/ sábado 17 de octubre de 2020

Capítulo 28 | Alias El Chicle

El coronel Adams, quien protegía a Fox, daba información a Mayo Zambada sobre operaciones en su contra. Le llamaban El Chicle, por los chicles Adams

—Muy bien. Sr. Zambada, usted mencionó anteriormente que tenían algunas responsabilidades con respecto a la corrupción.

—Sí.

—¿Cuáles fueron sus responsabilidades específicamente con respecto a la corrupción?

—Bueno, pagué a varios policías y, por el estado de Sinaloa, tenía amigos que estaban en el Ejército, en la PFP, en la PGR.

➡️ Descarga aquí "Los compas del Chapo. Por esta información mataban"

—Usted dijo anteriormente que PFP era la Policía Federal, ¿correcto?

—Sí.

—Y mencionó que estaba haciendo pagos a la policía en Culiacán, ¿correcto?

—Sí.

—¿A qué niveles de la policía estaba haciendo pagos?

—Bueno, a los comandantes de la policía judicial estatal, a los policías municipales y los directores de ambas agencias.

—¿Y por qué se hicieron estos pagos?

—Bueno, estos pagos se hicieron para protegernos en el estado, lo que significa para proteger a mi padre, a mi compadre Chapo, a mí, a la gente en el Cártel de Sinaloa.

—¿Qué quiere decir con “protección"?

—Bueno, pasar información sobre cualquier operación policial en el estado. Además, cuando recibía envíos de drogas para que estuvieran seguros esos envíos.

—Cuando mencionó previamente a la Policía Federal, ¿está consciente de las palabras clave que se utilizaron para referirse a los policías federales?

—Bueno, en general, por teléfono, los llamaríamos Los Azules.

—¿Alguna vez ha oído hablar del término “Yankee"?

—Sí.

—¿A qué se refiere eso?

—Un Yankee es un comandante de la PGR en la policía del gobierno federal. Por ejemplo, Sinaloa tiene un yanqui.

—¿Era esa una de las personas a las que hacía pagos en Culiacán?

—Sí.

—De acuerdo. ¿Y ha oído hablar del término "zapatones" antes?

—Sí, sí. Lo he escuchado en Culiacán.

—¿Y para qué es esa palabra clave?

—Bueno, puede referirse a los soldados, a los militares.

—De acuerdo. ¿Y por qué era ese el término que se utilizaba?

—Debido a las botas militares que usan.

—¿Cuánto fueron los pagos realizados por el cártel?

—Bueno, dependía de la persona. Un director de la judicatura de policías estatales recibía entre 30 y 50 mil dólares al mes. A un yanqui nosotros le daríamos también 50 mil dólares al mes.

—¿Y este era un salario mensual que estaban recibiendo?

—Sí, el salario mensual que recibieron.

—¿Hubo ocasiones en las que recibirían una bonificación por arriba de ese salario mensual?

—Sí. En mi caso, con mi padre, hubieron muchas veces en que él enviaba un regalo extra.

—¿Y qué ocasionaría tal regalo?

—Bueno, por ejemplo, cuando llegaba un envío de coca correctamente en Culiacán, obtendrían una bonificación extra.

—¿Y en nombre de quién se hicieron estos pagos?

—Bueno, mi papá es el tipo de persona al que le gustaba ver Yankees o comandantes personalmente, y yo iba con él a verlos; y cuando mi papá iba a reunirse con estos comandantes yanquis, les decía que era de su parte y también en nombre de su compadre Chapo.

—De acuerdo. Discutimos los pagos que se estaban haciendo en Culiacán. ¿Conoce los pagos que se realizaban en otras partes del país?

—Sí. En diferentes puntos de la República donde habían personas de mi papá o de mi compadre Chapo en este caso.

—¿Quién fue responsable de hacer los pagos en el sur de México?

—Bueno, en el sur, teníamos a Benny, y le enviábamos el dinero para poder pagar a esas personas en esa área en Chiapas y Oaxaca.

—¿Y qué hay de la frontera con Estados Unidos? ¿Quién era el responsable de hacer los pagos allí?

—En Ciudad Juárez, teníamos a Germán. En Mexicali, tuve a una persona llamada Pacheco.

—¿Quién es Pacheco?

—Pacheco es una de mis personas directas. Fue una de las personas más cercanas a Gonzalo Insunza y Macho Prieto, y le pedí permiso a mi papá para enviarlo a estar a cargo de la Plaza Mexicali.

