/ sábado 17 de octubre de 2020

Capítulo 10 | La casa del Mayo en Reforma Lomas

Arturito Guzmán llevó a El Chapo a la casa del Mayo en el exclusivo Reforma Lomas

—Bueno, Arturito me comentó una vez que era la gente de Cali y el cartel del Valle que los enviaba—, respondió Rey Zambada al cuestionamiento de Gina Parlovecchio.

—Cuando se refieres a "Arturito", ¿a cuál de los dos Arturos se refiere?—, insistió la experta en juicios de alto perfil, parte del equipo legal de la Corte Federal del distrito este de Nueva York.

—Arturito Guzmán. También lo llamamos así, lo llamamos Arturito—, dijo Zambada.

➡️ Descarga aquí "Los compas del Chapo. Por esta información mataban"

—¿Sabía si Arturito Guzmán y los Beltrán Leyvas estaban haciendo los envíos de Chiapas en representación del acusado?

—Arturito me comentó que estaba trabajando en esto por él mismo y para su hermano, que él era el jefe de la familia y que lo estaba haciendo para ayudarlos.

—¿Quién era el jefe de la familia?

Chapo.

—¿Sabe si Arturito o Arturo, Guzmán se comunicaba con el acusado cuando el acusado estaba en prisión?

—Sí.

—¿Cómo sabe eso?

Arturito me comentó que hablaría con él por teléfono a través de los abogados.

—¿Ambas, por teléfono y a través de los abogados?

—Correcto.

—Ahora, cuando el acusado estaba en prisión, ¿tuvo alguna conversación con Arturo Guzmán sobre cómo sacarlo, en general?

—Sí.

—¿Qué hablaron?

—Bueno, Arturito dijo que su primer propósito en la vida era sacarlo, que estaba… que estaba usando a los abogados y que tenía muchas esperanzas, que quería sacarlo.

Foto Reuters

—Señor, cuando usted dice "quería sacarlo", ¿a quién se refiere? ¿Quién quería sacar a quién?

Arturito quería sacar a Chapo de la cárcel.

—Aparte de Arturo Guzmán, ¿escuchó a alguien más hablar sobre sacar al acusado de la cárcel?

—Sí.

—¿A quién?

—Escuché a mi hermano. Mi hermano dos o tres veces me comentó que Chapo iba a salir pronto, que estaban muy cerca de hacer los arreglos para conseguir sacarlo.

—Voy a dirigir su atención al mes de diciembre del año 2000. ¿Qué, si acaso, le dijo su hermano Mayo sobre el acusado saliendo de la cárcel?

—Él me dijo: En muy pronto saldrá. Ahora lo van a dejar salir. Y le dije, ¿los abogados van a conseguir sacarlo? Y él me dijo, Sí. Y yo dije, Bien. Eso es bueno. Estoy muy contento.

—¿Tuvo otras pláticas con su hermano, Mayo, sobre el acusado saliendo de la cárcel después de esa conversación?

—Sí. A mitades de enero —y ahora estamos en 2001— mi hermano vino a verme a mi casa en Acapulco. Dijo, Tenemos que irnos. Quiero que vengas conmigo. Tenemos que irnos porque ahora mi compa, Chapo, va a salir de la cárcel. Y yo le dije, ¿Cuándo sale? Él me dijo, Va a escapar. Y él dijo, Y este lugar, Guerrero, es el primer lugar en el que van a buscarlo porque Chapo siempre ha estado aquí.

—¿Qué pasó después de que tuviste esta conversación con tu hermano?

—Nos fuimos a la Ciudad de México.

—¿Qué pasó después?

—Quizás cuatro, o cinco días más tarde, me llamó y me dijo, Ven. Necesito hablar contigo. Fui a visitarlo, y dijo, Mi compa Chapo escapó. Y yo dije: eso es bueno.

—¿Y dónde estaba cuando tuvo esta conversación con su hermano?

—En su casa.

—¿Qué más hablaron en esta conversación?

—Él me dijo, Necesito pedir tu apoyo. Con todos esos amigos que tienes dentro del Gobierno, si escuchan algo o tú escuchas algo sobre ubicaciones u operaciones, necesitas decirme.

