/ lunes 11 de marzo de 2019

No hagamos una tormenta de una llovizna: Alfonso Romo

El jefe de la Oficina de la Presidencia descarta que la economía de México esté en riesgo y asegura que están muy bien con el sector empresarial, a pesar de las percepciones negativas

“No hagamos una tormenta de una llovizna”, dice Alfonso Romo mientras le recordamos que el titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa, pide no hacer una tormenta en un vaso de agua por la baja de perspectiva de la calificación del gobierno y de decenas de empresas en el país, como Pemex.

“Coincido con el secretario Urzúa. No hagamos una tormenta de una llovizna. Tiene toda la razón el Secretario. Pero también le digo, vamos conquistando a las calificadoras, porque si los mexicanos hablan bien de México, si los extranjeros hablan bien de México, y las calificadoras nos dan el voto de confianza, pues en lugar de ser la tormenta perfecta, va a ser la oportunidad del siglo”.

El empresario Alfonso Romo Garza, quien se alejó de los reflectores tras vender Seminis, Cigarrera La Moderna y la aseguradora Comercial América a finales del siglo pasado, saltó nuevamente a la escena pública al encabezar el equipo de expertos que elaboró el proyecto de nación que López Obrador utilizó como argumento para ganar la Presidencia de México. Conoce y apoya al mandatario desde 2011 y hoy es un estratega fundamental del gobierno, incluso muchos observadores lo perciben por encima de los Secretarios de Estado, con más poder. Pero le gusta mantener su bajo perfil: “Callado, sordo, como hormiga”, dice él.

Romo cuenta que desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador lo nombró Jefe de la Oficina, hizo un paréntesis formal en su vida privada y sus negocios, para dedicarse de tiempo completo a ayudarlo en la Cuarta Transformación del país. “Ahorita no estoy haciendo nada de negocios. Por supuesto que estoy enterado, por curiosidad, porque mis hijos están al mando, pero prácticamente el 99.99 por ciento del tiempo estoy dedicado a que le vaya muy bien a este gobierno”.

Casi no lo notamos en las conferencias de prensa, en las mañaneras, en las imágenes de las giras del mandatario, ni en Palacio Nacional. “Cuando el presidente me nombra Jefe de la Oficina en la Presidencia, pues ni soy vocero ni Secretario de Hacienda, y los Jefes de la Oficina del Presidente deben de mantener un perfil bajo para poder articular y ayudar al Presidente, y ese fue el mandato que me dio, pero nunca me quitó la responsabilidad de tener contacto permanente con el sector privado y lo tuve muy activo pero en silencio (…) Aparentemente estaba yo rezagado, pero no estaba. Estaba bastante activo”.

Es por eso que sorprendió el pasado 18 de febrero el Jefe de la Oficina de la Presidencia, cuando apareció en Palacio Nacional junto con Andrés Manuel López Obrador y más de 800 de los empresarios más poderosos de este país. Ahí asumió la responsabilidad de liderar el Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico.

—Hablando de empresarios, ¿qué es lo que está haciendo para calmar las aguas?—, pregunta el reportero.

"Yo creo que el plan de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es un plan de centro izquierda, porque tiene la convicción de no nada más combatir la corrupción, acabar con la impunidad, pero sí tiene especial (interés) en reducir drásticamente los márgenes de pobreza. No tengo duda. Y ahora en los últimos mensajes que ha estado dando ha sido muy preciso en decir que la única forma de repartir riqueza es creando riqueza. Entonces, el plan que hicimos para impulsar el sector privado como motor de la economía es crucial para combatir la pobreza. Y aunque hemos tenido decisiones controversiales, que han causado confusiones en muchos empresarios, y muchas veces con razón, creo que en el todo vamos caminando por el buen camino".

Alfonso Romo dice que hay que aplaudirle a los hombres de negocios que fueron a decirle a López Obrador a Palacio Nacional: “Aquí estamos, señor presidente. Aquí estamos, no nada más los Carlos Slim, Alberto Baillères, el grupo Monterrey, Rogelio Zambrano Lozano, Lorenzo, Armando Garza Sada (…) también estaba José Santos Gutiérrez, José Luis González Íñigo de Jalisco. Y estaba Don Carlos Álvarez Bermejillo, de industrias Guadalajara, de Farmacias Guadalajara. Había mucha gente de todo tipo, de todos los sectores, diciendo al Presidente: Aquí estamos listos para cooperar con México. Y lo más importante es que estaban 800 empresarios de toda la República y no quiero omitir nombres, porque había muchos, de todos los tamaños, estaba todo el gabinete legal y ampliado y estaba el sector social, y el mensaje del Presidente fue: Aquí todos juntos a crecer al 4 por ciento.

Y luego, tu pregunta es correcta, los empresarios estaban escuchando el mensaje porque tienen ganas de ser convencidos de que esto va en serio, y fue un día muy importante para el país, porque como tu bien dices, hubo una historia de confrontaciones y ya. Vamos a caminar juntos

-En los negocios, ¿cómo fue que se decidió a dejar todo? La última vez que platicamos con calma, porque se acuerda que después nos encontramos en un foro, me contaba que estaba muy emocionado con todos los desarrollos que estaban haciendo en la parte de biotecnología. ¿Se acuerda que platicamos mucho de eso?

"Me acuerdo perfectamente bien. Y mira, eso va muy bien porque siempre cuando estás hablando de desarrollo, de innovación, pues es un reto. Yo cambié ese reto por tratar de innovar y de poder transformar genéticamente a México".

-Transformación genética de México...

Sin que sea un organismo genéticamente modificado (entre risas), ya está prohibido.

-Hablando de los mensajes, y quiero que usted me explique un poco lo que está pasando, porque usted ha estado desde el lado de los empresarios mucho tiempo, ¿por qué nadie le explica al presidente que estas declaraciones que a veces lanza contra calificadoras, los mensajes que da, o explicaciones que da de Pemex o de los órganos autónomos, en determinado momento si le pueden hacer daño a la economía del país?

"El presidente es el presidente. Y su personalidad no la vamos a cambiar. Y voy a tratar de interpretar. El presidente le está dando, no 24 horas al día al país, 24 horas y media, apasionadamente, y no tiene por qué estar de acuerdo o entender por qué una calificación, y voy a hablar de calificadoras. Las calificadoras sabían perfectamente bien cómo estaba la situación de Pemex, o de CFE, o del sector energético. No hay duda. Sobre todo porque en los últimos 3 años, subió la deuda de Pemex 50 billones de dólares y no producimos un barril de petróleo más. Entonces, estamos heredando un problema muy serio, con una mejor calificación en ese momento. Entra la nueva administración. No llevábamos ni 60 días, sale un reporte de las calificadoras desfavorable y el presidente dice “Oye, no es mi culpa, esto ya venía”. El señor Presidente no viene del sector financiero, no tiene por qué entender que las calificadoras son frías, pero tampoco es explicable porque había una mejor calificación antes, 3 meses antes. Entonces, ahí se viene la confusión, sin embargo te lo digo, el equipo económico de Hacienda, nosotros aunque no estamos en Hacienda sabemos perfectamente bien que ellos están calificando fríamente, financieramente a Pemex, y no le está gustando el futuro. ¿Cuál es nuestro reto? Tener una buena historia de Pemex para poderla vender y que nos den tiempo a corregir los problemas".

