/ sábado 17 de octubre de 2020

Capítulo 19 | La defensa ataca la credibilidad

El interrogatorio contra Chupeta fue intenso. Sacaba mucho de lo malo que los representantes de Estados Unidos, la parte acusadora, no mencionaba al Jurado. 

“No lo estoy deteniendo porque el Gobierno no se ha opuesto, pero no entiendo la relevancia de los malos actos en oposición a los delitos que involucran falsedades. Por ejemplo, hubo un asesinato en donde engañó a la persona para llevarla allí, y eso estuvo bien, pero generalmente tener un testigo que cometió malos actos, ¿cómo afecta eso su credibilidad?”, le dijo el Juez Brian M. Cogan a William Purpura, uno de los defensores de El Chapo. El interrogatorio contra Chupeta fue intenso. Sacaba mucho de lo malo que los representantes de Estados Unidos, la parte acusadora, no mencionaba al Jurado.

“Estos son actos infames. El asesinato es un acto infame y los actos infames van directo al corazón de la credibilidad de alguien. Si son capaces de cometer u ordenar esos actos va directamente al corazón de la credibilidad. No se puede pasar por alto diciendo que fueron 150. Tenemos derecho a repasar todos estos malos actos para mostrar qué tipo de personaje es este. No hay nada mejor para mostrar el carácter de un individuo que el efecto que están dispuestos a ordenar la ejecución de todos estos otros individuos”, dijo Purpura.

➡️ Descarga aquí "Los compas del Chapo. Por esta información mataban"

“Simplemente no creo que eso sea lo que las reglas proporcionan. Sabe, puede conseguirlo por veracidad o falsedad. Puede atraparlo por condenas de delitos, puede conseguirlo obviamente por parcialidad. Bueno está bien. Como dije, no hay objeción, pero estamos pasando mucho tiempo en eso. Estoy de acuerdo, si está autorizado, 150 no es tan bueno como un par de ejemplos, pero vea si puede mencionar 150 asesinatos”, le dijo el Juez.

“No tengo 150, pero lo que tengo son los que mencionó específicamente en el 3500 que el gobierno tiene alrededor de diez”, regresó Purpura.

“De acuerdo. No lo voy a detener”, dijo Brian M. Cogan.

***

—Sr. Ramírez, de vuelta a los asesinatos. Carlos Maya, M-A-Y-A, este era un trabajador de Patiño y usted y otros estaban preocupados de que él estuviera hablando y fue asesinado, ejecutado. ¿Es correcto, señor?

—Correcto.

—El Capitán Medina, M-E-D-I-N-A, manejó a la policía para la organización. Fue asesinado aproximadamente en 2004; ¿es eso correcto señor?

—Así fue, señor.

—Usted, en efecto, le ordenó que desapareciera porque pensó que iba a dar información sobre su ubicación; ¿correcto?

—Así fue.

—¿Yohani Casanas, C-A-S-A-N-A-S, fue ejecutado porque él robaba dinero?

—Eso es correcto.

—Jaime Rizo, R-I-Z-O, ¿la misma razón?

—Sí, señor.

—¿Y hay un El Canoso, C-A-N-O-S-O, que robó aproximadamente dos millones de dólares?

—Sí, señor.

—Usted ordenó al grupo que no lo asustaran ni ejerciera presión en él, pero que cuando estuviera cómodo que le dispararan por la espalda en la cabeza.

—Correcto.

—Y hay muchos, muchos más. Hay un abogado, un Pedro Arboleda, A-R-B-O-L-E-D-A. ¿Lo recuerda?

—Sí, señor.

—Su culpa fue que estaba borracho y estaba hablando de la organización; ¿correcto?

—Estaba proporcionando información sobre la organización, sí, señor.

—¿Y como resultado de eso, le dispararon en una librería en Cali?

—Así fue.

—Hubo una guerra con los Zúñigas, Z-Ú-Ñ-I-G-A. ¿Recuerda eso?

—Sí, señor.

—¿Aproximadamente cuatro personas fueron asesinadas?

—Sí, señor.

—¿Y hubo —hay un caballero llamado— y lo mencionó. Voy a pronunciar mal su nombre. Iván Urdinola?

—Sí.

—¿Y él era parte del Cártel del Norte del Valle?

—Sí.

—¿Su organización?

—Sí.

—También estuvo involucrado en matar personas; ¿correcto?

—Eso es correcto.

—¿Parecía que le gustaba la motosierra?

—Eso es lo que la gente decía.

—Esa es una motosierra; ¿cierto?

—Correcto.

—Y él mataba y se deshacía de los cuerpos en el Río Cauca; ¿correcto?

—Trabajó con él; ¿verdad?

—Durante mis primeros años, sí, trabajé para él.

—Y finalmente, hubo un intento de secuestro de uno de sus hijos en 2002 o 2003; ¿correcto?

—Eso es correcto.

—Y usted ordenó que al menos siete u ocho personas fueran asesinadas como resultado de eso; ¿es correcto?

—Sí, los secuestradores.

—Sus asesinatos se extendían fuera de Colombia; ¿correcto?

—Eso es correcto.

***

“Mi comprensión es, en términos generales es, que los malos actos, en sí mismos, para hacer que el testigo parezca una mala persona y hacer que al jurado no le agrade, son temas que no están permitidos en la contra interrogación, a menos que esos malos actos sean crimens falsi, en cuyo caso demuestran que el testigo tiene una inclinación por la deshonestidad. Si algo demuestra que tiene una inclinación por la deshonestidad, entonces ese es un juego justo”, dijo el Juez Cogan a los abogados sin presencia del Jurado, después de que Purpura insistió en el tema de los asesinatos. “Así que solo quiero exponer eso para todos, eso es lo que pienso. Si alguien tiene puntos de vista diferentes y quiere resumirlo, sin duda lo agradecería. Pero como digo, porque creo que esto puede ser un problema recurrente, quiero hacerles saber de dónde estoy empezando”.

***

“Lo que le diré al Jurado sobre la pena de muerte es: Diré que acaban de escuchar un testimonio de un testigo que testificó como resultado de su extradición y su acuerdo de cooperación, él no afronta la pena de muerte por los crímenes que de otra manera enfrentaría. Necesitan saber, damas y caballeros del jurado, que el acusado en este caso no enfrenta el cargo de pena de muerte en absoluto y ninguno de ustedes debería de estar preocupado por ello”, dijo el Juez Cogan al regresar del receso. Purpura hizo mucho ruido con ello. “Damas y caballeros, antes de que pasemos al siguiente testigo, acaban de escuchar al último testigo testificar como resultado de su extradición y su acuerdo de cooperación, él no afronta la pena de muerte por los crímenes que hizo. Quise ser claro respecto a los cargos en este caso en contra del acusado porque este acusado tampoco enfrenta la pena de muerte. Entonces no necesitan preocuparse por ello”.

Y el Gobierno de Estados Unidos llevó al siguiente testigo.

***

German Rosero fue convocado por el Gobierno de Estados Unidos después de los testimonios de algunos agentes de la DEA. Gina Parlovecchio dirigió el interrogatorio ante los miembros del Jurado. Era el 4 de diciembre de 2018 y la atención de los medios de comunicación de todo el mundo trataban de hacer notas del juicio de Joaquín El Chapo Guzmán antes que nadie. Twitter fue uno de los canales favoritos para lanzar adelantos. Buscar un nombre. Una liga. Una declaración escandalosa. Había muchas, y mucho se perdió, o se diluyó, en las producción de encabezados para buscar clicks de los portales de internet.

—Buenas tardes, señor Rosero.

—Buenas tardes.

—¿De qué nacionalidad es?

—Soy colombiano.

—¿Dónde nació?

—Ipiales, Nariño.

—¿Qué tan lejos llegó en la escuela?

—Soy abogado en Colombia.

—¿Habla algo de inglés?

—Sí, hablo algo de inglés.

—Veo que estás testificando con la ayuda de un intérprete español. ¿Es capaz de testificar en inglés?

—No.

—¿Ha oído hablar de algo llamado el Cártel de Sinaloa?

—Sí.

—¿Alguna vez trabajó con el Cártel de Sinaloa?

—Sí.

—¿Qué hizo con el Cártel de Sinaloa?

—Yo era el vínculo entre los cárteles colombianos y el Cártel de Sinaloa.

—¿Y qué hizo como vínculo entre el Cártel de Sinaloa y los cárteles colombianos?

—Coordiné los envíos de cocaína desde Colombia a México.

—¿En nombre de quién coordinó esos envíos de cocaína de Colombia a México?

—Sergio Ramírez, Laureano Rentería y Juan Carlos Ramírez.

—¿Durante qué período de tiempo hizo tratos de cocaína con el Cártel de Sinaloa?

—De aproximadamente 1998 a 2006.

—¿Cuándo en 2006?

—Diciembre de 2006.

—Basado en su experiencia negociando cocaína con el Cártel de Sinaloa, ¿cuál fue su entendimiento de lo que era el Cártel de Sinaloa?

—El Cártel de Sinaloa era un grupo de personas que se ayudaba mutuamente para poder hacer envíos de cocaína a Estados Unidos con éxito.

