/ viernes 14 de octubre de 2016

Dejan recado al Ejército: no lo destruyan, ¿cuánto quieren?

| ESPECIAL| 

SANTA ISABEL DE BATRES, Dgo.- “¿Cuánto queren?” (sic.), dijo inicialmente la voz del presunto narco o cultivador, proveniente del radio, que rompió la rutina del operativo de incineración y destrucción de mariguana y amapola. Entre la incredulidad y risas nerviosas, confirmó la inquietud y temor, apenas susurrados entre el contingente.

Detrás de la llanura del ejido, a poco más de 500 metros, entre los árboles, el enemigo observaba sin dejarse ver y lanzó el segundo intento por sobornar a los efectivos del Ejército Mexicano que apenas unas horas habían descubierto los plantíos, a solo 20 minutos, por aire, de la capital duranguense, todavía dentro de la zona del mal llamado “Triángulo Dorado”.

En el cuarto día de operativos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la erradicación de enervantes y Labor Social, con 2 mil 500 elementos, en apoyo a poblaciones de mayor incidencia delictiva, presuntos narcotraficantes, antes de huir de los sembradíos que cuidaban, dejaron el recado en tinta roja a los elementos del Ejército en una maltrecha hoja de papel blanco, arrancada de un cuaderno profesional de espiral:

“Quiero hablar con usted Prendan el radio Cuando lo prenda hableme estoy en el canal 10 sise puede arreglo y si no gracias Si podemos tener un arreglo usted manda”. (sic.) Decía el texto sin puntuación ni acentos.

A decir de unos soldados, el recado fue dejado en el interior de una cubeta, a la entrada del pequeño campamento desde donde cuidaban sus cultivos de enervantes y que en su huía no alcanzaron de desmontar. Minutos más tarde se reconstruyó una escena, donde los supuestos sembradores dejaron el mensaje sobre una brecha, a la orilla de uno de los cultivos.

Lee también: 

--¿Cuánto queren (sic.), para llevarlo?— Insistió por segunda vez la voz con acento norteño, a través del intercomunicador, ante el reportero local que haciéndose pasar por elemento del Ejército, respondió: “Vengan. Aquí estamos”.

--Ya es menos, ya la están quemando--. Dijo por último la voz en el radio, antes de que el general de Brigada del Estado Mayor,  Homero Mendoza, comandante de la 10ª. Zona Militar, al mando del operativo, con voz firme pidiera al reportero dejar y apagar el aparato.

“Es ilógico –dijo el comandante-- que con tanto esfuerzo lleguemos hasta aquí, a las áreas donde están los plantíos y permitamos que se dejen cosechas o se lleve a cabo la cosecha. Sencillamente es inaceptable. Es una invitación, una medida desesperada de quienes se dedican al cultivo de este enervante”.

MÁS DE 85 AÑOS DE PRISIÓN, A QUIEN CAIGA EN TENTACIÓN

Y con razón, pues de acuerdo a las leyes y reglamentos militares, si un miembro en activo del Ejército descubre un cultivo y no lo destruye, son 25 años de prisión. Si a eso se le agrega la sanción de desobediencia y traición a la Patria, son 60 años más.

El hecho inusitado no alteró el operativo en este ejido de Santa Isabel de Batres. Más de un centenar de soldados a pie, de la 9ª. y 10ª. zonas militares, con base en Sinaloa y Durango, incineraron y arrancaron de raíz 28 mil metros cuadrados de mariguana, en dos plantíos, y 4 mil de amapola, así como un secadero con 500 kilos de “canabis” en greña.

Con un vuelo bajo de reconocimiento de 360 grados sobre la región de los cultivos, las secciones militares y enviados iniciaron a las 09:00 horas el operativo de erradicación, como parte del programa para combatir el narcotráfico en los 13 municipios de Durango con mayor incidencia en el cultivo de mariguana y amapola, y todavía dentro de la región de la Sierra Madre Occidental, en el “Triángulo Dorado”.