-Es lo que iba a decir. Usted entiende muy bien esto, y de pronto afuera decimos los que más o menos le entendemos, ¿por qué nadie le dice al presidente que estamos hablando de futuro? Con un buen mensaje se puede frenar eso.

"¿Qué te puedo decir? Tienes toda la razón. Sí lo decimos, sí lo mencionamos, pero él quiere mandar un mensaje diciendo: “Esto lo heredé, que quede claro que lo heredé”. Ya nosotros tendremos que aclarar, más que reparar, esa situación".

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

-Don Alfonso Romo, ¿estamos en peligro en este momento?

"Yo no creo. Yo creo que… A mí me dio gusto, fíjate. No me dio gusto esto de la calificación, de las calificadoras, nos están llamando la atención de que debemos de poner atención y que tenemos que oírlas, de que algo no les está gustando. Y nosotros tenemos que ser lo suficientemente maduros y responsables para ponernos a trabajar, ganarnos su confianza a través de un esfuerzo de mejora, de que se vea la mejora que se está haciendo en Pemex, porque se está haciendo. Ahora nos falta saber contar la historia y que nos la crean. Entonces, yo lo agradezco que lo hayan hecho. No me gustó que haya sido tan rápido, pero ahora que yo la estoy viendo, nos ha puesto a trabajar para poder demostrarles que vamos a sacar a Pemex y a CFE más rápido de lo que piensan".

-Las visiones desde afuera y las lecturas son, de pronto, pues construidas de diferente manera, ¿no? Por un lado, usted ha visto que está, por ejemplo, lo de las calificadoras, está lo del nuevo aeropuerto, estuvo lo de la alza de la gasolina, estuvo lo del desabasto, está la guerra de los huachicoleros, está eso por una parte; y por otra la percepción de la población, y entre esas dos mediaciones, y usted trabajando detrás de bastidores, yo le pregunto: los empresarios, los que de verdad están moviendo el dinero en este país, ¿están confiando en este gobierno en este momento?

"Sí. Mira, vamos siendo muy claros. El aeropuerto causó una gran sorpresa y se haya hecho como se haya hecho la decisión del aeropuerto, la población nos dijo, sobre todo ese sector empresarial, porque la población nos dijo “está bien hecho”, pero la gente que invierte, los mercados, no les gustó la decisión que tomamos. Y he sido muy claro porque no les gustó cómo la tomamos. Con eso perdimos mucha inercia, la realidad, así la veo yo. Y pueden diferir muchos compañeros míos, pero yo así la veo. Sin embargo, mes y medio después, presentamos un presupuesto, o presentó el presidente y su equipo de Hacienda, un presupuesto responsable fiscalmente, y volvemos a ganar la confianza. Posteriormente, nombramos un nuevo ministro en la Corte, fue muy bien recibido, el maestro González Alcántara. También se mandaron dos nuevos candidatos para ser subgobernadores del Banco de México muy bien recibidos. Posteriormente, se propuso cambiar el régimen de inversiones de las Afores, muy bien recibido. También se bajó el impuesto de la renta para todas las colocaciones nuevas de capital del 35 al 10, muy bien recibido. Todas estas medidas son pro-mercado, pero siempre tendemos a ver lo malo, pero hay mucho bueno. Pero siempre nos vamos a lo malo. Eso es lo que yo le pido a la población, que sea más objetiva, que nos ayude a las críticas pero que sean objetivos".

-Hasta una de las cosas que beneficiaban a la población se tomó como negativo. El caso de las comisiones bancarias.

"Por ejemplo, en este caso, lo de las comisiones bancarias, que fue una iniciativa creo que de una senadora de Chihuahua, del Partido del Trabajo, fue una iniciativa, pero como acababa de pasar lo del aeropuerto, los empresarios reaccionaron y ya viene lo de las comisiones. Hoy te puedo decir que no sucedió, se llegó a un acuerdo muy razonable entre el Senado y la banca. Nos estamos poniendo de acuerdo. Te voy a dar otra razón, por la cual, me llama la atención que no ha sido tan publicitado y tan aplaudido por el sector al que yo pertenezco, que hoy estoy acá: el haber sacado lo de la Guardia Nacional en forma unánime, es de una madurez política nunca vista. Porque hay partidos que nunca hubiera pensado que iban a votar a favor de cualquier iniciativa, por buena que sea, del presidente Andrés Manuel López Obrador, como le pasó en muchas iniciativas a Zedillo. Entonces eso quiere decir que sí estamos apoyando, y sí estamos negociando. Esto es importantísimo. Esto va a pasar a la historia. Y si tú analizas, dime cuántos empresarios han salido a aplaudirle. Pero eso sí, que no nos equivoquemos en algo chico porque nos tunden. Pero esta es una señal de que nos vamos a poner de acuerdo en todo".

-¿Cómo está gustando eso?

"Mucho. Dio muchísima tranquilidad".

-¿Sí?

"Sí, claro. Mira, mencionaste hace rato tres cosas. Tuvimos un evento donde me nombran Coordinador del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico. En la tarde vamos con el Consejo Mexicano de Negocios, que fue una extraordinaria reunión. Y una semana después vamos con el Consejo Coordinador Empresarial".

-Pero yo digo que en la primera de Palacio Nacional tuvieron mejor convocatoria que el CMN.

"Fue más espectacular, porque en el otro iba mucha gente. Pero bueno, todo esto te dice que algo estamos haciendo bien porque no hubieran ido, y algo estamos queriendo corregir para ganarnos la confianza del inversionista nacional y extranjero, y eso es lo que nos anima mucho".

-¿Y qué andan haciendo? Porque, por ejemplo, se dio una escena impensable y que también no retomaron muchos medios, y fue cuando, por ejemplo, el presidente saluda a Germán Larrea Mota Velasco, que se veía con una adversidad de décadas.

"Mira, después de la elección, desde antes de la elección, hubo un proceso de reconciliación, ¿te acuerdas? Creo que lo comentamos contigo, en donde el presidente me dijo “¿Sabes qué? Hay que juntarnos con todos, porque tenemos que buscar la reconciliación nacional”. Y nos empezamos a juntar con todos. Ya que ganó, también se sentó con todos ellos. Entonces, esto que acaban de ver no fue casualidad, ya había sido un proceso de muchos meses, porque nos hemos dedicado a sentarnos con todos".

-Y ahí es donde usted ha estado trabajando. Precisamente lo que estábamos platicando hace meses.

"Así es. Porque fue lo que él me encargó y eso es lo que he tratado de hacer".

-Entonces una percepción, de pronto de golpeteo, que se da a veces con algunas noticias chiquitas, de pronto a ustedes en realidad los tienen poco sin cuidado, porque saben muy bien como está tejida la relación.

"Es correcto. Lo que digan, así es la vida, hay que aguantar ¿no?"

-4 por ciento. Háblenos del 4 por ciento.

"Mira, el 4 por ciento es una medida. Para que todo el mundo entienda tienes que poner algo cuantitativo, y el presidente es muy hábil. 4 por ciento es una medida alta, difícil, muy difícil de alcanzar, pero alcanzable".

