitos. No hay alguien que pueda atreverse a arrojar la primera piedra, todos han sido parte de un modelo que hoy estamos desterrando y queriendo cambiar”, expresó Peña Nieto.

Acompañado por los representantes de los Poderes Legislativo y Judicial; los secretarios de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos; de Marina, Vidal Soberon; así como por la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, presidenta de la Comision de Transparencia de la Conago; el Jefe del Ejecutivo manifestó que esas prácticas se tiene que modificar en beneficio de una sociedad que es más exigente y que se impone nuevos paradigmas.

Puntualizó que hoy las nuevas generaciones parten de una nueva conciencia, de un nuevo modelo que esperan tener en su sociedad, nuevos valores y nuevas ideas; ya que algunas generaciones crecieron en un modelo que daba por descontado con ciertos eventos como normales de la actividad social, pero “hoy las nuevas generaciones no las quieren, no quieren ser parte de modelos arcaicos impregnados de corrupción o de poca transparencia”.

En las instalaciones del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de datos Personales; el presidente acotó que el Estado mexicano tiene que ser parte de este gran esfuerzo, ya que “si realmente queremos avanzar en el combate de la corrupción, tenemos que hacerlo no por razones de oportunismo político o revanchismo político, sino realmente porque estemos seria y genuinamente comprometidos en cambiar el modelo que rige el actuar del Estado mexicano, de los agentes políticos y de los agentes sociales”.

Aseveró que ese es el gran reto que se tiene por delante y que se demuestran con los indicadores de competitividad los avances que se tienen, gracias al reforzamiento y fortalecimiento en las instituciones en el nuevo marco legal que se ha logrado concretar con el esfuerzo del Poder Legislativo y la convergencia de las fuerzas políticas.

Aseguró que existe un reporte que indica que en materia de derecho y fortalecimiento de instituciones, aún hay mucho por andar y camino por andar y eso de materializarlo nos permitirá avanzar en términos de competitividad, en el sentido de cómo nos medimos frente al mundo entero.

/cpg