—¿Hubo alguien haciendo pagos a nivel federal?

—Tenía un amigo llamado Licenciado Carlos que era el contacto con los militares. Mi padre también tuvo contacto directo con personas en la Ciudad de México, con militares, PFP, SIEDO, todos ahí; y había alguien más en nombre de mi compadre Chapo, El Doctor Rodolfo. Pagaría a la PFP y a los militares también.

Foto: Reuters

—¿Y cuál era su nombre completo?

—Rodolfo Beltrán, si no recuerdo mal.

—¿Tenía alguna relación con los hermanos Beltrán Leyva?

—No.

—¿Sabe si Chapo tenía trabajadores con contactos en el ejército en Culiacán?

—Bueno, llegó un momento en 2008, en realidad, en 2007, cuando me reuní con Dámaso para darle información. Le iba a dar información a los Beltrán Leyva, Carrillo, Zetas con respecto a los militares que tenía en la novena zona militar.

—¿Y ahí fue dónde?

—En Culiacán, Sinaloa.

—De acuerdo. Hablemos un poco sobre el sistema judicial estatal. ¿Había alguien dentro de la policía judicial estatal que trabajara con el Cártel de Sinaloa?

—Bueno, habían muchos comandantes. Y, de hecho, muchos de ellos estaban allí con mi papá. Ellos lo protegen; ellos velan por él.

—¿Sabe quién era el director de la policía judicial?

—Sí. Chuy Toño, Jesús Antonio Íñiguez.

—¿Y estaba ayudando al Cártel de Sinaloa de alguna manera?

—Sí. Es muy buen amigo de mi papá.

—¿Qué estaba haciendo, si acaso, por el Cártel de Sinaloa?

—Bueno, él es el director, por lo que está a cargo de todos los policías estatales judiciales en Sinaloa, por lo que nos daba información o protección o información sobre cualquiera de las operaciones policiales en el estado de Sinaloa.

—Como director de la policía judicial estatal, ¿tenía la capacidad de mover a los comandantes dentro del estado?

—Sí.

—¿Y tuvo alguna reunión con él para discutir esto?

—Sí, junto con mi papá.

—De acuerdo. ¿Y qué acordaron?

—Bueno, mi papá requeriría que él localizara comandantes amigables a quienes conociera y que conocieran las áreas donde se estaba quedando: El Salado, Costa Rica, El Dorado y Cruz de Elota.

—Esto puede explicarse por sí mismo, pero ¿por qué querría un comandante amigable en ciertas áreas?

—Bueno, porque si había alguna información, si habían operaciones policiales contra mi papá en esas áreas, luego los comandantes de la policía estatal judicial nos lo dirían.

—¿Cuál fue la nómina mensual estimada por pagos de corrupción?

—En total, con todo, excedería un millón de dólares.

—¿Y esos eran sólo los salarios mensuales?

—Sí. Mensual.

—¿Y las bonificaciones estaban por encima de eso?

—Sí.

—De acuerdo. ¿Había algún miembro de la Defensa que conociera?

—Sí. Me encontré con un general.

—¿Y quién era ese?

—El general Áltimo en 2008, él fue mi contacto, y lo traje a ver a mi papá. Disculpe, me gustaría aclarar que fue en 2007, a finales de 2007.

—¿Y cuál era el papel del general Áltimo dentro de la Defensa?

—Bueno, él era un general, así que me imagino que era el oficial de más alto rango con Defensa.

—¿Y dónde se reunió con su padre y el general Altimo?

—En Culiacán.

Foto: EFE

—¿Y qué se discutió en esa reunión?