-No lo hemos alcanzado en mucho tiempo.

"En muchos años. Por eso lo estamos poniendo, porque es la Cuarta Transformación. Ahí está el cuatro. ¿Qué dije yo en el mensaje? Mi compromiso es el cambio de tendencia. Sin embargo, también te lo digo, si logramos transformar en hechos los grandes objetivos que tenemos, si podemos terminar con un 4%, siempre y cuando se cumplan tres cosas. La primera, que el presidente nos siga ayudando con un marco de confianza, de certeza jurídica y de seguridad física".

-El Estado de Derecho que tanto se ha estado comentando.

"Por supuesto. Que esto es certeza. Segundo, que el mundo no se nos complique de más, porque eso si no lo controlamos; y tercero que todo el gabinete cumplamos y le cumplamos al presidente para poder llegar a ese 4 por ciento. Y yo creo que sí lo logramos".

-Y usted lo dice desde el lado de los números fríos, que sabe como se puede crecer.

"Y te voy a decir porque, porque estoy tan confiado, aunque se alargue la conversación. Hay cuatro grandes rubros, doy por hecho que hay confianza, certeza jurídica y física, ¿eh? Doy por hecho que hicimos un estudio muy claro de cuáles son las industrias que más rápido pueden llevarnos a un crecimiento mayor. Además ya tenemos cuatro objetivos. Primero, vamos a salir fuertemente a traer inversión extranjera. ¿Por qué? porque México necesita capital, está ávido de capital. La historia nos dice que hemos recibido un promedio de 28 billones de dólares, y la pregunta es ¿por qué no 35 o 40?, entonces nos vamos a poner esa meta".

-28 billones de dólares, y vamos por 35 o 40 billones de dólares.

"A 35 o 40, lo más que podamos. Segundo, México exporta, las cifras de diciembre, 400 billones de dólares aproximadamente, billones de dólares. De contenido nacional, solamente hay 25 por ciento. La pregunta es ¿por qué no 35?, ¿cómo creamos más cadenas de valor? Crear más cadenas de valor ¿qué quiere decir? Para crear más empresas, con más empleos, con empleos mejores remunerados. Segundo objetivo muy claro, y tenemos casos. Tercero, tenemos firmados 43 tratados de Libre Comercio o tratados comerciales. Perdemos en 42 o en 41 y ganamos en uno".

-¿En cuál ganamos? En el TLCAN solamente.

"En el TLCAN, más 70, 75 billones de dólares. Pero con China menos 70. ¿Por qué menos 70 y no menos 50? Y así lo hacemos por cada país, sin romper las reglas porque queremos mantener los tratados. Y luego las distorsiones geográficas, el centro y norte crecen, sureste decrece, ¿qué pasa con los 25 proyectos estratégicos? muchos son del sureste, si lo llevamos a decrecer menos o crecer un poco todo esto nos puede llevar a terminar con un 4. No estamos inventando la rueda".

-Y eso se está trabajando, sin también hacerlo hacia el exterior como una fiesta todo el tiempo.

"No. Callado, sordo, como hormiga, todos. Otra cosa que me dio el Presidente como responsabilidad, es la agenda 20-30 que empata con los objetivos de la ONU de tener equidad de género, cumplir con las emisiones de gases, o sea, todo eso está empatado también con una agenda internacional; y también nos dio la responsabilidad de la Banca de Desarrollo para poder implementar la política industrial y poder alcanzar el 4. Entonces, estamos muy optimistas de que vamos a hacer todo lo posible para cumplirle al Presidente y a México".

-Usted me platicaba también de cómo el campo era muy importante. Todos esos programas los pueden aplicar ahorita.

"Ufff. Todos esos. Me dio la responsabilidad para poder aglutinar, coordinar, porque si no sumamos todo esto, no llegamos al cuatro. Tienen que estar todos los sectores involucrados, todas las regiones. Tú hiciste mención de la reunión en la que estuvimos para el fomento, pues estaban todas las regiones del país y todos los sectores: pueblos indígenas, pueblos originarios, los sindicatos, las cooperativas".

-Pero de pronto, nosotros desde afuera lo que vemos y lo que nos advierten es que vamos a tener tal vez un primer trimestre sin crecimiento, probablemente sea un semestre sin crecimiento, que no se están atrayendo inversiones por estos mensajes contradictorios, y usted al interior ¿cómo lo está viendo?

"Yo no estoy tan negativo. Yo calculo que probablemente sí, no crezcamos al 2 por ciento este año, pero si vamos a crecer 1.7 por ciento. Es un cambio radical, la gente está observando todos los cambios. A todo cambio, la población siempre es muy conservadora, y prefiere pagar por ver".

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

-Y de inversiones, ¿de dónde piensa usted traer esas inversiones?

"Mira, la inercia de las inversiones, no podríamos tener un crecimiento de 1.6 o 1.7 por ciento si no tuviéramos inversión extranjera".

-Porque dependemos mucho, y siempre nos lo han dicho, de la industria automotriz, por ejemplo, que está muy mal ahorita.

"No. Perdón, no coincido"

-Globalmente, ¿no?

"En México está creciendo muy fuerte".

-Sigue siendo pilar.

"Es una de las áreas que sigue siendo pilar, la aeronáutica también. Acabamos de revisar los tratados para textil, calzado y acero, y también vamos a reforzar mucho la integración de valor. Fíjate que yo no estoy tan negativo con los extranjeros. Tenemos una tarea pendiente que es clarificar el rol del sector privado en la industria energética. Yo parto de la opinión de que una vez que veamos que no tenemos el capital suficiente para poder cumplir con los requerimientos que el país necesita, el inventario de proyectos es muy grande. Por otro lado, eventualmente México está situado en una posición ideal para atraer inversión. Todo este pleito que estás viendo de guerra comercial de China-Estados Unidos, si México es inteligente, y lo estamos trabajando, y lo está trabajando muy bien la Secretaría de Relaciones Exteriores, pues vamos a tener que captar mucha de esa inversión de China que se va a venir para América".

-Pero nunca lo hemos hecho. Tenemos miedo de Estados Unidos, siempre lo hemos platicado.

"Pero lo estamos haciendo. Yo no sé qué pasó hace muchos años. Nosotros sí lo estamos haciendo. Y yo creo que todo esto junto presenta un panorama mucho mejor de lo que todo el mundo cree. Ahora, yo soy un optimista ¿eh? y el mundo se hace con optimistas, no con pesimistas".

-Estamos casi a 100 días y parece que han pasado años de tanto movimiento que hemos tenido.

"Por eso estoy tan animado. Mira, tener una aprobación del 85 por ciento es fuera de serie".

-¿Y la confianza del consumidor?

"Y la confianza del consumidor, el Índice Manufacturero salió hoy. Por cierto, checa lo que va para arriba. Por eso estoy tan emocionado. Todo un optimista".

-La confianza del consumidor, del Índice Manufacturero, de los hogares, parece que van por este carril. Los inversionistas parece que van por este carril...

"No estoy de acuerdo".