—Cuando Mayo le dijo que escuchara a sus amigos en el gobierno sobre cualquier operación ¿qué entendió que quería decirle?

Mayo me dijo, voy a estar haciendo esto yo también con mis amigos, que si escuchaba cualquier cosa de que lo hubieran localizado o planearan capturarlo, que haríamos algo para ayudarlo.

—¿Quiénes son esos amigos?

—Amigos de la PGR, amigos militares, PFP, inteligencia.

—¿Qué, si acaso, escuchó de sus conexiones del gobierno después de que el acusado escapó?

—Sé que los catearon por él, que más o menos ellos sabían dónde estaba, pero nadie sabía nada. Mi hermano tenía información más precisa sobre lo que estaba pasando.

—¿Sabe si su hermano ayudó a Chapo después de su escape?

—Es cierto.

—¿Cómo sabe eso?

—Bueno, después de unos días, no sé, quizás 10 u 11, mi hermano me habló y me dijo, Ven. Necesito verte. Entonces, fui a verlo. Él dijo, mira, necesito que me ayudes. Necesito que encuentres algunas coordenadas donde el helicóptero pueda aterrizar. Y necesita ser una ubicación segura.

—¿Qué hizo?

—Fui a encontrar las coordenadas. Yo regresé, se las enseñé y le dije, Aquí está la ubicación. Y él dijo, De acuerdo. Vamos a ir y recibiremos a mi compa Chapo. Vamos a rescatarlo porque lo van a atrapar en donde está.

—¿Quién lo iba a atrapar?

—La operación de fuerzas militares especiales.

—¿Quién preparó este helicóptero?

—Mi hermano Mayo.

—¿Y usted testificó que tenía las coordenadas de donde el helicóptero iba a aterrizar?

—Es correcto.

—¿Dónde planeó que aterrizara el helicóptero con el acusado?

—En Querétaro. Querétaro. Y el helicóptero iba a aterrizar cerca de la ciudad de San Juan del Río.

—Hasta donde sabe, ¿quién supo dónde iba a aterrizar el helicóptero para Chapo?

—Sólo mi hermano y yo, su hermano Arturo, y el piloto.

—¿Y cómo se comunicaba Mayo con Chapo sobre este plan del helicóptero?

—A través de su hermano Arturo Guzmán.

—¿Quién era el piloto del helicóptero que iba a recoger al acusado?

—Se llamaba Patricio.

—¿Patricio sí recogió al acusado en el helicóptero?

—Sí, lo recogió.

—¿Cómo sabe?

—Mi hermano y yo fuimos a recibirlo.

—¿Puede describir lo que pasó el día en que Patricio tomó el helicóptero para recoger al acusado?

Foto Reuters

—Bueno, el mismo día mi hermano me dijo, Va a venir mañana. Recógeme a las 5 a.m. Fui a recogerlo, y fuimos a recibirlo. Y alrededor de las 7 a.m., quizás un poco antes, el helicóptero apareció con el Chapo adentro.

—¿Cómo era el área donde aterrizó el helicóptero?

—Era una ubicación semi desértica. Hay unos arbustos medianos, mucho espacio abierto, plano. Adecuado para eso.

—¿Quién estaba presente cuando el helicóptero aterrizó?

—Mi hermano, Mario, Chichi, Chepe, mi esposa, y yo.

—¿Quién es su esposa?

—Patty.

—¿Y por qué estaba su esposa ahí?

—Bueno normalmente siempre estábamos juntos, y ella siempre iba conmigo cuando iba a, usted sabe, despedir a mi hermano. Él usaba el helicóptero. Y no quería decirle que era a Chapo a quien íbamos a recibir. Entonces, ella dijo, Voy contigo. Vamos a despedir a tu hermano. ¿Por qué no quieres que vaya? Y yo dije, Bueno. Vamos.

—También mencionó que alguien llamado Chichi estaba ahí. ¿Quién es Chichi?

—Trabajador.

—¿Y Chepe?

—También un trabajador.

—Bueno, ¿qué pasó después del aterrizaje del helicóptero?

—Bueno, Chapo salió. Mi hermano estaba muy contento y él también. Se abrazaron. Me lo presentó. Esa fue la primera vez que lo conocí en persona.

