/ martes 11 de junio de 2024

Paridad dispareja: avanzan las mujeres en cargos públicos, pero no en todos

Aunque tras las elecciones México tendrá a su primera presidenta y serán 13 gobernadoras, a nivel local, en los ayuntamientos, el avance fue menor

En el recuento final sobre las elecciones del 2 de junio, para elegir en 20 mil puestos de representación, avanzó la paridad, menos en los ayuntamientos, donde sólo serán dirigidos el 30 por ciento por mujeres: habrá 4 mujeres para las 9 gubernaturas o jefatura de la Ciudad de México que estuvieron en disputa, pero sólo 6 ciudades importantes y con presupuesto, de más de 100, serán gobernadas por mujeres. En tanto se ha elegido una mujer a la presidencia, lo que significa un avance disparejo.

Ello a pesar de que según datos de la empresa Áltiaca la elección presidencial ganadora tuvo, por encima del 60 por ciento, la aprobación de amas de casa, jubilados, trabajadores por cuenta propia, agricultores y maestros.

La oposicionista Xóchitl Gálvez Ruíz fue más votada entre patrones, desempleados y profesionistas. Según la encuesta de El País, de los votos de mujeres para la triunfadora, fueron 55 por ciento y para la oposición 31 por ciento. En las votaciones sólo 1 por ciento de quienes votaron eran personas no binarias.

Los resultados también lograron paridad en el Congreso de la Unión, en ambas cámaras y en la mayoría de los congresos locales. Podría haber cambios luego del examen de resultados por impugnaciones y resoluciones en el Tribunal Electoral.

Y ello a pesar del ambiente de violencia pre, durante y post electoral. Se considera que 15 mujeres, candidatas o precandidatas fueron asesinadas, entre 35 hombres.

Los resultados del domingo pasado de las juntas de escrutinio, luego de la revisión de cada distrito electoral, dejan en claro que la paridad electoral, no fue alcanzada, especialmente en los municipios, según el análisis de Soledad Jarquín Edgar, publicado por SemMéxico.

Mujeres gobernarán 13 estados

En los comicios para los gobiernos estatales, aplicada la paridad, en 8 de las nueve entidades donde habrá cambio, participaron candidatas. Sólo no hubo en el Estado de Puebla.

De esta manera 13 de las 32 entidades de la República estarán gobernadas por mujeres este 2024; todavía menos del 50 por ciento.

Guanajuato, Morelos y Veracruz tendrán por primera vez en su historia una mujer en la gubernatura: dos del partido en el poder y una del Partido Acción Nacional en Guanajuato.

Hoy de las 13 gobernadora tres han sido elegidas por el Partido de Acción Nacional (PAN) y 10 por Morena.

Y hasta el momento seis grandes ciudades de la República serán gobernadas por mujeres: Guadalajara, Jalisco, por Verónica Delgadillo de Movimiento Ciudadano; Guanajuato, capital, por Samantha Smith Gutiérrez, de Acción Nacional; León, Guanajuato, por Alejandra Gutiérrez Campos también del PAN; Centro Tabasco, por Yolanda Osuma, de Morena; Mérida, Yucatán por Cecilia Padrón Laviada del PAN y Chetumal, Quintana Roo por Yensunni Martínez Hernández, de la 4T. Esto es decir cuatro de oposición y dos del partido oficial.

Lo que parece es un momento acelerado. Este octubre se cumplen 71 años desde que las mujeres pueden ejercer su derecho, en todos los cargos, como diría la ex diputada Martha Tagle, y las que votaron, lo hicieron masivamente en 1955, cuando fueron elegidas cinco diputadas federales. Pasaron 24 años para que en 1979 se eligiera la primera gobernadora, Griselda Álvarez Ponce de León, en el estado de Colima. Le siguieron ocho, a cuenta gotas, hasta que en 2021, se sumaron siete y una en 2023; hoy serán 13 quienes gobernarán en forma simultánea. La entidad de mayor rango en población, recursos naturales y económicos es Veracruz, que con Guanajuato son dos entidades donde campea la violencia y la inseguridad.

El avance de las mujeres en puestos de elección popular y ejecutivos, considerado como cambio acelerado en igualdad numérica, tiene que ver con la reforma de 2014, cuando se incluyó en la Constitución el principio de paridad, que obliga a los partidos políticos a postular el mismo número de candidaturas de hombres que de mujeres para los Congresos y se discutió seguidamente la paridad vertical y horizontal en los municipios y en 2021 la paridad para las gubernaturas. Se discutirá en breve la paridad presidencial para 2030.

