/ sábado 10 de octubre de 2015

Volcán de Colima tiene exhalación de dos kilómetros

Ciudad de México.- El volcán de Colima tuvo una exhalación con moderado contenido de ceniza, la cual alcanzó los dos kilómetros de altura, informó el coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa. El funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob) detalló que la fumarola se detectó a las 9:40 horas de este sábado en dirección al noroeste. “Exhalación #VolcánDeColima a las 09:40 hrs, columna 2000 metros en dirección noroeste y contenido moderado de ceniza”, escribió en su cuenta de Twitter @LUISFELIPE_P, donde compartió una fotografía de la emanación del coloso. Las cenizas son partículas producidas por la fragmentación de las rocas durante las erupciones y tienen un tamaño menor de dos milímetros. El contacto frecuente con este material puede ocasionar irritación aguda de ojos y vías respiratorias, conjuntivitis irritativa o abrasiones a la córnea, trastornos gastrointestinales, severas formas de agotamiento respiratorio, hipersecreción preexistente de moco y la probabilidad de desarrollar enfermedades obstructivas. En caso de caída de ceniza, sugirió cubrir boca y nariz; limpiar ojos y garganta; usar lentes de armazón y evitar los de contacto; cerrar ventanas; cubrir cuerpos de agua para que no se contaminen; permanecer dentro de la casa; barrer la ceniza y evitar tirarla al drenaje. Notimex

Ciudad de México.- El volcán de Colima tuvo una exhalación con moderado contenido de ceniza, la cual alcanzó los dos kilómetros de altura, informó el coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente Espinosa. El funcionario de la Secretaría de Gobernación (Segob) detalló que la fumarola se detectó a las 9:40 horas de este sábado en dirección al noroeste. “Exhalación #VolcánDeColima a las 09:40 hrs, columna 2000 metros en dirección noroeste y contenido moderado de ceniza”, escribió en su cuenta de Twitter @LUISFELIPE_P, donde compartió una fotografía de la emanación del coloso. Las cenizas son partículas producidas por la fragmentación de las rocas durante las erupciones y tienen un tamaño menor de dos milímetros. El contacto frecuente con este material puede ocasionar irritación aguda de ojos y vías respiratorias, conjuntivitis irritativa o abrasiones a la córnea, trastornos gastrointestinales, severas formas de agotamiento respiratorio, hipersecreción preexistente de moco y la probabilidad de desarrollar enfermedades obstructivas. En caso de caída de ceniza, sugirió cubrir boca y nariz; limpiar ojos y garganta; usar lentes de armazón y evitar los de contacto; cerrar ventanas; cubrir cuerpos de agua para que no se contaminen; permanecer dentro de la casa; barrer la ceniza y evitar tirarla al drenaje. Notimex