/ martes 8 de noviembre de 2016

Agenda de Política de Seguridad Pública, en los siguientes dos años: Peña Nieto

El presidente de México Enrique Peña Nieto, dosificó ayer argumentos y razones y dejó para el último instante de su discurso lo "fuerte" de su intervención. Esgrimió relación de sus fatigas en pos de la seguridad de los mexicanos. Rebatió a la señora María Elena Morera su relación de fallas y carencias. Soportó que la misma señora le recomendará "no pierda el tiempo. Le quedan dos años a su administración. ¡Haga!". Exigió - eso sí- serenidad y veracidad. "Apenas tiene tres meses de existencia el Nuevo Sistema de Justicia Penal". Ofreció examinar cuanto se refiere a la creación de la Clave Única de Identidad Nacional. Convino en que "lo hecho no resulta ser lo óptimo". Y remató con: "En los próximos dos años se establecerá la Agenda de Política de Seguridad Pública que debe realizar el Estado mexicano".

Todo ello en un lugar por el que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, tiene -con toda razón- predilección. El Alcázar de Chapultepec. Sede en el Siglo XIX y una parte del XX del Colegio Militar. Escenario de arranque de "La Marcha de la Lealtad" de febrero de 1913. Alcázar de Chapultepec. Ahí surgió -deslumbrante- el "Pacto por México". 2 de diciembre del 2012. Dirigentes de partidos que se adherían a la formidable idea. Más todavía: Aplaudían. Ovacionaban. 2 de diciembre del 2012. Sibilinamente José Murat deslizó entonces: "Tuve mucho que ver en esto. Ayudé al Presidente"...

Alcázar de Chapultepec. Ayer sitio de encuentro de personajes. Fundían sonrisas -y hasta francas carcajadas- la embajadora Roberta Jacobson y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Imposible -por la distancia- escuchar sus diálogos. Y la lengua que empleaban. Quizá el español. La señora embajadora de Estados Unidos lo domina con notable habilidad y conocimiento. De atenderse a consejas antiguas y muy repetidos rumores el Presidente "placea" a sus leales. Los exhibe. Los muestra. Y luego -también se dice- que en Washington se habla del tema. Dicen.

Castillo de Chapultepec. Desde la balaustrada todo parece al alcance de la mano. El World Trade Center. Horizonte humoso. Reverbera la perspectiva. Ahí ubica -en su novela "El Jefe Máximo"- el escritor Ignacio Solares a Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón un amanecer de octubre. "Esperan en el frío del alba los cadáveres de Francisco Serrano y los que lo acompañaban en Huitzilac". Castillo de Chapultepec. Residencia de Maximiliano y Carlota. Inspiración de don Fernando del Paso para "Noticias del Imperio".

Ayer su elevada terraza de piso ajedrezado sirvió para la Quinta Reunión de "Por una Causa Común. A.C.". De la que la señora Morera Mitre es presidenta. "Ya participé en las anteriores, aclaró el presidente Enrique Peña Nieto". Encuentro para hablar de lo que está en el miedo de todos. La escasa seguridad. El paralizante sentimiento de que nadie tiene seguro el pellejo. Más bien lo contrario. Robo, asalto, secuestro, extorsión, homicidio. Con variantes. Jerarquías. Diversas categorías. El bien intencionado "¡Cuídate mucho!" con que padres y amigos se despiden, tiene hálito de enorme preocupación. Se vive aquí en el azar de un "águila o sol".

El señor Miguel Ángel Mancera -jefe del Gobierno de la muy alterada e insegura Ciudad de México- manifestó su buena intención: "Seguridad: responsabilidad de autoridad y ciudadanos. Importa -recomendó- vigorizar la relación policía ciudadano. Autoridad e individuo. La denuncia, señores. ¡La denuncia! Vigilen. Evalúen. Sopesen". Con ecos del "Big Brother" de George Orwell en su obra 1984. Eso sí: el señor Mancera se pone muy serio cuando formula tales recomendaciones.

