/ domingo 15 de enero de 2017

Urge estrategia conjunta de los Poderes de la Unión frente a Trump

Por Jesús Michel Narváez

Convocar a los tres Poderes de la Unión a fin diseñar en conjunto la estrategia de Estado que debe ponerse en marcha ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, propone el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa Huerta.

“Estrategia no debe ser la política de la otra mejilla, la estrategia no es la sumisión y calificar a Donald Trump como una persona conciliadora. La estrategia es la posición del país, de dignidad y de firmeza”, precisa el congresista en entrevista con El Sol de México.

Desde la perspectiva del senador, la estrategia es saber cuál es la posición que va tomar nuestro país frente al que se ha constituido como enemigo de México: Donald Trump, porque es el enemigo de México.

Dice que veremos muchas más cosas en los primeros cien días, que es el término clásico en muchas partes del mundo.

“Veremos cómo el discurso de Donald Trump es perfectamente viable para los americanos y ese tiene que ver con proteccionismo y establecer barreras arancelarias, con temas de migración, derechos humanos y remesas, entre otras cosas”.

Reconoce que la afirmación del presidente Peña Nieto sobre que ningún asunto que afecte la dignidad o la soberanía va a ser negociado “es la primera declaración la cual puedo compartir, pero tenemos que compartir la estrategia, que es la que no ha expresado el Gobierno mexicano”.

Consciente de que el Senado es el órgano del Estado mexicano que se encarga de la evaluación y análisis de la política exterior, Miguel Barbosa pone sobre la mesa de las discusiones su propuesta:

“Le pido al presidente Peña Nieto que comparta la construcción de la estrategia, para que sea una posición del Estado mexicano y cuando hablo del Estado hablo de los Tres Poderes y no solo la posición del Ejecutivo que a excepción de su opinión de Peña Nieto, de hace unos días, todo ha sido sumisión, complacencia y hasta miedo al monstruo Trump”.

Informa que, en tono de queja, que no ha habido ninguna relación con el Ejecutivo, para poder hablar de la estrategia.

Y precisa que “este gobierno se ha caracterizado como los otros gobiernos anteriores, como una concentración del poder enorme y desde el Ejecutivo al Legislativo a través del control de las bancadas de su partido, esa es la historia”.

Luego recuerda que desde el PRD, cuando Donald Trump era aspirante, presentaron la estrategia MX contra el hoy Presidente electo de Estados Unidos.

“Pero se opusieron diciendo que era injerencista nuestra posición y por egoísmos políticos no jalaron, pero fue por instrucción de la Cancillería, después cuando se hizo candidato republicano yo presente la propuesta, que la Junta de Coordinación Política del Senado llevara al pleno un planteamiento sobre este tema, pero nunca salió de la Junta de Coordinación Política, porque ni al PRI ni al PAN les interesaba una posición así, como egoísmo político y ya Donald Trump cuando se hizo presidente electo, pues el PRI y sus voceros empezaron a decir que respetaban la decisión y la de los electores”.

Con esta postura, añade Barbosa Huerta, se comprueba “ese el control y sumisión del Legislativo al Ejecutivo”. LA ESTRATEGIA DEBE SER DE ESTADO

Miguel Barbosa Huerta sostiene que la única forma de hacerle frente al “enemigo de México” es diseñando y poniendo en marcha una estrategia que construyan los tres Poderes de la Unión y que se convierta en una “estrategia de Estado”.

Es el momento, subraya, de que todos los involucrados en la toma de decisiones –Ejecutivo, Legislativo y Judicial- sean partícipes de una estrategia que permita prevenir las acciones del magnate y que tienen por objeto dañar, además de la relación, la economía del país.

“No queremos que la estrategia se llame Luis Videgaray”, arremete el coordinador senatorial.

Sin confesarlo abiertamente, Barbosa señala la falta de solidaridad de otros senadores en torno a su propuesta, pero insiste: “Le pido al presidente Peña Nieto que convoque a los Tres Poderes y que comparta la estrategia que quiere poner en marcha para hacerle frente al enemigo de México”.

Dice finalmente que la semana próxima intentará conformar un grupo sólido de senadores y diputados para hacerle llegar al Presidente de la República la propuesta concreta de la estrategia que como Estado debe seguir el país.