-Y le quiero preguntar, ¿cómo le hace creer a algunos inversionistas, pensar que ahorita es un buen momento para invertir en México?

"Mira, no hay otro mejor país en América Latina que México".

-Pero los brasileños decían que tenían un empresario al frente del gobierno.

"Pues sí, pero nada más que se les está cayendo toda su promesa, porque está muy frágil. Y ojalá y les vaya bien a los brasileños, pero se está cayendo, su gran promesa de pensiones no está saliendo. Mira, vamos a dejar a Brasil, porque hay para todos y ojalá a los brasileños les vaya bien. Nuestra obligación es posicionar a México mejor, y lo vamos a posicionar mejor, y México tiene una fuerza manufacturera extraordinaria, un opción agrícola brutal, ya lo platiqué en el pasado. Es cuestión solamente de que pasen dos o tres meses para que la gente vaya agarrando vuelo, pero yo no siento que estamos tan mal ¿eh? Ahí yo difiero de mucha gente".

-¿Cómo convence?, ¿cómo les está convenciendo de la inversión?

"Es que el presidente los tiene que convencer, y lo está convenciendo con su lucha ante la corrupción, con su lucha frontal contra el huachicoleo, la ha ganado en mucho, contra la impunidad, con su comunicación diaria, este acercamiento, este consejo que acaba de hacer, pues son señales de “Vámonos todos juntos”. Yo no estaría aquí si no estuviera seguro de que el presidente estuviese convencido de que para sacar este país de la pobreza hay que crecer al cuatro, al cinco, al seis, no vamos por más, ojalá y podamos"

-Es que en algún momento, cuando precisamente se llenó de mucho pesimismo entre algunos inversionistas, fue cuando a usted no lo veían algunas personas públicamente. Decían “No se vaya a bajar Don Alfonso, porque ahora si nos carga el payaso”.

(Entre risas) Nadie es indispensable en esta vida.

-Pero usted sabe la figura que tiene.

"Sí, pero nadie es indispensable. Aquí lo importante es que en poco tiempo el presidente tenga 20 opciones, 20 personas… ¿sabes qué? me acabas de provocar. (Risas) Necesitamos que los mexicanos, todos salgamos a vender a México. Es una vergüenza que los brasileños pueden estar por dentro con muchos problemas, y salen los brasileños a decir que Brasil es el país más hermoso, más fabuloso del mundo. Nosotros tenemos una tendencia a hablar muy mal de México. Yo los invito a que sean críticos constructivos adentro y afuera. Salgamos a vender a México, porque necesitamos la inversión de muchos".

-¿Cómo le da esa señal? Hace ratito estaba, imaginó que ya vio por ahí la frase del señor Urzúa que dice que no hay que hacer una tormenta en un vaso de agua y que la parte de las calificadoras se toma como un granito de sal; así lo siento también a usted.

"Coincido con el Secretario Urzúa. No hagamos una tormenta de una llovizna. Tiene toda la razón el Secretario. Pero también le digo, vamos conquistando a las calificadoras, porque si los mexicanos hablan bien de México, si los extranjeros hablan bien de México, y las calificadoras nos dan el voto de confianza, pues en lugar de ser la tormenta perfecta, va a ser la oportunidad del siglo"

-Entonces, lo resumo de pronto como un tema de comunicación. Y yo también quería preguntarle, Don Alfonso, cuando salió todo esto del Conacyt, por ejemplo, de que ponen a una señorita que estaba estudiando Corte y confección o Modas en alguna academia de la Ciudad de México, para el tema de los organismos genéticamente modificados, inmediatamente pensé en usted. ¿Qué les habrá dicho?

Foto Roberto Hernández | El Sol de México


"No, fíjate que no les dije nada".

-¿Por qué?

"Porque ustedes se encargaron de decirle. No me meto en eso. No estudié realmente si fue la prensa, que muchas veces por una frase nos pegan muy feo. No profundicé mucho. La verdad que, y no me estoy evadiendo, yo creo en la ciencia y tecnología fuertemente. No me voy a pelear con mucha gente que va en contra de los organismos, es una decisión que ya tomó el presidente. Hay muchas tecnologías que podemos utilizar para tener los mismos efectos. Yo creo que la ciencia y la tecnología deben ser una prioridad fundamental, sin las nuevas tecnologías no va a salir este país, lo dije en mi presentación del lunes. Que bueno que tenemos mucha industria manufacturera, necesitamos de la robótica, de la inteligencia artificial, de la industria genómica. Yo creo que tenemos un ejemplo en frente que no podemos pasar por desapercibido: los Estados Unidos han perdido su manufactura fuertemente, y han mandado muchas industrias tradicionales fuera de su país, y prácticamente están en un nivel de desempleo histórico. ¿Por qué? Porque han abrazado las nuevas tecnologías. A mí los cambios bruscos no me gustan. Donde yo cambiaría brusco es que México debe cambiar su perfil manufacturero a nuevas tecnologías, no tengo duda".

-Me lo había platicado.

"Te lo había platicado y voy a hacer todo lo posible por darle un impulso a todos esos jóvenes, que son los que traen el chip, son los que traen ese deseo. Todo lo vamos a empujar. ¿Por qué? Porque es el futuro".

-No se está descuidando eso.

"No".

-Porque a veces también se lee afuera “Es que quieren darle dinero a los ‘ninis’ y a los que están trabajando nos están menospreciando”.

"México tiene un doble reto: ayudar a los que nunca han tenido algo y darle la oportunidad a los que la tienen, para que lo aprovechen. No se pelean las dos. Las dos son una obligación del gobierno, ayudar a los que nada tienen, o que no tuvieron, o no les dimos nada, y a los otros darles las oportunidades, el medio ambiente y las facilidades para que realicen sus sueños. Cada quien tiene su lugar en la vida, y esa es la filosofía del Presidente".

-Muchas gracias. Pues cierre, por favor, con un mensaje para esos inversionistas, que de pronto, pues como usted sabe, siguen por ahí invirtiendo su pesimismo, haciendo público su pesimismo.

Son muy pocos. Yo el llamado que haría es: denle publicidad a los muchos que sí están optimistas, porque nuestro objetivo es contagiar de entusiasmo al país, y que los muy pocos no nos contagien en lo negativo.

-¿Y el presidente está escuchando?

"No estaría aquí si no".

“No hagamos una tormenta de una llovizna”, dice Alfonso Romo mientras le recordamos que el titular de la Secretaría de Hacienda, Carlos Urzúa, pide no hacer una tormenta en un vaso de agua por la baja de perspectiva de la calificación del gobierno y de decenas de empresas en el país, como Pemex.

“Coincido con el secretario Urzúa. No hagamos una tormenta de una llovizna. Tiene toda la razón el Secretario. Pero también le digo, vamos conquistando a las calificadoras, porque si los mexicanos hablan bien de México, si los extranjeros hablan bien de México, y las calificadoras nos dan el voto de confianza, pues en lugar de ser la tormenta perfecta, va a ser la oportunidad del siglo”.

