/ martes 2 de febrero de 2021

Intensamente | En 2024, el candidato del pueblo seré yo: Noroña

Rebelde y amante de la literatura, el cine y el rock, el diputado Fernández Noroña también defiende sus sueños, entre los que aún se encuentra ser presidente de México

En septiembre del 2020, cuando buscó sin éxito la presidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro, el diputado Gerardo Fernández Noroña afirmó que sería “Presidente de la Cámara de Diputados en el corazón de México” y hoy la figura más polémica de la izquierda en México, dice que sin duda será “el candidato del pueblo” a la presidencia de la República en 2024.

En entrevista con El Sol de México, el vicecoordinador de los diputados del PT se asume como una persona que emergió de una familia pobre, aunque es un actor político lleno de paradojas, pese a que él se asume como un hombre congruente.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Noroña, como se le conoce popularmente, creció en el Complejo Habitacional 2 del IMSS, ubicado en Tequexquinahuac, Tlalnepantla, Estado de México. Fue líder estudiantil en el CECyT número 210 y también en la la Universidad Autónoma Metropolitana de Azcapotzalco, donde estudió Sociología de 1979 a 1983.

Tampoco tiene temor en decir que es sentimental. Incluso en 2019, con lágrimas en los ojos, al inicio de la actual Legislatura, expresó que la UAM le cambió la vida y le quitó lo ignorante. De hecho, afirma que sus dos grandes influencias son: su abuela y la universidad.

Se define como un “un plebeyo retobón” al que corrían de todos los trabajos cuando era joven, precisamente por rebelde.

Es amante de los libros, pero bromea: “los tres libros que me marcaron fueron los de la primaria, por que me pegaba el maestro”, pero confiesa que La Tregua de Benedetti fue el primer libro que lo hizo leer sin parar, así como Un hombre, de Oriana Fallaci, que considera un libro fundamental para quienes están en la política.

Al hablar de literatura se apasiona suelta una reyerta de títulos y expone: “Estoy convencido que debemos llevar una biblioteca y un cinito a cada pueblo para que vean de todo”.

También se confiesa fanático del séptimo arte y recuerda que María Fernanda Campa Uranga, quien lo introdujo al PRD, le recomendó Persépolis, de Vincent Paronnaud; recuerda que la última película que lo cautivó fue The Joker, y destaca que le gustan las peliculas de mafiosos, como El Padrino.

En sus palabras, es un luchador social, político y libérrimo. De no haber sido político, le hubiera interesado ser músico. Gusta del rock y el blues, principalmente de artistas como Eric Clapton. “Para que se ardan mis malquerientes, los últimos tres años estuve yendo a Nueva York a un lugar de blues que se llama Terra Blues”.

Durante más de tres décadas, Fernandez Noroña ha encabezado plantones y protestas, particularmente en los últimos sexenios, contra los gobiernos de los presidentes Felipe Claderón y Enrique Peña Nieto.

Su lucha social, como él la define, la empezó a los 23 años, en Tequesquinahuac, en un movimiento provivienda de su colonia. Ahí, le comentaron que tenía carisma con la gente y continuó con su activismo.

En 1988 fue candidato a diputado por el Partido Comunista y, después se sumó a la fundación del PRD, partido que dejó en 2008, tras el conflicto por la dirigencia, entre Alejandro Encinas y Jesús Ortega.

Los lujos de Fernández Noroña

El vicecoordinador de los legisladores petistas se muestra convencido de que el capitalismo no es el camino para el progreso. Asegura que “no es suficiente con quitar a un tirano en el gobierno”; sino cambiar la estructura económica del país para generar condiciones de verdadera libertad en la gente y para que no la dobleguen por la necesidad, el hambre o la desigualdad económica.

Irónicamente, sus detractores lo señalan de contradictorio por los lujos en su vida cotidiana, entre los que se encuentran los viajes, comidas en restaurantes y autos costosos, como el Volvo por el que lo han criticado mucho.

Él argumenta que no es contradictorio y que esos lujos los quiere para todos.

Foto: Roberto Hernández

Lo critican por sus viajes, por su Volvo.

Claro que me gusta la buena vida, pero nadie me regala absolutamente nada. Es producto de mi trabajo y de mi esfuerzo. Aquí en la Cámara gano 70 mil pesos… En Tepoztlán me gustaría tener una casa para vivir pero no me alcanza para comprarla, punto. Entonces rento una y, cuando no pueda no lo haré y, claro que me gusta viajar y tengo ese vicio pequeño-burgués de comer tres veces al día y luego voy a restaurantes donde me cuestionan: “¿Dónde está la austeridad?”, ¡Pues pongan una plaquita mamones, allá afuera, que diga que un hijo del pueblo no puede entrar!

