/ viernes 10 de febrero de 2017

Recursos de consulados solo atenderían a 0.17% de indocumentados: Padierna

En Estados Unidos existen alrededor de seis millones de mexicanos indocumentados, que sería el universo máximo a atender por los consulados. El costo estimado para la defensa de indocumentados sometidos a juicio se estima entre seis mil y 10 mil dólares.

Los recursos saldrían de los mil millones de dólares adicionales a consulados, más 546 millones aprobados en el presupuesto para 2017; sin embargo, la senadora Dolores Padierna Luna destacó que esos fondos servirían para atender entre cinco mil y 10 mil personas, es decir, 0.17 por ciento del universo total.

Hay que señalar que no necesariamente todos los indocumentados que existen en Estados Unidos requerirían de una defensa legal, ya que ésta solo procedería si son sometidos a juicio. Por otra parte, no en todos los casos los indocumentados sujetos a juicio requerirían del apoyo económico de los consulados, ya que podrían contar con recursos propios para su defensa.

En todo caso, añadió la senadora perredista, el apoyo consistiría en la asistencia a través de los despachos de abogados que trabajan con los consulados y su costo, o parte de él, correría por cuenta de los interesados.

Recordó que el presidente Enrique Peña Nieto anunció la asignación de un fondo de mil millones de pesos, aproximadamente 50 millones de dólares, para los consulados de México en Estados Unidos. Dicho fondo se aplicaría a la defensa legal de los migrantes indocumentados que estén en riesgo de deportación.

Padierna Luna dijo que ante la incertidumbre sobre la efectividad de la política de expulsión de migrantes y sobre los procedimientos de deportación, es muy arriesgado hacer un pronunciamiento objetivo sobre la suficiencia de los fondos adicionales asignados.

Indudablemente, apuntó la senadora, es importante la defensa de los connacionales que están en Estados Unidos y que deseen permanecer en ese país. Sin embargo, es tan importante o más, la atención de los que sean deportados a México, porque no solo implica una afectación directa para ellos sino también a sus familias, al dejar de recibir las remesas que les envían.

Por ello, es indispensable el diseño e instrumentación de un programa integral que incluya tanto la defensa de los mexicanos en el exterior como los repatriados, cuyo costo seguramente será muy superior al fondo anunciado por Peña Nieto, finalizó la legisladora.

En Estados Unidos existen alrededor de seis millones de mexicanos indocumentados, que sería el universo máximo a atender por los consulados. El costo estimado para la defensa de indocumentados sometidos a juicio se estima entre seis mil y 10 mil dólares.

Los recursos saldrían de los mil millones de dólares adicionales a consulados, más 546 millones aprobados en el presupuesto para 2017; sin embargo, la senadora Dolores Padierna Luna destacó que esos fondos servirían para atender entre cinco mil y 10 mil personas, es decir, 0.17 por ciento del universo total.

Hay que señalar que no necesariamente todos los indocumentados que existen en Estados Unidos requerirían de una defensa legal, ya que ésta solo procedería si son sometidos a juicio. Por otra parte, no en todos los casos los indocumentados sujetos a juicio requerirían del apoyo económico de los consulados, ya que podrían contar con recursos propios para su defensa.

En todo caso, añadió la senadora perredista, el apoyo consistiría en la asistencia a través de los despachos de abogados que trabajan con los consulados y su costo, o parte de él, correría por cuenta de los interesados.

Recordó que el presidente Enrique Peña Nieto anunció la asignación de un fondo de mil millones de pesos, aproximadamente 50 millones de dólares, para los consulados de México en Estados Unidos. Dicho fondo se aplicaría a la defensa legal de los migrantes indocumentados que estén en riesgo de deportación.

Padierna Luna dijo que ante la incertidumbre sobre la efectividad de la política de expulsión de migrantes y sobre los procedimientos de deportación, es muy arriesgado hacer un pronunciamiento objetivo sobre la suficiencia de los fondos adicionales asignados.

Indudablemente, apuntó la senadora, es importante la defensa de los connacionales que están en Estados Unidos y que deseen permanecer en ese país. Sin embargo, es tan importante o más, la atención de los que sean deportados a México, porque no solo implica una afectación directa para ellos sino también a sus familias, al dejar de recibir las remesas que les envían.

Por ello, es indispensable el diseño e instrumentación de un programa integral que incluya tanto la defensa de los mexicanos en el exterior como los repatriados, cuyo costo seguramente será muy superior al fondo anunciado por Peña Nieto, finalizó la legisladora.