—Durante el tiempo que estuvo lidiando con el Cártel de Sinaloa, ¿trató con alguno de sus líderes?

—Sí.

—¿Cómo sabía que eran los líderes?

—Primero que nada, porque cuando fui a México por los envíos de cocaína, Juan Carlos Ramírez y Sergio Ramírez, quienes ya tenían una gran experiencia enviando cocaína a México, me explicaron quiénes eran las personas con las que debería hablar y quiénes eran los líderes del cártel.

—¿Quiénes fueron algunos de los líderes del Cártel de Sinaloa con los que trató?

—Con el Sr. Nacho Coronel, el Sr. Arturo Beltrán y el Sr. Joaquín Guzmán.

—Ahora, usted mencionó al Sr. Joaquín Guzmán.¿En realidad conoce a Joaquin Guzmán?

—Sí.

—¿Es ese el nombre con el que se refiere a él?

—El señor Joaquín Guzmán o El Chapo Guzmán.

—¿Ve a Joaquín Guzmán en la sala hoy?

—Sí.

—Ahora, usted testificó que negoció envíos de cocaína con los líderes del Cártel de Sinaloa. ¿Cuál fue exactamente su papel en esas negociaciones?

—Le haría saber a la gente en México la intención de hacer envíos de cocaína, y con base a eso haríamos negociaciones de las cantidades de drogas que iban a enviarse, lugares donde los barcos de Colombia iban a encontrarse con los barcos mexicanos y su equipo, y también establecer la ciudad donde la cocaína debía ser entregada en territorio mexicano.

—¿Estas negociaciones también incluyeron la discusión de precios?

—Sí, obviamente.

—Ahora, ¿dónde estaba ubicado físicamente cuando participó en estas negociaciones con el Cártel de Sinaloa?

—Siempre en México.

—¿Cuándo se involucró por primera vez con organizaciones de narcotráfico en su vida?

—En 2001, lo siento, 1991.

—¿Y cómo se involucró?

—Yo era un abogado que trabajaba para el gobierno colombiano como defensor público, pero desafortunadamente hubo un atentado contra mi vida en Colombia, así que fui a buscar la protección del Sr. Sergio Ramírez y Juan Carlos Ramírez. Ahí fue cuando comencé a trabajar con ellos como abogado.

—Ahora, dijo que buscó su protección. ¿Por qué los buscó, en particular, por su protección?

—Yo había sido amigo del Sr. Ramírez, Sergio Ramírez, de cuando éramos muy jóvenes. Y conocí al señor Juan Carlos Ramírez en la universidad cuando estudiaba economía y yo estaba estudiando leyes.

—¿Quién es Juan Carlos Ramírez?

—Juan Carlos Ramírez es un narcotraficante colombiano que se convirtió en uno de los líderes del Cártel del Norte del Valle.

—¿Tenía algún apodo?

Chupeta.

—Le estoy mostrando lo que está en evidencia como Prueba Gubernamental 85-A.

—Ese es el Sr. Juan Carlos Ramírez.

—Después de que Juan Carlos Ramírez le brindó protección, ¿usted testificó que fue a trabajar para él como abogado?

—Sí.

—¿Qué tipo de cosas hizo por él como abogado inicialmente?

—Al principio, trabajé con él legalizando documentos con respecto a la compra de propiedades. Y también habían personas que estaban en la cárcel y yo iba con ellos, me reunía con ellos y trataba de ayudarlos como parte del equipo para sacarlos de ahí.

—Voy a mostrarle lo que está en evidencia como gobierno Prueba Gubernamental 90.

—¿Quién es este?

—Ese soy yo.

—En algún momento más tarde, ¿llegó a tener un apodo entre las personas que trabajaron en la organización de Juan Carlos Ramírez?

—Sí, me llamaron Barbas. B-A-R-B-A-S.

—Ahora, testificó sobre alguien llamado Sergio Ramírez. ¿Quién es Sergio Ramirez?

—Sergio Ramírez es alguien que conocí cuando era muy joven. Fue a México a estudiar. Se graduó de médico en México. Y durante los tiempos que estuvo estudiando, se convirtió en la mano derecha de Juan Carlos Ramírez para el negocio de las drogas en México.

—¿Sergio Ramírez tenía algún apodo?

—Sí, se llamaba Pechuga.

—Voy a mostrarle lo que está en evidencia como Prueba Gubernamental 84.

—¿Quién es este?

—Sí, ese es el Sr. Sergio Ramírez.

—Ahora, usted mencionó que él era… Sergio Ramírez era la persona de Juan Carlos en México. ¿Qué hizo por el negocio de Juan Carlos Ramírez en México?

—Bueno, en lo que respecta a los negocios, él hizo la misma cosa; coordinó envíos, habló con la gente, con los narcotraficantes en México. Coordinó envíos de Colombia. Y en ese momento también se aseguró de que la cocaína fuera cruzada a Estados Unidos.

—¿Durante qué período de tiempo Sergio Ramirez hizo todo esto en México?

—'85, '92 tal vez.

—¿Qué le contó Sergio Ramírez sobre con quién trabajó en México?

—Me mencionó a Güero Palma, Amado Carrillo, Joaquín Guzmán.

—¿Alguien más?

—No que yo recuerde en este momento.

—¿Sergio Ramírez alguna vez le contó sobre un problema que él hubiera tenido con el acusado mientras trabajaba en México?

—Cuando me fui para ir a trabajar a México, me dijo que tenía que ser muy cuidadoso porque los tratos que se estaban manejando eran muy delicados. Y que en una ocasión, por un error que fue hecho por uno de los trabajadores de Joaquín Guzmán Loera, él y el Sr. Juan Carlos Ortiz habían sido secuestrados.

—¿Sergio mencionó por quién fue secuestrado?

—Por el señor Joaquín Guzmán.

—¿Sergio Ramírez le dijo quién era el responsable del error que condujo al secuestro?

—Sí, había sido de un trabajador del Sr. Joaquín Guzmán Loera en aquel tiempo, su mano derecha a quien llamaron El Gordo.

—¿Alguna vez conoció a El Gordo?

—Nunca.

—¿Alguna vez escuchó al acusado hablar sobre El Gordo?

—Sí, en alguna ocasión, no sé por qué, el tema de El Gordo apareció y me dijo que era una persona que estaba testificando contra él en Estados Unidos.

—Y se refería a que testificaba contra alguien en Estados Unidos, ¿podría usar los nombres de quienes estaban haciendo esa afirmación?

—Sí. Que El Gordo estaba testificando contra el Sr. Joaquín Guzmán Loera en Estados Unidos.

—¿Juan Carlos Ramírez tuvo a alguien trabajando para él en México después de Sergio Ramírez?

—Sí.

—¿A quién?

—Al señor Alvaro Palau.

—¿Conoce a Alvaro Palau?

—Sí.

—¿Cuánto tiempo hace que lo conoce?

—Desde que tengo 18 años, tal vez, desde el momento en que tenía 18, tal vez.

—¿Alguna vez estuvo involucrado en el negocio de las drogas con él?

—Cuando llegué a México para trabajar, él era una de las personas que buscaba trabajar, quería hacer negocios con él, por instrucciones de Sergio Ramírez.

—Le muestro lo que hay en evidencia como Prueba Gubernamental 80.

—Ese es el Sr. Álvaro Palau.

—¿Álvaro Palau alguna vez le dijo si lidió con el Cártel de Sinaloa?

—Sí.

—¿Qué le dijo?

—Que debido a su rol, siendo que era la persona a cargo por parte de Juan Carlos Ramírez en México, que tenía que trabajar con con algunas de las cabezas principales. Y uno de ellos era el Sr. Amado Carrillo.

—¿Sabe a quién más era cercano Álvaro Palau del Cártel de Sinaloa?

—Él me mencionó una vez que el hijo de Mayo Zambada era muy cercano a él y también un compadre suyo.

—¿Mencionó cuál hijo de Mayo Zambada?

—Vicentillo.

—¿Alguna vez conoció al hijo de Mayo Zambada, Vicentillo?

—En una ocasión.

—¿Cuál fue esa ocasión?

—Estaba saliendo de una reunión con el Sr. Arturo Beltrán.Y en ese momento, el Sr. Ray Zambada y su sobrino el Sr. Vicente Zambada estaban llegando allí. Simplemente nos presentamos y eso fue todo.

—Voy a hacer que retroceda y vuelva a los años 90. Usted testificó que inicialmente trabajó como abogado de Juan Carlos Ramírez. ¿Su papel en la organización de Juan Carlos Ramírez cambió con el tiempo?

—Sí.

—¿Qué otros roles cumplió en su organización?

—Cuando se entregó a la justicia colombiana, dijo que fuera a trabajar con él y que lo ayudara a obtener una buena estadía en la cárcel.

—¿Y qué implicaba eso?

—Bueno, tuvimos que sobornar a los directores de cárcel. Tuvimos que sobornar guardias para que tal vez pudiera tener más visitas, tal vez que pudiera tener algo de comida especial.

—Voy a dirigir su atención ahora a 1997. ¿Qué sobornos empezó a pagar en ese tiempo?

