/ martes 17 de enero de 2017

Unidos superamos cualquier reto: Peña Nieto

  • Lo prueba el número de emergencia 911, dijo

SAN PEDRO TOTOLTEPEC, Edomex. (OEM-Informex).- Exultante. Jubiloso. Gozoso. Así estuvo ayer aquí el presidente de México,  Enrique Peña Nieto. Intensa alegría lo invadió. La compartió con colaboradores e invitados. Funcionarios e inversionistas privados. Acaudalados lo celebraban; festejaban: “El suyo es un Gobierno que escucha a los ciudadanos. Que los atiende. Los entiende. Hoy comprobamos que en sano acuerdo; Gobierno, Ciudadanos e Iniciativa Privada -diagnosticó, concluyó don Alejandro Martí- podemos sacar al país de cualquier atolladero. ¡Claro que si queremos... podemos! Unidos, los mexicanos no tenemos por qué temer tiempos amenazantes; adversos”.

Y ocurrió que tal contento no lo aderezaron cientos u -otras veces- miles de paisanos. Ni estridentes coros. Ni multitudes de villanos que resultan beneficiados por esta o aquella obra. No. Ayer el gobernador Eruviel Ávila Villegas -que se cargaba un catarro “muy de padre y señor mío”- hizo un discurso en zigzag. Para no dejar a nadie fuera. Para que ninguno le reclamara sitio en su alocución. El gobernador se guardó de citar personajes pero eso sí con gran precisión y exactitud el número de visitas que desde el 1 de diciembre de 2012 ha hecho el presidente Enrique Peña Nieto a su terruño.

El atlético Eruviel Ávila Villegas dedicó encendidos elogios a los “mexicanos que se la juegan efectivamente por el país. Por los empresarios de la radio y la televisión. ¡Que le vaya muy bien a los empresarios! -deseó fervoroso el gobernador- que aclaró: “Pues si los empresarios ganan, crece el empleo en el Estado de México. Y con empleo las cosas son más fáciles...

Desde su privilegiado lugar en la primera fila -frente al presidente de la República Enrique Peña Nieto y alrededor de una docena de gobernadores estatales el magnate Francisco Aguirre disfrutaba el discurso de Eruviel Ávila. Pues los propietarios de estaciones de radio y televisión resultan vitales para la divulgación del uso del número 911 en situaciones de emergencia; urgencia. Con don Francisco Aguirre el señor Francisco Torres Cano -responsable (también) de la actividad radiofónica de Organización Editorial Mexicana -OEM- festejaba el contento del acontecimiento.

El presidente Enrique Peña Nieto transcurrió por un mediodía pleno de éxito. Que construyó a lo largo de varios años. “Pensé en proteger a todos. En su persona. En sus bienes. En salvar su vida. En auxiliar -casi instantáneamente- a los urgidos. Me propuse cuidar a las mujeres. Ponerlas a salvo de agresiones u ofensas. Imaginé que la existencia de un número telefónico único podría ser la solución...

Intervino Miguel Ángel Osorio Chong:

“Todo empezó en el año 2012. En el paréntesis de la transición. El Presidente -entonces Electo- nos encomendó la tarea. Un número. Uno solo. De fácil memorización. Que esté presente en la mente de todos los ciudadanos...

Y tomó la palabra el señor Alejandro Martí García. Se calzó ayer el señor Martí García con deliberado cuidado. Eligió del cajón de sus calcetines un par “la mar de llamativos”. No los de círculos de colores que en sus tiempos de Presidente de México usó don Miguel Alemán Valdés. Los mismos que meses atrás exhibió el muy serio y respetado reportero Joaquín López-Dóriga Velandia. No. Los calcetines del señor Martí eran poderosos manchones de azul cobalto sobre fondo negro. Y con ese par de calcetines don Alejandro Martí clarificó:

“Es que la cantidad de números telefónicos imaginados -destinados- a sacar de apuros a un ciudadano -o ciudadana- se transformó en un galimatías. En un batiburrillo de números. Uno el destinado a la emergencia: 066. El que contestaban los bomberos. Los que remitían a los expertos de la Comisión Federal de Electricidad. Y los dígitos del equipo que le entiende al gas y sus fugas. Más el de las patrullas. Más el de la Cruz Roja. Más. Y más. Y aquí estamos para saludar el nacimiento del 911. El nueve, uno, uno. Un formidable trabajo. Grupos que se pusieron de acuerdo. Grupos del Gobierno. Grupos de civiles. Grupos de radio y televisión. Y técnicos. LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO SELECCIONÓ Y PREPARÓ A MÁS DE 3 MIL RESPONSABLES DEL FUNCIONAMIENTO DEL 911

Enrique Peña Nieto revela sus alcances. No duda el Presidente en confiar a cientos de personas ideas. El fruto de su imaginación.

“Son muchísimos los países -incluyo a muchos de alto desarrollo- a los que consumió tiempo y dinero llegar a este sistema de número único para atender urgencias; emergencias. A Estados Unidos ¡20 años! Unificar, Coordinar, Comunicar. ¡Gran tarea! Ojalá -deseó- que este 911 sirva y sea útil. Ojalá que no se emplee para bromas y pasatiempos de muy mal gusto. Muy bueno sería que los guasones y los burlones tomaran en cuenta que consumir el tiempo de operadores -consejeros hechos expertos merced a ser forjados en la UNAM- puede resultar muy costoso. Una vida. Un bien. Un siniestro. Un nacimiento... La vida toda interesa al 911.

Eruviel Ávila Villegas -quien luchaba contra el fluido de sus fosas nasales- aclaró a los asistentes que este “Ce-5 a cuyo umbral nos hallamos, fue, antes, bodega de un individuo de origen o ascendencia china. Este sitio fue bodega de sustancias que empleaba para producir anfetaminas. Y ahora ¡véanlo! sirve a la vida. A preservar la vida. Los bienes. Pues este 911 utiliza, dicta, aconseja los “protocolos” a seguir. Sí. El 911 auxilia a los familiares de un hombre que sufre un ataque cardiaco. Ilustra. Tranquiliza y guía. Qué hacer ante un alumbramiento. Ante la llegada de la cigüeña. Que conducta adoptar ante una persona que se asfixia. O el que sufre un ataque de epilepsia.

(Nunca se aclaró -a lo mejor nunca se quiso averiguar quién o quiénes-ocupantes de altos cargos en el Gobierno Federal- autorizaron la importación de toneladas de efedrina. En su momento ese fenómeno llamó la atención del doctor Jesús Kumate Rodríguez, quien entonces deslizó ante tal situación: “Ni que nos hubiera caído una gigantesca ola de gripe. ¡No había porque autorizar la importación de efedrina!)

Comunicación. Velocidad. Seriedad. 911 logro mexicano. Empresa espinosa. Azas difícil. Coordinación.

“Hubo momentos en que casi nos apresó el pesimismo. Hasta llegamos a pensar que no alcanzaríamos el objetivo. O que nos tardaríamos años y felices días. En veces se antojó distante y hasta imposible.

“Se consiguió -le dijo Osorio Chong al presidente Enrique Peña Nieto- proteger la integridad de las mujeres. Tal como usted lo indicó. La UNAM aportó saber y experiencia. Entrenó. Probó. Aconsejó. Formó. Son unos 3 mil los aptos. Los ya calificados tiene en sus manos el 911.

ES QUE EL PRESIDENTE PEÑA NIETO ES FINO Y DELICADO. ME ENVÍA GESTOS Y TIENE EXPRESIONES QUE MUCHO APRECIO. Y YO CORRESPONDO. HAREMOS GRAN CAMPAÑA DEL 911: FRANCISCO AGUIRRE

Varias veces distintos personajes -encabezados por el presidente Enrique Peña Nieto- aludieron al determinante papel de los medios de comunicación en la presentación y difusión del nuevo instrumento de auxilio nacional: el 911. Y se hizo notar el poder de la Cámara de la Radio y la Televisión.