—Después de que el acusado los saludó a usted y a su hermano, ¿qué pasó después?

—Nos fuimos a la Ciudad de México.

—¿Quién manejó a la Ciudad de México?

—Yo manejé. Mi esposa estaba conmigo y Chapo.

—¿Dónde se sentó Chapo en el coche?

—En el asiento de atrás.

—¿Cuánto duró el trayecto a la Ciudad de México?

—Quizás dos horas y 45 minutos aproximadamente.

—¿Qué recuerda del trayecto?

—Bueno, hablamos de cosas normales. Cuando nos estábamos acercando a la caseta le dije que pusiera un periódico en su cara para que la cámara no la tomara, porque era muy buscado en ese momento.

—¿Qué pasó cuando entraron a la Ciudad de México?

—Bueno, allá la policía que trabajaba para mí me estaba esperando. Había una patrulla de la policía judicial y una motocicleta de la policía del distrito. La motocicleta iba adelante de nosotros y la patrulla detrás.

—¿Qué reacción tuvo el acusado una vez que vio a toda esta policía rodeándolos?

—Bueno, tuvo una reacción natural. Se preocupó. Pero yo le dije que no se preocupara. Que esta era nuestra gente. Que estaban para protegernos. Nadie nos va a tocar de ahora en adelante.

—¿A dónde llevó al acusado en la Ciudad de México?

—A la casa de mi hermano Mayo.

—¿En dónde está ubicada la casa?

—En un vecindario de Reforma Lomas.

Ismael "El Mayo" Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa. Foto: Archivo

—¿Quién estaba presente en la casa de su hermano Mayo cuando llevó al acusado ahí?

—Mi primo Toño estaba ahí. Y las chicas que ayudan a mi hermano, estaban en la casa, dos hermanas.

—¿Qué pasó después de llegar a la casa de su hermano Mayo?

—Bueno, mi hermano y Chapo comenzaron a platicar y yo hablé con ellos un rato. Todos estaban muy felices.

—Cuando estaban en casa de Mayo, ¿usted y su hermano hablaron sobre dónde se iba a quedar el acusado?

—Sí, claro.

—¿Qué dijeron?

—Bueno, mi hermano me preguntó si le podía prestar un rancho que tenía para que se quedara ahí durante un tiempo.

—¿Y qué le dijo?

—Le dije que si él quería, lo podía llevar conmigo y quedarme con él por uno o dos meses o el tiempo que fuera necesario.

—¿A quién se llevó con usted?

—A Chapo. Pero aclaré con él que si quería mi rancho para llevarse a todos sus amigos y a sus personas armadas, eso no iba a funcionar, el rancho no les iba a servir.

—¿Qué personas?

—Las de Chapo.

—¿Sabía por qué el acusado tenía gente armada con él en el momento?

—Bueno, estaba huyendo de la policía. Obviamente no quería que lo atraparan.

—¿Qué, si escuchó algo, dijo el acusado y su hermano Mayo en la casa de Mayo aquel día?

—Bueno, los escuché por un rato. Estaban hablando de sus planes. Dijeron que ahora iban a trabajar. Que estaban juntos otra vez. Es tan bueno que todos estén bien. Estaban felices. Estaban felices.

—Cuando los escuchó decir trabajemos juntos, ¿qué entendió, a qué tipo de trabajo se referían?

—A nuestro trabajo, a traer cocaína de Colombia, tráfico de drogas.

—¿Alguna vez habló con su hermano Mayo sobre cómo escapó de prisión el acusado?

—Sí. Algunos días o meses después mi hermano me dijo cómo había escapado.

—¿Qué le dijo?

—Bueno, me dijo que estaban preocupados porque había un hombre llamado Chito, que era un policía correccional en la prisión, que había escapado con él, con Chapo. Porque había sido el que lo ayudó a salir. Mi hermano me dijo que él lo había ayudado, lo había sacado en un carro de lavandería.

—Sólo para aclarar, usted dijo que Chito —¿cuál fue el rol de Chito en ayudar al acusado escapar de la cárcel?