—Bueno, mi papá estaba allí; el General; y Licenciado Carlos, quien fue quien nos lo trajo. Bueno el General en realidad estaba tratando de hablar con mi papá porque había un rumor en la secretaría de Defensa de otros generales, y eso fue lo que dijo el general Áltimo, y que había algún rumor de que las personas dentro de la Defensa estaban separadas —tenía a los Lazcano, la gente de los Beltrán Leyva, y la de los Carrillo Fuentes— y que estaban buscando obtener más conexiones con otros generales para que pudieran atacar a mi papá y a mi compadre Chapo; y, de hecho, que él y otros generales habían sido contactados por Carrillo Fuentes, Beltrán Leyva y los Zetas porque querían enviarles dinero para que los ayudaran a detener a mi papá y a mi compadre Chapo. Y el general Áltimo habló con otros generales diciendo que era mejor buscar a mi papá y que era mejor estar del lado de mi padre por quién y cómo era mi padre y mi compadre Chapo, y por todo lo que estaba sucediendo en México con los Zetas y los Beltrán y la guerra que había estallado en toda la República, y que él había escuchado que Arturo Beltrán Leyva —y ahora estoy hablando del tiempo antes de que estallara la guerra contra los Beltrán Leyva— se estaban juntando con los Zetas, y con los Carrillo Fuentes para ir contra mi papá y mi compadre Chapo y nosotros, y que Arturo era uno de ellos también, y que estaba buscando conexiones para poder atacar a mi papá y a mi compadre Chapo. Y entonces mi papá, mientras habló con el general por cinco horas, le dijo gracias y el general dijo que si encontraba alguna información que fuera a ser usada contra mi papá o mi compadre Chapo, que él nos lo diría, y mi papá le iba a dar un pago mensual. En ese momento, le dio 50 mil dólares, y que iba a estar recibiendo 50 mil dólares al mes.

—¿Para quién trabajaba el general Áltimo?

—Para la Secretaría de Defensa.

—¿Y qué es eso?

—Bueno, la Secretaría de Defensa representa a los militares, porque hay otra, que es la Secretaría de Marina, que está con la Marina.

—De acuerdo. ¿Conoce a alguien llamado Coronel Adams?

—Sí.

—¿Quién es él?

—Él es otra conexión que mi papá tenía. Es amigo de mi papá.

—¿Y qué hace él?

—Bueno, en 2001, él era el coronel que estaba a cargo de proteger al presidente Fox. Estaba con la guardia presidencial.

—¿Su padre tuvo alguna reunión con él?

—Sí. Mi papá me dijo que se había encontrado con él en la Ciudad de México algunas veces.

—¿Y para qué?

—Bueno, mi papá me dijo que a veces, ya sabe, él le daba información sobre cualquier operación que fuera a haber contra mi papá. De hecho, unos meses después de que mi compadre Chapo escapara, él sería una de las personas que nos daría información sobre dónde habían localizado a mi compadre Chapo. Me reuní una vez con él. Conozco al Coronel Adams. Me reuní con él en la ciudad de México. Fuimos a cenar en un restaurante llamado El Lago en Chapultepec.

—Usted mencionó que él proporcionó información después de que el acusado había escapado.

—Sí.

—¿Es esa la información de la operación de captura que usted recibió sobre el paradero del acusado en Tepic?

—Sí. Mi papá me había llamado por la radio y la conexión que teníamos con el nombre de El Estudiante también me había contactado, y dijo que estaba llamando en nombre del coronel... nosotros lo llamábamos El Chico, El chicle, Chicle, y sabían que había una operación policial contra mi compadre en Tepic y le dijimos al Chapo que se fuera.

—¿Por qué se referían a él como El Chicle?

—En México, tenemos una marca de chicle que se llama Adams, por lo que era un código que usábamos para no decir Adams en el teléfono.

—De acuerdo. Y la información que le proporcionó después de la fuga del acusado, ¿es la historia que nos contó antes sobre enviar el helicóptero?

—Sí. Más tarde se fue a Sinaloa en nuestro helicóptero.

—¿Qué estaba recibiendo el Coronel Adams a cambio de esta información?

—Bueno, ya sabe, recibió pagos mensuales, pero él era el contacto directo de mi papá, así que mi papá no me dijo cuánto dinero le enviaba.




—Muy bien. Sr. Zambada, usted mencionó anteriormente que tenían algunas responsabilidades con respecto a la corrupción.

—Sí.

—¿Cuáles fueron sus responsabilidades específicamente con respecto a la corrupción?

—Bueno, pagué a varios policías y, por el estado de Sinaloa, tenía amigos que estaban en el Ejército, en la PFP, en la PGR.

➡️ Descarga aquí "Los compas del Chapo. Por esta información mataban"

—Usted dijo anteriormente que PFP era la Policía Federal, ¿correcto?

—Sí.

—Y mencionó que estaba haciendo pagos a la policía en Culiacán, ¿correcto?

—Sí.

—¿A qué niveles de la policía estaba haciendo pagos?

