/ miércoles 15 de febrero de 2023

Defensa de García Luna pide no creer a criminales que han mentido toda su vida

Durante su alegato final, el abogado César de Castro insistió en la inocencia de su cliente

La Defensa del exsecretario de Seguridad Pública mexicano Genaro García Luna pidió este miércoles a los miembros del jurado que no crean a "criminales que han mentido toda su vida" en sus afirmaciones contra Genaro García y que se atengan más bien a la falta de pruebas concluyentes.

Durante su alegato final, el abogado César de Castro insistió en la inocencia de su cliente y declaró "la falta de pruebas es escandalosa" y que la acusación del Gobierno se fundamenta en los testimonios de "posiblemente los peores criminales que el mundo haya visto".

Lee también: El proceso en EU a García Luna, un narcojuicio entre la náusea y el sopor

Fiel al plan mantenido durante las más de tres semanas del juicio, De Castro volvió a desplegar los argumentos que empleó con los siete testigos cooperadores con la Fiscalía que cumplen o han cumplido condena en Estados Unidos, más dos policías mexicanos que hablaron de corrupción dentro de las filas de la Policía Federal.

Según la Defensa, actuaron por venganza contra la cara visible de la lucha contra el narcotráfico en México o mintieron para lograr el beneficio personal, bien para reducir sus sentencias o bien para conseguir que sus familias puedan viajar a Estados Unidos.

"Su testimonio es su manera de escapar (...) Para gente que ha participado en todos estos crímenes, ¿cómo va a resultar difícil mentir?", comentó De Castro antes de subrayar que los capos y narcotraficantes "son capaces de hacer todo lo que sea para conseguir sus objetivos".

Sus intervenciones, continuó, "no se pueden creer, son inconsistentes y desafían el sentido común".

"El Gobierno ha hecho un pacto con el diablo", dijo el abogado en referencia al currículum criminal de muchos de los testigos que han reconocido asesinatos y torturas.

En este sentido, intentó también minar el planteamiento de la Fiscalía asegurando que no se había presentado ninguna prueba física como grabaciones de video o audio, conversaciones telefónicas, fotografías, extractos de cuentas o ningún tipo de documentos "que prueben que Genaro García Luna pertenecía" al cartel.

Sobre este asunto, declaró a los miembros del jurado que la Fiscalía se había apoyado en la "cantidad y no en la calidad" y que por esa razón había presentado 26 testigos pero ninguna prueba palpable.

Además, argumentó que el alegato final del Gobierno se había prolongado durante tres horas, en lugar de la hora y veinte minutos que empleó De Castro, por la falta de consistencia y el exceso de detalles.

"La gente suele dar muchos detalles de una materia porque no sabe mucho", ironizó sobre su oponente.

En su discurso, también hizo referencia al testimonio de la esposa de García Luna, Linda Cristina Pereyra, que ayer ofreció la imagen de una familia que había construido poco a poco su patrimonio a base de trabajo, hipotecas y compra y venta de inmuebles y comparó esto con el derroche y las riquezas de los narcotraficantes.

Finalizada la ponencia del defensor, la Fiscalía volvió a tomar la palabra para decir al jurado que lo que De Castro quería demostrar era que había habido una gran conspiración y que García Luna era la persona con peor suerte del mundo.

"Nosotros no hemos elegido a los testigos, García Luna los eligió para hacer negocios con ellos", dijo la fiscal Erin Reid, encargada de tomar la palabra en su segunda intervención para insistir en la culpabilidad del acusado.

Una vez concluidos los alegatos de ambas partes, mañana el juez Brian Cogan dará las últimas instrucciones al jurado antes de que este se retire a deliberar.

Tendrán que decidir si el responsable de seguridad de México durante la era del presidente Felipe Calderón (2006-2012) es culpable o inocente de cinco delitos, cuatro de ellos relacionados con el narcotráfico: participar en la dirección de una empresa criminal que continua su actividad, conspiración para la distribución internacional de cocaína, conspiración para la distribución y posesión de cocaína y conspiración para la importación de cocaína.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El quinto delito que se le imputa es el de supuestamente prestar falso testimonio a las autoridades estadounidenses cuando solicitó la nacionalidad.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

La Defensa del exsecretario de Seguridad Pública mexicano Genaro García Luna pidió este miércoles a los miembros del jurado que no crean a "criminales que han mentido toda su vida" en sus afirmaciones contra Genaro García y que se atengan más bien a la falta de pruebas concluyentes.

Durante su alegato final, el abogado César de Castro insistió en la inocencia de su cliente y declaró "la falta de pruebas es escandalosa" y que la acusación del Gobierno se fundamenta en los testimonios de "posiblemente los peores criminales que el mundo haya visto".