Hoy la paridad en las gubernaturas es una realidad a pesar de ser impugnada por senadores de Morena y el PAN que consideraban que la orden del Instituto Nacional Electoral (INE) de que tenían que presentar al menos a siete mujeres para las 15 gubernaturas de 2021 era una injerencia. Mario Delgado, actual presidente de Morena, llegó a calificarlo de “invasión” a las competencias de los partidos.

Por ello en 2021 se dio el salto a tener siete entidades gobernadas por mujeres. Por Morena salieron elegidas Marina del Pilar Ávila, por Baja California; Layda Sansores, en Campeche; Índira Vizcaíno, en Colima; Evelyn Salgado, en Guerrero, y Lorena Cuéllar, en Tlaxcala. Además, Maru Campos salió electa en Chihuahua por el PAN. Ellas seis se sumaron a Claudia Sheinbaum, quien entonces gobernaba Ciudad de México. En 2022, se añadieron Teresa Jiménez, del PAN, en Aguascalientes y Mara Lezama, de Morena, en Quintana Roo. En 2023 se llegó al récord de 10 con la morenista Delfina Gómez en el Estado de México

Y a pesar de que en 2019 se declaró la paridad en todo constitucionalmente, lo que avaló la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para todos los cargos, no solo legislativos, las mujeres que en la administración pública representan 47 por ciento de las trabajadoras, tienen los puestos de menor jerarquía, representando sólo 33 por ciento de los de mando superior, incluidas las subsecretarías de estado, jefaturas de unidad y direcciones generales.

Según el IMCO hasta 2023 en la titularidad de las secretarías de Estado es donde existe paridad de género, de 16, hay ocho secretarías encabezadas por una mujer: Bienestar, Cultura, Economía, Educación, Energía, Gobernación, Medio Ambiente y Relaciones Exteriores. Pero sólo son 30 por ciento en las subsecretarías; 28 por ciento en jefaturas de unidad y 34 por ciento en direcciones generales. Es decir la paridad en todo, está por verse.

Paridad en la Ciudad de México

La capital del país, con 16 alcaldías, en 2024 será gobernada paritariamente, 8 hombres y 8 mujeres.

Es una conquista cultural que llevó muchos años y que se concretiza hoy, porque al inicio de esta administración se pusieron de acuerdo”, así se consolidó la paridad electoral y todas las mujeres de todas las fuerzas políticas y exigieron la paridad en todo, en todos los cargos políticos, y en todas las administraciones, reflexionó la abogada Ana Laura Magaloni, cuando habló la noche del domingo electoral en la televisión.

“Ningún país del mundo hace una revolución de este calibre sin una legislación capaz de romper las estructuras tradicionales para que las mujeres enseñen qué significa estar en posiciones de poder, y quiero decir no por ser mujer ya es buena, pero se rompe una creencia de que las mujeres no estamos diseñadas para estar en el poder y tomar buenas decisiones”, concluyó.

Así la hazaña de 2021, en la Ciudad de México se repite. Primero al elegir a Clara Brugada, en la jefatura de gobierno. La tercera en ocupar este puesto, desde que en el año 2000 lo tuviera Rosario Robles Berlanga, quien ya había sido legisladora y luego fue secretaria de estado.

Las mujeres alcaldesas en la ciudad de México, son siete del partido gobernante y una de oposición:

Azcapotzalco, Nancy Núñez Reséndiz (Morena, PT y PVEM)

Es una comunicóloga y figura política reconocida en México, nació el 4 de abril de 1985 en la Ciudad de México. Ocupó el puesto de diputada en la Cámara de Diputados de la Ciudad de México por el Distrito 3.

A lo largo de su carrera política, Núñez Reséndiz ha consolidado su posición dentro del partido Morena, destacando como portavoz del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, además de ser una de sus fundadoras.

Desde que fue elegida como concejal de Azcapotzalco en 2018, Nancy ha desempeñado un papel activo en varias comisiones clave en la administración pública. Su labor en las comisiones de Planeación del Desarrollo, Transparencia y Combate a la Corrupción, Administración y Procuración de Justicia, Derechos Humanos, Inclusión, Bienestar y Exigibilidad de Derechos Sociales, Igualdad de Género y Participación Ciudadana, destaca su compromiso con la promoción de la integridad, la equidad y el bienestar social en la capital del país.