—En 1997 hubo un problema en Colombia que llamamos un problema nacional. Estados Unidos estaba poniendo mucha presión sobre Colombia para que enmendaran la Constitución colombiana para incluir un artículo de extradición. Entonces hubo una reunión del Cártel del Norte del Valle con gente de Medellín y el Sr. Pacho Herrera y ellos acordaron que teníamos que ser capaces de lograr que, la extradición que iba a pasar de todos modos en el Congreso, no se hiciera retroactiva.

—¿Cuál fue la importancia de evitar que el Congreso hiciera la extradición retroactiva?

—Bueno, la mayoría de los jefes de los cárteles del Cártel Cali, del Cártel de Medellín y del Cártel del Norte del Valle fueron a la cárcel en el momento. Si la extradición fuera aprobada sin ser retroactiva, todos serían extraditados a Estados Unidos.

—¿Cuál fue su papel en este plan?

—Todos los cárteles tenían senadores y representantes en sus bolsillos, así que la misión fue a través de esos senadores y representantes tratar de llegar al resto de senadores y representantes para que pudieran ser pagados para que se aseguraran de que la extradición aprobada en la constitución colombiana no fuera retroactiva.

—¿Y fue usted una de las personas que hicieron pagos?

—Sí.

—¿Funcionaron los sobornos?

—Sí.

—¿Usaron nombres falsos?

—Sí.

—¿Tenía documentos con nombres falsos?

—Sí.

—¿Qué documentos?

—Tenía un pasaporte mexicano falso, una licencia de conducir falsa, y un documento de identificación nacional en México que es llamada IFE.

—¿Llegó un momento en que se entregó a las autoridades de Estados Unidos como resultado de su actividad criminal?

—Sí.

—¿Cuándo se entregó a las autoridades de Estados Unidos?

—En 2008 envié una carta al Departamento de Justicia de Estados Unidos diciéndoles que quería entregarme a la justicia estadounidense.

—¿Llegó un momento en que se reunió con representantes del gobierno de Estados Unidos?

—Sí.

—¿Cuándo fue eso?

—Hacia finales de febrero, principios de marzo de 2009.

—¿Cuál fue el propósito de esa reunión?

—Para validar, para validar realmente la carta que había enviado diciéndoles que aquí estaba, y que quería entregarme.

—¿Finalmente se entregó físicamente en Estados Unidos?

—Sí.

—¿Cuándo fue eso?

—En junio de 2009.

—¿Dónde estaba?

—Estuve en México.

—¿Y dónde se entregó en Estados Unidos?

—Miami.

—¿Hubo cargos penales en su contra en Estados Unidos antes de entregarse?

—No, no había ninguno, pero pensé que los había.

—Después de que se entregó en Estados Unidos, ¿se reunió con las autoridades de Estados Unidos de nuevo?

—Sí.

—¿Se presentaron los cargos en su contra después de que se entregó?

—Sí.

—¿En qué distrito de EU?

—En el distrito oriental de Nueva York.

—¿Cuáles fueron los cargos estadounidenses presentados en su contra?

—Narcotráfico y lavado de dinero.

—¿Cómo resolvió esos cargos en su contra?

—Me declaré culpable.

—¿Qué sentencia enfrenta basado en su declaración de culpabilidad?

—De diez años a la vida.

—¿Tiene una sentencia mínima obligatoria bajo la ley?

—Diez años.

—¿Está obligado a pagar una multa financiera como resultado de su declaración de culpabilidad?

—Sí.

—¿Cuánto?

—Hasta cuatro millones de dólares.

—Antes de declararse culpable, ¿realizó una declaración financiera al gobierno de Estados Unidos?

—Sí.

—¿Qué tipo de cosas reveló?

—Las propiedades que poseo, el dinero que tenía, las joyas que tenía, todo, todos mis bienes.

—¿Divulgó todas sus propiedades al Gobierno cuando se entregó y se declaró culpable?

—Sí.

—¿Dónde se ubicaban estas propiedades?

—Tenía algunas propiedades en México y otras en Colombia.

—Sr. Rosero, ¿cuál es la lista OFAC?

—Es una lista creada por el presidente Clinton cuyo principal objetivo es que los incluidos en la lista no pueden tener tratos con una persona física o una corporación estadounidense.

—¿Qué tipo de actividad pone a alguien en la lista de la OFAC?

—Narcotráfico, lavado de dinero y no sé si el terrorismo también está incluido.

—¿Alguna vez estuvo en esta lista?

—Sí.

—¿Alguna vez lo sacaron de la lista?

—Sí.

—¿Cuándo?

—2010.

—¿Todavía tenía propiedades en Colombia en ese momento?

—Sí, tenía propiedades en Colombia.

—¿Estas propiedades en Colombia fueron por actividad legales o ilegales?

—Sí, estas eran propiedades que poseía antes de ir a trabajar a México.

—¿Entonces eran de actividad ilegal?

—Sí.

—¿Cómo estar en la lista OFAC afectó su capacidad de lidiar con sus asuntos financieros en Colombia?

—Los bancos colombianos y las empresas colombianas se unen a esta lista. Entonces las personas en la lista tienen todo lo de sus cuentas bancarias cerradas, incluido el seguro médico, seguro de salud, todo tipo de seguro. Te quitan todo. Te quitan tus derechos civiles.

—¿Cómo afectó esto su capacidad de vender propiedades que poseía en Colombia?

—Mucho porque no podía recibir cheques, así que cuando vendí las propiedades....

—¿Qué sucedió cuando trató de vender una de sus propiedades en Colombia en 2014?

—Tuve que recibir dinero en efectivo.

—¿Y qué pasó como resultado de eso?

—Como no tenía ninguna cuenta personal en Colombia no podía hacer transferencias a Estados Unidos. Entonces busqué personas que podían hacer esto legalmente y estas personas lo hicieron mal y depositaron efectivo en Estados Unidos.

—¿Qué pasó después?

—Pues obviamente, esto llamó la atención o hizo que el fiscal pusiera atención porque pensaron que este dinero que deposité en mis cuentas o que estaban depositando en mis cuentas era dinero ilegal. Y me pidieron que mostrara de dónde venía el dinero. Recogí los documentos que mostraron la venta de esas propiedades y tomaron las riendas de la situación.

—¿Y la oficina del fiscal estaba satisfecha con los documentos que les mostró?

—Sí, pero me advirtieron que tuviera cuidado con eso porque es algo que no está bien considerado o que no debería hacerse.

—¿Lo ha hecho desde entonces?

—No.

—¿Cuál fue el propósito de vender esa propiedad en Colombia?

—Poder vivir en los Estados Unidos con mi familia.

—¿Alguna vez recibió ayuda monetaria del gobierno de EU desde que llegó aquí en junio de 2009?

—No.

—Como parte de su declaración de culpabilidad, ¿firmó algún acuerdo con el gobierno?

—Sí.

—¿Cómo se llama ese acuerdo?

—Es un acuerdo de cooperación.

—Ahora, como parte de este acuerdo, ¿realizó algunas promesas?

—Sí.

—¿Qué prometió hacer?

—Decir la verdad sobre todas mis actividades ilegales.

—¿El gobierno acordó hacer algo por usted si usted cumplía con los términos de su acuerdo de cooperación?

—Sí.

—¿Qué acordó hacer el Gobierno?

—Primero que nada, proporcionarnos a mí y a mi familia el estado legal aquí en Estados Unidos mientras mi caso estuviera pendiente; segundo, escribir al juez una carta, la carta llamada 5K1; y, en tercer lugar, solicitar una visa S para mi familia.

—¿Ya le otorgó el gobierno una visa S?

—No.

—¿Cuál es el propósito de que usted y su familia se queden aquí en Estados Unidos?

—Es el único lugar seguro donde podría vivir.

—¿Alguna vez ha testificado en la corte antes de hoy?

—No.

—Antes de ir a la corte hoy, ¿se reunió con el gobierno para prepararse para testificar?

—Sí.

—Sr. Rosero, voy a dar un paso atrás y dirigiré su atención a aproximadamente 1998.

—Bien.

—¿Trabajó para Juan Carlos Ramírez en ese momento?

—Sí.

—¿Dónde vivía Juan Carlos Ramírez en 1998?

—Estuvo en la cárcel en Cali.

—Ahora voy a dirigir su atención a marzo de 1998. ¿A dónde lo dirigió Juan Carlos Ramírez en ese momento?

—Él me dijo que fuera a México.

—Brevemente, ¿puede decirle al jurado por qué Juan Carlos Ramírez le dijo que fuera a México?

—Juan Carlos Ramírez y Víctor Patiño se acercaban o estaban teniendo un acercamiento a la DEA. Y para resolver su problema, prometieron hacer algunos positivos a Estados Unidos.

—¿Qué son los "positivos" en el narcotráfico?

—Iban a entregar a la DEA a personas que hacían drogas, iban a entregar drogas, e iban a entregar rutas a Estados Unidos.

—¿Le dijo Juan Carlos Ramírez por qué quería positivos?

—Para poder negociar con la DEA.

—¿Y usted ayudó a Juan Carlos Ramírez en este acercamiento a la DEA?

—Sí.

—¿El acuerdo entre Juan Carlos Ramírez y las autoridades de EE. UU. alguna vez funcionó?

