/ martes 4 de abril de 2017

Procuración de justicia un eslabón más débil: IMCO

  • Desde el policía hasta el Ministerio Público carecen decapacitación en sistema de Justicia Penal, señaló Pardinas

Manrique Gandaria

A nueve años de la reforma al Sistema de Justicia Penal, laprocuración de justicia ha quedado como el eslabón más débil,ya que desde el policía hasta el Ministerio Público carecen decapacitación al respecto, indicó Juan Pardinas, presidente delInstituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

En conferencia de medios, Pardinas enfatizó que el 70 porciento de los agentes del Ministerio Público trabajan 60 horas ala semana y tienen salarios de entre siete mil y ocho mil pesos almes, por lo que es imposible que eso funcione bien y eso estápasando en diversas entidades del país.

En este sentido, dijo que el gran problema es el abandono y lafalta de voluntad política, toda vez que estos eslabones deprocuración de justicia no se han puesto en el centro de ladiscusión.  En este sentido crítico que hoy vemos cómo seimpulsa una Ley para la presencia del Ejército en las calles,“pero la energía política debería estar acá, en laprocuración de justicia”.

Durante la presentación del estudio, “Nueve años deocurrencias en Justicia Penal: Evidencias para entender la crisisde impunidad”, el cual se elaboró en Morelos, director del IMCOdijo que tuvo acceso a 811 expedientes de robo y homicidio duranteel año pasado.

Tras su análisis, se encontró que en 55 por ciento de loscasos de homicidio y 68 por ciento de los de robo, se incumplen losprotocolos de investigación por parte de las autoridades deMorelos.

Esta metodología, dijo, puede replicarse para las otras 31entidades, ya que cuando se invitó a Morelos para estainvestigación, también se convocó a los demás Estados siendoque solo Jalisco ha aceptado participar.

Es por ello que sostiene que el Gobierno de los estados hatenido falta de voluntad e interés en la aplicación del nuevosistema de justicia penal, por lo que en nueve años no se halogrado conseguir que funcione adecuadamente.

Esta negativa, dijo, hace que nuestro país tengamos altísimosniveles de impunidad, ya que las capacidades de investigación delos ministerios públicos estatales son débiles. “Para hacerpolítica pública se necesitan datos, se necesitan números y loque estamos haciendo en México es pegarle a la piñata con losojos vendados”, dijo.

Los ministerios públicos son los encargados de investigar loscrímenes y en México están sobrecargados de trabajo, no estáncapacitados, tienen salarios muy bajos; de eso resulta la seguridadque tenemos, explicó.

Recalcó que por ejemplo la mayoría de los peritosentrevistados no mencionaron haber realizado las pruebas pericialescomo parte del protocolo natural, como acordonar la zona delcrimen, tomar fotografías, tomar evidencias, “nada de esosucede”.

Pardinas dijo que se requiere capacitación y esto se haceevidente cuando un ministerio público no es capaz de nombrar laspruebas básicas para responder ante un homicidio, más que nuevosedificios y grandes inauguraciones, necesitamos enfocarnos en losseres humanos que se encargan de que México tenga un sistemajudicial.

  • Desde el policía hasta el Ministerio Público carecen decapacitación en sistema de Justicia Penal, señaló Pardinas

Manrique Gandaria

A nueve años de la reforma al Sistema de Justicia Penal, laprocuración de justicia ha quedado como el eslabón más débil,ya que desde el policía hasta el Ministerio Público carecen decapacitación al respecto, indicó Juan Pardinas, presidente delInstituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

En conferencia de medios, Pardinas enfatizó que el 70 porciento de los agentes del Ministerio Público trabajan 60 horas ala semana y tienen salarios de entre siete mil y ocho mil pesos almes, por lo que es imposible que eso funcione bien y eso estápasando en diversas entidades del país.

En este sentido, dijo que el gran problema es el abandono y lafalta de voluntad política, toda vez que estos eslabones deprocuración de justicia no se han puesto en el centro de ladiscusión.  En este sentido crítico que hoy vemos cómo seimpulsa una Ley para la presencia del Ejército en las calles,“pero la energía política debería estar acá, en laprocuración de justicia”.

Durante la presentación del estudio, “Nueve años deocurrencias en Justicia Penal: Evidencias para entender la crisisde impunidad”, el cual se elaboró en Morelos, director del IMCOdijo que tuvo acceso a 811 expedientes de robo y homicidio duranteel año pasado.

Tras su análisis, se encontró que en 55 por ciento de loscasos de homicidio y 68 por ciento de los de robo, se incumplen losprotocolos de investigación por parte de las autoridades deMorelos.

Esta metodología, dijo, puede replicarse para las otras 31entidades, ya que cuando se invitó a Morelos para estainvestigación, también se convocó a los demás Estados siendoque solo Jalisco ha aceptado participar.

Es por ello que sostiene que el Gobierno de los estados hatenido falta de voluntad e interés en la aplicación del nuevosistema de justicia penal, por lo que en nueve años no se halogrado conseguir que funcione adecuadamente.

Esta negativa, dijo, hace que nuestro país tengamos altísimosniveles de impunidad, ya que las capacidades de investigación delos ministerios públicos estatales son débiles. “Para hacerpolítica pública se necesitan datos, se necesitan números y loque estamos haciendo en México es pegarle a la piñata con losojos vendados”, dijo.

Los ministerios públicos son los encargados de investigar loscrímenes y en México están sobrecargados de trabajo, no estáncapacitados, tienen salarios muy bajos; de eso resulta la seguridadque tenemos, explicó.

Recalcó que por ejemplo la mayoría de los peritosentrevistados no mencionaron haber realizado las pruebas pericialescomo parte del protocolo natural, como acordonar la zona delcrimen, tomar fotografías, tomar evidencias, “nada de esosucede”.

Pardinas dijo que se requiere capacitación y esto se haceevidente cuando un ministerio público no es capaz de nombrar laspruebas básicas para responder ante un homicidio, más que nuevosedificios y grandes inauguraciones, necesitamos enfocarnos en losseres humanos que se encargan de que México tenga un sistemajudicial.

Política

Elecciones 2018: Endurecen castigos para fauna electoral

Mapaches, ratones locos, tejones, coyotes y topos, así como panzas de yegua,cucarachas, mamá tlacuache y cotorras podrían recibir mayores penas

Política

Llueven recursos contra la Ley de Seguridad Interior

Un total de seis recursos fueron presentados ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de la Ley de Seguridad Interior

Literatura

Un duelo fracasado en "El asesino que no seremos"

El libro del periodista Federico Mastrogiovanni aparece como una singularidad en el panorama periodístico en México

Gastronomía

El sabor del Amazonas, difícil de exportar

El chef brasileño Thiago Castanho tiene
claro que pupuñas naranjas, cachama negra, carilla, pirarucú o pan de
açaí no resultan sencillos
de obtener en Europa

Literatura

Un duelo fracasado en "El asesino que no seremos"

El libro del periodista Federico Mastrogiovanni aparece como una singularidad en el panorama periodístico en México

México

Edición Impresa 21 | enero | 2018

Consulta aquí el periódico de este domingo

Futbol

El Sergio León Chávez, el único estadio defendido a balazos por su afición

A sus casi 49 años de vida, la casa del club León es uno de los inmuebles deportivos que puede presumir de haber vivido infinidad de anécdotas

Política

Elecciones 2018: Endurecen castigos para fauna electoral

Mapaches, ratones locos, tejones, coyotes y topos, así como panzas de yegua,cucarachas, mamá tlacuache y cotorras podrían recibir mayores penas