Participa en el acto el señor embajador de Gran Bretaña -Reino Unido- mister Norman Taylor. Clarísimo español el suyo. Sin el "ceceo" que contagia a quienes lo aprenden en escuelas españolas. Reflexivo. "México, país amigo y socio importante de Gran Bretaña", dice. Y hace que el Presidente de México recuerde -así sea fugazmente- la soberbia ceremonia que vivió hace casi dos años en Londres. En el Palacio de Buckinham. Paseo en carroza real. Al lado de su majestad, Isabel II. Días de intenso trabajo. Negociaciones. Firmas de compromisos. Y una carrera matinal en los jardines de Kensington. Donde paseaba Lady Di.

Míster Norman Taylor da cuenta de la existencia de un Fondo de la Prosperidad. Libras esterlinas que su país destina a favorecer proyectos que mejoren la vida de países en los que sus empresarios invierten. "Seguridad para elevar calidad de vida. Fomentar la seguridad que aumentará la confianza de inversionistas británicos. Aquí actuamos. Entendemos que un auténtico Estado de Derecho -establece Mr Taylor- es imprescindible para que una comunidad tenga éxito".

"Causa Común" -la entidad que encabeza la señora María Elena Morera Mitre recibe apoyo de ese Fondo de Prosperidad. Míster Taylor pone delante de todos el proceso de pacificación que ocurrió décadas atrás en Irlanda. Y hace pensar en sus entidades. Sus policías. "Bobbies". Su Scotland Yard. "Nos da mucho orgullo nuestros cuerpos de seguridad".

Y con razón. Míster Norman Taylor evitó - cortés que es él- ponernos a James Bond como ejemplo de gran espía. "Al Servicio de su Majestad". Lo dejó en Ian Fleming.Thanks Mr. Taylor.

La señora Jacobson -embajadora de Estados Unidos- reveló que su país contribuyó a la formación de unos 238 mil policías mexicanos. Hizo ver -la diplomática sucesora de Geoffrey Davidow y de John Gavin y William O'Dwyer- que "sería muy útil que cundiese aquí la idea de que ser policía es toda una profesión. No únicamente un empleo" "Policías bien pagados. Bien entrenados. Educados en la esencia de los Derechos Humanos".

La embajadora Jacobson concedió gran importancia a la denuncia. Condenó a la mudez. Cargó contra la timidez y el temor que silencian. "Denuncien toda injusticia", recomendó. Y dejó bien asentado que a su país - a Estados Unidos- importa que aquí se dé seguridad. "La prosperidad conjunta depende de la seguridad que prive en América del Norte".

Reunión en la que Roberto Campa Cifrián y Miguel Ángel Yunes -gobernador electo de Veracruz- atrajeron poderosamente la atención de los reporteros. El gobernador de Durango se presentó ante los reporteros. Repartió sonrisas Rosas Aispuro. Y no se quedó atrás Luis Castro. El ideólogo del Partido Nueva Alianza luce su cortesía y buenos modales. Ayer no lo acompañó Miguel Ángel Sánchez-de- Armas.

Llegó el turno a la señora María Elena Morera Mitre. "La inseguridad y la violencia -dice- lejos de quedar bien "focalizados" crecen, se extienden. Tal parece que no hay políticas públicas en esta materia. Se vive en el desamparo. En la impunidad. Censos, encuestas, mediciones. Todas las cifras revelan que delito e impunidad crecen. Pronto se aproximarán a los datos que dejó la administración del señor Felipe Calderón.

Describió el horror de las cárceles -penitenciarías- mexicanas. Culpó a la banal -estéril- discusión sobre "Mando Único. O no" Parálisis en el tema. Narró que se manejan -arbitraria e indiferentemente- fondos destinados a estímulos a guardianes. Acentuó la actitud de los ciudadanos hacia los gendarmes. "Los estigmatizan desde tiempos inmemoriales", dijo. "YO VEO INSUFICIENCIAS Y TAMBIÉN AVANCES; DÉMOSLE TIEMPO A NUESTRO NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA PENAL: PEÑA NIETO

Y tiene razón. El vulgo dedica los términos más despectivos hacia los destinados a cuidarlo. "Mantenidos del Gobierno. Azulejos. Mordelones. Cacos con placa y macana. Tiras... Y muchos más.