—No.

—¿Alguno de los agentes de las fuerzas del orden estadounidenses le indicó tomar acciones particulares en México?

—No.

—Ahora, en 1998, ¿qué hizo para educarse a usted mismo sobre el negocio de las drogas en México?

—Hablé mucho con Juan Carlos Ramírez y Sergio Ramírez sobre el negocio de las drogas en México porque nunca había tenido experiencia en esto.

—Entonces, ¿qué le contaron Sergio Ramírez y Juan Carlos Ramírez sobre el negocio de las drogas en México?

—Me dieron los detalles del negocio, y me prometieron que una vez que llegara a México iban a establecer reuniones con ciertas personas para hacer un envío de cocaína a México, para que los mexicanos pasaran esa mercancía o parte de la mercancía a Estados Unidos, y una vez que ese producto estuviera en las manos de Juan Carlos o Víctor Patiño o en las manos de otras personas, podríamos tener esos positivos.

—Ahora, mencionó la palabra “mercancía". ¿Qué quieres decir cuando se refiere a mercancía?

—Cocaína.

—También testificó que Sergio y Juan Carlos Ramírez le indicaron que se reuniera con ciertas personas en México. ¿Quiénes eran esas personas que le indicaron que conociera?

—Me dijeron que iban a tener algunos contactos para mí. El primer contacto fue el Sr. Arturo Guzmán, otro iba a ser el señor Héctor Beltrán, otro contacto era el señor Mario Zambada y, por último, el señor Ignacio Coronel.

—¿Le dijeron quién era Arturo Guzmán?

—El Sr. Arturo Guzman es el hermano del Sr. Joaquín Guzmán.

—¿Sabía quién era Joaquín Guzmán en ese momento?

—Me habían mencionado su importancia y quién era. Pero sabían que el caballero estaba en la cárcel, y que, por lo tanto, no se podía realizar negociaciones con él.

—¿Directamente con él?

—Directamente con él.

—¿Le dijeron quién era Héctor Beltrán?

—Me dijeron que Héctor Beltrán era otra persona que también era cercana al Sr. Joaquín Guzmán y al Sr. Arturo Guzmán. ¿Por qué? Porque se llaman primos unos a otros.

—¿Y Sergio y Juan Carlos le dijeron quién era Mayo Zambada?

—Sí. Me dijeron que era uno de los principales jefes del Cártel en México.

—¿Le dijeron quién era Nacho Coronel?

—Sí. También me dijeron que él era muy importante y una persona muy fuerte dentro del cártel.

—¿Sergio y Juan Carlos le dijeron si tenían tratos con todos estos individuos antes?

—Sí. Obviamente, me dijeron que podían obtener esas reuniones para mí porque habían tenido contacto con ellos antes, habían trabajado con ellos.

—¿Fue a México según lo solicitado?

—Sí.

—Aproximadamente, ¿cuándo fue a México?

—En marzo del 98.

—¿A dónde en México fue primero?

—Llegué a la ciudad de Acapulco.

—¿Qué hizo después de llegar a Acapulco, México, en marzo de 1998?

—Seguí las instrucciones de Juan Carlos y Sergio y pude reunirme con el Sr. Arturo Guzmán.

—¿Dónde se encontró con Arturo Guzmán?

—La primera vez que me reuní con él fue en un restaurante llamado VIPS, que está al lado de una tienda WalMart, que se encuentran donde comienza la Costera Miguel Alemán. Es una autopista.

—Cuando se reunió con Arturo Guzmán, ¿de qué hablaron?

—Le traje la propuesta de llevar un envío de tres mil kilos de cocaína a México. La propuesta implicaba que se enviarían tres mil kilos con la condición de que dos mil de esos serían comprados en la playa y los otros mil serían cruzados a Estados Unidos para ser entregados a la gente de Juan Carlos y Víctor y para producir los positivos.

—¿Qué significa comprar drogas "en la playa”?

—El negocio del tráfico se basa en responsabilidades. Vender en la playa significaba vender por un precio más bajo. Y así, los colombianos evitarían tener la responsabilidad de llevar esas drogas a una ciudad en el interior de México.

—¿Arturo Guzmán aceptó los términos que le ofreció?

—No.

—¿Con quién se reunió después?

—Arturo me consiguió una reunión con Héctor Beltrán.

—¿Qué papel tuvo Héctor Beltrán en el cártel de Sinaloa?

—El Sr. Héctor Beltrán era otra de esas personas importantes, que trabajaban dentro del cártel y con quien Juan Carlos y Sergio había tenido tratos en el pasado y quien obviamente siempre estuvo bajo la protección del señor Joaquín Guzmán.

—¿Sabía si Héctor Beltrán y Arturo Guzmán tenían una relación de trabajo cuando se reunió con ellos en marzo de 1998?

—Sí, trabajaron juntos.

—¿Cómo sabe eso?

—De las conversaciones que tuve con ellos, me di cuenta de la cercanía entre ellos dos. Y en ese momento, estaban compartiendo la Plaza Acapulco.

—¿Juan Carlos Ramírez y Sergio Ramírez le dijeron quién era el jefe de Arturo Guzmán y Héctor Beltrán?

—No expresaron directamente que el Sr. Joaquín Guzmán era su jefe, pero dijeron que actuaban bajo la protección del señor Joaquín Guzmán.

—Cuando se reunió con Héctor Beltrán en esta ocasión, ¿qué hablaron?

—Lo mismo, le traje la misma propuesta, la propuesta de los tres mil kilos de cocaína.

—¿Aceptó los términos que le propuso?

—No.

—¿Qué hizo como resultado?

—El señor Arturo Guzmán me consiguió una cita con el Sr. Mayo Zambada.

—¿Se reunió con Mayo Zambada?

—Sí, una vez.

—¿Aproximadamente cuándo fue eso?

—Quizás dos o tres días después de la reunión con Héctor Beltrán.

—¿Y aproximadamente cuánto duró la reunión?

—Una hora y media, tal vez.

—¿Y esta es la única vez que se reunió con Mayo Zambada?

—Sí.

—¿Dónde tuvo lugar esa reunión?

—En la ciudad de México.

—¿Cómo llegó a esta reunión con Mayo Zambada en la Ciudad de México?

—Fui por carretera desde Acapulco a la ciudad de México.

—¿Quién lo llevó allí?

—Conduje yo mismo. Una vez que llegué allí y seguí las instrucciones que me dio el Sr. Arturo Guzmán, esperé en un lugar, en un lugar previamente acordado, y algunas personas me recogieron funcionó para ambos, no sé si trabajaban para Arturo o para Mario, y me llevaron a una casa donde el señor Mayo Zambada estaba.

—¿Para ser claros, llegó allí siguiendo las instrucciones de Arturo Guzmán?

—Sí.

—Brevemente, ¿qué discutió con Mayo Zambada en esta reunión?

—Le hice la misma propuesta del envío de tres mil kilos.

—¿Aceptó esos términos?

—No, no lo hizo. Me dijo muy claramente que no le gustaba comprar mercancía en la playa.

—Ahora, testificó anteriormente que entendió que Arturo Guzmán y Héctor Beltrán estaban bajo la protección de Joaquín Guzmán. ¿Qué significa estar bajo la protección de Joaquín Guzmán?

—Simplemente que tienen contactos juntos, que comparten contactos y que comparten rutas pertenecientes al Sr. Joaquín.

—Ahora testificó que Mayo Zambada también rechazó esta oferta para comprar kilos en la playa. ¿Fue ese el final de sus conversaciones con los líderes del Cártel de Sinaloa sobre este envío en particular?

—No, me reuní después con el Sr. Ignacio Coronel.

—¿Ignacio Coronel tenía un apodo?

Nacho Coronel.

—¿Hizo la misma oferta a Nacho Coronel que había hecho a Arturo Guzmán, Héctor Beltrán y Mayo Zambada?

—Sí.

—¿Qué hizo Nacho Coronel?

—Aceptó la propuesta.

—Ahora, después de tener esta serie de reuniones, ¿supo si el acusado, Nacho Coronel, Mayo Zambada, Héctor Beltrán y Arturo Guzmán tenían alguna relación particular entre ellos?

—Tenía información que me había dado Sergio Ramírez y Juan Carlos Ramírez de que todos pertenecían al mismo grupo y que eran amigos.

—¿Qué tipo de grupo?

—El grupo era el Cártel de Sinaloa.





“No lo estoy deteniendo porque el Gobierno no se ha opuesto, pero no entiendo la relevancia de los malos actos en oposición a los delitos que involucran falsedades. Por ejemplo, hubo un asesinato en donde engañó a la persona para llevarla allí, y eso estuvo bien, pero generalmente tener un testigo que cometió malos actos, ¿cómo afecta eso su credibilidad?”, le dijo el Juez Brian M. Cogan a William Purpura, uno de los defensores de El Chapo. El interrogatorio contra Chupeta fue intenso. Sacaba mucho de lo malo que los representantes de Estados Unidos, la parte acusadora, no mencionaba al Jurado.

