/ miércoles 21 de septiembre de 2016

Caso Ayotzinapa no puede quedar impune: alto comisionado de la ONU

Tixtla, Guerrero.- El representante en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Jan Jarab, se reunió con los padres de los 43 alumnos de Ayotzinapa desaparecidos hace dos años para compartir su "dolor y frustración", y alertar del "clima de impunidad" que reina en el país.

"Hay que superar este clima de impunidad", dijo al hablar de las desapariciones en México, más de 27 mil en la última década, y la necesidad de que se apruebe en el Congreso la Ley General de Desaparición Forzada.

Tras un encuentro con padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Jarab dijo apoyar los "esfuerzos" de los familiares para lograr cuatro puntos.

[caption id="attachment_460223" align="alignnone" width="615"] Foto: Twitter @Coordinadora1DM[/caption] La búsqueda de la verdad, la justicia, que no se puede quedar en este caso en impunidad, la justa reparación del daño y la garantía de no repetición", enumeró. Tras la reunión a puerta cerrada, que tuvo lugar en la escuela normal y en la que también participaron un grupo de estudiantes, Jarab expresó "su admiración y determinación" con las familias y las organizaciones que les brinda apoyo.

"Todos compartimos el dolor y la frustración de la familias. El caso no está totalmente esclarecido y no se sabe el paradero de los 43. Tampoco tenemos una garantía que van a ser castigados todos los responsables”, apuntó el representante en México de la ONU-DH, quien asumió el cargo hace tres meses.

Positivamente, celebró que la Procuraduría General de la República (PGR) esté abriendo nuevas líneas de investigación y que pronto se instale el mecanismo de seguimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

[caption id="attachment_460343" align="alignnone" width="400"] Foto: Twitter @Tlachinollan[/caption]

Según la versión oficial del caso, los jóvenes fueron detenidos por policías de Iguala y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron y quemaron en el basurero de Cocula.

Esta reconstrucción del trágico suceso -que también se saldó con seis muertos- siempre ha sido cuestionada por los padres.

/parg

Tixtla, Guerrero.- El representante en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Jan Jarab, se reunió con los padres de los 43 alumnos de Ayotzinapa desaparecidos hace dos años para compartir su "dolor y frustración", y alertar del "clima de impunidad" que reina en el país.

"Hay que superar este clima de impunidad", dijo al hablar de las desapariciones en México, más de 27 mil en la última década, y la necesidad de que se apruebe en el Congreso la Ley General de Desaparición Forzada.

Tras un encuentro con padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Jarab dijo apoyar los "esfuerzos" de los familiares para lograr cuatro puntos.

[caption id="attachment_460223" align="alignnone" width="615"] Foto: Twitter @Coordinadora1DM[/caption] La búsqueda de la verdad, la justicia, que no se puede quedar en este caso en impunidad, la justa reparación del daño y la garantía de no repetición", enumeró. Tras la reunión a puerta cerrada, que tuvo lugar en la escuela normal y en la que también participaron un grupo de estudiantes, Jarab expresó "su admiración y determinación" con las familias y las organizaciones que les brinda apoyo.

"Todos compartimos el dolor y la frustración de la familias. El caso no está totalmente esclarecido y no se sabe el paradero de los 43. Tampoco tenemos una garantía que van a ser castigados todos los responsables”, apuntó el representante en México de la ONU-DH, quien asumió el cargo hace tres meses.

Positivamente, celebró que la Procuraduría General de la República (PGR) esté abriendo nuevas líneas de investigación y que pronto se instale el mecanismo de seguimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

[caption id="attachment_460343" align="alignnone" width="400"] Foto: Twitter @Tlachinollan[/caption]

Según la versión oficial del caso, los jóvenes fueron detenidos por policías de Iguala y entregados a miembros del cártel Guerreros Unidos, quienes los asesinaron y quemaron en el basurero de Cocula.

Esta reconstrucción del trágico suceso -que también se saldó con seis muertos- siempre ha sido cuestionada por los padres.

/parg