También puedes leer: 

El general Homero Mendoza y el coronel Carlos Contreras Flores, ambos de la 10ª. Zona Militar, explicaron a los responsables de cubrir las operaciones que en esta región, aún dentro del “Triángulo Dorado”, de enero a la fecha se han destruido 11 plantíos de mariguana y uno de amapola. Indicaron que la modalidad nueva de operar entre los cultivadores de droga, son las cuatrimotos.

Para los altos mandos de esta región, la destrucción de las mencionadas cantidades de amapola son relevantes, ya que el kilogramo del alucinógeno, arriba, en la sierra, se compra a 15 mil pesos, cuando baja a zonas urbanas el precio sube a 20 mil pesos o más, pero cuando llega a la frontera se llega a disparar hasta los 500 mil pesos.

Comentaron que el operativo integral en esta zona del “Triángulo Dorado” inició el 5 de octubre pasado y concluirá el próximo 5 de noviembre, hasta barrer y dejar limpia el área correspondiente a esta zona cercana a la capital de Durango.

De acuerdo con pobladores de esta comunidad, el grupo predominante en el tráfico de la droga en la región aún es el “cártel del Pacífico”, y aunque el de “los Beltrán Leyva” sigue en su lucha por el poder, por lo menos dos grupos más, que se han desprendido de los mismos, buscan apoderarse de otras zonas de influencia.

LIMPIAR ZONA SERRANA DE SIEMBRA-COSECHA DE ENERVANTES, LA PRIORIDAD

Antes de salir de las instalaciones del 85 Batallón de Infantería, en la capital duranguense, el comandante de la 10ª. Zona Militar, general Homero Mendoza, manifestó que el Ejército Mexicano tiene como prioridad enfocar sus esfuerzos a realizar sus actividades contra el narcotráfico, específicamente en las operaciones de erradicación e intercepción por las vías área y terrestre, en la jurisdicción.

Esta es –dijo--, una de las tareas más intensas en las que se orienta el personal militar en este mando territorial por razones obvias de la actividad de siembra y cultivo de enervantes es permanente, y esta es la tercera operación de erradicación.

Precisó: “Durante enero-marzo hicimos la primera; de abril a junio la segunda operación integral, y en estas dos unidades especiales tuvimos la participación de un batallón foráneo que vinieron a auxiliarnos en esta labor”.

También puedes leer: 

El general Mendoza Ruiz agregó que la Operación Integral Sinaloa-Durango, que dio inicio el 5 de octubre y terminará el 5 de noviembre. Además de las unidades que tenemos destacadas aquí estamos teniendo la cooperación del Cuarto, 55 y 78 batallones de Infantería de la Ciudad de México y del Segundo Regimiento de Artillería, añadió.

Indicó que ya están desplegados en todas las áreas de incidencia de la región, con un total de 60 bases de operaciones en los principales puntos, donde estadísticamente se presenta la siembra y cultivo de enervantes   Para esta operación disponemos de 769 elementos de la jurisdicción y el refuerzo promedio de mil 700. En general hablamos de 2 mil 500 hombres incluyendo un agrupamiento de labor social de aproximadamente 70 individuos.

Informó que en este mando territorial se han destruido 18 mil 417 plantíos de amapola a la fecha; mil 305 plantíos de marihuana; 60 secaderos; 38 campamentos, dos laboratorios de drogas sintéticas, estos laboratorios que encontramos aquí, y están en el municipio de Tamazula, en la mayor proximidad hacia la vertiente de Sinaloa.