—Bueno, lo que mi hermano me dijo es que Chito sacó a Chapo en un carro de lavandería de la prisión. Que lo puso en un camión de lavandería y así fue como salió de la prisión, Chapo lo hizo, y Chito se fue con él. Y ahora Chito quería entregarse a la policía, me dijo. Y mi compa Chapo está preocupado y yo también. Y yo dije, bueno, dejen que se entregue. ¿Qué puede decir, sólo la verdad? Entonces él dijo, está bien, veamos qué pasa.

—Ahora, regresando, justo después de ayudar al acusado con su escape, ¿aproximadamente cuánto tiempo estuvo el acusado en la casa de Mayo en la Ciudad de México?

—Sólo se quedó un día. Dos días después se fue. Así es Chapo.

Foto: Reuters


—¿Y cómo lo sabe?

—Porque dos días después mi hermano me habló y fui a verlo y pude notar que Chapo ya no estaba ahí. Les pregunté, ¿qué pasó con El Señor? Me dijo que se había ido. Se fue a un rancho de mi compadre Barbarino y me dijo que quería que lo llevara a verlo. Esta es la dirección. Me enseñó un pedazo de papel.

—¿Dónde estaba el rancho de Barbarino?

—Estaba a una hora y quince minutos de la casa de mi hermano en el Estado de México. Está aquí, ya sabe cerca… viniendo de la Ciudad de México, de la dirección de Querétaro. Cuando está pasando por el está, Toluca de Querétaro, hay una salida a Villas del Carbón. De esa salida el rancho estaba como a media hora.

—¿Quién es Barbarino?

—Barbarino era uno de los más temidos y famosos sicarios que Chapo tenía al igual que Arturo Beltrán Leyva.

—¿Llevó a su hermano Mayo al rancho de Barbarino?

—Está en lo correcto.

—¿Cómo era el rancho?

—Era un rancho pequeño con una casa de madera grande, como de la madera que usan aquí, en Estados Unidos.

—¿Quién estaba en el rancho de Barbarino cuando llegó?

—Barbarino y su esposa estaban ahí, Arturito Guzmán. Javier, Barbarino, mi compa, Juan Azul Esparragoza.

—¿Cuánto tiempo estuvo en el rancho?

—Estuvimos por dos horas.

—¿Qué se habló en esta junta?

—Bueno, las mismas cosas, que se estaban instalando. Chapo estaba un poco preocupado, usted sabe, sobre encontrar un lugar para asentarse.

—¿Qué, si escuchó algo, se habló sobre el negocio de las drogas?

—Lo mismo de la primera vez. Como, veamos lo que podemos hacer. Necesitamos comenzar a trabajar.

—¿Quién decía eso?

—Mi hermano Mayo y Chapo.

—Ahora, después de esta ocasión, ¿se reunió con Chapo en el rancho de Barbarino de nuevo?

—Sí.

—¿Quién estuvo presente en la segunda reunión?

—Los mismos, y también Juan Jose Esparragoza El Azul, Barbarino, Javier, Arturito Guzmán y una mujer colombiana llamada Cristina.

—¿Quién era la mujer colombiana llamada Cristina?

—Bueno, Arturito Guzmán me dijo que es una mujer colombiana que ha sido amiga de mi hermano por muchos años. Ella ha traído cargamentos de cocaína para mi hermano muchas veces. Es muy buena para trabajar. Y vino a ver a mi hermano, bueno, ya sabe, para ver si podíamos comenzar a trabajar juntos.

—Ahora, ¿habló con el acusado en la segunda reunión?

—Sí. Hablé con él.

—¿Y escuchó alguna conversación entre el acusado y su hermano Mayo?

—Por un rato.

Arturo Guzmán, hermano de El Chapo.

—¿Qué escuchó?

—Bueno, mi hermano dijo, mire, usted sabe, tengo buena infraestructura en Chiapas. Dijo: mi hermano tiene buen control en la Ciudad de México, a través de aeropuertos, cosas como esas, y dijo, de acuerdo, necesitamos juntarnos, necesitamos comenzar a trabajar juntos. No se preocupe. Todo está listo para que comencemos a trabajar.

—¿Quién dijo la última parte?