Les pesa que exista, lo que les pesa es que yo sea un tipo verdadero, eso es lo que les molesta: que sea franco y políticamente incorrecto, que tenga principios e ideales y trabaje duro por mis sueños… Un día, en el aeropuerto, un hombre me dice: “¿Qué haces aquí?, ¡tú deberías de estar en la central camionera!”. Y le dije: yo debería viajar en burro, pero te busqué y ya estabas ocupado… ¿Cómo te van a decir que no te puedes subir en un avión?… ¡Ese es el colmo del racismo!

Su aspiración presidencial

Hace tiempo que Fernández Noroña desea ser presidente. En 2017 buscó ser candidato independiente, pero declinó por AMLO, e incluso cuando se incorporó a Morena trató, nuevamente, de competir internamente con él, aunque claudicó.

Ahora afirma que será el candidato del pueblo: “La gente es muy cariñosa conmigo. Estoy muy motivado y comprometido. Pero va a ser durísima la elección que viene. Sería ingenuo pensar en 2021, si no nos unificamos… Pero yo espero jugar un papel muy relevante y, si la gente decide continuar esta revolución sin violencia, yo tengo altas posibilidades de ser el candidato presidencial”.

El político de 60 años ha sentido dos veces la entrega y la fuerza de la gente, primero cuando a principios de la década de los ochenta, a sus 23 años, encabezó su primer movimiento por la demanda de viviendas y luego en 2018, cuando ganó la presidencia Andrés Manuel López Obrador.

La primera vez se sentía como un rockstar y no niega que esa fuerza lo motiva a buscar la presidencia. Incluso, la imagen de un tigre sería su emblema de guerra, porque se identifica con la fuerza de los felinos. Pero es consciente que la lucha será fratricida, frente a figuras como el canciller Marcelo Ebrard, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, el senador Ricardo Monreal y Tatiana Clouthier, a quienes ve como amigos y rivales para la elección presidencial.

¿Cómo se ve en 2024?

Muy sólido. Abajo el pueblo me apoya, arriba el cielo y la mezquindad pues se hacen presentes; además hay varios compañeros y compañeras muy notables, muy valiosos: Me acabo de reunir con Marcelo Ebrard, quien es un político excepcional, muy capaz; la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum es una mujer hiper calificada, de izquierda, trabajadora, seria, entregada, valiosísima; Ricardo Monreal, que muchos lo critican, es un hombre de una trayectoria muy fuerte, tanto en el Poder Legislativo, como en el Ejecutivo como gobernador de Zacatecas y entonces delegado en Cuauhtémoc; Tatiana Clouthier que tiene mucho pegue con la gente, cuando la despedimos de San Lázaro, yo dije que es una compañera muy valiosa… Ya quisiera la derecha tener candidatos así.

Y yo, tu charro negro, pues también me echo porras. Claro que tengo un respaldo importante y que la gente me dice: “¡Después de López Obrador, vas tú cabrón!”... te queremos en 2024”.

Su disculpa pública a Adriana Dávila

Dentro de los escándalos y controversias que ha protagonizado Gerardo Fernández, el último le costó tener que dar una disculpa pública a la diputada panista Adriana Dávila, ya que de lo contrario sería inhabilitado electoralmente, por cometer violencia de género.

El pasado martes 26 de enero, el Tribunal Electoral lo emplazó a dar una disculpa a la panista por acusar en Tlaxcala en 2019 que la legisladora tenía nexos con tratantes de personas y que a él, le dieran elementos para darle “una chinga” a Dávila.

Foto: Roberto Hernández

¿Lo quieren sacar del paso, truncar su carrera política?

Sí, me quieren sacar, yo hice una declaración el 4 de octubre de 2019 que puede ser buena, mala, regular, pésima, como quieras calificarla, pero cuando yo hago esa declaración ni es contra las mujeres ni es contra una diputada por ser mujer. Pero además en ese momento no hay ninguna legislación en la materia. La legislación es de abril de 2020 y 4 días después del incidente, ofrecí una disculpa pública y el Tribunal le dice al INE yo no tengo atribuciones y el INE toma el asunto y luego de un año después (noviembre de 2020) me sanciona con una disculpa pública y que tome tres cursos.

