/ sábado 9 de enero de 2016

Recaptura del Chapo reivindica aplicación de la ley: Loretta Lynch

Carmen Flores / El Sol de México

Corresponsal

WASHINGTON, EU. (apro).– La recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera es una “reivindicación” de la aplicación de la ley tanto en México como en Estados Unidos, declaró Loretta E. Lynch, la procuradora general de Justicia estadunidense, en reacción a la tercera detención del líder del “cártel de Sinaloa”.

En un breve comunicado de prensa en reacción a la recaptura de Guzmán Loera, el Gobierno del presidente de Estados Unidos Barack Obama, a través de Lynch, felicitó al Gobierno de México por el resultado del operativo de la reaprehensión del criminal.

“La captura de Guzmán Loera por parte de las autoridades mexicanas, es un golpe al tráfico internacional de drogas que presuntamente él dirigía, es una victoria para los ciudadanos de México y Estados Unidos, y una reivindicación de la aplicación de la ley en los dos países”, matizó la procuradora estadunidense.

Desde julio pasado cuando se fugó “El Chapo” Guzmán, del penal de alta seguridad del Altiplano, en el Estado de México, el Gobierno de Obama se comprometió con el de Peña Nieto, a fortalecer la cooperación binacional en materia de seguridad e inteligencia, para poder recapturar al líder del “cártel de Sinaloa”, y continuar desmantelando a los cárteles del trasiego de narcóticos.

“Fracasó el último intento de Guzmán por escapar de la justicia, y ahora tendrá que responder por sus crímenes que han dado como resultado una violencia significativa, sufrimiento y corrupción en múltiples continentes”, acusó Lynch.

De manera específica, el Gobierno de Obama felicitó a las Fuerzas Militares mexicanas, de las cuales dijo “trabajaron sin descanso en meses recientes para llevar a Guzmán ante la justicia”.

“El Chapo”, enfrenta una solicitud de extradición a Estados Unidos sustentada por los múltiples encausamientos judiciales por delitos de tráfico de drogas, “lavado de dinero” y homicidio, que enfrenta en por lo menos una docena de estados de la Unión Americana.

“El Departamento de Justicia está orgulloso de mantener una cercana y efectiva relación con nuestras contrapartes mexicanas, y estamos preparados para continuar, juntos, con nuestra labor de garantizar la seguridad de toda nuestra gente”, concluyó el comunicado de prensa con la declaración de Lynch.

Por su parte, la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés), en otro breve comunicado por escrito reiteró que la recaptura del “Chapo”, “es una victoria para la procuración de justicia y el pueblo y Gobierno mexicano”.

La DEA apuntó que la tercera captura del “Chapo” es sin duda un éxito importante contra el criminen organizado transnacional, la violencia y el tráfico de estupefacientes.

“Demuestra el compromiso de nuestros dos países para asegurarnos que haya justicia para todos los afectados por los actos de violencia despiadada cometidas por Guzmán Loera”, resaltó la DEA en su reacción a la captura del narcotraficante mexicano.

“La DEA y México tienen una fuerte relación colaborativa y seguirá apoyando a México con sus esfuerzos para mejorar la seguridad de sus ciudadanos y continuaremos trabajando juntos para enfrentar las amenazas del crimen organizado transnacional”, remató la DEA.

Carmen Flores / El Sol de México

Corresponsal

WASHINGTON, EU. (apro).– La recaptura de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera es una “reivindicación” de la aplicación de la ley tanto en México como en Estados Unidos, declaró Loretta E. Lynch, la procuradora general de Justicia estadunidense, en reacción a la tercera detención del líder del “cártel de Sinaloa”.

En un breve comunicado de prensa en reacción a la recaptura de Guzmán Loera, el Gobierno del presidente de Estados Unidos Barack Obama, a través de Lynch, felicitó al Gobierno de México por el resultado del operativo de la reaprehensión del criminal.

“La captura de Guzmán Loera por parte de las autoridades mexicanas, es un golpe al tráfico internacional de drogas que presuntamente él dirigía, es una victoria para los ciudadanos de México y Estados Unidos, y una reivindicación de la aplicación de la ley en los dos países”, matizó la procuradora estadunidense.

Desde julio pasado cuando se fugó “El Chapo” Guzmán, del penal de alta seguridad del Altiplano, en el Estado de México, el Gobierno de Obama se comprometió con el de Peña Nieto, a fortalecer la cooperación binacional en materia de seguridad e inteligencia, para poder recapturar al líder del “cártel de Sinaloa”, y continuar desmantelando a los cárteles del trasiego de narcóticos.

“Fracasó el último intento de Guzmán por escapar de la justicia, y ahora tendrá que responder por sus crímenes que han dado como resultado una violencia significativa, sufrimiento y corrupción en múltiples continentes”, acusó Lynch.

De manera específica, el Gobierno de Obama felicitó a las Fuerzas Militares mexicanas, de las cuales dijo “trabajaron sin descanso en meses recientes para llevar a Guzmán ante la justicia”.

“El Chapo”, enfrenta una solicitud de extradición a Estados Unidos sustentada por los múltiples encausamientos judiciales por delitos de tráfico de drogas, “lavado de dinero” y homicidio, que enfrenta en por lo menos una docena de estados de la Unión Americana.

“El Departamento de Justicia está orgulloso de mantener una cercana y efectiva relación con nuestras contrapartes mexicanas, y estamos preparados para continuar, juntos, con nuestra labor de garantizar la seguridad de toda nuestra gente”, concluyó el comunicado de prensa con la declaración de Lynch.

Por su parte, la Administración Federal Antidrogas (DEA, por sus siglas en inglés), en otro breve comunicado por escrito reiteró que la recaptura del “Chapo”, “es una victoria para la procuración de justicia y el pueblo y Gobierno mexicano”.

La DEA apuntó que la tercera captura del “Chapo” es sin duda un éxito importante contra el criminen organizado transnacional, la violencia y el tráfico de estupefacientes.

“Demuestra el compromiso de nuestros dos países para asegurarnos que haya justicia para todos los afectados por los actos de violencia despiadada cometidas por Guzmán Loera”, resaltó la DEA en su reacción a la captura del narcotraficante mexicano.

“La DEA y México tienen una fuerte relación colaborativa y seguirá apoyando a México con sus esfuerzos para mejorar la seguridad de sus ciudadanos y continuaremos trabajando juntos para enfrentar las amenazas del crimen organizado transnacional”, remató la DEA.