Estos resultados confirman que la actividad de la siembra y el cultivo de enervantes en la zona serrana es una actividad permanente. Lamentablemente los campesinos se dedican periódicamente, cíclicamente, a preparar los terrenos, de ahí el énfasis de nuestras operaciones de cada tres meses cuando se están preparando los cultivos para su cosecha, tratar de reducir la capacidad de la cosecha, concluyó el alto mando militar.

| ESPECIAL| 

SANTA ISABEL DE BATRES, Dgo.- “¿Cuánto queren?” (sic.), dijo inicialmente la voz del presunto narco o cultivador, proveniente del radio, que rompió la rutina del operativo de incineración y destrucción de mariguana y amapola. Entre la incredulidad y risas nerviosas, confirmó la inquietud y temor, apenas susurrados entre el contingente.

Detrás de la llanura del ejido, a poco más de 500 metros, entre los árboles, el enemigo observaba sin dejarse ver y lanzó el segundo intento por sobornar a los efectivos del Ejército Mexicano que apenas unas horas habían descubierto los plantíos, a solo 20 minutos, por aire, de la capital duranguense, todavía dentro de la zona del mal llamado “Triángulo Dorado”.

En el cuarto día de operativos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la erradicación de enervantes y Labor Social, con 2 mil 500 elementos, en apoyo a poblaciones de mayor incidencia delictiva, presuntos narcotraficantes, antes de huir de los sembradíos que cuidaban, dejaron el recado en tinta roja a los elementos del Ejército en una maltrecha hoja de papel blanco, arrancada de un cuaderno profesional de espiral:

“Quiero hablar con usted Prendan el radio Cuando lo prenda hableme estoy en el canal 10 sise puede arreglo y si no gracias Si podemos tener un arreglo usted manda”. (sic.) Decía el texto sin puntuación ni acentos.

A decir de unos soldados, el recado fue dejado en el interior de una cubeta, a la entrada del pequeño campamento desde donde cuidaban sus cultivos de enervantes y que en su huía no alcanzaron de desmontar. Minutos más tarde se reconstruyó una escena, donde los supuestos sembradores dejaron el mensaje sobre una brecha, a la orilla de uno de los cultivos.

Lee también: 

--¿Cuánto queren (sic.), para llevarlo?— Insistió por segunda vez la voz con acento norteño, a través del intercomunicador, ante el reportero local que haciéndose pasar por elemento del Ejército, respondió: “Vengan. Aquí estamos”.

--Ya es menos, ya la están quemando--. Dijo por último la voz en el radio, antes de que el general de Brigada del Estado Mayor,  Homero Mendoza, comandante de la 10ª. Zona Militar, al mando del operativo, con voz firme pidiera al reportero dejar y apagar el aparato.

“Es ilógico –dijo el comandante-- que con tanto esfuerzo lleguemos hasta aquí, a las áreas donde están los plantíos y permitamos que se dejen cosechas o se lleve a cabo la cosecha. Sencillamente es inaceptable. Es una invitación, una medida desesperada de quienes se dedican al cultivo de este enervante”.

MÁS DE 85 AÑOS DE PRISIÓN, A QUIEN CAIGA EN TENTACIÓN

Y con razón, pues de acuerdo a las leyes y reglamentos militares, si un miembro en activo del Ejército descubre un cultivo y no lo destruye, son 25 años de prisión. Si a eso se le agrega la sanción de desobediencia y traición a la Patria, son 60 años más.

El hecho inusitado no alteró el operativo en este ejido de Santa Isabel de Batres. Más de un centenar de soldados a pie, de la 9ª. y 10ª. zonas militares, con base en Sinaloa y Durango, incineraron y arrancaron de raíz 28 mil metros cuadrados de mariguana, en dos plantíos, y 4 mil de amapola, así como un secadero con 500 kilos de “canabis” en greña.

Con un vuelo bajo de reconocimiento de 360 grados sobre la región de los cultivos, las secciones militares y enviados iniciaron a las 09:00 horas el operativo de erradicación, como parte del programa para combatir el narcotráfico en los 13 municipios de Durango con mayor incidencia en el cultivo de mariguana y amapola, y todavía dentro de la región de la Sierra Madre Occidental, en el “Triángulo Dorado”.