Cuauhtémoc, Alessandra Rojo de la Vega Piccolo (PAN, PRI Y PRD)

Tiene experiencia en comunicación y estrategia digital, así como en participación política a través de su trabajo en el Comité Directivo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Ciudad de México. Su papel como fundadora y presidenta de Efecto Más y Media y co-fundadora y presidenta de MUI México también indican su involucramiento en iniciativas empresariales y sociales.

Iztacalco, Lourdes Paz (Morena, PT y PVEM)

Es licenciada en Derecho por la Universidad de Veracruz y se ha destacado por su apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador y al partido Morena.

Es la fundadora del movimiento liderado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y fue Enlace Distrital Federal en la alcaldía Iztacalco en 2015, donde se encargó de la organización de los trabajos del partido. Su labor incluyó la formación de comités de base seccionales, la implementación de estructuras para la promoción y defensa del voto, así como su participación en la elección del Congreso Constituyente de la Ciudad de México. Obtuvo su primer escaño en el Congreso de la Ciudad de México, tras ganar las elecciones de 2018.

Iztapalapa, Aleida Alavez (Morna, PT y PVEM)

Es egresada de Ciencias de la Comunicación egresó de la Universidad Nacional Autónoma de México. Desde 1995, se desempeñó como consejera del PRD en el Distrito Federal y posteriormente, entre 2000 y 2002, ocupó el cargo de consejera nacional en el partido. Asimismo, asumió la Secretaría de Comunicación del PRD en el Distrito Federal y fue Secretaria General del comité delegacional en Iztapalapa.

Entre sus responsabilidades, se destacan su papel como Subdelegada territorial del Paraje de San Juan de 1998 a 1999 y en Cabeza de Juárez de 1999 a 2000, ambas en Iztapalapa. Además, ejerció como diputada a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por el XXIX Distrito Electoral Local del Distrito Federal desde 2003 hasta 2006.

Tláhuac, Berenice Hernández Calderón (Morena)

Realizó sus estudios universitarios en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde obtuvo su licenciatura en Derecho. Se dedica a la política y es fundadora del partido Morena. En sus perfiles de redes sociales, se identifica como una mujer orgullosa de su origen en la alcaldía Tláhuac, y destaca su compromiso con su familia, comunidad y responsabilidades como líder de la demarcación. Además, es madre de dos niñas.

Tlalpan Gabriela Osorio (Morena, PT y PVEM)

Tiene una licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y más recientemente, finalizó una maestría en Ciudades y Urbanismo en el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña, ubicado en Barcelona, España.

En 2013, comenzó su participación en la entonces Asociación Morena para la defensa del petróleo. Tras la fundación del Movimiento Regeneración Nacional como partido político en 2014, asumió el rol de coordinadora del Distrito 5 electoral y secretaria de Jóvenes en Tlalpan, ocupando ambos cargos en el partido. Además, desempeñó funciones como jefa del Departamento de Animación Cultural de 2015 a 2016 en la alcaldía de Tlalpan, y también fungió como diputada federal suplente en la LXIII Legislatura.

Venustiano Carranza, Evelyn Parra (Morena, PT y PVEM)

Es graduada en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y también ha trabajado como educadora. Desde 2008 hasta 2010, ocupó el cargo de secretaria de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología del PRD en el Distrito Federal.

Además, entre abril y agosto de 2008, desempeñó el puesto de subdirectora de Servicios Legales en la Dirección Jurídica de la Dirección General Jurídica y de Gobierno en Venustiano Carranza.

Su experiencia incluye haber sido jefa de Unidad Departamental de Jurídica en la Dirección Ejecutiva Territorial Morelos en Venustiano Carranza de octubre de 2006 a mayo de 2007, así como subdirectora Jurídica y de Gobierno en la Dirección Ejecutiva Territorial de Morelos en la misma demarcación de junio de 2007 a marzo de 2008.

Xochimilco, Circe Camacho Bastida (Morena, PT, PVEM)

Cuenta con una trayectoria de 14 años como militante del Partido del Trabajo (PT), donde ejerció como diputada en el Congreso de la Ciudad de México. Identificada como parte de la comunidad LGBTTTIQ+, también cuenta con estudios en psicología.