"Tal como están hoy los cuerpos policíacos mexicanos son subsidiados por la delincuencia.", observó. Y también alertó la señora Morena Mitre, el "riesgo de mantener a las Fuerzas Armadas -Ejército, Marina- en patrullaje y vigilancia de calles y poblaciones".

Tuvo que salir el presidente de México, Enrique Peña Nieto, a puntualizar sus trabajos. Aceptó -empero- que los números no le satisfacen. "No es lo que aspiraba... Debemos trabajar más.

"También es justo reconocer lo que va bien -demandó. Instruiré al Secretario de Gobernación para que redoble esfuerzos. Nuestro Nuevo Sistema de Justicia Penal -en el que se invirtió mucho dinero- avanza. Démosle tiempo. Entró en vigor hace apenas tres meses. Tomo en cuenta lo dicho por María Elena Morera.

Y concluyó:

"Examinaré la Agenda Nacional en Política de Seguridad Pública. La que debe realizar el Gobierno mexicano... Es un reto. Pues el crimen organizado no conoce de protocolo ni ley. Nuestra experiencia de varios años ha de servir. Veo avances e insuficiencias. Claridad en el rumbo...

Y ya de muy buen humor nos advirtió:

"Bueno, yo nada más venía a inaugurar...

Formuló el ritual. Puso a todos en pie. La 5a. Reunión...

Todos los asistentes pasaron ante el óleo de "Prisioneros Franceses" que pintó Gedovious en 1906. Entrada al histórico lugar. Pintura de don Porfirio Díaz a caballo. Cusachs lo vio así.

Detrás de carrozas el retrato de Maximiliano de Habsburgo.

Y el mediodía con sol que entorpecía.

Mas la  reportera Rosalba Estrada ya tenía la nota.

El presidente de México Enrique Peña Nieto, dosificó ayer argumentos y razones y dejó para el último instante de su discurso lo "fuerte" de su intervención. Esgrimió relación de sus fatigas en pos de la seguridad de los mexicanos. Rebatió a la señora María Elena Morera su relación de fallas y carencias. Soportó que la misma señora le recomendará "no pierda el tiempo. Le quedan dos años a su administración. ¡Haga!". Exigió - eso sí- serenidad y veracidad. "Apenas tiene tres meses de existencia el Nuevo Sistema de Justicia Penal". Ofreció examinar cuanto se refiere a la creación de la Clave Única de Identidad Nacional. Convino en que "lo hecho no resulta ser lo óptimo". Y remató con: "En los próximos dos años se establecerá la Agenda de Política de Seguridad Pública que debe realizar el Estado mexicano".

Todo ello en un lugar por el que el presidente de la República, Enrique Peña Nieto, tiene -con toda razón- predilección. El Alcázar de Chapultepec. Sede en el Siglo XIX y una parte del XX del Colegio Militar. Escenario de arranque de "La Marcha de la Lealtad" de febrero de 1913. Alcázar de Chapultepec. Ahí surgió -deslumbrante- el "Pacto por México". 2 de diciembre del 2012. Dirigentes de partidos que se adherían a la formidable idea. Más todavía: Aplaudían. Ovacionaban. 2 de diciembre del 2012. Sibilinamente José Murat deslizó entonces: "Tuve mucho que ver en esto. Ayudé al Presidente"...

Alcázar de Chapultepec. Ayer sitio de encuentro de personajes. Fundían sonrisas -y hasta francas carcajadas- la embajadora Roberta Jacobson y el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong. Imposible -por la distancia- escuchar sus diálogos. Y la lengua que empleaban. Quizá el español. La señora embajadora de Estados Unidos lo domina con notable habilidad y conocimiento. De atenderse a consejas antiguas y muy repetidos rumores el Presidente "placea" a sus leales. Los exhibe. Los muestra. Y luego -también se dice- que en Washington se habla del tema. Dicen.