El empresario Alfonso Romo Garza, quien se alejó de los reflectores tras vender Seminis, Cigarrera La Moderna y la aseguradora Comercial América a finales del siglo pasado, saltó nuevamente a la escena pública al encabezar el equipo de expertos que elaboró el proyecto de nación que López Obrador utilizó como argumento para ganar la Presidencia de México. Conoce y apoya al mandatario desde 2011 y hoy es un estratega fundamental del gobierno, incluso muchos observadores lo perciben por encima de los Secretarios de Estado, con más poder. Pero le gusta mantener su bajo perfil: “Callado, sordo, como hormiga”, dice él.

Romo cuenta que desde que el presidente Andrés Manuel López Obrador lo nombró Jefe de la Oficina, hizo un paréntesis formal en su vida privada y sus negocios, para dedicarse de tiempo completo a ayudarlo en la Cuarta Transformación del país. “Ahorita no estoy haciendo nada de negocios. Por supuesto que estoy enterado, por curiosidad, porque mis hijos están al mando, pero prácticamente el 99.99 por ciento del tiempo estoy dedicado a que le vaya muy bien a este gobierno”.

Casi no lo notamos en las conferencias de prensa, en las mañaneras, en las imágenes de las giras del mandatario, ni en Palacio Nacional. “Cuando el presidente me nombra Jefe de la Oficina en la Presidencia, pues ni soy vocero ni Secretario de Hacienda, y los Jefes de la Oficina del Presidente deben de mantener un perfil bajo para poder articular y ayudar al Presidente, y ese fue el mandato que me dio, pero nunca me quitó la responsabilidad de tener contacto permanente con el sector privado y lo tuve muy activo pero en silencio (…) Aparentemente estaba yo rezagado, pero no estaba. Estaba bastante activo”.

Es por eso que sorprendió el pasado 18 de febrero el Jefe de la Oficina de la Presidencia, cuando apareció en Palacio Nacional junto con Andrés Manuel López Obrador y más de 800 de los empresarios más poderosos de este país. Ahí asumió la responsabilidad de liderar el Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico.

—Hablando de empresarios, ¿qué es lo que está haciendo para calmar las aguas?—, pregunta el reportero.

"Yo creo que el plan de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador es un plan de centro izquierda, porque tiene la convicción de no nada más combatir la corrupción, acabar con la impunidad, pero sí tiene especial (interés) en reducir drásticamente los márgenes de pobreza. No tengo duda. Y ahora en los últimos mensajes que ha estado dando ha sido muy preciso en decir que la única forma de repartir riqueza es creando riqueza. Entonces, el plan que hicimos para impulsar el sector privado como motor de la economía es crucial para combatir la pobreza. Y aunque hemos tenido decisiones controversiales, que han causado confusiones en muchos empresarios, y muchas veces con razón, creo que en el todo vamos caminando por el buen camino".

Alfonso Romo dice que hay que aplaudirle a los hombres de negocios que fueron a decirle a López Obrador a Palacio Nacional: “Aquí estamos, señor presidente. Aquí estamos, no nada más los Carlos Slim, Alberto Baillères, el grupo Monterrey, Rogelio Zambrano Lozano, Lorenzo, Armando Garza Sada (…) también estaba José Santos Gutiérrez, José Luis González Íñigo de Jalisco. Y estaba Don Carlos Álvarez Bermejillo, de industrias Guadalajara, de Farmacias Guadalajara. Había mucha gente de todo tipo, de todos los sectores, diciendo al Presidente: Aquí estamos listos para cooperar con México. Y lo más importante es que estaban 800 empresarios de toda la República y no quiero omitir nombres, porque había muchos, de todos los tamaños, estaba todo el gabinete legal y ampliado y estaba el sector social, y el mensaje del Presidente fue: Aquí todos juntos a crecer al 4 por ciento.

Y luego, tu pregunta es correcta, los empresarios estaban escuchando el mensaje porque tienen ganas de ser convencidos de que esto va en serio, y fue un día muy importante para el país, porque como tu bien dices, hubo una historia de confrontaciones y ya. Vamos a caminar juntos

-En los negocios, ¿cómo fue que se decidió a dejar todo? La última vez que platicamos con calma, porque se acuerda que después nos encontramos en un foro, me contaba que estaba muy emocionado con todos los desarrollos que estaban haciendo en la parte de biotecnología. ¿Se acuerda que platicamos mucho de eso?

"Me acuerdo perfectamente bien. Y mira, eso va muy bien porque siempre cuando estás hablando de desarrollo, de innovación, pues es un reto. Yo cambié ese reto por tratar de innovar y de poder transformar genéticamente a México".

-Transformación genética de México...

Sin que sea un organismo genéticamente modificado (entre risas), ya está prohibido.

-Hablando de los mensajes, y quiero que usted me explique un poco lo que está pasando, porque usted ha estado desde el lado de los empresarios mucho tiempo, ¿por qué nadie le explica al presidente que estas declaraciones que a veces lanza contra calificadoras, los mensajes que da, o explicaciones que da de Pemex o de los órganos autónomos, en determinado momento si le pueden hacer daño a la economía del país?

"El presidente es el presidente. Y su personalidad no la vamos a cambiar. Y voy a tratar de interpretar. El presidente le está dando, no 24 horas al día al país, 24 horas y media, apasionadamente, y no tiene por qué estar de acuerdo o entender por qué una calificación, y voy a hablar de calificadoras. Las calificadoras sabían perfectamente bien cómo estaba la situación de Pemex, o de CFE, o del sector energético. No hay duda. Sobre todo porque en los últimos 3 años, subió la deuda de Pemex 50 billones de dólares y no producimos un barril de petróleo más. Entonces, estamos heredando un problema muy serio, con una mejor calificación en ese momento. Entra la nueva administración. No llevábamos ni 60 días, sale un reporte de las calificadoras desfavorable y el presidente dice “Oye, no es mi culpa, esto ya venía”. El señor Presidente no viene del sector financiero, no tiene por qué entender que las calificadoras son frías, pero tampoco es explicable porque había una mejor calificación antes, 3 meses antes. Entonces, ahí se viene la confusión, sin embargo te lo digo, el equipo económico de Hacienda, nosotros aunque no estamos en Hacienda sabemos perfectamente bien que ellos están calificando fríamente, financieramente a Pemex, y no le está gustando el futuro. ¿Cuál es nuestro reto? Tener una buena historia de Pemex para poderla vender y que nos den tiempo a corregir los problemas".

-Es lo que iba a decir. Usted entiende muy bien esto, y de pronto afuera decimos los que más o menos le entendemos, ¿por qué nadie le dice al presidente que estamos hablando de futuro? Con un buen mensaje se puede frenar eso.

"¿Qué te puedo decir? Tienes toda la razón. Sí lo decimos, sí lo mencionamos, pero él quiere mandar un mensaje diciendo: “Esto lo heredé, que quede claro que lo heredé”. Ya nosotros tendremos que aclarar, más que reparar, esa situación".

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

-Don Alfonso Romo, ¿estamos en peligro en este momento?

