/ viernes 5 de mayo de 2017

En Zacatecas tres nuevos cárteles se disputan la plaza

Por Rocío Adriana Aguilar

A pesar de que Zacatecas no es un estado económicamente fuerte, la plaza está en la mira de por lo menos, tres nuevos cárteles. La recomposición de uno de los poderes fácticos, como lo es, la delincuencia organizada, parece ir ganando la batalla a la autoridad.

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Francisco Murillo Ruiseco, reconoció la incursión de al menos tres grupos del crimen organizado o Cárteles en territorio zacatecano, a la disputa entre éstos obedecería el incremento en delitos de alto impacto como homicidios, secuestros y privaciones de la libertad. Declaró que actualmente opera en territorio estatal el Cártel del Golfo y los grupos Cártel del Noreste y Los Talibanes, estos últimos dos surgieron como incisiones del cartel de Los Zetas, grupo delictivo del que actualmente no se hace mención, porque ya no opera como tal; al interior hubo una fractura y se dividió en las dos células antes referidas. Fuentes de seguridad federales y estatales consultadas por este medio, indican que el Cártel del Golfo, opera principalmente en la zona centro hasta la región suroeste colindante con Jalisco, por el área de Tlaltenango.

El Cártel del Noreste estaría operando en parte de la zona centro hasta el norte, es decir, en las áreas colindantes con los estados de Durango y Coahuila, mientras que el grupo de Los Talibanes tendría presencia en municipios localizados al sur y este de la entidad, así como en la región limítrofe con Aguascalientes y San Luis Potosí.

Murillo Ruiseco explicó que la información de inteligencia que se tiene, tanto las corporaciones de seguridad a nivel estatal como federal, es que en el estado actualmente están asentados dos grupos criminales que se disputan el territorio zacatecano. Reconoció la presencia del Cártel del Golfo y la subdivisión que existe de los Zetas, Cártel del Noreste y Los Talibanes, grupos que, a consecuencia de su disputa territorial y de mercado, podría atribuirse la comisión de delitos de alto impacto, principalmente de homicidios dolosos, que hasta el mes de abril ascendió a 216. Respecto a las operaciones de cárteles como el de Jalisco Nueva Generación y Sinaloa, a los que se les atribuye el enfrentamiento del pasado martes 18 de abril, el Procurador de Justicia, señaló que hasta ahora las autoridades en la entidad no reconocen una presencia definida de estos grupos en Zacatecas, saben de algunas incursiones como lo fue en Nochistlán, sin embargo, este territorio estatal no es su centro de operación.

Advirtió que el trabajo de las instancias de seguridad no sólo es ubicar la presencia de los grupos criminales, sino generar estrategias de contención, “tratar de cerrarles el paso contener su presencia”.

Cárteles en Zacatecas


La paz que reinó en Zacatecas por muchos años, en los que incluso se colocaba en el ranking de los estados más seguros del país se vio mermada por la incursión de grupos criminales en la entidad.

Como primer antecedente de actos del crimen organizado en Zacatecas, se tiene registro de un ataque perpetrado por sujetos armados en contra de un convoy de Policías Ministeriales en el municipio de Jerez. En dicho ataque murieron siete elementos policiacos, además de quien fungiera como Director de Seguridad Pública y Tránsito en Jerez, Frígido Reza Martínez. La agresión fue protagonizada por integrantes del grupo criminal “Los Zetas”, quienes comenzaban a operar lejos del Cártel del Golfo, grupo al que pertenecían y del que conformaban su brazo armado. El Doctor Hernansaés en su libro, “Corridos zacatecanos contemporáneos”, coincide de igual forma, que cómo primer referente de actos del crimen organizado fue la agresión a Policías Ministeriales en diciembre de 2007, tiempo en el que terminó el sueño de que Zacatecas podía permanecer al margen de los eventos violentos que ocurrían en otros estados de México.

A raíz del anterior hecho de violencia, en el estado comenzaron a gestarse un sin fin de actos del crimen organizado, la mayoría protagonizados por la célula antes señalada. La cual irrumpió la tranquilidad de un estado que hasta entonces se posicionaba entre las cinco entidades más seguras de la República Mexicana.