Pretenden poner el Sambenito de que soy violento con las mujeres, lo cual es absolutamente falso y (…) el Tribunal Electoral por primera vez no hizo quórum, tuvieron que traer a un magistrado de Toluca para esto, ese dato no es menor y, segundo, van más lejos que el INE y me quieren aplicar una ley retroactiva y dicen que si no acato su sentencia me van a meter al registro nacional de personas que ejercen violencia de género y entonces me sacan de la actividad política: Lo que quieren es que no me reelija… Lo que no quieren es verme en la boleta electoral en 2024, no van a poder, pero es una perversidad.

¿Se ha terminado el viejo régimen con la llegada de López Obrador al poder?

Claro que no, lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo no acaba de morir. Hay muchos funcionarios priistas y panistas que están en nuestro gobierno y no importa que vengan de ahí, pero siguen siendo igual de culebras. Eso tiene que cambiar. El Poder Judicial es todo del viejo régimen, tuercen la ley, no imparten justicia. Es una de las manifestaciones más violentas contra la gente.

¿Ya sentaron las bases para la Cuarta Transformación?

El presidente insiste en que ya están las bases. Yo me permito discrepar con él. Pongo un ejemplo: el outsourcing, que es la forma de esclavitud actual, no lo hemos podido echar atrás…

¿Qué otros cambios a parte del poder judicial faltan por hacer en el Gobierno del presidente Lopez Obrador?

Yo creo que habría que cambiar el sistema económico, pero eso le tocará a gobiernos venideros. Si con los cambios que está haciendo López Obrador, se le va el mundo encima, lo quieren tirar. Hay posiciones golpistas todo el tiempo.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

En septiembre del 2020, cuando buscó sin éxito la presidencia de la Mesa Directiva de San Lázaro, el diputado Gerardo Fernández Noroña afirmó que sería “Presidente de la Cámara de Diputados en el corazón de México” y hoy la figura más polémica de la izquierda en México, dice que sin duda será “el candidato del pueblo” a la presidencia de la República en 2024.

En entrevista con El Sol de México, el vicecoordinador de los diputados del PT se asume como una persona que emergió de una familia pobre, aunque es un actor político lleno de paradojas, pese a que él se asume como un hombre congruente.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Noroña, como se le conoce popularmente, creció en el Complejo Habitacional 2 del IMSS, ubicado en Tequexquinahuac, Tlalnepantla, Estado de México. Fue líder estudiantil en el CECyT número 210 y también en la la Universidad Autónoma Metropolitana de Azcapotzalco, donde estudió Sociología de 1979 a 1983.

Tampoco tiene temor en decir que es sentimental. Incluso en 2019, con lágrimas en los ojos, al inicio de la actual Legislatura, expresó que la UAM le cambió la vida y le quitó lo ignorante. De hecho, afirma que sus dos grandes influencias son: su abuela y la universidad.

Se define como un “un plebeyo retobón” al que corrían de todos los trabajos cuando era joven, precisamente por rebelde.

Es amante de los libros, pero bromea: “los tres libros que me marcaron fueron los de la primaria, por que me pegaba el maestro”, pero confiesa que La Tregua de Benedetti fue el primer libro que lo hizo leer sin parar, así como Un hombre, de Oriana Fallaci, que considera un libro fundamental para quienes están en la política.

Al hablar de literatura se apasiona suelta una reyerta de títulos y expone: “Estoy convencido que debemos llevar una biblioteca y un cinito a cada pueblo para que vean de todo”.

También se confiesa fanático del séptimo arte y recuerda que María Fernanda Campa Uranga, quien lo introdujo al PRD, le recomendó Persépolis, de Vincent Paronnaud; recuerda que la última película que lo cautivó fue The Joker, y destaca que le gustan las peliculas de mafiosos, como El Padrino.

En sus palabras, es un luchador social, político y libérrimo. De no haber sido político, le hubiera interesado ser músico. Gusta del rock y el blues, principalmente de artistas como Eric Clapton. “Para que se ardan mis malquerientes, los últimos tres años estuve yendo a Nueva York a un lugar de blues que se llama Terra Blues”.

Durante más de tres décadas, Fernandez Noroña ha encabezado plantones y protestas, particularmente en los últimos sexenios, contra los gobiernos de los presidentes Felipe Claderón y Enrique Peña Nieto.

Su lucha social, como él la define, la empezó a los 23 años, en Tequesquinahuac, en un movimiento provivienda de su colonia. Ahí, le comentaron que tenía carisma con la gente y continuó con su activismo.

En 1988 fue candidato a diputado por el Partido Comunista y, después se sumó a la fundación del PRD, partido que dejó en 2008, tras el conflicto por la dirigencia, entre Alejandro Encinas y Jesús Ortega.