—Mi hermano Mayo le dijo eso a Chapo. Lo que sea que necesites, puedes contar con ello. Tenemos el equipo.

—¿Qué respondió el acusado?

—Dijo, sí, voy a comenzar de nuevo. Voy a organizar a mi gente. Voy a organizar mis cosas. Está mi hermano Arturo y está Arturo Beltrán, entonces hagamos esto. Y después de eso me fui de la conversación —lo siento— hablaron lejos de donde yo estaba.

—¿Entonces usted se hizo a un lado mientras ellos hablaban?

—Sí. Arturito, su hermano, y yo éramos muy buenos amigos por mis tiempos en Acapulco. Nos llevamos muy bien.

—¿Arturito Guzmán era el hermano mayor o menor del acusado?

—Menor.

—¿Tuvo otros encuentros con el acusado en el rancho de Barbarino?

—Sí. Hubo otra reunión.

—¿Y quién entró a esta otra reunión?

—De nuevo estaba Cristina, mi esposa, Barbarino, su esposa, Javier, Arturito, Azul creo que estaba ahí de nuevo.

—¿Hubieron otras reuniones después de esa en la casa de Barbarino?

—Sí. Tuvimos algunas más y hablamos sobre las mismas cosas. Chapo estaba preocupado sobre dónde asentarse. Estaba pensando en un rancho en el área de Tejupilco. Yo le dije que no era una buena idea. Mi hermano le dijo vámonos a Sinaloa. Yo tengo control allá. Vamos a tus tierras.

—Ahora, ¿recuerda algo de la última reunión que tuvo con el acusado en el rancho de Barbarino?

—La última reunión fue para bautizar un hijo de Barbarino. Mi hermano y Mayo y Chapo lo bautizaron.

—¿Quién estuvo presente en el bautizo?

—Chapo, mi hermano, que era el padrino, mi esposa, Cristina, Barbarino y su esposa, Arturito Guzman, El Azul, Kiki Fernandez y otras personas que no conocía. Fue un evento muy privado. Quizás hubo 20 personas.

—¿Quién trajo al padre?

—Yo llevé al padre.

—¿El padre conoció a su hermano?

—Sí.

—¿Y al acusado?

—También.

—¿Sin decirnos lo que dijo el padre, cuál era el comportamiento del sacerdote cuando conoció a su hermano y a Chapo?

—Bueno, estaba sorprendido. Parecía un poco nervioso.

—¿Supo por qué el sacerdote tenía esa reacción?

—Bueno, Chapo salía en las noticias todo el tiempo y mi hermano también.

—¿Chapo se quedó en el rancho de Barbarino?

—No. Después de esa reunión, se fue.

—Ahora, después de que el acusado escapó de la cárcel en 2001, ¿la guerra continuaba con los Arellano Félix?

—Sí. Todavía continuaba, continuaba luchando contra los Arellano Félix.

—¿Con quién se alió el Chapo en la guerra contra los Arellano Félix en 2001?

—Con mi hermano Mayo.

—¿Qué, si acaso, recuerdas que hicieron Chapo y Mayo con respecto a los Arellano Félix en este momento?

—Ellos mataron a Ramón.

—¿Quién le contó sobre el asesinato de Ramón?

—Mi hermano me dijo que Chapo iba a ayudarlo con su gente para matarlo en Mazatlán.

—Aproximadamente cuándo tuvo esta conversación con Mayo sobre Chapo matando a Ramón Arellano?

—En 2002, principios de 2003, más o menos creo.

—¿Cuál fue su entendimiento de por qué el acusado quería a Ramón Arellano Félix muerto?

—Ramón Arellano había matado a muchos de los amigos de Chapo y a amigos nuestros también. Habían matado a nuestro hermano. Era muy peligroso.

—¿Sabe cómo fue asesinado Ramón Arellano?

—Sí.

—¿Cómo sabe sobre esto?

—Mi hermano me contó.

—¿Qué le dijo su hermano Mayo?

—Él me dijo que lo ubicaron en Mazatlán, en Sinaloa, que lo detuvieron con la policía. No se detuvo. Trató de escapar hasta que estuvo justo enfrente de un hotel y luego salió y corrió. Quería ir al hotel. Le dispararon. Le pusieron una bala en el cuello y cayó muerto.