—Bueno, a los comandantes de la policía judicial estatal, a los policías municipales y los directores de ambas agencias.

—¿Y por qué se hicieron estos pagos?

—Bueno, estos pagos se hicieron para protegernos en el estado, lo que significa para proteger a mi padre, a mi compadre Chapo, a mí, a la gente en el Cártel de Sinaloa.

—¿Qué quiere decir con “protección"?

—Bueno, pasar información sobre cualquier operación policial en el estado. Además, cuando recibía envíos de drogas para que estuvieran seguros esos envíos.

—Cuando mencionó previamente a la Policía Federal, ¿está consciente de las palabras clave que se utilizaron para referirse a los policías federales?

—Bueno, en general, por teléfono, los llamaríamos Los Azules.

—¿Alguna vez ha oído hablar del término “Yankee"?

—Sí.

—¿A qué se refiere eso?

—Un Yankee es un comandante de la PGR en la policía del gobierno federal. Por ejemplo, Sinaloa tiene un yanqui.

—¿Era esa una de las personas a las que hacía pagos en Culiacán?

—Sí.

—De acuerdo. ¿Y ha oído hablar del término "zapatones" antes?

—Sí, sí. Lo he escuchado en Culiacán.

—¿Y para qué es esa palabra clave?

—Bueno, puede referirse a los soldados, a los militares.

—De acuerdo. ¿Y por qué era ese el término que se utilizaba?

—Debido a las botas militares que usan.

—¿Cuánto fueron los pagos realizados por el cártel?

—Bueno, dependía de la persona. Un director de la judicatura de policías estatales recibía entre 30 y 50 mil dólares al mes. A un yanqui nosotros le daríamos también 50 mil dólares al mes.

—¿Y este era un salario mensual que estaban recibiendo?

—Sí, el salario mensual que recibieron.

—¿Hubo ocasiones en las que recibirían una bonificación por arriba de ese salario mensual?

—Sí. En mi caso, con mi padre, hubieron muchas veces en que él enviaba un regalo extra.

—¿Y qué ocasionaría tal regalo?

—Bueno, por ejemplo, cuando llegaba un envío de coca correctamente en Culiacán, obtendrían una bonificación extra.

—¿Y en nombre de quién se hicieron estos pagos?

—Bueno, mi papá es el tipo de persona al que le gustaba ver Yankees o comandantes personalmente, y yo iba con él a verlos; y cuando mi papá iba a reunirse con estos comandantes yanquis, les decía que era de su parte y también en nombre de su compadre Chapo.

—De acuerdo. Discutimos los pagos que se estaban haciendo en Culiacán. ¿Conoce los pagos que se realizaban en otras partes del país?

—Sí. En diferentes puntos de la República donde habían personas de mi papá o de mi compadre Chapo en este caso.

—¿Quién fue responsable de hacer los pagos en el sur de México?

—Bueno, en el sur, teníamos a Benny, y le enviábamos el dinero para poder pagar a esas personas en esa área en Chiapas y Oaxaca.

—¿Y qué hay de la frontera con Estados Unidos? ¿Quién era el responsable de hacer los pagos allí?

—En Ciudad Juárez, teníamos a Germán. En Mexicali, tuve a una persona llamada Pacheco.

—¿Quién es Pacheco?

—Pacheco es una de mis personas directas. Fue una de las personas más cercanas a Gonzalo Insunza y Macho Prieto, y le pedí permiso a mi papá para enviarlo a estar a cargo de la Plaza Mexicali.

—¿Hubo alguien haciendo pagos a nivel federal?

—Tenía un amigo llamado Licenciado Carlos que era el contacto con los militares. Mi padre también tuvo contacto directo con personas en la Ciudad de México, con militares, PFP, SIEDO, todos ahí; y había alguien más en nombre de mi compadre Chapo, El Doctor Rodolfo. Pagaría a la PFP y a los militares también.

Foto: Reuters

—¿Y cuál era su nombre completo?

—Rodolfo Beltrán, si no recuerdo mal.

—¿Tenía alguna relación con los hermanos Beltrán Leyva?

—No.

—¿Sabe si Chapo tenía trabajadores con contactos en el ejército en Culiacán?

—Bueno, llegó un momento en 2008, en realidad, en 2007, cuando me reuní con Dámaso para darle información. Le iba a dar información a los Beltrán Leyva, Carrillo, Zetas con respecto a los militares que tenía en la novena zona militar.