Los lujos de Fernández Noroña

El vicecoordinador de los legisladores petistas se muestra convencido de que el capitalismo no es el camino para el progreso. Asegura que “no es suficiente con quitar a un tirano en el gobierno”; sino cambiar la estructura económica del país para generar condiciones de verdadera libertad en la gente y para que no la dobleguen por la necesidad, el hambre o la desigualdad económica.

Irónicamente, sus detractores lo señalan de contradictorio por los lujos en su vida cotidiana, entre los que se encuentran los viajes, comidas en restaurantes y autos costosos, como el Volvo por el que lo han criticado mucho.

Él argumenta que no es contradictorio y que esos lujos los quiere para todos.

Foto: Roberto Hernández

Lo critican por sus viajes, por su Volvo.

Claro que me gusta la buena vida, pero nadie me regala absolutamente nada. Es producto de mi trabajo y de mi esfuerzo. Aquí en la Cámara gano 70 mil pesos… En Tepoztlán me gustaría tener una casa para vivir pero no me alcanza para comprarla, punto. Entonces rento una y, cuando no pueda no lo haré y, claro que me gusta viajar y tengo ese vicio pequeño-burgués de comer tres veces al día y luego voy a restaurantes donde me cuestionan: “¿Dónde está la austeridad?”, ¡Pues pongan una plaquita mamones, allá afuera, que diga que un hijo del pueblo no puede entrar!

Les pesa que exista, lo que les pesa es que yo sea un tipo verdadero, eso es lo que les molesta: que sea franco y políticamente incorrecto, que tenga principios e ideales y trabaje duro por mis sueños… Un día, en el aeropuerto, un hombre me dice: “¿Qué haces aquí?, ¡tú deberías de estar en la central camionera!”. Y le dije: yo debería viajar en burro, pero te busqué y ya estabas ocupado… ¿Cómo te van a decir que no te puedes subir en un avión?… ¡Ese es el colmo del racismo!

Su aspiración presidencial

Hace tiempo que Fernández Noroña desea ser presidente. En 2017 buscó ser candidato independiente, pero declinó por AMLO, e incluso cuando se incorporó a Morena trató, nuevamente, de competir internamente con él, aunque claudicó.

Ahora afirma que será el candidato del pueblo: “La gente es muy cariñosa conmigo. Estoy muy motivado y comprometido. Pero va a ser durísima la elección que viene. Sería ingenuo pensar en 2021, si no nos unificamos… Pero yo espero jugar un papel muy relevante y, si la gente decide continuar esta revolución sin violencia, yo tengo altas posibilidades de ser el candidato presidencial”.

El político de 60 años ha sentido dos veces la entrega y la fuerza de la gente, primero cuando a principios de la década de los ochenta, a sus 23 años, encabezó su primer movimiento por la demanda de viviendas y luego en 2018, cuando ganó la presidencia Andrés Manuel López Obrador.

La primera vez se sentía como un rockstar y no niega que esa fuerza lo motiva a buscar la presidencia. Incluso, la imagen de un tigre sería su emblema de guerra, porque se identifica con la fuerza de los felinos. Pero es consciente que la lucha será fratricida, frente a figuras como el canciller Marcelo Ebrard, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum, el senador Ricardo Monreal y Tatiana Clouthier, a quienes ve como amigos y rivales para la elección presidencial.

¿Cómo se ve en 2024?

Muy sólido. Abajo el pueblo me apoya, arriba el cielo y la mezquindad pues se hacen presentes; además hay varios compañeros y compañeras muy notables, muy valiosos: Me acabo de reunir con Marcelo Ebrard, quien es un político excepcional, muy capaz; la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum es una mujer hiper calificada, de izquierda, trabajadora, seria, entregada, valiosísima; Ricardo Monreal, que muchos lo critican, es un hombre de una trayectoria muy fuerte, tanto en el Poder Legislativo, como en el Ejecutivo como gobernador de Zacatecas y entonces delegado en Cuauhtémoc; Tatiana Clouthier que tiene mucho pegue con la gente, cuando la despedimos de San Lázaro, yo dije que es una compañera muy valiosa… Ya quisiera la derecha tener candidatos así.

Y yo, tu charro negro, pues también me echo porras. Claro que tengo un respaldo importante y que la gente me dice: “¡Después de López Obrador, vas tú cabrón!”... te queremos en 2024”.

Su disculpa pública a Adriana Dávila

Dentro de los escándalos y controversias que ha protagonizado Gerardo Fernández, el último le costó tener que dar una disculpa pública a la diputada panista Adriana Dávila, ya que de lo contrario sería inhabilitado electoralmente, por cometer violencia de género.