—¿Quién le disparó a Ramón Arellano?

—Mi hermano no me dijo exactamente quién.

—¿Alguna vez escuchó al acusado hablar sobre la muerte de Ramón Arellano?

—De vez en cuando, en las montañas, hablábamos de eso.

—¿Y qué le oyó decir al respecto?

—Que si algo realmente le había dado placer, había sido matar a Ramón Arellano.


—Bueno, Arturito me comentó una vez que era la gente de Cali y el cartel del Valle que los enviaba—, respondió Rey Zambada al cuestionamiento de Gina Parlovecchio.

—Cuando se refieres a "Arturito", ¿a cuál de los dos Arturos se refiere?—, insistió la experta en juicios de alto perfil, parte del equipo legal de la Corte Federal del distrito este de Nueva York.

—Arturito Guzmán. También lo llamamos así, lo llamamos Arturito—, dijo Zambada.

➡️ Descarga aquí "Los compas del Chapo. Por esta información mataban"

—¿Sabía si Arturito Guzmán y los Beltrán Leyvas estaban haciendo los envíos de Chiapas en representación del acusado?

—Arturito me comentó que estaba trabajando en esto por él mismo y para su hermano, que él era el jefe de la familia y que lo estaba haciendo para ayudarlos.

—¿Quién era el jefe de la familia?

Chapo.

—¿Sabe si Arturito o Arturo, Guzmán se comunicaba con el acusado cuando el acusado estaba en prisión?

—Sí.

—¿Cómo sabe eso?

Arturito me comentó que hablaría con él por teléfono a través de los abogados.

—¿Ambas, por teléfono y a través de los abogados?

—Correcto.

—Ahora, cuando el acusado estaba en prisión, ¿tuvo alguna conversación con Arturo Guzmán sobre cómo sacarlo, en general?

—Sí.

—¿Qué hablaron?

—Bueno, Arturito dijo que su primer propósito en la vida era sacarlo, que estaba… que estaba usando a los abogados y que tenía muchas esperanzas, que quería sacarlo.

Foto Reuters

—Señor, cuando usted dice "quería sacarlo", ¿a quién se refiere? ¿Quién quería sacar a quién?

Arturito quería sacar a Chapo de la cárcel.

—Aparte de Arturo Guzmán, ¿escuchó a alguien más hablar sobre sacar al acusado de la cárcel?

—Sí.

—¿A quién?

—Escuché a mi hermano. Mi hermano dos o tres veces me comentó que Chapo iba a salir pronto, que estaban muy cerca de hacer los arreglos para conseguir sacarlo.

—Voy a dirigir su atención al mes de diciembre del año 2000. ¿Qué, si acaso, le dijo su hermano Mayo sobre el acusado saliendo de la cárcel?

—Él me dijo: En muy pronto saldrá. Ahora lo van a dejar salir. Y le dije, ¿los abogados van a conseguir sacarlo? Y él me dijo, Sí. Y yo dije, Bien. Eso es bueno. Estoy muy contento.

—¿Tuvo otras pláticas con su hermano, Mayo, sobre el acusado saliendo de la cárcel después de esa conversación?

—Sí. A mitades de enero —y ahora estamos en 2001— mi hermano vino a verme a mi casa en Acapulco. Dijo, Tenemos que irnos. Quiero que vengas conmigo. Tenemos que irnos porque ahora mi compa, Chapo, va a salir de la cárcel. Y yo le dije, ¿Cuándo sale? Él me dijo, Va a escapar. Y él dijo, Y este lugar, Guerrero, es el primer lugar en el que van a buscarlo porque Chapo siempre ha estado aquí.

—¿Qué pasó después de que tuviste esta conversación con tu hermano?

—Nos fuimos a la Ciudad de México.

—¿Qué pasó después?

—Quizás cuatro, o cinco días más tarde, me llamó y me dijo, Ven. Necesito hablar contigo. Fui a visitarlo, y dijo, Mi compa Chapo escapó. Y yo dije: eso es bueno.

—¿Y dónde estaba cuando tuvo esta conversación con su hermano?

—En su casa.

—¿Qué más hablaron en esta conversación?