Castillo de Chapultepec. Desde la balaustrada todo parece al alcance de la mano. El World Trade Center. Horizonte humoso. Reverbera la perspectiva. Ahí ubica -en su novela "El Jefe Máximo"- el escritor Ignacio Solares a Plutarco Elías Calles y Álvaro Obregón un amanecer de octubre. "Esperan en el frío del alba los cadáveres de Francisco Serrano y los que lo acompañaban en Huitzilac". Castillo de Chapultepec. Residencia de Maximiliano y Carlota. Inspiración de don Fernando del Paso para "Noticias del Imperio".

Ayer su elevada terraza de piso ajedrezado sirvió para la Quinta Reunión de "Por una Causa Común. A.C.". De la que la señora Morera Mitre es presidenta. "Ya participé en las anteriores, aclaró el presidente Enrique Peña Nieto". Encuentro para hablar de lo que está en el miedo de todos. La escasa seguridad. El paralizante sentimiento de que nadie tiene seguro el pellejo. Más bien lo contrario. Robo, asalto, secuestro, extorsión, homicidio. Con variantes. Jerarquías. Diversas categorías. El bien intencionado "¡Cuídate mucho!" con que padres y amigos se despiden, tiene hálito de enorme preocupación. Se vive aquí en el azar de un "águila o sol".

El señor Miguel Ángel Mancera -jefe del Gobierno de la muy alterada e insegura Ciudad de México- manifestó su buena intención: "Seguridad: responsabilidad de autoridad y ciudadanos. Importa -recomendó- vigorizar la relación policía ciudadano. Autoridad e individuo. La denuncia, señores. ¡La denuncia! Vigilen. Evalúen. Sopesen". Con ecos del "Big Brother" de George Orwell en su obra 1984. Eso sí: el señor Mancera se pone muy serio cuando formula tales recomendaciones.

Participa en el acto el señor embajador de Gran Bretaña -Reino Unido- mister Norman Taylor. Clarísimo español el suyo. Sin el "ceceo" que contagia a quienes lo aprenden en escuelas españolas. Reflexivo. "México, país amigo y socio importante de Gran Bretaña", dice. Y hace que el Presidente de México recuerde -así sea fugazmente- la soberbia ceremonia que vivió hace casi dos años en Londres. En el Palacio de Buckinham. Paseo en carroza real. Al lado de su majestad, Isabel II. Días de intenso trabajo. Negociaciones. Firmas de compromisos. Y una carrera matinal en los jardines de Kensington. Donde paseaba Lady Di.

Míster Norman Taylor da cuenta de la existencia de un Fondo de la Prosperidad. Libras esterlinas que su país destina a favorecer proyectos que mejoren la vida de países en los que sus empresarios invierten. "Seguridad para elevar calidad de vida. Fomentar la seguridad que aumentará la confianza de inversionistas británicos. Aquí actuamos. Entendemos que un auténtico Estado de Derecho -establece Mr Taylor- es imprescindible para que una comunidad tenga éxito".

"Causa Común" -la entidad que encabeza la señora María Elena Morera Mitre recibe apoyo de ese Fondo de Prosperidad. Míster Taylor pone delante de todos el proceso de pacificación que ocurrió décadas atrás en Irlanda. Y hace pensar en sus entidades. Sus policías. "Bobbies". Su Scotland Yard. "Nos da mucho orgullo nuestros cuerpos de seguridad".

Y con razón. Míster Norman Taylor evitó - cortés que es él- ponernos a James Bond como ejemplo de gran espía. "Al Servicio de su Majestad". Lo dejó en Ian Fleming.Thanks Mr. Taylor.

La señora Jacobson -embajadora de Estados Unidos- reveló que su país contribuyó a la formación de unos 238 mil policías mexicanos. Hizo ver -la diplomática sucesora de Geoffrey Davidow y de John Gavin y William O'Dwyer- que "sería muy útil que cundiese aquí la idea de que ser policía es toda una profesión. No únicamente un empleo" "Policías bien pagados. Bien entrenados. Educados en la esencia de los Derechos Humanos".