"Yo no creo. Yo creo que… A mí me dio gusto, fíjate. No me dio gusto esto de la calificación, de las calificadoras, nos están llamando la atención de que debemos de poner atención y que tenemos que oírlas, de que algo no les está gustando. Y nosotros tenemos que ser lo suficientemente maduros y responsables para ponernos a trabajar, ganarnos su confianza a través de un esfuerzo de mejora, de que se vea la mejora que se está haciendo en Pemex, porque se está haciendo. Ahora nos falta saber contar la historia y que nos la crean. Entonces, yo lo agradezco que lo hayan hecho. No me gustó que haya sido tan rápido, pero ahora que yo la estoy viendo, nos ha puesto a trabajar para poder demostrarles que vamos a sacar a Pemex y a CFE más rápido de lo que piensan".

-Las visiones desde afuera y las lecturas son, de pronto, pues construidas de diferente manera, ¿no? Por un lado, usted ha visto que está, por ejemplo, lo de las calificadoras, está lo del nuevo aeropuerto, estuvo lo de la alza de la gasolina, estuvo lo del desabasto, está la guerra de los huachicoleros, está eso por una parte; y por otra la percepción de la población, y entre esas dos mediaciones, y usted trabajando detrás de bastidores, yo le pregunto: los empresarios, los que de verdad están moviendo el dinero en este país, ¿están confiando en este gobierno en este momento?

"Sí. Mira, vamos siendo muy claros. El aeropuerto causó una gran sorpresa y se haya hecho como se haya hecho la decisión del aeropuerto, la población nos dijo, sobre todo ese sector empresarial, porque la población nos dijo “está bien hecho”, pero la gente que invierte, los mercados, no les gustó la decisión que tomamos. Y he sido muy claro porque no les gustó cómo la tomamos. Con eso perdimos mucha inercia, la realidad, así la veo yo. Y pueden diferir muchos compañeros míos, pero yo así la veo. Sin embargo, mes y medio después, presentamos un presupuesto, o presentó el presidente y su equipo de Hacienda, un presupuesto responsable fiscalmente, y volvemos a ganar la confianza. Posteriormente, nombramos un nuevo ministro en la Corte, fue muy bien recibido, el maestro González Alcántara. También se mandaron dos nuevos candidatos para ser subgobernadores del Banco de México muy bien recibidos. Posteriormente, se propuso cambiar el régimen de inversiones de las Afores, muy bien recibido. También se bajó el impuesto de la renta para todas las colocaciones nuevas de capital del 35 al 10, muy bien recibido. Todas estas medidas son pro-mercado, pero siempre tendemos a ver lo malo, pero hay mucho bueno. Pero siempre nos vamos a lo malo. Eso es lo que yo le pido a la población, que sea más objetiva, que nos ayude a las críticas pero que sean objetivos".

-Hasta una de las cosas que beneficiaban a la población se tomó como negativo. El caso de las comisiones bancarias.

"Por ejemplo, en este caso, lo de las comisiones bancarias, que fue una iniciativa creo que de una senadora de Chihuahua, del Partido del Trabajo, fue una iniciativa, pero como acababa de pasar lo del aeropuerto, los empresarios reaccionaron y ya viene lo de las comisiones. Hoy te puedo decir que no sucedió, se llegó a un acuerdo muy razonable entre el Senado y la banca. Nos estamos poniendo de acuerdo. Te voy a dar otra razón, por la cual, me llama la atención que no ha sido tan publicitado y tan aplaudido por el sector al que yo pertenezco, que hoy estoy acá: el haber sacado lo de la Guardia Nacional en forma unánime, es de una madurez política nunca vista. Porque hay partidos que nunca hubiera pensado que iban a votar a favor de cualquier iniciativa, por buena que sea, del presidente Andrés Manuel López Obrador, como le pasó en muchas iniciativas a Zedillo. Entonces eso quiere decir que sí estamos apoyando, y sí estamos negociando. Esto es importantísimo. Esto va a pasar a la historia. Y si tú analizas, dime cuántos empresarios han salido a aplaudirle. Pero eso sí, que no nos equivoquemos en algo chico porque nos tunden. Pero esta es una señal de que nos vamos a poner de acuerdo en todo".

-¿Cómo está gustando eso?

"Mucho. Dio muchísima tranquilidad".

-¿Sí?

"Sí, claro. Mira, mencionaste hace rato tres cosas. Tuvimos un evento donde me nombran Coordinador del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico. En la tarde vamos con el Consejo Mexicano de Negocios, que fue una extraordinaria reunión. Y una semana después vamos con el Consejo Coordinador Empresarial".

-Pero yo digo que en la primera de Palacio Nacional tuvieron mejor convocatoria que el CMN.

"Fue más espectacular, porque en el otro iba mucha gente. Pero bueno, todo esto te dice que algo estamos haciendo bien porque no hubieran ido, y algo estamos queriendo corregir para ganarnos la confianza del inversionista nacional y extranjero, y eso es lo que nos anima mucho".

-¿Y qué andan haciendo? Porque, por ejemplo, se dio una escena impensable y que también no retomaron muchos medios, y fue cuando, por ejemplo, el presidente saluda a Germán Larrea Mota Velasco, que se veía con una adversidad de décadas.

"Mira, después de la elección, desde antes de la elección, hubo un proceso de reconciliación, ¿te acuerdas? Creo que lo comentamos contigo, en donde el presidente me dijo “¿Sabes qué? Hay que juntarnos con todos, porque tenemos que buscar la reconciliación nacional”. Y nos empezamos a juntar con todos. Ya que ganó, también se sentó con todos ellos. Entonces, esto que acaban de ver no fue casualidad, ya había sido un proceso de muchos meses, porque nos hemos dedicado a sentarnos con todos".

-Y ahí es donde usted ha estado trabajando. Precisamente lo que estábamos platicando hace meses.

"Así es. Porque fue lo que él me encargó y eso es lo que he tratado de hacer".

-Entonces una percepción, de pronto de golpeteo, que se da a veces con algunas noticias chiquitas, de pronto a ustedes en realidad los tienen poco sin cuidado, porque saben muy bien como está tejida la relación.

"Es correcto. Lo que digan, así es la vida, hay que aguantar ¿no?"

-4 por ciento. Háblenos del 4 por ciento.

"Mira, el 4 por ciento es una medida. Para que todo el mundo entienda tienes que poner algo cuantitativo, y el presidente es muy hábil. 4 por ciento es una medida alta, difícil, muy difícil de alcanzar, pero alcanzable".

-No lo hemos alcanzado en mucho tiempo.

"En muchos años. Por eso lo estamos poniendo, porque es la Cuarta Transformación. Ahí está el cuatro. ¿Qué dije yo en el mensaje? Mi compromiso es el cambio de tendencia. Sin embargo, también te lo digo, si logramos transformar en hechos los grandes objetivos que tenemos, si podemos terminar con un 4%, siempre y cuando se cumplan tres cosas. La primera, que el presidente nos siga ayudando con un marco de confianza, de certeza jurídica y de seguridad física".

-El Estado de Derecho que tanto se ha estado comentando.

"Por supuesto. Que esto es certeza. Segundo, que el mundo no se nos complique de más, porque eso si no lo controlamos; y tercero que todo el gabinete cumplamos y le cumplamos al presidente para poder llegar a ese 4 por ciento. Y yo creo que sí lo logramos".

-Y usted lo dice desde el lado de los números fríos, que sabe como se puede crecer.