—¿Y ahí fue dónde?

—En Culiacán, Sinaloa.

—De acuerdo. Hablemos un poco sobre el sistema judicial estatal. ¿Había alguien dentro de la policía judicial estatal que trabajara con el Cártel de Sinaloa?

—Bueno, habían muchos comandantes. Y, de hecho, muchos de ellos estaban allí con mi papá. Ellos lo protegen; ellos velan por él.

—¿Sabe quién era el director de la policía judicial?

—Sí. Chuy Toño, Jesús Antonio Íñiguez.

—¿Y estaba ayudando al Cártel de Sinaloa de alguna manera?

—Sí. Es muy buen amigo de mi papá.

—¿Qué estaba haciendo, si acaso, por el Cártel de Sinaloa?

—Bueno, él es el director, por lo que está a cargo de todos los policías estatales judiciales en Sinaloa, por lo que nos daba información o protección o información sobre cualquiera de las operaciones policiales en el estado de Sinaloa.

—Como director de la policía judicial estatal, ¿tenía la capacidad de mover a los comandantes dentro del estado?

—Sí.

—¿Y tuvo alguna reunión con él para discutir esto?

—Sí, junto con mi papá.

—De acuerdo. ¿Y qué acordaron?

—Bueno, mi papá requeriría que él localizara comandantes amigables a quienes conociera y que conocieran las áreas donde se estaba quedando: El Salado, Costa Rica, El Dorado y Cruz de Elota.

—Esto puede explicarse por sí mismo, pero ¿por qué querría un comandante amigable en ciertas áreas?

—Bueno, porque si había alguna información, si habían operaciones policiales contra mi papá en esas áreas, luego los comandantes de la policía estatal judicial nos lo dirían.

—¿Cuál fue la nómina mensual estimada por pagos de corrupción?

—En total, con todo, excedería un millón de dólares.

—¿Y esos eran sólo los salarios mensuales?

—Sí. Mensual.

—¿Y las bonificaciones estaban por encima de eso?

—Sí.

—De acuerdo. ¿Había algún miembro de la Defensa que conociera?

—Sí. Me encontré con un general.

—¿Y quién era ese?

—El general Áltimo en 2008, él fue mi contacto, y lo traje a ver a mi papá. Disculpe, me gustaría aclarar que fue en 2007, a finales de 2007.

—¿Y cuál era el papel del general Áltimo dentro de la Defensa?

—Bueno, él era un general, así que me imagino que era el oficial de más alto rango con Defensa.

—¿Y dónde se reunió con su padre y el general Altimo?

—En Culiacán.

Foto: EFE

—¿Y qué se discutió en esa reunión?

—Bueno, mi papá estaba allí; el General; y Licenciado Carlos, quien fue quien nos lo trajo. Bueno el General en realidad estaba tratando de hablar con mi papá porque había un rumor en la secretaría de Defensa de otros generales, y eso fue lo que dijo el general Áltimo, y que había algún rumor de que las personas dentro de la Defensa estaban separadas —tenía a los Lazcano, la gente de los Beltrán Leyva, y la de los Carrillo Fuentes— y que estaban buscando obtener más conexiones con otros generales para que pudieran atacar a mi papá y a mi compadre Chapo; y, de hecho, que él y otros generales habían sido contactados por Carrillo Fuentes, Beltrán Leyva y los Zetas porque querían enviarles dinero para que los ayudaran a detener a mi papá y a mi compadre Chapo. Y el general Áltimo habló con otros generales diciendo que era mejor buscar a mi papá y que era mejor estar del lado de mi padre por quién y cómo era mi padre y mi compadre Chapo, y por todo lo que estaba sucediendo en México con los Zetas y los Beltrán y la guerra que había estallado en toda la República, y que él había escuchado que Arturo Beltrán Leyva —y ahora estoy hablando del tiempo antes de que estallara la guerra contra los Beltrán Leyva— se estaban juntando con los Zetas, y con los Carrillo Fuentes para ir contra mi papá y mi compadre Chapo y nosotros, y que Arturo era uno de ellos también, y que estaba buscando conexiones para poder atacar a mi papá y a mi compadre Chapo. Y entonces mi papá, mientras habló con el general por cinco horas, le dijo gracias y el general dijo que si encontraba alguna información que fuera a ser usada contra mi papá o mi compadre Chapo, que él nos lo diría, y mi papá le iba a dar un pago mensual. En ese momento, le dio 50 mil dólares, y que iba a estar recibiendo 50 mil dólares al mes.