“Estos son actos infames. El asesinato es un acto infame y los actos infames van directo al corazón de la credibilidad de alguien. Si son capaces de cometer u ordenar esos actos va directamente al corazón de la credibilidad. No se puede pasar por alto diciendo que fueron 150. Tenemos derecho a repasar todos estos malos actos para mostrar qué tipo de personaje es este. No hay nada mejor para mostrar el carácter de un individuo que el efecto que están dispuestos a ordenar la ejecución de todos estos otros individuos”, dijo Purpura.

➡️ Descarga aquí "Los compas del Chapo. Por esta información mataban"

“Simplemente no creo que eso sea lo que las reglas proporcionan. Sabe, puede conseguirlo por veracidad o falsedad. Puede atraparlo por condenas de delitos, puede conseguirlo obviamente por parcialidad. Bueno está bien. Como dije, no hay objeción, pero estamos pasando mucho tiempo en eso. Estoy de acuerdo, si está autorizado, 150 no es tan bueno como un par de ejemplos, pero vea si puede mencionar 150 asesinatos”, le dijo el Juez.

“No tengo 150, pero lo que tengo son los que mencionó específicamente en el 3500 que el gobierno tiene alrededor de diez”, regresó Purpura.

“De acuerdo. No lo voy a detener”, dijo Brian M. Cogan.

***

—Sr. Ramírez, de vuelta a los asesinatos. Carlos Maya, M-A-Y-A, este era un trabajador de Patiño y usted y otros estaban preocupados de que él estuviera hablando y fue asesinado, ejecutado. ¿Es correcto, señor?

—Correcto.

—El Capitán Medina, M-E-D-I-N-A, manejó a la policía para la organización. Fue asesinado aproximadamente en 2004; ¿es eso correcto señor?

—Así fue, señor.

—Usted, en efecto, le ordenó que desapareciera porque pensó que iba a dar información sobre su ubicación; ¿correcto?

—Así fue.

—¿Yohani Casanas, C-A-S-A-N-A-S, fue ejecutado porque él robaba dinero?

—Eso es correcto.

—Jaime Rizo, R-I-Z-O, ¿la misma razón?

—Sí, señor.

—¿Y hay un El Canoso, C-A-N-O-S-O, que robó aproximadamente dos millones de dólares?

—Sí, señor.

—Usted ordenó al grupo que no lo asustaran ni ejerciera presión en él, pero que cuando estuviera cómodo que le dispararan por la espalda en la cabeza.

—Correcto.

—Y hay muchos, muchos más. Hay un abogado, un Pedro Arboleda, A-R-B-O-L-E-D-A. ¿Lo recuerda?

—Sí, señor.

—Su culpa fue que estaba borracho y estaba hablando de la organización; ¿correcto?

—Estaba proporcionando información sobre la organización, sí, señor.

—¿Y como resultado de eso, le dispararon en una librería en Cali?

—Así fue.

—Hubo una guerra con los Zúñigas, Z-Ú-Ñ-I-G-A. ¿Recuerda eso?

—Sí, señor.

—¿Aproximadamente cuatro personas fueron asesinadas?

—Sí, señor.

—¿Y hubo —hay un caballero llamado— y lo mencionó. Voy a pronunciar mal su nombre. Iván Urdinola?

—Sí.

—¿Y él era parte del Cártel del Norte del Valle?

—Sí.

—¿Su organización?

—Sí.

—También estuvo involucrado en matar personas; ¿correcto?

—Eso es correcto.

—¿Parecía que le gustaba la motosierra?

—Eso es lo que la gente decía.

—Esa es una motosierra; ¿cierto?

—Correcto.

—Y él mataba y se deshacía de los cuerpos en el Río Cauca; ¿correcto?

—Trabajó con él; ¿verdad?

—Durante mis primeros años, sí, trabajé para él.

—Y finalmente, hubo un intento de secuestro de uno de sus hijos en 2002 o 2003; ¿correcto?

—Eso es correcto.

—Y usted ordenó que al menos siete u ocho personas fueran asesinadas como resultado de eso; ¿es correcto?

—Sí, los secuestradores.

—Sus asesinatos se extendían fuera de Colombia; ¿correcto?

—Eso es correcto.

***

“Mi comprensión es, en términos generales es, que los malos actos, en sí mismos, para hacer que el testigo parezca una mala persona y hacer que al jurado no le agrade, son temas que no están permitidos en la contra interrogación, a menos que esos malos actos sean crimens falsi, en cuyo caso demuestran que el testigo tiene una inclinación por la deshonestidad. Si algo demuestra que tiene una inclinación por la deshonestidad, entonces ese es un juego justo”, dijo el Juez Cogan a los abogados sin presencia del Jurado, después de que Purpura insistió en el tema de los asesinatos. “Así que solo quiero exponer eso para todos, eso es lo que pienso. Si alguien tiene puntos de vista diferentes y quiere resumirlo, sin duda lo agradecería. Pero como digo, porque creo que esto puede ser un problema recurrente, quiero hacerles saber de dónde estoy empezando”.

***

“Lo que le diré al Jurado sobre la pena de muerte es: Diré que acaban de escuchar un testimonio de un testigo que testificó como resultado de su extradición y su acuerdo de cooperación, él no afronta la pena de muerte por los crímenes que de otra manera enfrentaría. Necesitan saber, damas y caballeros del jurado, que el acusado en este caso no enfrenta el cargo de pena de muerte en absoluto y ninguno de ustedes debería de estar preocupado por ello”, dijo el Juez Cogan al regresar del receso. Purpura hizo mucho ruido con ello. “Damas y caballeros, antes de que pasemos al siguiente testigo, acaban de escuchar al último testigo testificar como resultado de su extradición y su acuerdo de cooperación, él no afronta la pena de muerte por los crímenes que hizo. Quise ser claro respecto a los cargos en este caso en contra del acusado porque este acusado tampoco enfrenta la pena de muerte. Entonces no necesitan preocuparse por ello”.

Y el Gobierno de Estados Unidos llevó al siguiente testigo.

***

German Rosero fue convocado por el Gobierno de Estados Unidos después de los testimonios de algunos agentes de la DEA. Gina Parlovecchio dirigió el interrogatorio ante los miembros del Jurado. Era el 4 de diciembre de 2018 y la atención de los medios de comunicación de todo el mundo trataban de hacer notas del juicio de Joaquín El Chapo Guzmán antes que nadie. Twitter fue uno de los canales favoritos para lanzar adelantos. Buscar un nombre. Una liga. Una declaración escandalosa. Había muchas, y mucho se perdió, o se diluyó, en las producción de encabezados para buscar clicks de los portales de internet.

—Buenas tardes, señor Rosero.

—Buenas tardes.

—¿De qué nacionalidad es?

—Soy colombiano.

—¿Dónde nació?

—Ipiales, Nariño.

—¿Qué tan lejos llegó en la escuela?

—Soy abogado en Colombia.

—¿Habla algo de inglés?

—Sí, hablo algo de inglés.

—Veo que estás testificando con la ayuda de un intérprete español. ¿Es capaz de testificar en inglés?

—No.

—¿Ha oído hablar de algo llamado el Cártel de Sinaloa?

—Sí.

—¿Alguna vez trabajó con el Cártel de Sinaloa?

—Sí.

—¿Qué hizo con el Cártel de Sinaloa?

—Yo era el vínculo entre los cárteles colombianos y el Cártel de Sinaloa.

—¿Y qué hizo como vínculo entre el Cártel de Sinaloa y los cárteles colombianos?

—Coordiné los envíos de cocaína desde Colombia a México.

—¿En nombre de quién coordinó esos envíos de cocaína de Colombia a México?

—Sergio Ramírez, Laureano Rentería y Juan Carlos Ramírez.

—¿Durante qué período de tiempo hizo tratos de cocaína con el Cártel de Sinaloa?

—De aproximadamente 1998 a 2006.

—¿Cuándo en 2006?

—Diciembre de 2006.

—Basado en su experiencia negociando cocaína con el Cártel de Sinaloa, ¿cuál fue su entendimiento de lo que era el Cártel de Sinaloa?

—El Cártel de Sinaloa era un grupo de personas que se ayudaba mutuamente para poder hacer envíos de cocaína a Estados Unidos con éxito.

—Durante el tiempo que estuvo lidiando con el Cártel de Sinaloa, ¿trató con alguno de sus líderes?

—Sí.

—¿Cómo sabía que eran los líderes?

—Primero que nada, porque cuando fui a México por los envíos de cocaína, Juan Carlos Ramírez y Sergio Ramírez, quienes ya tenían una gran experiencia enviando cocaína a México, me explicaron quiénes eran las personas con las que debería hablar y quiénes eran los líderes del cártel.

—¿Quiénes fueron algunos de los líderes del Cártel de Sinaloa con los que trató?

—Con el Sr. Nacho Coronel, el Sr. Arturo Beltrán y el Sr. Joaquín Guzmán.

—Ahora, usted mencionó al Sr. Joaquín Guzmán.¿En realidad conoce a Joaquin Guzmán?

—Sí.

—¿Es ese el nombre con el que se refiere a él?

—El señor Joaquín Guzmán o El Chapo Guzmán.

—¿Ve a Joaquín Guzmán en la sala hoy?

—Sí.

