/ viernes 6 de diciembre de 2019

Amenazan de muerte a Emir Olivares, reportero de La Jornada

"A mí me pagaron un millón de pesos para matarlo, qué quiere que haga", le dijeron al comunicador

Emir Olivares, reportero de La Jornada, fue amenazado de muerte por haberse metido con gente de la UNAM en uno de sus trabajos, según informó el medio en la nota publicada "Irrumpen en casa de reportero de La Jornada y lo amenazan".

Alrededor de las 12:00 horas de este viernes, un "par" de sujetos irrumpió en el domicilio del reportero cuando se realizaba una mudanza.

Al ingresar al inmueble abrieron otra puerta con ganzúas y comenzaron a revisar las pertenencias del informador, quien se encontraba bañándose y al darse cuenta, los sorprendió encarándolos, pero los delincuentes huyeron.

Momentos después le llamaron a los números telefónicos tanto de su domicilio y celular, identificándolo por su nombre. Un hombre le hizo saber que fueron contratados para matarlo.

“A mí me pagaron un millón de pesos para matarlo, qué quiere que haga, o lo mato o usted me dobla la cantidad", amenazaron.

“En cuánto valora su bonita familia“, dijo el hombre que llamó y le dijo que sabía dónde trabaja, qué asuntos publicaba y por qué había sido amenazado en 2017.

Durante la llamada, dos escoltas proporcionados por el mecanismo de protección a periodistas fueron testigos de la llamada.



Emir Olivares, reportero de La Jornada, fue amenazado de muerte por haberse metido con gente de la UNAM en uno de sus trabajos, según informó el medio en la nota publicada "Irrumpen en casa de reportero de La Jornada y lo amenazan".

Alrededor de las 12:00 horas de este viernes, un "par" de sujetos irrumpió en el domicilio del reportero cuando se realizaba una mudanza.

Al ingresar al inmueble abrieron otra puerta con ganzúas y comenzaron a revisar las pertenencias del informador, quien se encontraba bañándose y al darse cuenta, los sorprendió encarándolos, pero los delincuentes huyeron.

Momentos después le llamaron a los números telefónicos tanto de su domicilio y celular, identificándolo por su nombre. Un hombre le hizo saber que fueron contratados para matarlo.

“A mí me pagaron un millón de pesos para matarlo, qué quiere que haga, o lo mato o usted me dobla la cantidad", amenazaron.

“En cuánto valora su bonita familia“, dijo el hombre que llamó y le dijo que sabía dónde trabaja, qué asuntos publicaba y por qué había sido amenazado en 2017.

Durante la llamada, dos escoltas proporcionados por el mecanismo de protección a periodistas fueron testigos de la llamada.



Sociedad

Jaime Cárdenas hereda 14 mil juicios en Indep

El titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, dijo que AMLO le encargó tener un fin social

Sociedad

¿Qué hacen los funcionarios que enfrentaron el caso Guardería ABC?

Los imputados estuvieron en los tres niveles de gobierno y también hay dos socios de la Guardería estatal ABC

CDMX

Combaten a "violentas" ratas del Centro Histórico

En mayo colocaron 879 cebos block ante la localización de madrigueras en diferentes zonas del primer cuadro

Mundo

#Data | El racismo aún no es prioridad en los EU

Sólo el 42 por ciento de la población cree que el racismo es "un gran problema" en los EU

CDMX

Combaten a "violentas" ratas del Centro Histórico

En mayo colocaron 879 cebos block ante la localización de madrigueras en diferentes zonas del primer cuadro

Sociedad

Megarecorte paraliza la atención a víctimas

Álvarez Icaza conmina a la Corte a no dejar de emitir sentencias para reparar el daño por falta de recursos

Finanzas

Aeropuertos deberán restringir el acceso a acompañantes

La medida es parte de la nueva política establecida por la Agencia Federal de Aviación Civil para mitigar los riesgos de contagio

Finanzas

Coparmex replantea salario solidario ante crisis de empleo

La Coparmex asegura que se salvarían 19.9 millones de puestos de trabajo formales; ONG plantea un ingreso mínimo vital

Sociedad

Jaime Cárdenas hereda 14 mil juicios en Indep

El titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, dijo que AMLO le encargó tener un fin social