También puedes leer: 

El general Homero Mendoza y el coronel Carlos Contreras Flores, ambos de la 10ª. Zona Militar, explicaron a los responsables de cubrir las operaciones que en esta región, aún dentro del “Triángulo Dorado”, de enero a la fecha se han destruido 11 plantíos de mariguana y uno de amapola. Indicaron que la modalidad nueva de operar entre los cultivadores de droga, son las cuatrimotos.

Para los altos mandos de esta región, la destrucción de las mencionadas cantidades de amapola son relevantes, ya que el kilogramo del alucinógeno, arriba, en la sierra, se compra a 15 mil pesos, cuando baja a zonas urbanas el precio sube a 20 mil pesos o más, pero cuando llega a la frontera se llega a disparar hasta los 500 mil pesos.

Comentaron que el operativo integral en esta zona del “Triángulo Dorado” inició el 5 de octubre pasado y concluirá el próximo 5 de noviembre, hasta barrer y dejar limpia el área correspondiente a esta zona cercana a la capital de Durango.

De acuerdo con pobladores de esta comunidad, el grupo predominante en el tráfico de la droga en la región aún es el “cártel del Pacífico”, y aunque el de “los Beltrán Leyva” sigue en su lucha por el poder, por lo menos dos grupos más, que se han desprendido de los mismos, buscan apoderarse de otras zonas de influencia.

LIMPIAR ZONA SERRANA DE SIEMBRA-COSECHA DE ENERVANTES, LA PRIORIDAD

Antes de salir de las instalaciones del 85 Batallón de Infantería, en la capital duranguense, el comandante de la 10ª. Zona Militar, general Homero Mendoza, manifestó que el Ejército Mexicano tiene como prioridad enfocar sus esfuerzos a realizar sus actividades contra el narcotráfico, específicamente en las operaciones de erradicación e intercepción por las vías área y terrestre, en la jurisdicción.

Esta es –dijo--, una de las tareas más intensas en las que se orienta el personal militar en este mando territorial por razones obvias de la actividad de siembra y cultivo de enervantes es permanente, y esta es la tercera operación de erradicación.

Precisó: “Durante enero-marzo hicimos la primera; de abril a junio la segunda operación integral, y en estas dos unidades especiales tuvimos la participación de un batallón foráneo que vinieron a auxiliarnos en esta labor”.

También puedes leer: 

El general Mendoza Ruiz agregó que la Operación Integral Sinaloa-Durango, que dio inicio el 5 de octubre y terminará el 5 de noviembre. Además de las unidades que tenemos destacadas aquí estamos teniendo la cooperación del Cuarto, 55 y 78 batallones de Infantería de la Ciudad de México y del Segundo Regimiento de Artillería, añadió.

Indicó que ya están desplegados en todas las áreas de incidencia de la región, con un total de 60 bases de operaciones en los principales puntos, donde estadísticamente se presenta la siembra y cultivo de enervantes   Para esta operación disponemos de 769 elementos de la jurisdicción y el refuerzo promedio de mil 700. En general hablamos de 2 mil 500 hombres incluyendo un agrupamiento de labor social de aproximadamente 70 individuos.

Informó que en este mando territorial se han destruido 18 mil 417 plantíos de amapola a la fecha; mil 305 plantíos de marihuana; 60 secaderos; 38 campamentos, dos laboratorios de drogas sintéticas, estos laboratorios que encontramos aquí, y están en el municipio de Tamazula, en la mayor proximidad hacia la vertiente de Sinaloa.

Estos resultados confirman que la actividad de la siembra y el cultivo de enervantes en la zona serrana es una actividad permanente. Lamentablemente los campesinos se dedican periódicamente, cíclicamente, a preparar los terrenos, de ahí el énfasis de nuestras operaciones de cada tres meses cuando se están preparando los cultivos para su cosecha, tratar de reducir la capacidad de la cosecha, concluyó el alto mando militar.