—Ahora, usted testificó que negoció envíos de cocaína con los líderes del Cártel de Sinaloa. ¿Cuál fue exactamente su papel en esas negociaciones?

—Le haría saber a la gente en México la intención de hacer envíos de cocaína, y con base a eso haríamos negociaciones de las cantidades de drogas que iban a enviarse, lugares donde los barcos de Colombia iban a encontrarse con los barcos mexicanos y su equipo, y también establecer la ciudad donde la cocaína debía ser entregada en territorio mexicano.

—¿Estas negociaciones también incluyeron la discusión de precios?

—Sí, obviamente.

—Ahora, ¿dónde estaba ubicado físicamente cuando participó en estas negociaciones con el Cártel de Sinaloa?

—Siempre en México.

—¿Cuándo se involucró por primera vez con organizaciones de narcotráfico en su vida?

—En 2001, lo siento, 1991.

—¿Y cómo se involucró?

—Yo era un abogado que trabajaba para el gobierno colombiano como defensor público, pero desafortunadamente hubo un atentado contra mi vida en Colombia, así que fui a buscar la protección del Sr. Sergio Ramírez y Juan Carlos Ramírez. Ahí fue cuando comencé a trabajar con ellos como abogado.

—Ahora, dijo que buscó su protección. ¿Por qué los buscó, en particular, por su protección?

—Yo había sido amigo del Sr. Ramírez, Sergio Ramírez, de cuando éramos muy jóvenes. Y conocí al señor Juan Carlos Ramírez en la universidad cuando estudiaba economía y yo estaba estudiando leyes.

—¿Quién es Juan Carlos Ramírez?

—Juan Carlos Ramírez es un narcotraficante colombiano que se convirtió en uno de los líderes del Cártel del Norte del Valle.

—¿Tenía algún apodo?

Chupeta.

—Le estoy mostrando lo que está en evidencia como Prueba Gubernamental 85-A.

—Ese es el Sr. Juan Carlos Ramírez.

—Después de que Juan Carlos Ramírez le brindó protección, ¿usted testificó que fue a trabajar para él como abogado?

—Sí.

—¿Qué tipo de cosas hizo por él como abogado inicialmente?

—Al principio, trabajé con él legalizando documentos con respecto a la compra de propiedades. Y también habían personas que estaban en la cárcel y yo iba con ellos, me reunía con ellos y trataba de ayudarlos como parte del equipo para sacarlos de ahí.

—Voy a mostrarle lo que está en evidencia como gobierno Prueba Gubernamental 90.

—¿Quién es este?

—Ese soy yo.

—En algún momento más tarde, ¿llegó a tener un apodo entre las personas que trabajaron en la organización de Juan Carlos Ramírez?

—Sí, me llamaron Barbas. B-A-R-B-A-S.

—Ahora, testificó sobre alguien llamado Sergio Ramírez. ¿Quién es Sergio Ramirez?

—Sergio Ramírez es alguien que conocí cuando era muy joven. Fue a México a estudiar. Se graduó de médico en México. Y durante los tiempos que estuvo estudiando, se convirtió en la mano derecha de Juan Carlos Ramírez para el negocio de las drogas en México.

—¿Sergio Ramírez tenía algún apodo?

—Sí, se llamaba Pechuga.

—Voy a mostrarle lo que está en evidencia como Prueba Gubernamental 84.

—¿Quién es este?

—Sí, ese es el Sr. Sergio Ramírez.

—Ahora, usted mencionó que él era… Sergio Ramírez era la persona de Juan Carlos en México. ¿Qué hizo por el negocio de Juan Carlos Ramírez en México?

—Bueno, en lo que respecta a los negocios, él hizo la misma cosa; coordinó envíos, habló con la gente, con los narcotraficantes en México. Coordinó envíos de Colombia. Y en ese momento también se aseguró de que la cocaína fuera cruzada a Estados Unidos.

—¿Durante qué período de tiempo Sergio Ramirez hizo todo esto en México?

—'85, '92 tal vez.

—¿Qué le contó Sergio Ramírez sobre con quién trabajó en México?

—Me mencionó a Güero Palma, Amado Carrillo, Joaquín Guzmán.

—¿Alguien más?

—No que yo recuerde en este momento.

—¿Sergio Ramírez alguna vez le contó sobre un problema que él hubiera tenido con el acusado mientras trabajaba en México?

—Cuando me fui para ir a trabajar a México, me dijo que tenía que ser muy cuidadoso porque los tratos que se estaban manejando eran muy delicados. Y que en una ocasión, por un error que fue hecho por uno de los trabajadores de Joaquín Guzmán Loera, él y el Sr. Juan Carlos Ortiz habían sido secuestrados.

—¿Sergio mencionó por quién fue secuestrado?

—Por el señor Joaquín Guzmán.

—¿Sergio Ramírez le dijo quién era el responsable del error que condujo al secuestro?

—Sí, había sido de un trabajador del Sr. Joaquín Guzmán Loera en aquel tiempo, su mano derecha a quien llamaron El Gordo.

—¿Alguna vez conoció a El Gordo?

—Nunca.

—¿Alguna vez escuchó al acusado hablar sobre El Gordo?

—Sí, en alguna ocasión, no sé por qué, el tema de El Gordo apareció y me dijo que era una persona que estaba testificando contra él en Estados Unidos.

—Y se refería a que testificaba contra alguien en Estados Unidos, ¿podría usar los nombres de quienes estaban haciendo esa afirmación?

—Sí. Que El Gordo estaba testificando contra el Sr. Joaquín Guzmán Loera en Estados Unidos.

—¿Juan Carlos Ramírez tuvo a alguien trabajando para él en México después de Sergio Ramírez?

—Sí.

—¿A quién?

—Al señor Alvaro Palau.

—¿Conoce a Alvaro Palau?

—Sí.

—¿Cuánto tiempo hace que lo conoce?

—Desde que tengo 18 años, tal vez, desde el momento en que tenía 18, tal vez.

—¿Alguna vez estuvo involucrado en el negocio de las drogas con él?

—Cuando llegué a México para trabajar, él era una de las personas que buscaba trabajar, quería hacer negocios con él, por instrucciones de Sergio Ramírez.

—Le muestro lo que hay en evidencia como Prueba Gubernamental 80.

—Ese es el Sr. Álvaro Palau.

—¿Álvaro Palau alguna vez le dijo si lidió con el Cártel de Sinaloa?

—Sí.

—¿Qué le dijo?

—Que debido a su rol, siendo que era la persona a cargo por parte de Juan Carlos Ramírez en México, que tenía que trabajar con con algunas de las cabezas principales. Y uno de ellos era el Sr. Amado Carrillo.

—¿Sabe a quién más era cercano Álvaro Palau del Cártel de Sinaloa?

—Él me mencionó una vez que el hijo de Mayo Zambada era muy cercano a él y también un compadre suyo.

—¿Mencionó cuál hijo de Mayo Zambada?

—Vicentillo.

—¿Alguna vez conoció al hijo de Mayo Zambada, Vicentillo?

—En una ocasión.

—¿Cuál fue esa ocasión?

—Estaba saliendo de una reunión con el Sr. Arturo Beltrán.Y en ese momento, el Sr. Ray Zambada y su sobrino el Sr. Vicente Zambada estaban llegando allí. Simplemente nos presentamos y eso fue todo.

—Voy a hacer que retroceda y vuelva a los años 90. Usted testificó que inicialmente trabajó como abogado de Juan Carlos Ramírez. ¿Su papel en la organización de Juan Carlos Ramírez cambió con el tiempo?

—Sí.

—¿Qué otros roles cumplió en su organización?

—Cuando se entregó a la justicia colombiana, dijo que fuera a trabajar con él y que lo ayudara a obtener una buena estadía en la cárcel.

—¿Y qué implicaba eso?

—Bueno, tuvimos que sobornar a los directores de cárcel. Tuvimos que sobornar guardias para que tal vez pudiera tener más visitas, tal vez que pudiera tener algo de comida especial.

—Voy a dirigir su atención ahora a 1997. ¿Qué sobornos empezó a pagar en ese tiempo?

—En 1997 hubo un problema en Colombia que llamamos un problema nacional. Estados Unidos estaba poniendo mucha presión sobre Colombia para que enmendaran la Constitución colombiana para incluir un artículo de extradición. Entonces hubo una reunión del Cártel del Norte del Valle con gente de Medellín y el Sr. Pacho Herrera y ellos acordaron que teníamos que ser capaces de lograr que, la extradición que iba a pasar de todos modos en el Congreso, no se hiciera retroactiva.

—¿Cuál fue la importancia de evitar que el Congreso hiciera la extradición retroactiva?

—Bueno, la mayoría de los jefes de los cárteles del Cártel Cali, del Cártel de Medellín y del Cártel del Norte del Valle fueron a la cárcel en el momento. Si la extradición fuera aprobada sin ser retroactiva, todos serían extraditados a Estados Unidos.

—¿Cuál fue su papel en este plan?

—Todos los cárteles tenían senadores y representantes en sus bolsillos, así que la misión fue a través de esos senadores y representantes tratar de llegar al resto de senadores y representantes para que pudieran ser pagados para que se aseguraran de que la extradición aprobada en la constitución colombiana no fuera retroactiva.