Originaria del barrio de San Esteban en Xochimilco, tiene 33 años de edad y ha sido reconocida como una de las diputadas más jóvenes en el Congreso de la Ciudad de México. Además, ha cursado estudios en Psicología Social Comunitaria en la Facultad de Psicología de la UNAM

¿Beneficia a las ciudadanas tener mujeres en el poder?

El cambio ha sido lento y ha sido rápido de pronto. Pero en México las mujeres viven violencia, viven pobreza, discriminación y marginación; las mujeres siguen viviendo brechas en el trabajo, el salario y las representaciones sindicales y campesinas. Es decir la pura representación electoral no ha llegado a cerrar las brechas de desigualdad.

No sólo este 2 de junio, pero fue el que llegó más allá. Se puede decir que el mapa político se transformó o profundizó, sobre todo con la llegada de una primera mujer presidenta de la República.

Desde antes ya había otras mujeres, conquistando cargos no sólo electorales, como publicamos, ellas, todas mujeres, tuvieron el timón en este proceso electoral.

Como como es el caso de la ministra Norma Luía Piña Hernández, presidenta de la SCJN, y la consejera presidenta del Instituto Nacional Electoral (INE), Guadalupe Taddei Zavala. Igual la presidencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Mónica Aralí Soto, donde llegarán todas las quejas electorales.

Y este 2024, son presidentas de cada una de las cámaras del Congreso de la Unión: en la cámara baja Marcela Guerra y en el Senado, Ana Lilia Rivera Rivera.

“Ya teníamos paridad de género desde 2014, pero era exclusiva para cargos legislativos –explica Lorena Vázquez Correa, investigadora del Instituto Belisario Domínguez del Senado. Había un conjunto de jurisprudencia que también incluía a las presidencias municipales, a los ayuntamientos, pero los cargos ejecutivos como gubernaturas, que son el cargo ejecutivo más importante en las entidades federativas y la Presidencia de la República, estaban reservados tradicionalmente para hombres”. Esta lógica se rompió y se rompió una parte del llamado Techo de Cristal.

Vázquez Correa hizo notar que hubo una larga travesía. Pero así desde hace algunos años hay mujeres en el Poder Judicial, la primera ministra se eligió en 1966, nunca hubo más de dos. También con los procesos de cuota y acción positiva, desde 1989 en los órganos internos de los partidos políticos, se definieron esas cuotas, tanto que se cuentan al menos cinco dirigentes nacionales, tres en el PRI y dos en el PRD.

Según ella donde los resultados fueron más rápidos fue en el Poder Ejecutivo, considerando gubernaturas y ayuntamientos. Un fenómeno ligado a los cambios Constitucionales, a los acuerdos del Instituto Nacional Electoral y porque hay sanciones si no se cumple. Eso es fundamental.

De acuerdo con información del Congreso de la Unión, en 1988 el 88.19 por ciento de los integrantes del congresos eran hombres y el 10.82 por ciento, mujeres. Para el año 2000, había 84.87 por ciento de hombres y 15.13 por ciento de mujeres.

Estos datos cambian con la llegada de la "paridad electoral" que se estableció en 2014. Para 2018, había 50.48 por ciento hombres en las dos cámaras (diputaciones y senadurías) y 49.52 por ciento de mujeres. En 2021, cuando se eligieron a diputados locales y federales, había 49.04 por ciento hombres y 50.96 por ciento mujeres.

Su dimensión histórica es importante, desde la fundación de la Cámara de Diputados en 1821 y la primera mujer en ser diputada federal, Martha Aurora Jiménez en 1954, pasaron 133 años.

En el Senado tuvieron que pasar 140 años, entre su fundación en 1824 y 1964, para que las abogadas Alicia Arellano y María Lavalle se convirtieran en las primeras senadoras del país.

El cambio ha sido lento y ha sido rápido de pronto. Pero en México las mujeres viven violencia, viven pobreza, discriminación y marginación.

En el recuento final sobre las elecciones del 2 de junio, para elegir en 20 mil puestos de representación, avanzó la paridad, menos en los ayuntamientos, donde sólo serán dirigidos el 30 por ciento por mujeres: habrá 4 mujeres para las 9 gubernaturas o jefatura de la Ciudad de México que estuvieron en disputa, pero sólo 6 ciudades importantes y con presupuesto, de más de 100, serán gobernadas por mujeres. En tanto se ha elegido una mujer a la presidencia, lo que significa un avance disparejo.

