/ viernes 2 de septiembre de 2016

Severas críticas por reunión Peña Nieto-Trump; funcionarios y académicos hablan

Funcionarios públicos y académicos han expresado desacuerdo, disgusto y, hasta la exigencia de renuncia de la canciller Claudia Ruiz Massieu, tras la reciente reunión entre el Ejecutivo y el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Mientras, la titular de la diplomacia mexicana resaltó los puntos positivos de dicho encuentro.

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa Huerta, adelantó que promoverá un extrañamiento al presidente Enrique Peña Nieto, por “mostrar una postura débil y no defender a los mexicanos frente al candidato Trump durante su visita a Los Pinos”. Y lamentó el que nadie dentro del equipo del Presidente pudiera calcular que el aspirante no cambiaría sus dichos ni ofrecería disculpas a México si fue él mismo quien impuso la fecha y la hora de la reunión.

Barbosa agregó que tras dicho encuentro, el Gobierno de Enrique Peña Nieto queda muy mal ante la sociedad, la región y ante el mundo, al presentarse como una plataforma útil para el candidato.

Expresó que la sensación instalada en la gente es de enojo y frustración; “quien ha agraviado tanto a los mexicanos vino a nuestra casa y nuestro presidente no supo defendernos”.

El senador perredista señaló que el Gobierno mexicano se equivoca al referir como posición dura de su parte afirmar que el muro no lo pagará México y debería reconocer que la reunión fue un error y no empezar a crear un supuesto control de daños.

Sobre el particular, la senadora del PAN, Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, anunció que pedirá la renuncia de la Canciller, Claudia Ruiz Massieu, por haber organizado “actos de campaña” del republicano en México. La senadora panista Gabriela Cuevas, señaló que la invitación y el resultado del encuentro de Peña Nieto y Trump fue nocivo para México, porque el candidato republicano no matizó ninguna posición en su discurso, por el contrario, utilizó al Gobierno federal para oxigenar su campaña electoral que va en declive.

Apuntó que por esta situación, Claudia Ruiz Massieu tiene que irse de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Ambos legisladores criticaron que el presidente Peña haya mostrado una postura débil frente a Donald Trump y calificaron como un gravísimo error la visita a nuestro país del candidato republicano. ¿DIÁLOGO ESTRATÉGICO?

La canciller Claudia Ruiz Massieu puntualizó que en el encuentro con Donald Trump, Peña Nieto exigió respeto como principio de diálogo entre ambos países. “Fue contundente en que México no pagará por el muro. Es una posición no negociable y le expresó el agravio e indignación por los insultos y ofensas a los mexicanos”, en su campaña electoral.

Pidió no descalificar ni ver como un error la invitación presidencial a los candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, que forma parte de una estrategia del Gobierno federal que desde hace varios meses se despliega en Estados Unidos.

En entrevistas radiofónicas y en la televisión, la secretaria de Relaciones Exteriores dijo que fue muy claro el Ejecutivo federal al plantearle tres cosas al candidato republicano Donald Trump: el agravio y la ofensa contra los mexicanos; que México nunca pagará ningún muro y que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte es una plataforma para construir oportunidades de desarrollo para los tres países.

Mencionó que hace una semana se hizo la invitación a los dos candidatos de los partidos Demócrata y Republicano para continuar con este esfuerzo para reforzar el diálogo. “No se conocían. Se escucharon por primera vez este miércoles”. PREOCUPACIÓN POR PROGRAMAS SOCIALES

El gobernador Eruviel Ávila Villegas también mostró su rechazo al discurso discriminatorio del candidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, al cual consideró como una amenaza para la continuidad del programa de movilidad estudiantil del que muchos jóvenes mexiquenses forman parte.

“Por eso, mucho ojo, me preocupa realmente que ese discurso discriminatorio pueda frenar, pueda abortar, echar a la borda esos programas que los presidentes han impulsado, como lo es el de las becas al extranjero, especialmente a Estados Unidos”, manifestó el gobernador del Edomex.

En torno al muro que planea construir el candidato Trump, aseguró que el mundo no necesita de muros, sino de puentes, de diálogo, de construir acuerdos, de trabajar por los jóvenes que son el presente y el futuro de mañana; y dijo que el Estado de México no dará un solo centavo de dólar para pagar “el dichoso muro” que quiere construir en la frontera. “ERROR HISTÓRICO Y POLÍTICO”, COINCIDEN ACADÉMICOS

Para académicos, existen implicaciones negativas y contradicciones entre las cuales están, primero, el invitar antes de tiempo a un candidato que puede perder en las votaciones del país vecino; segundo, la posibilidad de que la otra contendiente, Hillary Clinton y los demócratas se molesten y decidan no venir a México.

Tan inverosímil es la candidatura de Donald Trump por parte del Partido Republicano, como la visita que hizo este personaje a México, aseveró el doctor Javier Urbano Reyes, coordinador de la maestría en estudios sobre migración, del Departamento de Estudios Internacionales, también de la Universidad Iberoamericana.

José Luis Valdés Ugalde, integrante del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, advirtió que con la visita de Trump, el Gobierno mexicano equivocadamente legitima a un individuo que desde hace varios meses se ha declarado enemigo de México, lo cual es un error tanto histórico como político”.

“Este hecho no representa nada para nuestro país, es un misterio que hay detrás, y existen varias cuestiones”, añadió el también profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

La maestra Raquel Saed Grego, académica del Departamento de Estudios Internacionales de la UI, advirtió que lo importante es no olvidar que desde el inicio de su campaña el discurso de Trump se basó en crear enemigos y el principal era el mexicano que quitaba los puestos de trabajo y criminalizaba aquella nación.

Abandonan líderes hispanos a Trump; Biden lo critica

WASHINGTON, DC. (Notimex y AP).- Prominentes hispanos republicanos que apoyaban a Donald Trump anunciaron su decisión de retirarle su respaldo, tras la divulgación de su decálogo migratorio en Arizona, que fue visto como un endurecimiento de sus posturas en la materia.

El presidente de la Alianza Latina por los Principios Conservadores (LPCP), Alfonso Aguilar, y Jacob Monty, miembro del Consejo Nacional de Asesores Hispanos (NHAC), se sumaron a una creciente lista de republicanos que retiraron su apoyo a Trump en reacción a sus posiciones sobre migración.

“Durante los últimos dos meses (Trump) había dicho que no iba a deportar a personas sin antecedentes criminales. Y después de escucharlo ayer, quedé totalmente decepcionado, no sorprendido, pero decepcionado”, dijo Aguilar en una entrevista con la cadena CNN.

Por su parte, el vicepresidente estadunidense Joe Biden dijo que el candidato presidencial republicano Donald Trump no es de confianza y no debería tener acceso a los códigos nucleares de Estados Unidos.

“Simplemente imaginen que este hombre tiene acceso a los códigos nucleares, alguien que ha dicho que consideraría el uso de armas nucleares”, dijo Biden ante unas 250 personas en un salón del sindicato United Auto Workers cerca de Youngstown, en el Valle Mahoney, en Ohio, un área en la que Trump mostró considerable fuerza en las primarias republicanas.

Es la segunda vez en semanas recientes que Biden hace campaña a favor de la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton. A mediados de agosto los dos se presentaron en un mitin en Scranton, Pennsylvania.

Funcionarios públicos y académicos han expresado desacuerdo, disgusto y, hasta la exigencia de renuncia de la canciller Claudia Ruiz Massieu, tras la reciente reunión entre el Ejecutivo y el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump. Mientras, la titular de la diplomacia mexicana resaltó los puntos positivos de dicho encuentro.

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa Huerta, adelantó que promoverá un extrañamiento al presidente Enrique Peña Nieto, por “mostrar una postura débil y no defender a los mexicanos frente al candidato Trump durante su visita a Los Pinos”. Y lamentó el que nadie dentro del equipo del Presidente pudiera calcular que el aspirante no cambiaría sus dichos ni ofrecería disculpas a México si fue él mismo quien impuso la fecha y la hora de la reunión.

Barbosa agregó que tras dicho encuentro, el Gobierno de Enrique Peña Nieto queda muy mal ante la sociedad, la región y ante el mundo, al presentarse como una plataforma útil para el candidato.

Expresó que la sensación instalada en la gente es de enojo y frustración; “quien ha agraviado tanto a los mexicanos vino a nuestra casa y nuestro presidente no supo defendernos”.

El senador perredista señaló que el Gobierno mexicano se equivoca al referir como posición dura de su parte afirmar que el muro no lo pagará México y debería reconocer que la reunión fue un error y no empezar a crear un supuesto control de daños.

Sobre el particular, la senadora del PAN, Gabriela Cuevas, presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, anunció que pedirá la renuncia de la Canciller, Claudia Ruiz Massieu, por haber organizado “actos de campaña” del republicano en México. La senadora panista Gabriela Cuevas, señaló que la invitación y el resultado del encuentro de Peña Nieto y Trump fue nocivo para México, porque el candidato republicano no matizó ninguna posición en su discurso, por el contrario, utilizó al Gobierno federal para oxigenar su campaña electoral que va en declive.

Apuntó que por esta situación, Claudia Ruiz Massieu tiene que irse de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

Ambos legisladores criticaron que el presidente Peña haya mostrado una postura débil frente a Donald Trump y calificaron como un gravísimo error la visita a nuestro país del candidato republicano. ¿DIÁLOGO ESTRATÉGICO?

La canciller Claudia Ruiz Massieu puntualizó que en el encuentro con Donald Trump, Peña Nieto exigió respeto como principio de diálogo entre ambos países. “Fue contundente en que México no pagará por el muro. Es una posición no negociable y le expresó el agravio e indignación por los insultos y ofensas a los mexicanos”, en su campaña electoral.

