/ jueves 1 de septiembre de 2016

Reunión Peña-Trump, una traición: Iñárritu

El cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu dio a conocer a través de un artículo publicado por El País su “profunda tristeza, indignación y vergüenza”, tras la reunión que sostuvo el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, con el candidato republicano Donald Trump.

También puedes leer: 

Calificó el acto como "una traición", pues considera que “es avalar y oficializar a quien nos ha insultado, escupido y amenazado por más de un año ante el mundo entero”.

El doble ganador del Oscar mencionó que Trump debió ser nombrado desde hace mucho tiempo por nuestro Gobierno “persona non grata". Por exaltar el odio y la división en su país y distorsionar esta realidad sin compasión alguna, cadenas televisivas norteamericanas, corporaciones internacionales, jefes de Estado e innumerables miembros de su propio partido han roto relaciones, contratos y todo tipo de asociación con este individuo que con aterradores brotes sociópatas y fascistas, que ha contaminado al mundo y herido los valores fundamentales de los que se enorgullecen los norteamericanos". El realizador comparó al presidente con Antonio López de Santa Anna, y agregó que Peña Nieto “entregó lo poco que quedaba ya de dignidad”. Tras este acto y como ciudadano mexicano, Enrique Peña Nieto no me representa más. No puedo aceptar como representante a un gobernante que en lugar de defender y dignificar a sus compatriotas, sea el mismo quien los denigra y pone en riesgo al invitar a alguien que como él, no es digno de representar a ningún país", señaló. Te puede interesar: 

El cineasta mexicano Alejandro González Iñárritu dio a conocer a través de un artículo publicado por El País su “profunda tristeza, indignación y vergüenza”, tras la reunión que sostuvo el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, con el candidato republicano Donald Trump.

También puedes leer: 

Calificó el acto como "una traición", pues considera que “es avalar y oficializar a quien nos ha insultado, escupido y amenazado por más de un año ante el mundo entero”.

El doble ganador del Oscar mencionó que Trump debió ser nombrado desde hace mucho tiempo por nuestro Gobierno “persona non grata". Por exaltar el odio y la división en su país y distorsionar esta realidad sin compasión alguna, cadenas televisivas norteamericanas, corporaciones internacionales, jefes de Estado e innumerables miembros de su propio partido han roto relaciones, contratos y todo tipo de asociación con este individuo que con aterradores brotes sociópatas y fascistas, que ha contaminado al mundo y herido los valores fundamentales de los que se enorgullecen los norteamericanos". El realizador comparó al presidente con Antonio López de Santa Anna, y agregó que Peña Nieto “entregó lo poco que quedaba ya de dignidad”. Tras este acto y como ciudadano mexicano, Enrique Peña Nieto no me representa más. No puedo aceptar como representante a un gobernante que en lugar de defender y dignificar a sus compatriotas, sea el mismo quien los denigra y pone en riesgo al invitar a alguien que como él, no es digno de representar a ningún país", señaló. Te puede interesar: