/ domingo 30 de mayo de 2021

Violencia política empaña el actual proceso electoral: Pulido Gómez

El “chapulineo” y tránsfugas se dan por difusas ideologías y lealtades partidistas, opinó la investigadora Amalia Pulido Gómez, del Centro de Investigación y Docencia Económica

La violencia política es uno de los factores que empaña el actual proceso electoral. Vamos a llegar el 6 de junio, probablemente con las cifras más altas de la historia, con el proceso más violento. Hacía allá nos dirigimos, advierte la investigadora y profesora Amalia Pulido Gómez, del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

“Sin duda, es algo que no debería pasar en una democracia como México. No deberíamos tener estos eventos de violencia. Sin embargo, vemos un gran número de registros día con día y que la violencia se exacerba conforme nos acercamos al día de la jornada electoral”, comenta en entrevista.

Investigadora de la División de Estudios Políticos, precisa: La violencia tiene muchas implicaciones. La principal: en qué condiciones las y los candidatos se desempeñan en sus campañas, en condiciones altamente vulnerables.

Y, por otro lado, es también probable que en regiones donde se registran este tipo de eventos, la ciudadanía tenga temor de salir a votar. Y esto puede ser una causa muy lamentable en términos de nuestra democracia, dice a El Sol de México.

Al hacer un somero análisis del actual proceso electoral, la investigadora detalla que se caracteriza por partidos políticos que no tienen agenda. “Hay institutos políticos difusos y muchos de ellos están más enfocados en conseguir votos para obtener recursos, oficinas y bienes, es decir, son “partidos tragalotodo”.

El escaso 12% de la población mexicana que afirma confiar en los partidos políticos, se debe a que éstos se conducen con una lógica oportunista y no de presentación.

Los institutos políticos no tienen una verdadera agenda, no presentan posturas definidas sobre temas importantes.

¿Y el chapulineo? No hay agenda de los candidatos; ¿pero si cambian de un partido a otro, son tránsfugas de la política?

- Es un fenómeno que viene de años atrás, este tipo de políticos con una carrera y que claro, para poder escalar, para acceder a las candidaturas que les van a dar algún cargo, están dispuestos a cambiar de partido político. Y eso habla también de qué tan difusas son las ideologías y las lealtades partidistas.

¿Esto a qué obedece, a la falta de educación política que tenemos?

-Son varios factores. Es el sistema de incentivos que existen. Ellos no tienen ningún incentivo para quedarse en su partido político y bueno, al no obtener la candidatura y en otra fuerza política la ofrecen, están dispuestos a irse.

Y como mencionas, tiene que ver con la cultura política de los ciudadanos. En esta elección vamos a ver el peso de la persona y no necesariamente el partido político.

Es tema muy relevante que estudiamos en Ciencia Política, sobre estas figuras personalistas, que digamos, el éxito electoral depende de su carrera o de la aprobación que tenga la ciudadanía, la persona y no el partido.

Y este fenómeno se da también en América Latina. Brasil es el ejemplo perfecto de esto: de políticos que apelan mucho más a características personales y no a la marca partidista.

En México empezamos a ver algo de esto, donde los partidos políticos ya no son el camino, la vía para poder acceder a los puestos de elección popular.

Militancias fatigadas y enojadas

¿Esto causa deterioro y sobre todo, militancias fatigadas y enojadas?

-Sí, vemos que muchas veces las candidaturas se deciden en las élites o por los grupos de poder en los partidos.

Y esto genera encono y disgusto en las militancias y en los grupos de militantes simpatizantes que realizan un trabajo digamos de a ras de suelo, por decirlo en estos términos de partidos tradicionales, el de andar de puerta en puerta. Y que a la hora de las definiciones no obtienen la candidatura sino alguien que fue por un dedazo.

¿Se vio mucho de eso en estas elecciones?

-En esta elección vimos mucho de esto y en todos los partidos. Por ejemplo, la militancia de Morena se quejaba mucho de que las Encuestas fueron pura simulación. Las decisiones importantes se tomaron en Palacio Nacional y en la dirigencia nacional del partido.

Esto va debilitando la imagen que tienen los partidos políticos también.

¿Qué se necesita para tener realmente una democracia más activa?

-Necesitamos fortalecer, entender que la democracia no termina con la emisión del voto, sino que hay más mecanismos con los cuales podemos exigir transparencia y rendición de cuentas de los gobernantes. Esa sería una de las principales.

Y también mostrar este enojo el día de la jornada electoral. Creo que sí, justamente las elecciones son para eso. Son un mecanismo de rendición de cuentas, donde los ciudadanos tenemos este instrumento para premiar o castigar a nuestros gobernantes. En este caso al partido en el poder ya sea municipal, estatal o federal.

¿Son muchos los retos?

-Todavía hay muchos retos pendientes. Uno es la cultura política; otro la información. Los ciudadanos informados son los ciudadanos más poderosos en cualquier democracia. Tenemos que apostar por tener, por asumir esta responsabilidad como ciudadanos de consumir información real y no fake. Entonces, por ahí van estos retos.

¿Qué va a suceder con esta ciudadanía tan polarizada en estas elecciones?

-Me preocupa. Es un factor que alarma y creo que la polarización va a ser aún más, después del 7 de junio. Es un factor que puede generar conflictos post electorales; que puede generar conflictividad social, ingobernabilidad y me parece, que los gobernantes no deberían incrementar esa polarización, dividir más a los mexicanos.

La democracia no se basa en polarización, se basa en opciones diferentes, en alternativas distintas, pero no que polaricen y pongan a los ciudadanos en contra unos de otros. Es un factor bien preocupante en México.

¿Pero desde Palacio Nacional se atiza diariamente la polarización?

-Así es.

La violencia política es uno de los factores que empaña el actual proceso electoral. Vamos a llegar el 6 de junio, probablemente con las cifras más altas de la historia, con el proceso más violento. Hacía allá nos dirigimos, advierte la investigadora y profesora Amalia Pulido Gómez, del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE).

“Sin duda, es algo que no debería pasar en una democracia como México. No deberíamos tener estos eventos de violencia. Sin embargo, vemos un gran número de registros día con día y que la violencia se exacerba conforme nos acercamos al día de la jornada electoral”, comenta en entrevista.

Investigadora de la División de Estudios Políticos, precisa: La violencia tiene muchas implicaciones. La principal: en qué condiciones las y los candidatos se desempeñan en sus campañas, en condiciones altamente vulnerables.

Y, por otro lado, es también probable que en regiones donde se registran este tipo de eventos, la ciudadanía tenga temor de salir a votar. Y esto puede ser una causa muy lamentable en términos de nuestra democracia, dice a El Sol de México.

Al hacer un somero análisis del actual proceso electoral, la investigadora detalla que se caracteriza por partidos políticos que no tienen agenda. “Hay institutos políticos difusos y muchos de ellos están más enfocados en conseguir votos para obtener recursos, oficinas y bienes, es decir, son “partidos tragalotodo”.

El escaso 12% de la población mexicana que afirma confiar en los partidos políticos, se debe a que éstos se conducen con una lógica oportunista y no de presentación.

Los institutos políticos no tienen una verdadera agenda, no presentan posturas definidas sobre temas importantes.

¿Y el chapulineo? No hay agenda de los candidatos; ¿pero si cambian de un partido a otro, son tránsfugas de la política?

- Es un fenómeno que viene de años atrás, este tipo de políticos con una carrera y que claro, para poder escalar, para acceder a las candidaturas que les van a dar algún cargo, están dispuestos a cambiar de partido político. Y eso habla también de qué tan difusas son las ideologías y las lealtades partidistas.

¿Esto a qué obedece, a la falta de educación política que tenemos?

-Son varios factores. Es el sistema de incentivos que existen. Ellos no tienen ningún incentivo para quedarse en su partido político y bueno, al no obtener la candidatura y en otra fuerza política la ofrecen, están dispuestos a irse.

Y como mencionas, tiene que ver con la cultura política de los ciudadanos. En esta elección vamos a ver el peso de la persona y no necesariamente el partido político.

Es tema muy relevante que estudiamos en Ciencia Política, sobre estas figuras personalistas, que digamos, el éxito electoral depende de su carrera o de la aprobación que tenga la ciudadanía, la persona y no el partido.

Y este fenómeno se da también en América Latina. Brasil es el ejemplo perfecto de esto: de políticos que apelan mucho más a características personales y no a la marca partidista.

En México empezamos a ver algo de esto, donde los partidos políticos ya no son el camino, la vía para poder acceder a los puestos de elección popular.

Militancias fatigadas y enojadas

¿Esto causa deterioro y sobre todo, militancias fatigadas y enojadas?

-Sí, vemos que muchas veces las candidaturas se deciden en las élites o por los grupos de poder en los partidos.

Y esto genera encono y disgusto en las militancias y en los grupos de militantes simpatizantes que realizan un trabajo digamos de a ras de suelo, por decirlo en estos términos de partidos tradicionales, el de andar de puerta en puerta. Y que a la hora de las definiciones no obtienen la candidatura sino alguien que fue por un dedazo.

¿Se vio mucho de eso en estas elecciones?

-En esta elección vimos mucho de esto y en todos los partidos. Por ejemplo, la militancia de Morena se quejaba mucho de que las Encuestas fueron pura simulación. Las decisiones importantes se tomaron en Palacio Nacional y en la dirigencia nacional del partido.

Esto va debilitando la imagen que tienen los partidos políticos también.

¿Qué se necesita para tener realmente una democracia más activa?

-Necesitamos fortalecer, entender que la democracia no termina con la emisión del voto, sino que hay más mecanismos con los cuales podemos exigir transparencia y rendición de cuentas de los gobernantes. Esa sería una de las principales.

Y también mostrar este enojo el día de la jornada electoral. Creo que sí, justamente las elecciones son para eso. Son un mecanismo de rendición de cuentas, donde los ciudadanos tenemos este instrumento para premiar o castigar a nuestros gobernantes. En este caso al partido en el poder ya sea municipal, estatal o federal.

¿Son muchos los retos?

-Todavía hay muchos retos pendientes. Uno es la cultura política; otro la información. Los ciudadanos informados son los ciudadanos más poderosos en cualquier democracia. Tenemos que apostar por tener, por asumir esta responsabilidad como ciudadanos de consumir información real y no fake. Entonces, por ahí van estos retos.

¿Qué va a suceder con esta ciudadanía tan polarizada en estas elecciones?

-Me preocupa. Es un factor que alarma y creo que la polarización va a ser aún más, después del 7 de junio. Es un factor que puede generar conflictos post electorales; que puede generar conflictividad social, ingobernabilidad y me parece, que los gobernantes no deberían incrementar esa polarización, dividir más a los mexicanos.

La democracia no se basa en polarización, se basa en opciones diferentes, en alternativas distintas, pero no que polaricen y pongan a los ciudadanos en contra unos de otros. Es un factor bien preocupante en México.

¿Pero desde Palacio Nacional se atiza diariamente la polarización?

-Así es.

CDMX

CDMX aplicará segunda dosis a personas de 18 a 29 años en cinco alcaldías

Se aplicará la vacuna de AstraZeneca en Cuauhtémoc, Milpa Alta, Magdalena Contreras, Venustiano Carranza y Pfizer en Cuajimalpa

Sociedad

Maestros mantienen bloqueos en Michoacán

De las quincenas que se les adeuda quedaron tres pendientes de liquidar

CDMX

Participan 347 en consulta por el Conjunto Estadio Azteca

La Sedema informó que la consultora Plurmac atendió al corte de ayer a 144 personas

Mundo

Muere el diputado británico David Amess tras ser apuñalado; investigan acto terrorista

El ataque contra David Amess ocurrió durante una reunión con electores de su circunscripción en la Iglesia Metodista Belfairs

Ecología

Compra y venta de animales exóticos, práctica poco común en Querétaro

Dentro de la diversidad de animales exóticos o no convencionales hay cuatro clasificaciones que se deben considerar para que pueda realizarse cualquier tipo de trámite

Política

Quien abuse de mujeres indígenas será sancionado: Segob

Alejandro Encinas, consideró como lamentable el hecho que se registró recientemente en el municipio de Cochoapa

Salud

Baño testicular: el nuevo método anticonceptivo que reemplazaría los métodos hormonales

El proyecto fue desarrollado por Rebecca White, estudiante de la Maestría en Diseño Industrial de la Universidad Tecnológica de Munich

CDMX

CDMX aplicará segunda dosis a personas de 18 a 29 años en cinco alcaldías

Se aplicará la vacuna de AstraZeneca en Cuauhtémoc, Milpa Alta, Magdalena Contreras, Venustiano Carranza y Pfizer en Cuajimalpa

Sociedad

Maestros mantienen bloqueos en Michoacán

De las quincenas que se les adeuda quedaron tres pendientes de liquidar