Pidió no descalificar ni ver como un error la invitación presidencial a los candidatos a la Presidencia de Estados Unidos, que forma parte de una estrategia del Gobierno federal que desde hace varios meses se despliega en Estados Unidos.

En entrevistas radiofónicas y en la televisión, la secretaria de Relaciones Exteriores dijo que fue muy claro el Ejecutivo federal al plantearle tres cosas al candidato republicano Donald Trump: el agravio y la ofensa contra los mexicanos; que México nunca pagará ningún muro y que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte es una plataforma para construir oportunidades de desarrollo para los tres países.

Mencionó que hace una semana se hizo la invitación a los dos candidatos de los partidos Demócrata y Republicano para continuar con este esfuerzo para reforzar el diálogo. “No se conocían. Se escucharon por primera vez este miércoles”. PREOCUPACIÓN POR PROGRAMAS SOCIALES

El gobernador Eruviel Ávila Villegas también mostró su rechazo al discurso discriminatorio del candidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, al cual consideró como una amenaza para la continuidad del programa de movilidad estudiantil del que muchos jóvenes mexiquenses forman parte.

“Por eso, mucho ojo, me preocupa realmente que ese discurso discriminatorio pueda frenar, pueda abortar, echar a la borda esos programas que los presidentes han impulsado, como lo es el de las becas al extranjero, especialmente a Estados Unidos”, manifestó el gobernador del Edomex.

En torno al muro que planea construir el candidato Trump, aseguró que el mundo no necesita de muros, sino de puentes, de diálogo, de construir acuerdos, de trabajar por los jóvenes que son el presente y el futuro de mañana; y dijo que el Estado de México no dará un solo centavo de dólar para pagar “el dichoso muro” que quiere construir en la frontera. “ERROR HISTÓRICO Y POLÍTICO”, COINCIDEN ACADÉMICOS

Para académicos, existen implicaciones negativas y contradicciones entre las cuales están, primero, el invitar antes de tiempo a un candidato que puede perder en las votaciones del país vecino; segundo, la posibilidad de que la otra contendiente, Hillary Clinton y los demócratas se molesten y decidan no venir a México.

Tan inverosímil es la candidatura de Donald Trump por parte del Partido Republicano, como la visita que hizo este personaje a México, aseveró el doctor Javier Urbano Reyes, coordinador de la maestría en estudios sobre migración, del Departamento de Estudios Internacionales, también de la Universidad Iberoamericana.

José Luis Valdés Ugalde, integrante del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM, advirtió que con la visita de Trump, el Gobierno mexicano equivocadamente legitima a un individuo que desde hace varios meses se ha declarado enemigo de México, lo cual es un error tanto histórico como político”.

“Este hecho no representa nada para nuestro país, es un misterio que hay detrás, y existen varias cuestiones”, añadió el también profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

La maestra Raquel Saed Grego, académica del Departamento de Estudios Internacionales de la UI, advirtió que lo importante es no olvidar que desde el inicio de su campaña el discurso de Trump se basó en crear enemigos y el principal era el mexicano que quitaba los puestos de trabajo y criminalizaba aquella nación.

Abandonan líderes hispanos a Trump; Biden lo critica

WASHINGTON, DC. (Notimex y AP).- Prominentes hispanos republicanos que apoyaban a Donald Trump anunciaron su decisión de retirarle su respaldo, tras la divulgación de su decálogo migratorio en Arizona, que fue visto como un endurecimiento de sus posturas en la materia.

El presidente de la Alianza Latina por los Principios Conservadores (LPCP), Alfonso Aguilar, y Jacob Monty, miembro del Consejo Nacional de Asesores Hispanos (NHAC), se sumaron a una creciente lista de republicanos que retiraron su apoyo a Trump en reacción a sus posiciones sobre migración.

“Durante los últimos dos meses (Trump) había dicho que no iba a deportar a personas sin antecedentes criminales. Y después de escucharlo ayer, quedé totalmente decepcionado, no sorprendido, pero decepcionado”, dijo Aguilar en una entrevista con la cadena CNN.

Por su parte, el vicepresidente estadunidense Joe Biden dijo que el candidato presidencial republicano Donald Trump no es de confianza y no debería tener acceso a los códigos nucleares de Estados Unidos.

“Simplemente imaginen que este hombre tiene acceso a los códigos nucleares, alguien que ha dicho que consideraría el uso de armas nucleares”, dijo Biden ante unas 250 personas en un salón del sindicato United Auto Workers cerca de Youngstown, en el Valle Mahoney, en Ohio, un área en la que Trump mostró considerable fuerza en las primarias republicanas.

Es la segunda vez en semanas recientes que Biden hace campaña a favor de la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton. A mediados de agosto los dos se presentaron en un mitin en Scranton, Pennsylvania.