Posteriormente y teniendo como antecedentes publicaciones de este mismo medio de comunicación, se refiere que en febrero del 2011 mediante “narcomantas” colocadas en el municipio de Juchipila se anunció la presencia de otro grupo criminal “Cartel del Golfo”.

En septiembre de ese mismo año, se denunció y cuestionó a las autoridades respecto al supuesto ingreso, también a Juchipila, de camionetas con presuntos sicarios del cártel del Golfo y Cárteles Unidos.

El entonces Procurador de Justicia, Arturo Nahle, detalló a medios locales, que los presuntos narcotraficantes llegaron fuertemente armados a bordo de aproximadamente 40 camionetas con las siglas CU y CDG, cada una con cinco o seis hombres, y entraron por la calle principal a la plaza de Juchipila, municipio localizado al suroeste del estado, donde permanecieron por casi cinco horas. En años más reciente, en 2015, Jesús Pinto Ortiz, quien fuera Secretario de Seguridad Pública de Zacatecana, en comparecencia en el Congreso estatal, reveló que en el estado sólo estaban asentados dos grupos criminales -Los Zetas y el Cártel del Golfo-. Dijo que habían aparecido mantas firmadas por el Cártel del Noroeste, pero señaló que se trata una escisión de Los Zetas que se autodenominaron de esa manera.

Tiempo después reconoció la presencia de otro grupo, Los Talibanes, quienes serían el otro grupo que resultó de la incisión de los Zetas. Pinto Ortiz, también habló de la incursión del Cártel de Sinaloa, el cual tenían presencia en Nochistlán, donde operaban grandes narcolaboratorios que fueron desarticulados en 2013, mientras que por el lado norte tenían algunas incursiones en Sombrerete para objetivos específicos. En su reciente comparecencia, el actual procurador, Francisco Murillo Ruiseco, dijo que, aunque en Zacatecas no se reconoce la presencia del Cártel de Sinaloa, si se han tenido en la entidad, sujetos que pertenecen a este grupo.

Lee el reportaje completo en El Sol de Zacatecas

Por Rocío Adriana Aguilar

A pesar de que Zacatecas no es un estado económicamente fuerte, la plaza está en la mira de por lo menos, tres nuevos cárteles. La recomposición de uno de los poderes fácticos, como lo es, la delincuencia organizada, parece ir ganando la batalla a la autoridad.

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Francisco Murillo Ruiseco, reconoció la incursión de al menos tres grupos del crimen organizado o Cárteles en territorio zacatecano, a la disputa entre éstos obedecería el incremento en delitos de alto impacto como homicidios, secuestros y privaciones de la libertad. Declaró que actualmente opera en territorio estatal el Cártel del Golfo y los grupos Cártel del Noreste y Los Talibanes, estos últimos dos surgieron como incisiones del cartel de Los Zetas, grupo delictivo del que actualmente no se hace mención, porque ya no opera como tal; al interior hubo una fractura y se dividió en las dos células antes referidas. Fuentes de seguridad federales y estatales consultadas por este medio, indican que el Cártel del Golfo, opera principalmente en la zona centro hasta la región suroeste colindante con Jalisco, por el área de Tlaltenango.

El Cártel del Noreste estaría operando en parte de la zona centro hasta el norte, es decir, en las áreas colindantes con los estados de Durango y Coahuila, mientras que el grupo de Los Talibanes tendría presencia en municipios localizados al sur y este de la entidad, así como en la región limítrofe con Aguascalientes y San Luis Potosí.

Murillo Ruiseco explicó que la información de inteligencia que se tiene, tanto las corporaciones de seguridad a nivel estatal como federal, es que en el estado actualmente están asentados dos grupos criminales que se disputan el territorio zacatecano. Reconoció la presencia del Cártel del Golfo y la subdivisión que existe de los Zetas, Cártel del Noreste y Los Talibanes, grupos que, a consecuencia de su disputa territorial y de mercado, podría atribuirse la comisión de delitos de alto impacto, principalmente de homicidios dolosos, que hasta el mes de abril ascendió a 216. Respecto a las operaciones de cárteles como el de Jalisco Nueva Generación y Sinaloa, a los que se les atribuye el enfrentamiento del pasado martes 18 de abril, el Procurador de Justicia, señaló que hasta ahora las autoridades en la entidad no reconocen una presencia definida de estos grupos en Zacatecas, saben de algunas incursiones como lo fue en Nochistlán, sin embargo, este territorio estatal no es su centro de operación.