Ello a pesar de que según datos de la empresa Áltiaca la elección presidencial ganadora tuvo, por encima del 60 por ciento, la aprobación de amas de casa, jubilados, trabajadores por cuenta propia, agricultores y maestros.

La oposicionista Xóchitl Gálvez Ruíz fue más votada entre patrones, desempleados y profesionistas. Según la encuesta de El País, de los votos de mujeres para la triunfadora, fueron 55 por ciento y para la oposición 31 por ciento. En las votaciones sólo 1 por ciento de quienes votaron eran personas no binarias.

Los resultados también lograron paridad en el Congreso de la Unión, en ambas cámaras y en la mayoría de los congresos locales. Podría haber cambios luego del examen de resultados por impugnaciones y resoluciones en el Tribunal Electoral.

Y ello a pesar del ambiente de violencia pre, durante y post electoral. Se considera que 15 mujeres, candidatas o precandidatas fueron asesinadas, entre 35 hombres.

Los resultados del domingo pasado de las juntas de escrutinio, luego de la revisión de cada distrito electoral, dejan en claro que la paridad electoral, no fue alcanzada, especialmente en los municipios, según el análisis de Soledad Jarquín Edgar, publicado por SemMéxico.

Mujeres gobernarán 13 estados

En los comicios para los gobiernos estatales, aplicada la paridad, en 8 de las nueve entidades donde habrá cambio, participaron candidatas. Sólo no hubo en el Estado de Puebla.

De esta manera 13 de las 32 entidades de la República estarán gobernadas por mujeres este 2024; todavía menos del 50 por ciento.

Guanajuato, Morelos y Veracruz tendrán por primera vez en su historia una mujer en la gubernatura: dos del partido en el poder y una del Partido Acción Nacional en Guanajuato.

Hoy de las 13 gobernadora tres han sido elegidas por el Partido de Acción Nacional (PAN) y 10 por Morena.

Y hasta el momento seis grandes ciudades de la República serán gobernadas por mujeres: Guadalajara, Jalisco, por Verónica Delgadillo de Movimiento Ciudadano; Guanajuato, capital, por Samantha Smith Gutiérrez, de Acción Nacional; León, Guanajuato, por Alejandra Gutiérrez Campos también del PAN; Centro Tabasco, por Yolanda Osuma, de Morena; Mérida, Yucatán por Cecilia Padrón Laviada del PAN y Chetumal, Quintana Roo por Yensunni Martínez Hernández, de la 4T. Esto es decir cuatro de oposición y dos del partido oficial.

Lo que parece es un momento acelerado. Este octubre se cumplen 71 años desde que las mujeres pueden ejercer su derecho, en todos los cargos, como diría la ex diputada Martha Tagle, y las que votaron, lo hicieron masivamente en 1955, cuando fueron elegidas cinco diputadas federales. Pasaron 24 años para que en 1979 se eligiera la primera gobernadora, Griselda Álvarez Ponce de León, en el estado de Colima. Le siguieron ocho, a cuenta gotas, hasta que en 2021, se sumaron siete y una en 2023; hoy serán 13 quienes gobernarán en forma simultánea. La entidad de mayor rango en población, recursos naturales y económicos es Veracruz, que con Guanajuato son dos entidades donde campea la violencia y la inseguridad.

El avance de las mujeres en puestos de elección popular y ejecutivos, considerado como cambio acelerado en igualdad numérica, tiene que ver con la reforma de 2014, cuando se incluyó en la Constitución el principio de paridad, que obliga a los partidos políticos a postular el mismo número de candidaturas de hombres que de mujeres para los Congresos y se discutió seguidamente la paridad vertical y horizontal en los municipios y en 2021 la paridad para las gubernaturas. Se discutirá en breve la paridad presidencial para 2030.

Hoy la paridad en las gubernaturas es una realidad a pesar de ser impugnada por senadores de Morena y el PAN que consideraban que la orden del Instituto Nacional Electoral (INE) de que tenían que presentar al menos a siete mujeres para las 15 gubernaturas de 2021 era una injerencia. Mario Delgado, actual presidente de Morena, llegó a calificarlo de “invasión” a las competencias de los partidos.

Por ello en 2021 se dio el salto a tener siete entidades gobernadas por mujeres. Por Morena salieron elegidas Marina del Pilar Ávila, por Baja California; Layda Sansores, en Campeche; Índira Vizcaíno, en Colima; Evelyn Salgado, en Guerrero, y Lorena Cuéllar, en Tlaxcala. Además, Maru Campos salió electa en Chihuahua por el PAN. Ellas seis se sumaron a Claudia Sheinbaum, quien entonces gobernaba Ciudad de México. En 2022, se añadieron Teresa Jiménez, del PAN, en Aguascalientes y Mara Lezama, de Morena, en Quintana Roo. En 2023 se llegó al récord de 10 con la morenista Delfina Gómez en el Estado de México

Y a pesar de que en 2019 se declaró la paridad en todo constitucionalmente, lo que avaló la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) para todos los cargos, no solo legislativos, las mujeres que en la administración pública representan 47 por ciento de las trabajadoras, tienen los puestos de menor jerarquía, representando sólo 33 por ciento de los de mando superior, incluidas las subsecretarías de estado, jefaturas de unidad y direcciones generales.

Según el IMCO hasta 2023 en la titularidad de las secretarías de Estado es donde existe paridad de género, de 16, hay ocho secretarías encabezadas por una mujer: Bienestar, Cultura, Economía, Educación, Energía, Gobernación, Medio Ambiente y Relaciones Exteriores. Pero sólo son 30 por ciento en las subsecretarías; 28 por ciento en jefaturas de unidad y 34 por ciento en direcciones generales. Es decir la paridad en todo, está por verse.

Paridad en la Ciudad de México

La capital del país, con 16 alcaldías, en 2024 será gobernada paritariamente, 8 hombres y 8 mujeres.

Es una conquista cultural que llevó muchos años y que se concretiza hoy, porque al inicio de esta administración se pusieron de acuerdo”, así se consolidó la paridad electoral y todas las mujeres de todas las fuerzas políticas y exigieron la paridad en todo, en todos los cargos políticos, y en todas las administraciones, reflexionó la abogada Ana Laura Magaloni, cuando habló la noche del domingo electoral en la televisión.

“Ningún país del mundo hace una revolución de este calibre sin una legislación capaz de romper las estructuras tradicionales para que las mujeres enseñen qué significa estar en posiciones de poder, y quiero decir no por ser mujer ya es buena, pero se rompe una creencia de que las mujeres no estamos diseñadas para estar en el poder y tomar buenas decisiones”, concluyó.

Así la hazaña de 2021, en la Ciudad de México se repite. Primero al elegir a Clara Brugada, en la jefatura de gobierno. La tercera en ocupar este puesto, desde que en el año 2000 lo tuviera Rosario Robles Berlanga, quien ya había sido legisladora y luego fue secretaria de estado.

Las mujeres alcaldesas en la ciudad de México, son siete del partido gobernante y una de oposición:

Azcapotzalco, Nancy Núñez Reséndiz (Morena, PT y PVEM)

Es una comunicóloga y figura política reconocida en México, nació el 4 de abril de 1985 en la Ciudad de México. Ocupó el puesto de diputada en la Cámara de Diputados de la Ciudad de México por el Distrito 3.

A lo largo de su carrera política, Núñez Reséndiz ha consolidado su posición dentro del partido Morena, destacando como portavoz del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, además de ser una de sus fundadoras.

Desde que fue elegida como concejal de Azcapotzalco en 2018, Nancy ha desempeñado un papel activo en varias comisiones clave en la administración pública. Su labor en las comisiones de Planeación del Desarrollo, Transparencia y Combate a la Corrupción, Administración y Procuración de Justicia, Derechos Humanos, Inclusión, Bienestar y Exigibilidad de Derechos Sociales, Igualdad de Género y Participación Ciudadana, destaca su compromiso con la promoción de la integridad, la equidad y el bienestar social en la capital del país.

Cuauhtémoc, Alessandra Rojo de la Vega Piccolo (PAN, PRI Y PRD)

Tiene experiencia en comunicación y estrategia digital, así como en participación política a través de su trabajo en el Comité Directivo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Ciudad de México. Su papel como fundadora y presidenta de Efecto Más y Media y co-fundadora y presidenta de MUI México también indican su involucramiento en iniciativas empresariales y sociales.

Iztacalco, Lourdes Paz (Morena, PT y PVEM)

Es licenciada en Derecho por la Universidad de Veracruz y se ha destacado por su apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador y al partido Morena.

Es la fundadora del movimiento liderado por el presidente Andrés Manuel López Obrador y fue Enlace Distrital Federal en la alcaldía Iztacalco en 2015, donde se encargó de la organización de los trabajos del partido. Su labor incluyó la formación de comités de base seccionales, la implementación de estructuras para la promoción y defensa del voto, así como su participación en la elección del Congreso Constituyente de la Ciudad de México. Obtuvo su primer escaño en el Congreso de la Ciudad de México, tras ganar las elecciones de 2018.