—¿Para quién trabajaba el general Áltimo?

—Para la Secretaría de Defensa.

—¿Y qué es eso?

—Bueno, la Secretaría de Defensa representa a los militares, porque hay otra, que es la Secretaría de Marina, que está con la Marina.

—De acuerdo. ¿Conoce a alguien llamado Coronel Adams?

—Sí.

—¿Quién es él?

—Él es otra conexión que mi papá tenía. Es amigo de mi papá.

—¿Y qué hace él?

—Bueno, en 2001, él era el coronel que estaba a cargo de proteger al presidente Fox. Estaba con la guardia presidencial.

—¿Su padre tuvo alguna reunión con él?

—Sí. Mi papá me dijo que se había encontrado con él en la Ciudad de México algunas veces.

—¿Y para qué?

—Bueno, mi papá me dijo que a veces, ya sabe, él le daba información sobre cualquier operación que fuera a haber contra mi papá. De hecho, unos meses después de que mi compadre Chapo escapara, él sería una de las personas que nos daría información sobre dónde habían localizado a mi compadre Chapo. Me reuní una vez con él. Conozco al Coronel Adams. Me reuní con él en la ciudad de México. Fuimos a cenar en un restaurante llamado El Lago en Chapultepec.

—Usted mencionó que él proporcionó información después de que el acusado había escapado.

—Sí.

—¿Es esa la información de la operación de captura que usted recibió sobre el paradero del acusado en Tepic?

—Sí. Mi papá me había llamado por la radio y la conexión que teníamos con el nombre de El Estudiante también me había contactado, y dijo que estaba llamando en nombre del coronel... nosotros lo llamábamos El Chico, El chicle, Chicle, y sabían que había una operación policial contra mi compadre en Tepic y le dijimos al Chapo que se fuera.

—¿Por qué se referían a él como El Chicle?

—En México, tenemos una marca de chicle que se llama Adams, por lo que era un código que usábamos para no decir Adams en el teléfono.

—De acuerdo. Y la información que le proporcionó después de la fuga del acusado, ¿es la historia que nos contó antes sobre enviar el helicóptero?

—Sí. Más tarde se fue a Sinaloa en nuestro helicóptero.

—¿Qué estaba recibiendo el Coronel Adams a cambio de esta información?

—Bueno, ya sabe, recibió pagos mensuales, pero él era el contacto directo de mi papá, así que mi papá no me dijo cuánto dinero le enviaba.




Finanzas

Habrá panorama “más negro” si 4T no cambia estrategia sobre Covid

El organismo privado aseveró que con 137 mil muertes en el país a causa de la enfermedad y más de medio millón de contagios, resulta difícil concluir que la estrategia del gobierno ha sido exitosa

Sociedad

CDMX, en semáforo rojo; restaurantes y gimnasios podrán operar al aire libre

El gobierno capitalino también anunció que pequeños negocios en el Centro Histórico ofrecerán servicio en la modalidad de recoger y atención en ventanilla

CDMX

Realizan con éxito primeras pruebas en transformadores que dan energía al Metro 

La fecha de reapertura de la Línea 1 se mantiene firme para el 25 de enero, con 10 trenes e intervalos de siete minutos

Finanzas

Citigroup reporta caída de 41% en utilidades del 2020

El grupo bancario, casa matriz de Citibanamex, reconoció que la crisis sanitaria representó un golpe para sus ingresos, principalmente en los segmentos de consumo y clientes corporativos

Mundo

Pie de Nota | El monopolio de la voz

Tras de años de mentir diariamente y dinamitar todo lo que se considera decente, Twitter y Facebook por fin decidieron ponerle fin a las cuentas de Trump

OMG!

Actriz Fernanda Castillo, hospitalizada a casi un mes de dar a luz

La actriz de “El Señor de los cielos” estaría internada en el Hospital Español de la CDMX

Finanzas

Hacienda refinancia deuda por mil 800 millones de euros

Se trata de la segunda emisión de bonos en mercados extranjeros en lo que va de 2021

Política

IEPC no quitará candidatura a Félix Salgado Macedonio, a pesar de denuncia por violación sexual

El pleno del Instituto Electoral desechó la petición porque "no tiene facultades de investigar las denuncias penales" contra aspirantes