—¿Y fue usted una de las personas que hicieron pagos?

—Sí.

—¿Funcionaron los sobornos?

—Sí.

—¿Usaron nombres falsos?

—Sí.

—¿Tenía documentos con nombres falsos?

—Sí.

—¿Qué documentos?

—Tenía un pasaporte mexicano falso, una licencia de conducir falsa, y un documento de identificación nacional en México que es llamada IFE.

—¿Llegó un momento en que se entregó a las autoridades de Estados Unidos como resultado de su actividad criminal?

—Sí.

—¿Cuándo se entregó a las autoridades de Estados Unidos?

—En 2008 envié una carta al Departamento de Justicia de Estados Unidos diciéndoles que quería entregarme a la justicia estadounidense.

—¿Llegó un momento en que se reunió con representantes del gobierno de Estados Unidos?

—Sí.

—¿Cuándo fue eso?

—Hacia finales de febrero, principios de marzo de 2009.

—¿Cuál fue el propósito de esa reunión?

—Para validar, para validar realmente la carta que había enviado diciéndoles que aquí estaba, y que quería entregarme.

—¿Finalmente se entregó físicamente en Estados Unidos?

—Sí.

—¿Cuándo fue eso?

—En junio de 2009.

—¿Dónde estaba?

—Estuve en México.

—¿Y dónde se entregó en Estados Unidos?

—Miami.

—¿Hubo cargos penales en su contra en Estados Unidos antes de entregarse?

—No, no había ninguno, pero pensé que los había.

—Después de que se entregó en Estados Unidos, ¿se reunió con las autoridades de Estados Unidos de nuevo?

—Sí.

—¿Se presentaron los cargos en su contra después de que se entregó?

—Sí.

—¿En qué distrito de EU?

—En el distrito oriental de Nueva York.

—¿Cuáles fueron los cargos estadounidenses presentados en su contra?

—Narcotráfico y lavado de dinero.

—¿Cómo resolvió esos cargos en su contra?

—Me declaré culpable.

—¿Qué sentencia enfrenta basado en su declaración de culpabilidad?

—De diez años a la vida.

—¿Tiene una sentencia mínima obligatoria bajo la ley?

—Diez años.

—¿Está obligado a pagar una multa financiera como resultado de su declaración de culpabilidad?

—Sí.

—¿Cuánto?

—Hasta cuatro millones de dólares.

—Antes de declararse culpable, ¿realizó una declaración financiera al gobierno de Estados Unidos?

—Sí.

—¿Qué tipo de cosas reveló?

—Las propiedades que poseo, el dinero que tenía, las joyas que tenía, todo, todos mis bienes.

—¿Divulgó todas sus propiedades al Gobierno cuando se entregó y se declaró culpable?

—Sí.

—¿Dónde se ubicaban estas propiedades?

—Tenía algunas propiedades en México y otras en Colombia.

—Sr. Rosero, ¿cuál es la lista OFAC?

—Es una lista creada por el presidente Clinton cuyo principal objetivo es que los incluidos en la lista no pueden tener tratos con una persona física o una corporación estadounidense.

—¿Qué tipo de actividad pone a alguien en la lista de la OFAC?

—Narcotráfico, lavado de dinero y no sé si el terrorismo también está incluido.

—¿Alguna vez estuvo en esta lista?

—Sí.

—¿Alguna vez lo sacaron de la lista?

—Sí.

—¿Cuándo?

—2010.

—¿Todavía tenía propiedades en Colombia en ese momento?

—Sí, tenía propiedades en Colombia.

—¿Estas propiedades en Colombia fueron por actividad legales o ilegales?

—Sí, estas eran propiedades que poseía antes de ir a trabajar a México.

—¿Entonces eran de actividad ilegal?

—Sí.

—¿Cómo estar en la lista OFAC afectó su capacidad de lidiar con sus asuntos financieros en Colombia?

—Los bancos colombianos y las empresas colombianas se unen a esta lista. Entonces las personas en la lista tienen todo lo de sus cuentas bancarias cerradas, incluido el seguro médico, seguro de salud, todo tipo de seguro. Te quitan todo. Te quitan tus derechos civiles.

—¿Cómo afectó esto su capacidad de vender propiedades que poseía en Colombia?

—Mucho porque no podía recibir cheques, así que cuando vendí las propiedades....

—¿Qué sucedió cuando trató de vender una de sus propiedades en Colombia en 2014?

—Tuve que recibir dinero en efectivo.

—¿Y qué pasó como resultado de eso?

—Como no tenía ninguna cuenta personal en Colombia no podía hacer transferencias a Estados Unidos. Entonces busqué personas que podían hacer esto legalmente y estas personas lo hicieron mal y depositaron efectivo en Estados Unidos.

—¿Qué pasó después?

—Pues obviamente, esto llamó la atención o hizo que el fiscal pusiera atención porque pensaron que este dinero que deposité en mis cuentas o que estaban depositando en mis cuentas era dinero ilegal. Y me pidieron que mostrara de dónde venía el dinero. Recogí los documentos que mostraron la venta de esas propiedades y tomaron las riendas de la situación.

—¿Y la oficina del fiscal estaba satisfecha con los documentos que les mostró?

—Sí, pero me advirtieron que tuviera cuidado con eso porque es algo que no está bien considerado o que no debería hacerse.

—¿Lo ha hecho desde entonces?

—No.

—¿Cuál fue el propósito de vender esa propiedad en Colombia?

—Poder vivir en los Estados Unidos con mi familia.

—¿Alguna vez recibió ayuda monetaria del gobierno de EU desde que llegó aquí en junio de 2009?

—No.

—Como parte de su declaración de culpabilidad, ¿firmó algún acuerdo con el gobierno?

—Sí.

—¿Cómo se llama ese acuerdo?

—Es un acuerdo de cooperación.

—Ahora, como parte de este acuerdo, ¿realizó algunas promesas?

—Sí.

—¿Qué prometió hacer?

—Decir la verdad sobre todas mis actividades ilegales.

—¿El gobierno acordó hacer algo por usted si usted cumplía con los términos de su acuerdo de cooperación?

—Sí.

—¿Qué acordó hacer el Gobierno?

—Primero que nada, proporcionarnos a mí y a mi familia el estado legal aquí en Estados Unidos mientras mi caso estuviera pendiente; segundo, escribir al juez una carta, la carta llamada 5K1; y, en tercer lugar, solicitar una visa S para mi familia.

—¿Ya le otorgó el gobierno una visa S?

—No.

—¿Cuál es el propósito de que usted y su familia se queden aquí en Estados Unidos?

—Es el único lugar seguro donde podría vivir.

—¿Alguna vez ha testificado en la corte antes de hoy?

—No.

—Antes de ir a la corte hoy, ¿se reunió con el gobierno para prepararse para testificar?

—Sí.

—Sr. Rosero, voy a dar un paso atrás y dirigiré su atención a aproximadamente 1998.

—Bien.

—¿Trabajó para Juan Carlos Ramírez en ese momento?

—Sí.

—¿Dónde vivía Juan Carlos Ramírez en 1998?

—Estuvo en la cárcel en Cali.

—Ahora voy a dirigir su atención a marzo de 1998. ¿A dónde lo dirigió Juan Carlos Ramírez en ese momento?

—Él me dijo que fuera a México.

—Brevemente, ¿puede decirle al jurado por qué Juan Carlos Ramírez le dijo que fuera a México?

—Juan Carlos Ramírez y Víctor Patiño se acercaban o estaban teniendo un acercamiento a la DEA. Y para resolver su problema, prometieron hacer algunos positivos a Estados Unidos.

—¿Qué son los "positivos" en el narcotráfico?

—Iban a entregar a la DEA a personas que hacían drogas, iban a entregar drogas, e iban a entregar rutas a Estados Unidos.

—¿Le dijo Juan Carlos Ramírez por qué quería positivos?

—Para poder negociar con la DEA.

—¿Y usted ayudó a Juan Carlos Ramírez en este acercamiento a la DEA?

—Sí.

—¿El acuerdo entre Juan Carlos Ramírez y las autoridades de EE. UU. alguna vez funcionó?

—No.

—¿Alguno de los agentes de las fuerzas del orden estadounidenses le indicó tomar acciones particulares en México?

—No.

—Ahora, en 1998, ¿qué hizo para educarse a usted mismo sobre el negocio de las drogas en México?

—Hablé mucho con Juan Carlos Ramírez y Sergio Ramírez sobre el negocio de las drogas en México porque nunca había tenido experiencia en esto.

—Entonces, ¿qué le contaron Sergio Ramírez y Juan Carlos Ramírez sobre el negocio de las drogas en México?

—Me dieron los detalles del negocio, y me prometieron que una vez que llegara a México iban a establecer reuniones con ciertas personas para hacer un envío de cocaína a México, para que los mexicanos pasaran esa mercancía o parte de la mercancía a Estados Unidos, y una vez que ese producto estuviera en las manos de Juan Carlos o Víctor Patiño o en las manos de otras personas, podríamos tener esos positivos.

—Ahora, mencionó la palabra “mercancía". ¿Qué quieres decir cuando se refiere a mercancía?