Advirtió que el trabajo de las instancias de seguridad no sólo es ubicar la presencia de los grupos criminales, sino generar estrategias de contención, “tratar de cerrarles el paso contener su presencia”.

Cárteles en Zacatecas


La paz que reinó en Zacatecas por muchos años, en los que incluso se colocaba en el ranking de los estados más seguros del país se vio mermada por la incursión de grupos criminales en la entidad.

Como primer antecedente de actos del crimen organizado en Zacatecas, se tiene registro de un ataque perpetrado por sujetos armados en contra de un convoy de Policías Ministeriales en el municipio de Jerez. En dicho ataque murieron siete elementos policiacos, además de quien fungiera como Director de Seguridad Pública y Tránsito en Jerez, Frígido Reza Martínez. La agresión fue protagonizada por integrantes del grupo criminal “Los Zetas”, quienes comenzaban a operar lejos del Cártel del Golfo, grupo al que pertenecían y del que conformaban su brazo armado. El Doctor Hernansaés en su libro, “Corridos zacatecanos contemporáneos”, coincide de igual forma, que cómo primer referente de actos del crimen organizado fue la agresión a Policías Ministeriales en diciembre de 2007, tiempo en el que terminó el sueño de que Zacatecas podía permanecer al margen de los eventos violentos que ocurrían en otros estados de México.

A raíz del anterior hecho de violencia, en el estado comenzaron a gestarse un sin fin de actos del crimen organizado, la mayoría protagonizados por la célula antes señalada. La cual irrumpió la tranquilidad de un estado que hasta entonces se posicionaba entre las cinco entidades más seguras de la República Mexicana.

Posteriormente y teniendo como antecedentes publicaciones de este mismo medio de comunicación, se refiere que en febrero del 2011 mediante “narcomantas” colocadas en el municipio de Juchipila se anunció la presencia de otro grupo criminal “Cartel del Golfo”.

En septiembre de ese mismo año, se denunció y cuestionó a las autoridades respecto al supuesto ingreso, también a Juchipila, de camionetas con presuntos sicarios del cártel del Golfo y Cárteles Unidos.

El entonces Procurador de Justicia, Arturo Nahle, detalló a medios locales, que los presuntos narcotraficantes llegaron fuertemente armados a bordo de aproximadamente 40 camionetas con las siglas CU y CDG, cada una con cinco o seis hombres, y entraron por la calle principal a la plaza de Juchipila, municipio localizado al suroeste del estado, donde permanecieron por casi cinco horas. En años más reciente, en 2015, Jesús Pinto Ortiz, quien fuera Secretario de Seguridad Pública de Zacatecana, en comparecencia en el Congreso estatal, reveló que en el estado sólo estaban asentados dos grupos criminales -Los Zetas y el Cártel del Golfo-. Dijo que habían aparecido mantas firmadas por el Cártel del Noroeste, pero señaló que se trata una escisión de Los Zetas que se autodenominaron de esa manera.

Tiempo después reconoció la presencia de otro grupo, Los Talibanes, quienes serían el otro grupo que resultó de la incisión de los Zetas. Pinto Ortiz, también habló de la incursión del Cártel de Sinaloa, el cual tenían presencia en Nochistlán, donde operaban grandes narcolaboratorios que fueron desarticulados en 2013, mientras que por el lado norte tenían algunas incursiones en Sombrerete para objetivos específicos. En su reciente comparecencia, el actual procurador, Francisco Murillo Ruiseco, dijo que, aunque en Zacatecas no se reconoce la presencia del Cártel de Sinaloa, si se han tenido en la entidad, sujetos que pertenecen a este grupo.

Lee el reportaje completo en El Sol de Zacatecas