La embajadora Jacobson concedió gran importancia a la denuncia. Condenó a la mudez. Cargó contra la timidez y el temor que silencian. "Denuncien toda injusticia", recomendó. Y dejó bien asentado que a su país - a Estados Unidos- importa que aquí se dé seguridad. "La prosperidad conjunta depende de la seguridad que prive en América del Norte".

Reunión en la que Roberto Campa Cifrián y Miguel Ángel Yunes -gobernador electo de Veracruz- atrajeron poderosamente la atención de los reporteros. El gobernador de Durango se presentó ante los reporteros. Repartió sonrisas Rosas Aispuro. Y no se quedó atrás Luis Castro. El ideólogo del Partido Nueva Alianza luce su cortesía y buenos modales. Ayer no lo acompañó Miguel Ángel Sánchez-de- Armas.

Llegó el turno a la señora María Elena Morera Mitre. "La inseguridad y la violencia -dice- lejos de quedar bien "focalizados" crecen, se extienden. Tal parece que no hay políticas públicas en esta materia. Se vive en el desamparo. En la impunidad. Censos, encuestas, mediciones. Todas las cifras revelan que delito e impunidad crecen. Pronto se aproximarán a los datos que dejó la administración del señor Felipe Calderón.

Describió el horror de las cárceles -penitenciarías- mexicanas. Culpó a la banal -estéril- discusión sobre "Mando Único. O no" Parálisis en el tema. Narró que se manejan -arbitraria e indiferentemente- fondos destinados a estímulos a guardianes. Acentuó la actitud de los ciudadanos hacia los gendarmes. "Los estigmatizan desde tiempos inmemoriales", dijo. "YO VEO INSUFICIENCIAS Y TAMBIÉN AVANCES; DÉMOSLE TIEMPO A NUESTRO NUEVO SISTEMA DE JUSTICIA PENAL: PEÑA NIETO

Y tiene razón. El vulgo dedica los términos más despectivos hacia los destinados a cuidarlo. "Mantenidos del Gobierno. Azulejos. Mordelones. Cacos con placa y macana. Tiras... Y muchos más.

"Tal como están hoy los cuerpos policíacos mexicanos son subsidiados por la delincuencia.", observó. Y también alertó la señora Morena Mitre, el "riesgo de mantener a las Fuerzas Armadas -Ejército, Marina- en patrullaje y vigilancia de calles y poblaciones".

Tuvo que salir el presidente de México, Enrique Peña Nieto, a puntualizar sus trabajos. Aceptó -empero- que los números no le satisfacen. "No es lo que aspiraba... Debemos trabajar más.

"También es justo reconocer lo que va bien -demandó. Instruiré al Secretario de Gobernación para que redoble esfuerzos. Nuestro Nuevo Sistema de Justicia Penal -en el que se invirtió mucho dinero- avanza. Démosle tiempo. Entró en vigor hace apenas tres meses. Tomo en cuenta lo dicho por María Elena Morera.

Y concluyó:

"Examinaré la Agenda Nacional en Política de Seguridad Pública. La que debe realizar el Gobierno mexicano... Es un reto. Pues el crimen organizado no conoce de protocolo ni ley. Nuestra experiencia de varios años ha de servir. Veo avances e insuficiencias. Claridad en el rumbo...

Y ya de muy buen humor nos advirtió:

"Bueno, yo nada más venía a inaugurar...

Formuló el ritual. Puso a todos en pie. La 5a. Reunión...

Todos los asistentes pasaron ante el óleo de "Prisioneros Franceses" que pintó Gedovious en 1906. Entrada al histórico lugar. Pintura de don Porfirio Díaz a caballo. Cusachs lo vio así.

Detrás de carrozas el retrato de Maximiliano de Habsburgo.

Y el mediodía con sol que entorpecía.

Mas la  reportera Rosalba Estrada ya tenía la nota.