Lee también: El proceso en EU a García Luna, un narcojuicio entre la náusea y el sopor

Fiel al plan mantenido durante las más de tres semanas del juicio, De Castro volvió a desplegar los argumentos que empleó con los siete testigos cooperadores con la Fiscalía que cumplen o han cumplido condena en Estados Unidos, más dos policías mexicanos que hablaron de corrupción dentro de las filas de la Policía Federal.

Según la Defensa, actuaron por venganza contra la cara visible de la lucha contra el narcotráfico en México o mintieron para lograr el beneficio personal, bien para reducir sus sentencias o bien para conseguir que sus familias puedan viajar a Estados Unidos.

"Su testimonio es su manera de escapar (...) Para gente que ha participado en todos estos crímenes, ¿cómo va a resultar difícil mentir?", comentó De Castro antes de subrayar que los capos y narcotraficantes "son capaces de hacer todo lo que sea para conseguir sus objetivos".

Sus intervenciones, continuó, "no se pueden creer, son inconsistentes y desafían el sentido común".

"El Gobierno ha hecho un pacto con el diablo", dijo el abogado en referencia al currículum criminal de muchos de los testigos que han reconocido asesinatos y torturas.

En este sentido, intentó también minar el planteamiento de la Fiscalía asegurando que no se había presentado ninguna prueba física como grabaciones de video o audio, conversaciones telefónicas, fotografías, extractos de cuentas o ningún tipo de documentos "que prueben que Genaro García Luna pertenecía" al cartel.

Sobre este asunto, declaró a los miembros del jurado que la Fiscalía se había apoyado en la "cantidad y no en la calidad" y que por esa razón había presentado 26 testigos pero ninguna prueba palpable.

Además, argumentó que el alegato final del Gobierno se había prolongado durante tres horas, en lugar de la hora y veinte minutos que empleó De Castro, por la falta de consistencia y el exceso de detalles.

"La gente suele dar muchos detalles de una materia porque no sabe mucho", ironizó sobre su oponente.

En su discurso, también hizo referencia al testimonio de la esposa de García Luna, Linda Cristina Pereyra, que ayer ofreció la imagen de una familia que había construido poco a poco su patrimonio a base de trabajo, hipotecas y compra y venta de inmuebles y comparó esto con el derroche y las riquezas de los narcotraficantes.

Finalizada la ponencia del defensor, la Fiscalía volvió a tomar la palabra para decir al jurado que lo que De Castro quería demostrar era que había habido una gran conspiración y que García Luna era la persona con peor suerte del mundo.

"Nosotros no hemos elegido a los testigos, García Luna los eligió para hacer negocios con ellos", dijo la fiscal Erin Reid, encargada de tomar la palabra en su segunda intervención para insistir en la culpabilidad del acusado.

Una vez concluidos los alegatos de ambas partes, mañana el juez Brian Cogan dará las últimas instrucciones al jurado antes de que este se retire a deliberar.

Tendrán que decidir si el responsable de seguridad de México durante la era del presidente Felipe Calderón (2006-2012) es culpable o inocente de cinco delitos, cuatro de ellos relacionados con el narcotráfico: participar en la dirección de una empresa criminal que continua su actividad, conspiración para la distribución internacional de cocaína, conspiración para la distribución y posesión de cocaína y conspiración para la importación de cocaína.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

El quinto delito que se le imputa es el de supuestamente prestar falso testimonio a las autoridades estadounidenses cuando solicitó la nacionalidad.



TE RECOMENDAMOS EL PODCAST ⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

CDMX

Mantienen contingencia ambiental el domingo 26 de mayo

El Valle de México está otra vez bajo contingencia ambiental, la número 11 en lo que va el año, con lo que supera el récord que se tenía con 10 desde 2016

Elecciones 2024

Escala violencia política a una semana de los comicios

Asesinan a dos en Chiapas y Guerrero, otros son agredidos en Oaxaca, Edomex y Guanajuato

Elecciones 2024

Episcopado Mexicano llama al voto "consciente y razonado" y revisar promesas falsas y reales

La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) invitó a los ciudadanos o no tener miedo de salir a votar y no dejarse coaccionar por nadie

Elecciones 2024

Prometen 250 mil asistentes para el cierre de Sheinbaum

Fuentes de Morena señalan que hay una cuota de gente o camiones que los comités territoriales deben cumplir

Elecciones 2024

Oposición concentra gasto electoral en alcaldías gobernadas por Morena

La coalición Va x la CdMx destina más recursos de campaña a seis alcaldías gobernadas por Morena

Política

Debemos replantear la relación México-EU con visión joven: Roberta Jacobson

La idea de que “el actual es el peor momento de la relación bilateral” se ha repetido por 30 años, dice