El pasado martes 26 de enero, el Tribunal Electoral lo emplazó a dar una disculpa a la panista por acusar en Tlaxcala en 2019 que la legisladora tenía nexos con tratantes de personas y que a él, le dieran elementos para darle “una chinga” a Dávila.

Foto: Roberto Hernández

¿Lo quieren sacar del paso, truncar su carrera política?

Sí, me quieren sacar, yo hice una declaración el 4 de octubre de 2019 que puede ser buena, mala, regular, pésima, como quieras calificarla, pero cuando yo hago esa declaración ni es contra las mujeres ni es contra una diputada por ser mujer. Pero además en ese momento no hay ninguna legislación en la materia. La legislación es de abril de 2020 y 4 días después del incidente, ofrecí una disculpa pública y el Tribunal le dice al INE yo no tengo atribuciones y el INE toma el asunto y luego de un año después (noviembre de 2020) me sanciona con una disculpa pública y que tome tres cursos.

Pretenden poner el Sambenito de que soy violento con las mujeres, lo cual es absolutamente falso y (…) el Tribunal Electoral por primera vez no hizo quórum, tuvieron que traer a un magistrado de Toluca para esto, ese dato no es menor y, segundo, van más lejos que el INE y me quieren aplicar una ley retroactiva y dicen que si no acato su sentencia me van a meter al registro nacional de personas que ejercen violencia de género y entonces me sacan de la actividad política: Lo que quieren es que no me reelija… Lo que no quieren es verme en la boleta electoral en 2024, no van a poder, pero es una perversidad.

¿Se ha terminado el viejo régimen con la llegada de López Obrador al poder?

Claro que no, lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo no acaba de morir. Hay muchos funcionarios priistas y panistas que están en nuestro gobierno y no importa que vengan de ahí, pero siguen siendo igual de culebras. Eso tiene que cambiar. El Poder Judicial es todo del viejo régimen, tuercen la ley, no imparten justicia. Es una de las manifestaciones más violentas contra la gente.

¿Ya sentaron las bases para la Cuarta Transformación?

El presidente insiste en que ya están las bases. Yo me permito discrepar con él. Pongo un ejemplo: el outsourcing, que es la forma de esclavitud actual, no lo hemos podido echar atrás…

¿Qué otros cambios a parte del poder judicial faltan por hacer en el Gobierno del presidente Lopez Obrador?

Yo creo que habría que cambiar el sistema económico, pero eso le tocará a gobiernos venideros. Si con los cambios que está haciendo López Obrador, se le va el mundo encima, lo quieren tirar. Hay posiciones golpistas todo el tiempo.




Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Amazon Music


Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Sociedad

México registra más de 18 mil contagios de Covid en 24 horas

La Secretaría de Salud reportó que este martes se registraron 657 muertes por Covid

Finanzas

Gaseras se deslindan del paro de repartidores en el Valle de México

Distribuidores iniciaron el paro de al menos ocho mil pipas que dejarán de prestar servicio a clientes no prioritarios

Política

Aprueban en comisiones segundo extraordinario para desaforar a diputados

El dictamen de la Primera Comisión de Gobernación, Puntos Constitucionales y Justicia fue aprobado por 13 votos y dos en contra

Sociedad

#Data | 2020, el año con menos accidentes de tránsito en dos décadas

Los eventos de tránsito que más registraron reducciones año contra año fueron los atropellamientos, las colisiones entre autos, y las caídas de pasajeros en el transporte público

Sociedad

Medicinas llegan a cuentagotas a hospitales

Para el 27 de agosto los nosocomios contarán con un tercio de recursos médicos adquiridos con la UNOPS

Sociedad

Consejo de Género de la OEM: Medios deben evitar la gordofobia

Especialistas coincidieron en que la industria tiene que servir para acabar con los estereotipos corporales

Gossip

“Bule, bule el especial”, se transmitirá por streaming este 8 de agosto

Bule, bule el musical realizada hace siete años con Hiromi en el papel estelar, estará en streaming

Gossip

Mijares, Lucero e Itatí Cantoral serán los jueces del nuevo reality “El retador”

La emisión, que será conducida por Consuelo Duval y el youtuber Berth Oh

Gossip

Starzplay producirá “Toda la sangre”, serie basada en la novela de Bernardo Esquinca

Los directores Hari Sama y Luis Prieto están a cargo de la nueva producción de Pantaya, Starzplay y Spiral International