Iztapalapa, Aleida Alavez (Morna, PT y PVEM)

Es egresada de Ciencias de la Comunicación egresó de la Universidad Nacional Autónoma de México. Desde 1995, se desempeñó como consejera del PRD en el Distrito Federal y posteriormente, entre 2000 y 2002, ocupó el cargo de consejera nacional en el partido. Asimismo, asumió la Secretaría de Comunicación del PRD en el Distrito Federal y fue Secretaria General del comité delegacional en Iztapalapa.

Entre sus responsabilidades, se destacan su papel como Subdelegada territorial del Paraje de San Juan de 1998 a 1999 y en Cabeza de Juárez de 1999 a 2000, ambas en Iztapalapa. Además, ejerció como diputada a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por el XXIX Distrito Electoral Local del Distrito Federal desde 2003 hasta 2006.

Tláhuac, Berenice Hernández Calderón (Morena)

Realizó sus estudios universitarios en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde obtuvo su licenciatura en Derecho. Se dedica a la política y es fundadora del partido Morena. En sus perfiles de redes sociales, se identifica como una mujer orgullosa de su origen en la alcaldía Tláhuac, y destaca su compromiso con su familia, comunidad y responsabilidades como líder de la demarcación. Además, es madre de dos niñas.

Tlalpan Gabriela Osorio (Morena, PT y PVEM)

Tiene una licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y más recientemente, finalizó una maestría en Ciudades y Urbanismo en el Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña, ubicado en Barcelona, España.

En 2013, comenzó su participación en la entonces Asociación Morena para la defensa del petróleo. Tras la fundación del Movimiento Regeneración Nacional como partido político en 2014, asumió el rol de coordinadora del Distrito 5 electoral y secretaria de Jóvenes en Tlalpan, ocupando ambos cargos en el partido. Además, desempeñó funciones como jefa del Departamento de Animación Cultural de 2015 a 2016 en la alcaldía de Tlalpan, y también fungió como diputada federal suplente en la LXIII Legislatura.

Venustiano Carranza, Evelyn Parra (Morena, PT y PVEM)

Es graduada en derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y también ha trabajado como educadora. Desde 2008 hasta 2010, ocupó el cargo de secretaria de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología del PRD en el Distrito Federal.

Además, entre abril y agosto de 2008, desempeñó el puesto de subdirectora de Servicios Legales en la Dirección Jurídica de la Dirección General Jurídica y de Gobierno en Venustiano Carranza.

Su experiencia incluye haber sido jefa de Unidad Departamental de Jurídica en la Dirección Ejecutiva Territorial Morelos en Venustiano Carranza de octubre de 2006 a mayo de 2007, así como subdirectora Jurídica y de Gobierno en la Dirección Ejecutiva Territorial de Morelos en la misma demarcación de junio de 2007 a marzo de 2008.

Xochimilco, Circe Camacho Bastida (Morena, PT, PVEM)

Cuenta con una trayectoria de 14 años como militante del Partido del Trabajo (PT), donde ejerció como diputada en el Congreso de la Ciudad de México. Identificada como parte de la comunidad LGBTTTIQ+, también cuenta con estudios en psicología.

Originaria del barrio de San Esteban en Xochimilco, tiene 33 años de edad y ha sido reconocida como una de las diputadas más jóvenes en el Congreso de la Ciudad de México. Además, ha cursado estudios en Psicología Social Comunitaria en la Facultad de Psicología de la UNAM

¿Beneficia a las ciudadanas tener mujeres en el poder?

El cambio ha sido lento y ha sido rápido de pronto. Pero en México las mujeres viven violencia, viven pobreza, discriminación y marginación; las mujeres siguen viviendo brechas en el trabajo, el salario y las representaciones sindicales y campesinas. Es decir la pura representación electoral no ha llegado a cerrar las brechas de desigualdad.

No sólo este 2 de junio, pero fue el que llegó más allá. Se puede decir que el mapa político se transformó o profundizó, sobre todo con la llegada de una primera mujer presidenta de la República.

Desde antes ya había otras mujeres, conquistando cargos no sólo electorales, como publicamos, ellas, todas mujeres, tuvieron el timón en este proceso electoral.