—Cocaína.

—También testificó que Sergio y Juan Carlos Ramírez le indicaron que se reuniera con ciertas personas en México. ¿Quiénes eran esas personas que le indicaron que conociera?

—Me dijeron que iban a tener algunos contactos para mí. El primer contacto fue el Sr. Arturo Guzmán, otro iba a ser el señor Héctor Beltrán, otro contacto era el señor Mario Zambada y, por último, el señor Ignacio Coronel.

—¿Le dijeron quién era Arturo Guzmán?

—El Sr. Arturo Guzman es el hermano del Sr. Joaquín Guzmán.

—¿Sabía quién era Joaquín Guzmán en ese momento?

—Me habían mencionado su importancia y quién era. Pero sabían que el caballero estaba en la cárcel, y que, por lo tanto, no se podía realizar negociaciones con él.

—¿Directamente con él?

—Directamente con él.

—¿Le dijeron quién era Héctor Beltrán?

—Me dijeron que Héctor Beltrán era otra persona que también era cercana al Sr. Joaquín Guzmán y al Sr. Arturo Guzmán. ¿Por qué? Porque se llaman primos unos a otros.

—¿Y Sergio y Juan Carlos le dijeron quién era Mayo Zambada?

—Sí. Me dijeron que era uno de los principales jefes del Cártel en México.

—¿Le dijeron quién era Nacho Coronel?

—Sí. También me dijeron que él era muy importante y una persona muy fuerte dentro del cártel.

—¿Sergio y Juan Carlos le dijeron si tenían tratos con todos estos individuos antes?

—Sí. Obviamente, me dijeron que podían obtener esas reuniones para mí porque habían tenido contacto con ellos antes, habían trabajado con ellos.

—¿Fue a México según lo solicitado?

—Sí.

—Aproximadamente, ¿cuándo fue a México?

—En marzo del 98.

—¿A dónde en México fue primero?

—Llegué a la ciudad de Acapulco.

—¿Qué hizo después de llegar a Acapulco, México, en marzo de 1998?

—Seguí las instrucciones de Juan Carlos y Sergio y pude reunirme con el Sr. Arturo Guzmán.

—¿Dónde se encontró con Arturo Guzmán?

—La primera vez que me reuní con él fue en un restaurante llamado VIPS, que está al lado de una tienda WalMart, que se encuentran donde comienza la Costera Miguel Alemán. Es una autopista.

—Cuando se reunió con Arturo Guzmán, ¿de qué hablaron?

—Le traje la propuesta de llevar un envío de tres mil kilos de cocaína a México. La propuesta implicaba que se enviarían tres mil kilos con la condición de que dos mil de esos serían comprados en la playa y los otros mil serían cruzados a Estados Unidos para ser entregados a la gente de Juan Carlos y Víctor y para producir los positivos.

—¿Qué significa comprar drogas "en la playa”?

—El negocio del tráfico se basa en responsabilidades. Vender en la playa significaba vender por un precio más bajo. Y así, los colombianos evitarían tener la responsabilidad de llevar esas drogas a una ciudad en el interior de México.

—¿Arturo Guzmán aceptó los términos que le ofreció?

—No.

—¿Con quién se reunió después?

—Arturo me consiguió una reunión con Héctor Beltrán.

—¿Qué papel tuvo Héctor Beltrán en el cártel de Sinaloa?

—El Sr. Héctor Beltrán era otra de esas personas importantes, que trabajaban dentro del cártel y con quien Juan Carlos y Sergio había tenido tratos en el pasado y quien obviamente siempre estuvo bajo la protección del señor Joaquín Guzmán.

—¿Sabía si Héctor Beltrán y Arturo Guzmán tenían una relación de trabajo cuando se reunió con ellos en marzo de 1998?

—Sí, trabajaron juntos.

—¿Cómo sabe eso?

—De las conversaciones que tuve con ellos, me di cuenta de la cercanía entre ellos dos. Y en ese momento, estaban compartiendo la Plaza Acapulco.

—¿Juan Carlos Ramírez y Sergio Ramírez le dijeron quién era el jefe de Arturo Guzmán y Héctor Beltrán?

—No expresaron directamente que el Sr. Joaquín Guzmán era su jefe, pero dijeron que actuaban bajo la protección del señor Joaquín Guzmán.

—Cuando se reunió con Héctor Beltrán en esta ocasión, ¿qué hablaron?

—Lo mismo, le traje la misma propuesta, la propuesta de los tres mil kilos de cocaína.

—¿Aceptó los términos que le propuso?

—No.

—¿Qué hizo como resultado?

—El señor Arturo Guzmán me consiguió una cita con el Sr. Mayo Zambada.

—¿Se reunió con Mayo Zambada?

—Sí, una vez.

—¿Aproximadamente cuándo fue eso?

—Quizás dos o tres días después de la reunión con Héctor Beltrán.

—¿Y aproximadamente cuánto duró la reunión?

—Una hora y media, tal vez.

—¿Y esta es la única vez que se reunió con Mayo Zambada?

—Sí.

—¿Dónde tuvo lugar esa reunión?

—En la ciudad de México.

—¿Cómo llegó a esta reunión con Mayo Zambada en la Ciudad de México?

—Fui por carretera desde Acapulco a la ciudad de México.

—¿Quién lo llevó allí?

—Conduje yo mismo. Una vez que llegué allí y seguí las instrucciones que me dio el Sr. Arturo Guzmán, esperé en un lugar, en un lugar previamente acordado, y algunas personas me recogieron funcionó para ambos, no sé si trabajaban para Arturo o para Mario, y me llevaron a una casa donde el señor Mayo Zambada estaba.

—¿Para ser claros, llegó allí siguiendo las instrucciones de Arturo Guzmán?

—Sí.

—Brevemente, ¿qué discutió con Mayo Zambada en esta reunión?

—Le hice la misma propuesta del envío de tres mil kilos.

—¿Aceptó esos términos?

—No, no lo hizo. Me dijo muy claramente que no le gustaba comprar mercancía en la playa.

—Ahora, testificó anteriormente que entendió que Arturo Guzmán y Héctor Beltrán estaban bajo la protección de Joaquín Guzmán. ¿Qué significa estar bajo la protección de Joaquín Guzmán?

—Simplemente que tienen contactos juntos, que comparten contactos y que comparten rutas pertenecientes al Sr. Joaquín.

—Ahora testificó que Mayo Zambada también rechazó esta oferta para comprar kilos en la playa. ¿Fue ese el final de sus conversaciones con los líderes del Cártel de Sinaloa sobre este envío en particular?

—No, me reuní después con el Sr. Ignacio Coronel.

—¿Ignacio Coronel tenía un apodo?

Nacho Coronel.

—¿Hizo la misma oferta a Nacho Coronel que había hecho a Arturo Guzmán, Héctor Beltrán y Mayo Zambada?

—Sí.

—¿Qué hizo Nacho Coronel?

—Aceptó la propuesta.

—Ahora, después de tener esta serie de reuniones, ¿supo si el acusado, Nacho Coronel, Mayo Zambada, Héctor Beltrán y Arturo Guzmán tenían alguna relación particular entre ellos?

—Tenía información que me había dado Sergio Ramírez y Juan Carlos Ramírez de que todos pertenecían al mismo grupo y que eran amigos.

—¿Qué tipo de grupo?

—El grupo era el Cártel de Sinaloa.





Sociedad

Quintana Roo se prepara para recibir al huracán Zeta; habilitan más de 70 refugios

El gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín González emitió la alerta roja para siete municipios por la amenaza del huracán

México

México suma 89 mil 171 defunciones por Covid

El director general de Epidemiología informó que hasta el momento suman 895 mil 326 casos confirmados por el virus

Política

Muñoz Ledo: No cederé ante la ilegalidad en Morena, seguiré la lucha por la vía judicial

El legislador perdió la semana pasada la encuesta para presidir a Morena, ante su compañero, el diputado Mario Delgado

Mundo

Bajo observación | Europa regresa al encierro

Los casos acumulados de la Covid-19 en México llegaron este lunes a 895 mil 326 y las muertes a 89 mil 171

Política

Muñoz Ledo: No cederé ante la ilegalidad en Morena, seguiré la lucha por la vía judicial

El legislador perdió la semana pasada la encuesta para presidir a Morena, ante su compañero, el diputado Mario Delgado

Deportes

"Mano de obra barata", así insultan en e-sports a jugadores sudamericanos

Fueron jugadores estadounidenses los que ofendieron a sus contrincantes

Sociedad

Sindicatos del Conalep firman acuerdos salariales en la Secretaría del Trabajo

Se otorgó un incremento salarial del 3.4% en beneficio de más de 2 mil docentes de 33 planteles la Ciudad de México y Oaxaca

Justicia

Rosario N continuará en prisión; juez niega sobreseimiento del caso

hasta el próximo mes de diciembre se resolverá la situación jurídica de la exfuncionaria ante el supuesto desvío de recursos del erario

Sociedad

México reporta 89 mil 171 defunciones por Covid-19

El director general de Epidemiología informó que hasta el momento suman 895 mil 326 casos confirmados por el virus