"Y te voy a decir porque, porque estoy tan confiado, aunque se alargue la conversación. Hay cuatro grandes rubros, doy por hecho que hay confianza, certeza jurídica y física, ¿eh? Doy por hecho que hicimos un estudio muy claro de cuáles son las industrias que más rápido pueden llevarnos a un crecimiento mayor. Además ya tenemos cuatro objetivos. Primero, vamos a salir fuertemente a traer inversión extranjera. ¿Por qué? porque México necesita capital, está ávido de capital. La historia nos dice que hemos recibido un promedio de 28 billones de dólares, y la pregunta es ¿por qué no 35 o 40?, entonces nos vamos a poner esa meta".

-28 billones de dólares, y vamos por 35 o 40 billones de dólares.

"A 35 o 40, lo más que podamos. Segundo, México exporta, las cifras de diciembre, 400 billones de dólares aproximadamente, billones de dólares. De contenido nacional, solamente hay 25 por ciento. La pregunta es ¿por qué no 35?, ¿cómo creamos más cadenas de valor? Crear más cadenas de valor ¿qué quiere decir? Para crear más empresas, con más empleos, con empleos mejores remunerados. Segundo objetivo muy claro, y tenemos casos. Tercero, tenemos firmados 43 tratados de Libre Comercio o tratados comerciales. Perdemos en 42 o en 41 y ganamos en uno".

-¿En cuál ganamos? En el TLCAN solamente.

"En el TLCAN, más 70, 75 billones de dólares. Pero con China menos 70. ¿Por qué menos 70 y no menos 50? Y así lo hacemos por cada país, sin romper las reglas porque queremos mantener los tratados. Y luego las distorsiones geográficas, el centro y norte crecen, sureste decrece, ¿qué pasa con los 25 proyectos estratégicos? muchos son del sureste, si lo llevamos a decrecer menos o crecer un poco todo esto nos puede llevar a terminar con un 4. No estamos inventando la rueda".

-Y eso se está trabajando, sin también hacerlo hacia el exterior como una fiesta todo el tiempo.

"No. Callado, sordo, como hormiga, todos. Otra cosa que me dio el Presidente como responsabilidad, es la agenda 20-30 que empata con los objetivos de la ONU de tener equidad de género, cumplir con las emisiones de gases, o sea, todo eso está empatado también con una agenda internacional; y también nos dio la responsabilidad de la Banca de Desarrollo para poder implementar la política industrial y poder alcanzar el 4. Entonces, estamos muy optimistas de que vamos a hacer todo lo posible para cumplirle al Presidente y a México".

-Usted me platicaba también de cómo el campo era muy importante. Todos esos programas los pueden aplicar ahorita.

"Ufff. Todos esos. Me dio la responsabilidad para poder aglutinar, coordinar, porque si no sumamos todo esto, no llegamos al cuatro. Tienen que estar todos los sectores involucrados, todas las regiones. Tú hiciste mención de la reunión en la que estuvimos para el fomento, pues estaban todas las regiones del país y todos los sectores: pueblos indígenas, pueblos originarios, los sindicatos, las cooperativas".

-Pero de pronto, nosotros desde afuera lo que vemos y lo que nos advierten es que vamos a tener tal vez un primer trimestre sin crecimiento, probablemente sea un semestre sin crecimiento, que no se están atrayendo inversiones por estos mensajes contradictorios, y usted al interior ¿cómo lo está viendo?

"Yo no estoy tan negativo. Yo calculo que probablemente sí, no crezcamos al 2 por ciento este año, pero si vamos a crecer 1.7 por ciento. Es un cambio radical, la gente está observando todos los cambios. A todo cambio, la población siempre es muy conservadora, y prefiere pagar por ver".

Foto Roberto Hernández | El Sol de México

-Y de inversiones, ¿de dónde piensa usted traer esas inversiones?

"Mira, la inercia de las inversiones, no podríamos tener un crecimiento de 1.6 o 1.7 por ciento si no tuviéramos inversión extranjera".

-Porque dependemos mucho, y siempre nos lo han dicho, de la industria automotriz, por ejemplo, que está muy mal ahorita.

"No. Perdón, no coincido"

-Globalmente, ¿no?

"En México está creciendo muy fuerte".

-Sigue siendo pilar.

"Es una de las áreas que sigue siendo pilar, la aeronáutica también. Acabamos de revisar los tratados para textil, calzado y acero, y también vamos a reforzar mucho la integración de valor. Fíjate que yo no estoy tan negativo con los extranjeros. Tenemos una tarea pendiente que es clarificar el rol del sector privado en la industria energética. Yo parto de la opinión de que una vez que veamos que no tenemos el capital suficiente para poder cumplir con los requerimientos que el país necesita, el inventario de proyectos es muy grande. Por otro lado, eventualmente México está situado en una posición ideal para atraer inversión. Todo este pleito que estás viendo de guerra comercial de China-Estados Unidos, si México es inteligente, y lo estamos trabajando, y lo está trabajando muy bien la Secretaría de Relaciones Exteriores, pues vamos a tener que captar mucha de esa inversión de China que se va a venir para América".

-Pero nunca lo hemos hecho. Tenemos miedo de Estados Unidos, siempre lo hemos platicado.

"Pero lo estamos haciendo. Yo no sé qué pasó hace muchos años. Nosotros sí lo estamos haciendo. Y yo creo que todo esto junto presenta un panorama mucho mejor de lo que todo el mundo cree. Ahora, yo soy un optimista ¿eh? y el mundo se hace con optimistas, no con pesimistas".

-Estamos casi a 100 días y parece que han pasado años de tanto movimiento que hemos tenido.

"Por eso estoy tan animado. Mira, tener una aprobación del 85 por ciento es fuera de serie".

-¿Y la confianza del consumidor?

"Y la confianza del consumidor, el Índice Manufacturero salió hoy. Por cierto, checa lo que va para arriba. Por eso estoy tan emocionado. Todo un optimista".

-La confianza del consumidor, del Índice Manufacturero, de los hogares, parece que van por este carril. Los inversionistas parece que van por este carril...

"No estoy de acuerdo".

-Y le quiero preguntar, ¿cómo le hace creer a algunos inversionistas, pensar que ahorita es un buen momento para invertir en México?

"Mira, no hay otro mejor país en América Latina que México".

-Pero los brasileños decían que tenían un empresario al frente del gobierno.

"Pues sí, pero nada más que se les está cayendo toda su promesa, porque está muy frágil. Y ojalá y les vaya bien a los brasileños, pero se está cayendo, su gran promesa de pensiones no está saliendo. Mira, vamos a dejar a Brasil, porque hay para todos y ojalá a los brasileños les vaya bien. Nuestra obligación es posicionar a México mejor, y lo vamos a posicionar mejor, y México tiene una fuerza manufacturera extraordinaria, un opción agrícola brutal, ya lo platiqué en el pasado. Es cuestión solamente de que pasen dos o tres meses para que la gente vaya agarrando vuelo, pero yo no siento que estamos tan mal ¿eh? Ahí yo difiero de mucha gente".

-¿Cómo convence?, ¿cómo les está convenciendo de la inversión?

