/ miércoles 10 de marzo de 2021

Víctimas del Tec de Monterrey piden al Inai no ser cómplices de acosadores

En México existe el primer caso donde un presunto acosador se ve protegido por el máximo organismo de transparencia luego de que éste pidiera conocer los nombres de sus denunciantes

En México existe el primer caso donde un presunto acosador se ve protegido por el máximo organismo de transparencia del país al apegarse a la Ley de Protección de Datos Personales para pedir los nombres de sus denunciantes. Se trata de Felipe Montes, un docente de Literatura en el Tecnológico de Monterrey.

En noviembre de 2017, el Tec de Monterrey suspendió a Montes luego de que la asociación Acoso en la U lo denunciara por acoso y hostigamiento sexual, sin embargo el profesor ha negado estos señalamientos y promovió una denuncia por un supuesto trato indebido de su información ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

A dos años de este procedimiento sancionatorio en contra de las víctimas, la organización Acoso en la U pidió al Instituto “no ser cómplice de acosadores”.

A través un comunicado de prensa en conjunto con la Red de Defensa de los Derechos Digitales (R3D), la asociación manifestó ser “blanco de una serie de batallas legales” desde mayo de 2019, cuando el profesor inició un procedimiento de protección de datos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) ante el Inai.

De acuerdo con la organización, ante su negativa a entregar información confidencial sobre sus denunciantes, así como la eliminación de cualquier medio físico y electrónico de los testimonios en contra del profesor publicados en su sitio web, el Inai inició un procedimiento de sanciones para obligarlas a atender su llamado.

“Este proceso jurídico que hoy cumple 649 días ha resultado en un profundo perjuicio para nuestro trabajo como defensoras de derechos humanos, mermando nuestros recursos económicos, emocionales y de tiempo, y reduciendo considerablemente nuestra capacidad de acción para promover una vida libre de violencia para las mujeres”, señala el comunicado.

Por todo lo anterior la organización decidió hacer su denuncia pública para acusar al Instituto de estar “distorsionando mediante la interpretación, leyes que deberían protegernos”, para que esta entregue la información solicitada a pesar de que “las asociaciones civiles no somos sujetos obligados a responder solicitudes ARCO”.

“La intervención del Inai bajo este contexto, es únicamente una nueva forma de acoso y revictimización hacia sus denunciantes y los defensores que acompañan dichos procesos”, acusan.

Por ello, y en el marco del 8M, realizaron un llamado público al Inai a no ser una “institución cómplice de acosadores que pretenden tergiversar la ley para seguir en la impunidad y exigimos que la autoridad ejerza sus funciones con perspectiva de género para no ser omisa ante el uso doloso de los mecanismos de protección de datos personales”, misma que se materializó con una protesta fuera de las instalaciones del Instituto.

Al respecto el Inai informó que “en apertura al diálogo” recibieron a una comitiva de mujeres representantes de las organizaciones demandantes, mismas que fueron atendidas por la comisionada Norma Julieta del Río Venegas y el comisionado Andrián Alcalá Mendez, sin que hasta el momento haya un pronunciamiento sobre el proceso.

Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias


En México existe el primer caso donde un presunto acosador se ve protegido por el máximo organismo de transparencia del país al apegarse a la Ley de Protección de Datos Personales para pedir los nombres de sus denunciantes. Se trata de Felipe Montes, un docente de Literatura en el Tecnológico de Monterrey.

En noviembre de 2017, el Tec de Monterrey suspendió a Montes luego de que la asociación Acoso en la U lo denunciara por acoso y hostigamiento sexual, sin embargo el profesor ha negado estos señalamientos y promovió una denuncia por un supuesto trato indebido de su información ante el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai).

A dos años de este procedimiento sancionatorio en contra de las víctimas, la organización Acoso en la U pidió al Instituto “no ser cómplice de acosadores”.

A través un comunicado de prensa en conjunto con la Red de Defensa de los Derechos Digitales (R3D), la asociación manifestó ser “blanco de una serie de batallas legales” desde mayo de 2019, cuando el profesor inició un procedimiento de protección de datos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición) ante el Inai.

De acuerdo con la organización, ante su negativa a entregar información confidencial sobre sus denunciantes, así como la eliminación de cualquier medio físico y electrónico de los testimonios en contra del profesor publicados en su sitio web, el Inai inició un procedimiento de sanciones para obligarlas a atender su llamado.

“Este proceso jurídico que hoy cumple 649 días ha resultado en un profundo perjuicio para nuestro trabajo como defensoras de derechos humanos, mermando nuestros recursos económicos, emocionales y de tiempo, y reduciendo considerablemente nuestra capacidad de acción para promover una vida libre de violencia para las mujeres”, señala el comunicado.

Por todo lo anterior la organización decidió hacer su denuncia pública para acusar al Instituto de estar “distorsionando mediante la interpretación, leyes que deberían protegernos”, para que esta entregue la información solicitada a pesar de que “las asociaciones civiles no somos sujetos obligados a responder solicitudes ARCO”.

“La intervención del Inai bajo este contexto, es únicamente una nueva forma de acoso y revictimización hacia sus denunciantes y los defensores que acompañan dichos procesos”, acusan.

Por ello, y en el marco del 8M, realizaron un llamado público al Inai a no ser una “institución cómplice de acosadores que pretenden tergiversar la ley para seguir en la impunidad y exigimos que la autoridad ejerza sus funciones con perspectiva de género para no ser omisa ante el uso doloso de los mecanismos de protección de datos personales”, misma que se materializó con una protesta fuera de las instalaciones del Instituto.

Al respecto el Inai informó que “en apertura al diálogo” recibieron a una comitiva de mujeres representantes de las organizaciones demandantes, mismas que fueron atendidas por la comisionada Norma Julieta del Río Venegas y el comisionado Andrián Alcalá Mendez, sin que hasta el momento haya un pronunciamiento sobre el proceso.

Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias


Sociedad

Retienen a casi 12 mil migrantes de Haití bajo puente fronterizo con Texas

Personas acampan bajo un puente entre Coahuila y Texas a la espera de que Estados Unidos les dé asilo

Sociedad

Temen al CJNG; en Tepalcatepec, Michoacán, piden ayuda

Al menos ocho mil personas que vivían en rancherías se han desplazado a la zona urbana de la cabecera municipal

Mundo

El mundo sigue un camino catastrófico por cambio climático, alerta ONU

El organismo alertó que el mundo sigue un rumbo “catastrófico”, mismo que provocará un aumento de 2.7 oC a finales de siglo

Sociedad

Temen al CJNG; en Tepalcatepec, Michoacán, piden ayuda

Al menos ocho mil personas que vivían en rancherías se han desplazado a la zona urbana de la cabecera municipal

Mundo

El mundo sigue un camino catastrófico por cambio climático, alerta ONU

El organismo alertó que el mundo sigue un rumbo “catastrófico”, mismo que provocará un aumento de 2.7 oC a finales de siglo

CDMX

Hasta 2022 el Metro recuperará puesto de control afectado en incendio

La renovación total del edificio siniestrado en enero pasado costará más de 37 mil millones de pesos

Política

Cepal pide a México ampliar comercio con Centroamérica

Es necesario para frenar la migración indocumentada hacia EU, afirma; presentan un plan con cuatro ejes

Finanzas

Secretaría de Economía invertirá más de 55 mdp en buscar litio

La exploración se realizará en 82 localidades del país económicamente viables

Gossip

No fue mi Culpa refleja el viacrucis de mujeres desaparecidas y violentadas

La serie No fue mi culpa es protagonizada por Paulina Gaitán y Damián Alcáz