“De la que yo soy vicepresidente -reveló a este reportero el señor Francisco Aguirre-. “Le contaré -confió- que yo concebí. ideé y redondeé la frase: “¡Oigo Radio Centro! Y lo hice cuando apenas tenía ¡19 años! Momentos después el señor Francisco Aguirre dialogó con el presidente Enrique Peña Nieto. Y le aseguró su colaboración. De paso le explicó aspectos técnicos que implican el uso del 911.

Rosario Robles Berlanga se presentó muy elegante al acontecimiento. Negro fijo. Así se vistió. Zapatos elegantísimos. Se ausentó el doctor José Narro Robles.

Pero estuvo -en primera fila- el doctor José Meljem.

“Soy subsecretario  de Integración y Desarrollo del Sector Salud” -dijo el hombre de espeso bigote blanco cuyas guías amarillenta el uso de tabaco-. Experto en Salud Pública reconoció que esa especialidad no atrae gran cosa a los nuevos médicos.

“Se prefieren otras especialidades. La Traumatología. La Otorrinolaringología.

Don José Meljem pone en el escenario:

“Hoy existen en nuestro país más de 100 escuelas de Medicina. Sí. La de San Luis Potosí es una de las más reconocidas. A la fecha la Universidad Nacional Autónoma de México mantiene 3. La de Ciudad Universitaria. La de Iztacala. Y la de Zaragoza.

“Y, desde luego existen las digamos no tan buenas...

“¿Por qué existen? ¿Quién es capaz de aprobar planteles “de medio pelo” sabedor de que sus egresados van a ser responsables de la salud de los seres humanos? ¿Quién doctor Meljem?

“Pues mire. La Secretaría de Educación Pública aplica criterios. Da reconocimientos. Certifica...

Don José Meljem citó periodos de la vida académica del doctor Guillermo Soberón. “Lea el Rector y el Médico”, recomendó. Reconoció el saber “de los 18 Fernández de Castro, Jorge, Hugo, Diego... ¿Qué edad tiene Jorge? Muy estudiosos.

“Hugo Fernández de Castro asegura que bajo un régimen militar no se puede investigar...

“Pues mire usted -replicó el doctor José Meljem- de la Médico Militar salió el doctor Jesús Kumate. ¿Qué le parece?

Y bajo el espeso bigote blanco de guías manchadas por el placer de fumar don José Meljem esbozó una sonrisa.

Cambió el escenario. Como si el escenógrafo Julio Prieto o López Mancera -sobrino de Maese Salvador Novo- tuvieran en sus manos el timón de situaciones y personajes.

“Vamos a inaugurar el Centro de Convenciones del Estado de México” -anunció el presidente Enrique Peña Nieto-.

Los participantes en la inauguración del C-5. La exbodega del chino contrabandista se iban. Se alejaban. Buscaban ayudantes. Convocaban -vía celular- a choferes y guardaespaldas.

Muy emocionado, conmovido casi don Alejandro Martí estrechó la vigorosa mano del perfecta, sobriamente uniformado señor Manelich Castilla.

“Es usted... Bien lo sabe... Mi admirado, inolvidable comandante -le dijo don Alejandro Martí-. Ambos hombres coincidían sus manos. Pactaban. Convenían.

“Soy el comandante general de la Policía Federal” -dijo al reportero-. Resplandecía su uniforme azul marino.

Quirino Ordaz saludaba al Presidente. Flamante gobernador de Sinaloa. exdiputado federal. Hotelero próspero. Casi 12 gobernadores en la inauguración del 911.

Día de alegría del presidente Enrique Peña Nieto.

Ayer lunes. Un día después de que el gran actor Ignacio López Tarso cumpliera un año más.

“Comió con toda la familia. Y se fue a hacer 2 funciones de Picasso. En la segunda le pondremos el pastel en el escenario. Y luego todos nos iremos a cenar con él. Con mi padre” -dijo a este reportero Juan Ignacio Aranda. Actor. Hijo y compañero de escena de don Ignacio López y López-.

“Pero un día, cuando ya estudiaba con Xavier Villaurrutia decidí: Me llamo Ignacio López Tarso. Y aquí estoy. Recuperado. Sano” -confesó a este informador-.