Por Jesús Michel Narváez

Convocar a los tres Poderes de la Unión a fin diseñar en conjunto la estrategia de Estado que debe ponerse en marcha ante la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, propone el coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa Huerta.

“Estrategia no debe ser la política de la otra mejilla, la estrategia no es la sumisión y calificar a Donald Trump como una persona conciliadora. La estrategia es la posición del país, de dignidad y de firmeza”, precisa el congresista en entrevista con El Sol de México.

Desde la perspectiva del senador, la estrategia es saber cuál es la posición que va tomar nuestro país frente al que se ha constituido como enemigo de México: Donald Trump, porque es el enemigo de México.

Dice que veremos muchas más cosas en los primeros cien días, que es el término clásico en muchas partes del mundo.

“Veremos cómo el discurso de Donald Trump es perfectamente viable para los americanos y ese tiene que ver con proteccionismo y establecer barreras arancelarias, con temas de migración, derechos humanos y remesas, entre otras cosas”.

Reconoce que la afirmación del presidente Peña Nieto sobre que ningún asunto que afecte la dignidad o la soberanía va a ser negociado “es la primera declaración la cual puedo compartir, pero tenemos que compartir la estrategia, que es la que no ha expresado el Gobierno mexicano”.

Consciente de que el Senado es el órgano del Estado mexicano que se encarga de la evaluación y análisis de la política exterior, Miguel Barbosa pone sobre la mesa de las discusiones su propuesta:

“Le pido al presidente Peña Nieto que comparta la construcción de la estrategia, para que sea una posición del Estado mexicano y cuando hablo del Estado hablo de los Tres Poderes y no solo la posición del Ejecutivo que a excepción de su opinión de Peña Nieto, de hace unos días, todo ha sido sumisión, complacencia y hasta miedo al monstruo Trump”.

Informa que, en tono de queja, que no ha habido ninguna relación con el Ejecutivo, para poder hablar de la estrategia.

Y precisa que “este gobierno se ha caracterizado como los otros gobiernos anteriores, como una concentración del poder enorme y desde el Ejecutivo al Legislativo a través del control de las bancadas de su partido, esa es la historia”.

Luego recuerda que desde el PRD, cuando Donald Trump era aspirante, presentaron la estrategia MX contra el hoy Presidente electo de Estados Unidos.

“Pero se opusieron diciendo que era injerencista nuestra posición y por egoísmos políticos no jalaron, pero fue por instrucción de la Cancillería, después cuando se hizo candidato republicano yo presente la propuesta, que la Junta de Coordinación Política del Senado llevara al pleno un planteamiento sobre este tema, pero nunca salió de la Junta de Coordinación Política, porque ni al PRI ni al PAN les interesaba una posición así, como egoísmo político y ya Donald Trump cuando se hizo presidente electo, pues el PRI y sus voceros empezaron a decir que respetaban la decisión y la de los electores”.

Con esta postura, añade Barbosa Huerta, se comprueba “ese el control y sumisión del Legislativo al Ejecutivo”. LA ESTRATEGIA DEBE SER DE ESTADO

Miguel Barbosa Huerta sostiene que la única forma de hacerle frente al “enemigo de México” es diseñando y poniendo en marcha una estrategia que construyan los tres Poderes de la Unión y que se convierta en una “estrategia de Estado”.

Es el momento, subraya, de que todos los involucrados en la toma de decisiones –Ejecutivo, Legislativo y Judicial- sean partícipes de una estrategia que permita prevenir las acciones del magnate y que tienen por objeto dañar, además de la relación, la economía del país.

“No queremos que la estrategia se llame Luis Videgaray”, arremete el coordinador senatorial.

Sin confesarlo abiertamente, Barbosa señala la falta de solidaridad de otros senadores en torno a su propuesta, pero insiste: “Le pido al presidente Peña Nieto que convoque a los Tres Poderes y que comparta la estrategia que quiere poner en marcha para hacerle frente al enemigo de México”.

Dice finalmente que la semana próxima intentará conformar un grupo sólido de senadores y diputados para hacerle llegar al Presidente de la República la propuesta concreta de la estrategia que como Estado debe seguir el país.