/ viernes 6 de noviembre de 2020

Pie de Nota | La inevitabilidad trumpiana

Estados Unidos aún no tiene claridad de quién será su presidente luego de la jornada electoral del 3 de noviembre.

Al momento de escribir esto, Estados Unidos aún no tiene claridad de quién será su presidente luego de la jornada electoral del 3 de noviembre.

Aunque aún no estamos en posición de opinar sobre el conflicto post-electoral que vendrá, podemos ir haciendo apuntes sobre cuáles son las secuelas que deja detrás la presidencia de Donald Trump, continúe o no.

➡️ Elecciones EU 2020: Trump y Biden por la presidencia, ¿habrá reelección o renovación?

Estas secuelas a las que me refiero son un legado tóxico con el cual no sólo tendrán que lidiar los estadounidenses, sino las democracias en otros países y hasta generaciones venideras.

Foto: Reuters

Y es que el ascenso de Donald Trump al poder reveló las imperfecciones de la democracia como sistema político, su ausencia de filtros para la cesión de poderes extraordinarios y su incapacidad para detectar la insatisfacción popular para canalizarla en respuestas concretas.

La inhabilidad emocional, moral e intelectual de Donald Trump para tomar decisiones deberían de haber bastado para negarle acceder a los códigos del arsenal nuclear más grande del planeta, de hecho para negarle cualquier responsabilidad del todo.

Pero no, aquí estamos cuatro años más tarde.

Foto: AFP

Trump se coló entre las grietas de la democracia y desde ahí se encargó de dinamitarla, de establecer el odio como política, la trampa como forma de gobierno, el narcisismo como principal rasgo y a la mentira como único argumento.

Asimismo, "su gobierno" –es un decir– ha sido la puerta de entrada a la gran política institucional para el nativismo, el ultraproteccionismo económico y el racismo, antes relegados a minorías resentidas.

➡️ "EU vota por una autodictadura", dice Isabel Allende sobre apoyo a Trump

Aun y cuando el magnate abandone la Casa Blanca, estos antivalores han anidado en amplias capas del electorado estadounidense y entre políticos en busca de popularidad.

Foto: AFP

Como muestra está el Partido Republicano que ha pasado de ser un partido de centro-derecha con el liberalismo como eje a uno de supremacía blanca sin compás moral alguno.

Lo único que cuenta hoy para los republicanos es controlar la Casa Blanca, que pese a su patente decadencia aún rige los destinos de buena parte del mundo.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Considerando todo esto, soy un convencido de que Donald Trump no es lo peor que la descomposición política de Estados Unidos nos puede ofrecer.

Foto: AFP

En el fondo, Trump es un vendedor de espejos, supo detectar los vacíos que el crecimiento desigual ha dejado para los más pobres en EU y los cambios culturales que esto conlleva. Así, ajustó su discurso para apelar a su base.

Donald Trump es un racista por conveniencia; sin embargo, desde las alcantarillas de las que emergió puede surgir alguien que no tenga pelos en la lengua para decir que básicamente cualquiera que no sea un hombre blanco, heterosexual y cristiano pertenece a una subespecie de humanos.

Grupos ultraconservadores, neonazis y anexos han reconocido esta realidad y han tomado el trumpismo como un escalón en su ascenso al poder.

Foto: AFP

La ineficiencia, profunda corrupción y nepotismo de su gobierno parecen defectos menores dicho todo lo anterior.

Y, como máximo agravante, el trumpismo logró que le aplaudieran por todo esto.

➡️ Gané en muchos estados de forma masiva: Trump

Al menos 66 millones de personas votaron para que se quede, con lo que demostró que el medievo puede ser un proyecto político exitoso para regocijo de los tiranos e inmorales del mundo.

Foto: AFP

Hasta hace 10 meses la reelección de Trump parecía inevitable gracias a su base electoral de fidelidad perruna. Hizo falta una pandemia global, 232 mil muertos en Estados Unidos y una economía global destruida para apenas hacer tambalear esta certeza.

Cuando eventualmente el magnate deje la Casa Blanca será una dolorosa victoria del sentido común pues habrá sido incompleta, ya que el legado trumpista se queda con nosotros.


Puedes leer más el autor aquí ⬇️

Al momento de escribir esto, Estados Unidos aún no tiene claridad de quién será su presidente luego de la jornada electoral del 3 de noviembre.

Aunque aún no estamos en posición de opinar sobre el conflicto post-electoral que vendrá, podemos ir haciendo apuntes sobre cuáles son las secuelas que deja detrás la presidencia de Donald Trump, continúe o no.

➡️ Elecciones EU 2020: Trump y Biden por la presidencia, ¿habrá reelección o renovación?

Estas secuelas a las que me refiero son un legado tóxico con el cual no sólo tendrán que lidiar los estadounidenses, sino las democracias en otros países y hasta generaciones venideras.

Foto: Reuters

Y es que el ascenso de Donald Trump al poder reveló las imperfecciones de la democracia como sistema político, su ausencia de filtros para la cesión de poderes extraordinarios y su incapacidad para detectar la insatisfacción popular para canalizarla en respuestas concretas.

La inhabilidad emocional, moral e intelectual de Donald Trump para tomar decisiones deberían de haber bastado para negarle acceder a los códigos del arsenal nuclear más grande del planeta, de hecho para negarle cualquier responsabilidad del todo.

Pero no, aquí estamos cuatro años más tarde.

Foto: AFP

Trump se coló entre las grietas de la democracia y desde ahí se encargó de dinamitarla, de establecer el odio como política, la trampa como forma de gobierno, el narcisismo como principal rasgo y a la mentira como único argumento.

Asimismo, "su gobierno" –es un decir– ha sido la puerta de entrada a la gran política institucional para el nativismo, el ultraproteccionismo económico y el racismo, antes relegados a minorías resentidas.

➡️ "EU vota por una autodictadura", dice Isabel Allende sobre apoyo a Trump

Aun y cuando el magnate abandone la Casa Blanca, estos antivalores han anidado en amplias capas del electorado estadounidense y entre políticos en busca de popularidad.

Foto: AFP

Como muestra está el Partido Republicano que ha pasado de ser un partido de centro-derecha con el liberalismo como eje a uno de supremacía blanca sin compás moral alguno.

Lo único que cuenta hoy para los republicanos es controlar la Casa Blanca, que pese a su patente decadencia aún rige los destinos de buena parte del mundo.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Considerando todo esto, soy un convencido de que Donald Trump no es lo peor que la descomposición política de Estados Unidos nos puede ofrecer.

Foto: AFP

En el fondo, Trump es un vendedor de espejos, supo detectar los vacíos que el crecimiento desigual ha dejado para los más pobres en EU y los cambios culturales que esto conlleva. Así, ajustó su discurso para apelar a su base.

Donald Trump es un racista por conveniencia; sin embargo, desde las alcantarillas de las que emergió puede surgir alguien que no tenga pelos en la lengua para decir que básicamente cualquiera que no sea un hombre blanco, heterosexual y cristiano pertenece a una subespecie de humanos.

Grupos ultraconservadores, neonazis y anexos han reconocido esta realidad y han tomado el trumpismo como un escalón en su ascenso al poder.

Foto: AFP

La ineficiencia, profunda corrupción y nepotismo de su gobierno parecen defectos menores dicho todo lo anterior.

Y, como máximo agravante, el trumpismo logró que le aplaudieran por todo esto.

➡️ Gané en muchos estados de forma masiva: Trump

Al menos 66 millones de personas votaron para que se quede, con lo que demostró que el medievo puede ser un proyecto político exitoso para regocijo de los tiranos e inmorales del mundo.

Foto: AFP

Hasta hace 10 meses la reelección de Trump parecía inevitable gracias a su base electoral de fidelidad perruna. Hizo falta una pandemia global, 232 mil muertos en Estados Unidos y una economía global destruida para apenas hacer tambalear esta certeza.

Cuando eventualmente el magnate deje la Casa Blanca será una dolorosa victoria del sentido común pues habrá sido incompleta, ya que el legado trumpista se queda con nosotros.


Puedes leer más el autor aquí ⬇️

Mundo

Ucrania busca pruebas para acusar de crímenes de guerra a Rusia

El grupo dedicado al registro de pruebas revisa cualquier trozo de proyectiles, agujero en un muro por disparos o hasta restos de tanques rusos calcinados

Sociedad

Se forma tormenta tropical Agatha frente a costas de Oaxaca

El Servicio Meteorológico Nacional alertó que en las próximas horas se pueden generar lluvias intensas en Chiapas y Oaxaca

Política

Diputados esperan sentencia de SCJN para dictaminar sobre corridas de toros

El presidente de la Comisión de Bienestar Animal en el Congreso asegura que esperar ayudará a tener certeza sobre una postura

Futbol

Se retrasa final de la UEFA Champions League por problemas con acceso al estadio

De acuerdo con datos de la UEFA, aficionados del equipo ingles comenzaron a ingresar al estadio de Francia sin boletos

Sociedad

Pobladores de Xaltocan mantiene cierre vial tras enfrentamiento por terrenos del AIFA

Indican que están inconformes por la falta de cumplimiento en los acuerdos firmados con la SEDATU

Política

Diputados dictaminarán sobre corridas de toros hasta que la SCJN emita sentencia

El presidente de la Comisión de Bienestar Animal en el Congreso asegura que esperar ayudará a tener certeza sobre una postura

Automotriz

'Checo' Pérez se impacta con el muro en el GP de Mónaco durante la clasificación: Video

Durante la búsqueda de la privilegiada pool position de Mónaco, el de Jalisco tuvo un accidente que afecto los demás puestos

Mundo

Agresor de Texas amenazó con tiroteos y violaciones en redes sociales

El día del tiroteo, Ramos envió un mensaje privado a uno de sus contactos de una plataforma social para avisar que cometería el delito

Virales

¡Hoy es el Día Internacional de la Hamburguesa!

Hay quien señala que puede tratarse de la evolución de un bocadillo europeo originado en Alemania llamado Rundstück Warm que se prepara con carne de cerdo