  • Lo prueba el número de emergencia 911, dijo

SAN PEDRO TOTOLTEPEC, Edomex. (OEM-Informex).- Exultante. Jubiloso. Gozoso. Así estuvo ayer aquí el presidente de México,  Enrique Peña Nieto. Intensa alegría lo invadió. La compartió con colaboradores e invitados. Funcionarios e inversionistas privados. Acaudalados lo celebraban; festejaban: “El suyo es un Gobierno que escucha a los ciudadanos. Que los atiende. Los entiende. Hoy comprobamos que en sano acuerdo; Gobierno, Ciudadanos e Iniciativa Privada -diagnosticó, concluyó don Alejandro Martí- podemos sacar al país de cualquier atolladero. ¡Claro que si queremos... podemos! Unidos, los mexicanos no tenemos por qué temer tiempos amenazantes; adversos”.

Y ocurrió que tal contento no lo aderezaron cientos u -otras veces- miles de paisanos. Ni estridentes coros. Ni multitudes de villanos que resultan beneficiados por esta o aquella obra. No. Ayer el gobernador Eruviel Ávila Villegas -que se cargaba un catarro “muy de padre y señor mío”- hizo un discurso en zigzag. Para no dejar a nadie fuera. Para que ninguno le reclamara sitio en su alocución. El gobernador se guardó de citar personajes pero eso sí con gran precisión y exactitud el número de visitas que desde el 1 de diciembre de 2012 ha hecho el presidente Enrique Peña Nieto a su terruño.

El atlético Eruviel Ávila Villegas dedicó encendidos elogios a los “mexicanos que se la juegan efectivamente por el país. Por los empresarios de la radio y la televisión. ¡Que le vaya muy bien a los empresarios! -deseó fervoroso el gobernador- que aclaró: “Pues si los empresarios ganan, crece el empleo en el Estado de México. Y con empleo las cosas son más fáciles...

Desde su privilegiado lugar en la primera fila -frente al presidente de la República Enrique Peña Nieto y alrededor de una docena de gobernadores estatales el magnate Francisco Aguirre disfrutaba el discurso de Eruviel Ávila. Pues los propietarios de estaciones de radio y televisión resultan vitales para la divulgación del uso del número 911 en situaciones de emergencia; urgencia. Con don Francisco Aguirre el señor Francisco Torres Cano -responsable (también) de la actividad radiofónica de Organización Editorial Mexicana -OEM- festejaba el contento del acontecimiento.

El presidente Enrique Peña Nieto transcurrió por un mediodía pleno de éxito. Que construyó a lo largo de varios años. “Pensé en proteger a todos. En su persona. En sus bienes. En salvar su vida. En auxiliar -casi instantáneamente- a los urgidos. Me propuse cuidar a las mujeres. Ponerlas a salvo de agresiones u ofensas. Imaginé que la existencia de un número telefónico único podría ser la solución...

Intervino Miguel Ángel Osorio Chong:

“Todo empezó en el año 2012. En el paréntesis de la transición. El Presidente -entonces Electo- nos encomendó la tarea. Un número. Uno solo. De fácil memorización. Que esté presente en la mente de todos los ciudadanos...

Y tomó la palabra el señor Alejandro Martí García. Se calzó ayer el señor Martí García con deliberado cuidado. Eligió del cajón de sus calcetines un par “la mar de llamativos”. No los de círculos de colores que en sus tiempos de Presidente de México usó don Miguel Alemán Valdés. Los mismos que meses atrás exhibió el muy serio y respetado reportero Joaquín López-Dóriga Velandia. No. Los calcetines del señor Martí eran poderosos manchones de azul cobalto sobre fondo negro. Y con ese par de calcetines don Alejandro Martí clarificó:

“Es que la cantidad de números telefónicos imaginados -destinados- a sacar de apuros a un ciudadano -o ciudadana- se transformó en un galimatías. En un batiburrillo de números. Uno el destinado a la emergencia: 066. El que contestaban los bomberos. Los que remitían a los expertos de la Comisión Federal de Electricidad. Y los dígitos del equipo que le entiende al gas y sus fugas. Más el de las patrullas. Más el de la Cruz Roja. Más. Y más. Y aquí estamos para saludar el nacimiento del 911. El nueve, uno, uno. Un formidable trabajo. Grupos que se pusieron de acuerdo. Grupos del Gobierno. Grupos de civiles. Grupos de radio y televisión. Y técnicos. LA UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO SELECCIONÓ Y PREPARÓ A MÁS DE 3 MIL RESPONSABLES DEL FUNCIONAMIENTO DEL 911

Enrique Peña Nieto revela sus alcances. No duda el Presidente en confiar a cientos de personas ideas. El fruto de su imaginación.

“Son muchísimos los países -incluyo a muchos de alto desarrollo- a los que consumió tiempo y dinero llegar a este sistema de número único para atender urgencias; emergencias. A Estados Unidos ¡20 años! Unificar, Coordinar, Comunicar. ¡Gran tarea! Ojalá -deseó- que este 911 sirva y sea útil. Ojalá que no se emplee para bromas y pasatiempos de muy mal gusto. Muy bueno sería que los guasones y los burlones tomaran en cuenta que consumir el tiempo de operadores -consejeros hechos expertos merced a ser forjados en la UNAM- puede resultar muy costoso. Una vida. Un bien. Un siniestro. Un nacimiento... La vida toda interesa al 911.

Eruviel Ávila Villegas -quien luchaba contra el fluido de sus fosas nasales- aclaró a los asistentes que este “Ce-5 a cuyo umbral nos hallamos, fue, antes, bodega de un individuo de origen o ascendencia china. Este sitio fue bodega de sustancias que empleaba para producir anfetaminas. Y ahora ¡véanlo! sirve a la vida. A preservar la vida. Los bienes. Pues este 911 utiliza, dicta, aconseja los “protocolos” a seguir. Sí. El 911 auxilia a los familiares de un hombre que sufre un ataque cardiaco. Ilustra. Tranquiliza y guía. Qué hacer ante un alumbramiento. Ante la llegada de la cigüeña. Que conducta adoptar ante una persona que se asfixia. O el que sufre un ataque de epilepsia.

(Nunca se aclaró -a lo mejor nunca se quiso averiguar quién o quiénes-ocupantes de altos cargos en el Gobierno Federal- autorizaron la importación de toneladas de efedrina. En su momento ese fenómeno llamó la atención del doctor Jesús Kumate Rodríguez, quien entonces deslizó ante tal situación: “Ni que nos hubiera caído una gigantesca ola de gripe. ¡No había porque autorizar la importación de efedrina!)

Comunicación. Velocidad. Seriedad. 911 logro mexicano. Empresa espinosa. Azas difícil. Coordinación.

“Hubo momentos en que casi nos apresó el pesimismo. Hasta llegamos a pensar que no alcanzaríamos el objetivo. O que nos tardaríamos años y felices días. En veces se antojó distante y hasta imposible.

“Se consiguió -le dijo Osorio Chong al presidente Enrique Peña Nieto- proteger la integridad de las mujeres. Tal como usted lo indicó. La UNAM aportó saber y experiencia. Entrenó. Probó. Aconsejó. Formó. Son unos 3 mil los aptos. Los ya calificados tiene en sus manos el 911.

ES QUE EL PRESIDENTE PEÑA NIETO ES FINO Y DELICADO. ME ENVÍA GESTOS Y TIENE EXPRESIONES QUE MUCHO APRECIO. Y YO CORRESPONDO. HAREMOS GRAN CAMPAÑA DEL 911: FRANCISCO AGUIRRE

Varias veces distintos personajes -encabezados por el presidente Enrique Peña Nieto- aludieron al determinante papel de los medios de comunicación en la presentación y difusión del nuevo instrumento de auxilio nacional: el 911. Y se hizo notar el poder de la Cámara de la Radio y la Televisión.