"Es que el presidente los tiene que convencer, y lo está convenciendo con su lucha ante la corrupción, con su lucha frontal contra el huachicoleo, la ha ganado en mucho, contra la impunidad, con su comunicación diaria, este acercamiento, este consejo que acaba de hacer, pues son señales de “Vámonos todos juntos”. Yo no estaría aquí si no estuviera seguro de que el presidente estuviese convencido de que para sacar este país de la pobreza hay que crecer al cuatro, al cinco, al seis, no vamos por más, ojalá y podamos"

-Es que en algún momento, cuando precisamente se llenó de mucho pesimismo entre algunos inversionistas, fue cuando a usted no lo veían algunas personas públicamente. Decían “No se vaya a bajar Don Alfonso, porque ahora si nos carga el payaso”.

(Entre risas) Nadie es indispensable en esta vida.

-Pero usted sabe la figura que tiene.

"Sí, pero nadie es indispensable. Aquí lo importante es que en poco tiempo el presidente tenga 20 opciones, 20 personas… ¿sabes qué? me acabas de provocar. (Risas) Necesitamos que los mexicanos, todos salgamos a vender a México. Es una vergüenza que los brasileños pueden estar por dentro con muchos problemas, y salen los brasileños a decir que Brasil es el país más hermoso, más fabuloso del mundo. Nosotros tenemos una tendencia a hablar muy mal de México. Yo los invito a que sean críticos constructivos adentro y afuera. Salgamos a vender a México, porque necesitamos la inversión de muchos".

-¿Cómo le da esa señal? Hace ratito estaba, imaginó que ya vio por ahí la frase del señor Urzúa que dice que no hay que hacer una tormenta en un vaso de agua y que la parte de las calificadoras se toma como un granito de sal; así lo siento también a usted.

"Coincido con el Secretario Urzúa. No hagamos una tormenta de una llovizna. Tiene toda la razón el Secretario. Pero también le digo, vamos conquistando a las calificadoras, porque si los mexicanos hablan bien de México, si los extranjeros hablan bien de México, y las calificadoras nos dan el voto de confianza, pues en lugar de ser la tormenta perfecta, va a ser la oportunidad del siglo"

-Entonces, lo resumo de pronto como un tema de comunicación. Y yo también quería preguntarle, Don Alfonso, cuando salió todo esto del Conacyt, por ejemplo, de que ponen a una señorita que estaba estudiando Corte y confección o Modas en alguna academia de la Ciudad de México, para el tema de los organismos genéticamente modificados, inmediatamente pensé en usted. ¿Qué les habrá dicho?

Foto Roberto Hernández | El Sol de México


"No, fíjate que no les dije nada".

-¿Por qué?

"Porque ustedes se encargaron de decirle. No me meto en eso. No estudié realmente si fue la prensa, que muchas veces por una frase nos pegan muy feo. No profundicé mucho. La verdad que, y no me estoy evadiendo, yo creo en la ciencia y tecnología fuertemente. No me voy a pelear con mucha gente que va en contra de los organismos, es una decisión que ya tomó el presidente. Hay muchas tecnologías que podemos utilizar para tener los mismos efectos. Yo creo que la ciencia y la tecnología deben ser una prioridad fundamental, sin las nuevas tecnologías no va a salir este país, lo dije en mi presentación del lunes. Que bueno que tenemos mucha industria manufacturera, necesitamos de la robótica, de la inteligencia artificial, de la industria genómica. Yo creo que tenemos un ejemplo en frente que no podemos pasar por desapercibido: los Estados Unidos han perdido su manufactura fuertemente, y han mandado muchas industrias tradicionales fuera de su país, y prácticamente están en un nivel de desempleo histórico. ¿Por qué? Porque han abrazado las nuevas tecnologías. A mí los cambios bruscos no me gustan. Donde yo cambiaría brusco es que México debe cambiar su perfil manufacturero a nuevas tecnologías, no tengo duda".

-Me lo había platicado.

"Te lo había platicado y voy a hacer todo lo posible por darle un impulso a todos esos jóvenes, que son los que traen el chip, son los que traen ese deseo. Todo lo vamos a empujar. ¿Por qué? Porque es el futuro".

-No se está descuidando eso.

"No".

-Porque a veces también se lee afuera “Es que quieren darle dinero a los ‘ninis’ y a los que están trabajando nos están menospreciando”.

"México tiene un doble reto: ayudar a los que nunca han tenido algo y darle la oportunidad a los que la tienen, para que lo aprovechen. No se pelean las dos. Las dos son una obligación del gobierno, ayudar a los que nada tienen, o que no tuvieron, o no les dimos nada, y a los otros darles las oportunidades, el medio ambiente y las facilidades para que realicen sus sueños. Cada quien tiene su lugar en la vida, y esa es la filosofía del Presidente".

-Muchas gracias. Pues cierre, por favor, con un mensaje para esos inversionistas, que de pronto, pues como usted sabe, siguen por ahí invirtiendo su pesimismo, haciendo público su pesimismo.

Son muy pocos. Yo el llamado que haría es: denle publicidad a los muchos que sí están optimistas, porque nuestro objetivo es contagiar de entusiasmo al país, y que los muy pocos no nos contagien en lo negativo.

-¿Y el presidente está escuchando?

"No estaría aquí si no".

Mundo

Trump afirma que el G7 no le ha pedido frenar la guerra comercial con China

Un G7 de expectativas rebajadas pero con importantes asuntos sobre la mesa como las tensiones comerciales abrió ayer su cumbre anual

Justicia

México enfrenta vacíos legales en crímenes de odio y ataques terroristas: Monreal

El senador Ricardo Monreal explicó que actualmente el Código Penal no contempla el terrorismo

Política

Con Ley Bonilla Morena busca ampliar mandato de AMLO, acusa PAN

El Gobierno pretende justificar lo injustificable, al proyectar una consulta ilegal para avalar la ampliación del periodo de mandato en Baja California, indicó Acción Nacional

Mundo

Policía dispara por primera vez en manifestaciones en Hong Kong

La policía también utilizó por primera vez desde el comienzo de las protestas cañones de agua para reprimir a los manifestantes

Justicia

México enfrenta vacíos legales en crímenes de odio y ataques terroristas: Monreal

El senador Ricardo Monreal explicó que actualmente el Código Penal no contempla el terrorismo

Mundo

Trump afirma que el G7 no le ha pedido frenar la guerra comercial con China

Lo que China ha hecho a Estados Unidos "es indignante", señaló el mandatario estadounidense

Política

Con Ley Bonilla Morena busca ampliar mandato de AMLO, acusa PAN

El Gobierno pretende justificar lo injustificable, al proyectar una consulta ilegal para avalar la ampliación del periodo de mandato en Baja California, indicó Acción Nacional

Mundo

Choque de avioneta y helicóptero deja siete muertos en España

En la avioneta ultraligera iban dos ocupantes, y en el helicóptero cinco: el piloto, una pareja y sus dos hijos, menores de edad

Sociedad

Ya son 12 los periodistas asesinados en 2019: CNDH

El organismo se sumó a las condolencias hacia familiares y amigos del comunicador asesinado, Nevith Condés Jaramilllo, en el Estado de México