Como como es el caso de la ministra Norma Luía Piña Hernández, presidenta de la SCJN, y la consejera presidenta del Instituto Nacional Electoral (INE), Guadalupe Taddei Zavala. Igual la presidencia de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Mónica Aralí Soto, donde llegarán todas las quejas electorales.

Y este 2024, son presidentas de cada una de las cámaras del Congreso de la Unión: en la cámara baja Marcela Guerra y en el Senado, Ana Lilia Rivera Rivera.

“Ya teníamos paridad de género desde 2014, pero era exclusiva para cargos legislativos –explica Lorena Vázquez Correa, investigadora del Instituto Belisario Domínguez del Senado. Había un conjunto de jurisprudencia que también incluía a las presidencias municipales, a los ayuntamientos, pero los cargos ejecutivos como gubernaturas, que son el cargo ejecutivo más importante en las entidades federativas y la Presidencia de la República, estaban reservados tradicionalmente para hombres”. Esta lógica se rompió y se rompió una parte del llamado Techo de Cristal.

Vázquez Correa hizo notar que hubo una larga travesía. Pero así desde hace algunos años hay mujeres en el Poder Judicial, la primera ministra se eligió en 1966, nunca hubo más de dos. También con los procesos de cuota y acción positiva, desde 1989 en los órganos internos de los partidos políticos, se definieron esas cuotas, tanto que se cuentan al menos cinco dirigentes nacionales, tres en el PRI y dos en el PRD.

Según ella donde los resultados fueron más rápidos fue en el Poder Ejecutivo, considerando gubernaturas y ayuntamientos. Un fenómeno ligado a los cambios Constitucionales, a los acuerdos del Instituto Nacional Electoral y porque hay sanciones si no se cumple. Eso es fundamental.

De acuerdo con información del Congreso de la Unión, en 1988 el 88.19 por ciento de los integrantes del congresos eran hombres y el 10.82 por ciento, mujeres. Para el año 2000, había 84.87 por ciento de hombres y 15.13 por ciento de mujeres.

Estos datos cambian con la llegada de la "paridad electoral" que se estableció en 2014. Para 2018, había 50.48 por ciento hombres en las dos cámaras (diputaciones y senadurías) y 49.52 por ciento de mujeres. En 2021, cuando se eligieron a diputados locales y federales, había 49.04 por ciento hombres y 50.96 por ciento mujeres.

Su dimensión histórica es importante, desde la fundación de la Cámara de Diputados en 1821 y la primera mujer en ser diputada federal, Martha Aurora Jiménez en 1954, pasaron 133 años.

En el Senado tuvieron que pasar 140 años, entre su fundación en 1824 y 1964, para que las abogadas Alicia Arellano y María Lavalle se convirtieran en las primeras senadoras del país.

El cambio ha sido lento y ha sido rápido de pronto. Pero en México las mujeres viven violencia, viven pobreza, discriminación y marginación.

Política

Preocupan a investigadores de la UNAM cambios al PJF

La reforma presentada ante el Congreso de la Unión plantea, en primera instancia, que ministros, magistrados y jueces sean electos por voto popular

CDMX

Incendio en departamento de la Benito Juárez deja una persona muerta

Vecinos de la zona y personal de una tienda de autoservicio fueron quienes alertaron a las autoridades del incidente

Finanzas

Agencia de Aduanas de Nuevo Laredo, Tamaulipas, traerá más comercio: Sheinbaum

Esta visita forma parte de la gira de trabajo programada para este fin de semana, en la cual López Obrador y Sheinbaum preparan la transición de gobierno

Sociedad

SRE acuerda con Suiza el resguardo de propiedades mexicanas en Ecuador

El acuerdo ocurre en medio de la visita de la canciller mexicana a Suiza, quien se encuentra en la ciudad de Nidwalden, para participar en la Cumbre para la Paz

Mundo

Israel sufre su jornada más letal en Gaza desde enero: 8 soldados muertos en Rafah

Fue el día con más muertos entre las tropas israelíes en Gaza desde el pasado 22 de enero, cuando el derrumbe de dos edificios acabó con la vida de 21 soldados en la Franja

Mundo

"Putin no ofrece a Ucrania negociaciones de paz, sino una rendición": Kamala Harris

Putin aseguró que ordenará un inmediato alto el fuego en Ucrania tan pronto como Kiev retire sus tropas de las cuatro regiones anexionadas por Moscú