“De la que yo soy vicepresidente -reveló a este reportero el señor Francisco Aguirre-. “Le contaré -confió- que yo concebí. ideé y redondeé la frase: “¡Oigo Radio Centro! Y lo hice cuando apenas tenía ¡19 años! Momentos después el señor Francisco Aguirre dialogó con el presidente Enrique Peña Nieto. Y le aseguró su colaboración. De paso le explicó aspectos técnicos que implican el uso del 911.

Rosario Robles Berlanga se presentó muy elegante al acontecimiento. Negro fijo. Así se vistió. Zapatos elegantísimos. Se ausentó el doctor José Narro Robles.

Pero estuvo -en primera fila- el doctor José Meljem.

“Soy subsecretario  de Integración y Desarrollo del Sector Salud” -dijo el hombre de espeso bigote blanco cuyas guías amarillenta el uso de tabaco-. Experto en Salud Pública reconoció que esa especialidad no atrae gran cosa a los nuevos médicos.

“Se prefieren otras especialidades. La Traumatología. La Otorrinolaringología.

Don José Meljem pone en el escenario:

“Hoy existen en nuestro país más de 100 escuelas de Medicina. Sí. La de San Luis Potosí es una de las más reconocidas. A la fecha la Universidad Nacional Autónoma de México mantiene 3. La de Ciudad Universitaria. La de Iztacala. Y la de Zaragoza.

“Y, desde luego existen las digamos no tan buenas...

“¿Por qué existen? ¿Quién es capaz de aprobar planteles “de medio pelo” sabedor de que sus egresados van a ser responsables de la salud de los seres humanos? ¿Quién doctor Meljem?

“Pues mire. La Secretaría de Educación Pública aplica criterios. Da reconocimientos. Certifica...

Don José Meljem citó periodos de la vida académica del doctor Guillermo Soberón. “Lea el Rector y el Médico”, recomendó. Reconoció el saber “de los 18 Fernández de Castro, Jorge, Hugo, Diego... ¿Qué edad tiene Jorge? Muy estudiosos.

“Hugo Fernández de Castro asegura que bajo un régimen militar no se puede investigar...

“Pues mire usted -replicó el doctor José Meljem- de la Médico Militar salió el doctor Jesús Kumate. ¿Qué le parece?

Y bajo el espeso bigote blanco de guías manchadas por el placer de fumar don José Meljem esbozó una sonrisa.

Cambió el escenario. Como si el escenógrafo Julio Prieto o López Mancera -sobrino de Maese Salvador Novo- tuvieran en sus manos el timón de situaciones y personajes.

“Vamos a inaugurar el Centro de Convenciones del Estado de México” -anunció el presidente Enrique Peña Nieto-.

Los participantes en la inauguración del C-5. La exbodega del chino contrabandista se iban. Se alejaban. Buscaban ayudantes. Convocaban -vía celular- a choferes y guardaespaldas.

Muy emocionado, conmovido casi don Alejandro Martí estrechó la vigorosa mano del perfecta, sobriamente uniformado señor Manelich Castilla.

“Es usted... Bien lo sabe... Mi admirado, inolvidable comandante -le dijo don Alejandro Martí-. Ambos hombres coincidían sus manos. Pactaban. Convenían.

“Soy el comandante general de la Policía Federal” -dijo al reportero-. Resplandecía su uniforme azul marino.

Quirino Ordaz saludaba al Presidente. Flamante gobernador de Sinaloa. exdiputado federal. Hotelero próspero. Casi 12 gobernadores en la inauguración del 911.

Día de alegría del presidente Enrique Peña Nieto.

Ayer lunes. Un día después de que el gran actor Ignacio López Tarso cumpliera un año más.

“Comió con toda la familia. Y se fue a hacer 2 funciones de Picasso. En la segunda le pondremos el pastel en el escenario. Y luego todos nos iremos a cenar con él. Con mi padre” -dijo a este reportero Juan Ignacio Aranda. Actor. Hijo y compañero de escena de don Ignacio López y López-.

“Pero un día, cuando ya estudiaba con Xavier Villaurrutia decidí: Me llamo Ignacio López Tarso. Y aquí estoy. Recuperado. Sano” -confesó a este informador-.