—Él me dijo, Necesito pedir tu apoyo. Con todos esos amigos que tienes dentro del Gobierno, si escuchan algo o tú escuchas algo sobre ubicaciones u operaciones, necesitas decirme.

—Cuando Mayo le dijo que escuchara a sus amigos en el gobierno sobre cualquier operación ¿qué entendió que quería decirle?

Mayo me dijo, voy a estar haciendo esto yo también con mis amigos, que si escuchaba cualquier cosa de que lo hubieran localizado o planearan capturarlo, que haríamos algo para ayudarlo.

—¿Quiénes son esos amigos?

—Amigos de la PGR, amigos militares, PFP, inteligencia.

—¿Qué, si acaso, escuchó de sus conexiones del gobierno después de que el acusado escapó?

—Sé que los catearon por él, que más o menos ellos sabían dónde estaba, pero nadie sabía nada. Mi hermano tenía información más precisa sobre lo que estaba pasando.

—¿Sabe si su hermano ayudó a Chapo después de su escape?

—Es cierto.

—¿Cómo sabe eso?

—Bueno, después de unos días, no sé, quizás 10 u 11, mi hermano me habló y me dijo, Ven. Necesito verte. Entonces, fui a verlo. Él dijo, mira, necesito que me ayudes. Necesito que encuentres algunas coordenadas donde el helicóptero pueda aterrizar. Y necesita ser una ubicación segura.

—¿Qué hizo?

—Fui a encontrar las coordenadas. Yo regresé, se las enseñé y le dije, Aquí está la ubicación. Y él dijo, De acuerdo. Vamos a ir y recibiremos a mi compa Chapo. Vamos a rescatarlo porque lo van a atrapar en donde está.

—¿Quién lo iba a atrapar?

—La operación de fuerzas militares especiales.

—¿Quién preparó este helicóptero?

—Mi hermano Mayo.

—¿Y usted testificó que tenía las coordenadas de donde el helicóptero iba a aterrizar?

—Es correcto.

—¿Dónde planeó que aterrizara el helicóptero con el acusado?

—En Querétaro. Querétaro. Y el helicóptero iba a aterrizar cerca de la ciudad de San Juan del Río.

—Hasta donde sabe, ¿quién supo dónde iba a aterrizar el helicóptero para Chapo?

—Sólo mi hermano y yo, su hermano Arturo, y el piloto.

—¿Y cómo se comunicaba Mayo con Chapo sobre este plan del helicóptero?

—A través de su hermano Arturo Guzmán.

—¿Quién era el piloto del helicóptero que iba a recoger al acusado?

—Se llamaba Patricio.

—¿Patricio sí recogió al acusado en el helicóptero?

—Sí, lo recogió.

—¿Cómo sabe?

—Mi hermano y yo fuimos a recibirlo.

—¿Puede describir lo que pasó el día en que Patricio tomó el helicóptero para recoger al acusado?

Foto Reuters

—Bueno, el mismo día mi hermano me dijo, Va a venir mañana. Recógeme a las 5 a.m. Fui a recogerlo, y fuimos a recibirlo. Y alrededor de las 7 a.m., quizás un poco antes, el helicóptero apareció con el Chapo adentro.

—¿Cómo era el área donde aterrizó el helicóptero?

—Era una ubicación semi desértica. Hay unos arbustos medianos, mucho espacio abierto, plano. Adecuado para eso.

—¿Quién estaba presente cuando el helicóptero aterrizó?

—Mi hermano, Mario, Chichi, Chepe, mi esposa, y yo.

—¿Quién es su esposa?

—Patty.

—¿Y por qué estaba su esposa ahí?

—Bueno normalmente siempre estábamos juntos, y ella siempre iba conmigo cuando iba a, usted sabe, despedir a mi hermano. Él usaba el helicóptero. Y no quería decirle que era a Chapo a quien íbamos a recibir. Entonces, ella dijo, Voy contigo. Vamos a despedir a tu hermano. ¿Por qué no quieres que vaya? Y yo dije, Bueno. Vamos.

—También mencionó que alguien llamado Chichi estaba ahí. ¿Quién es Chichi?

—Trabajador.

—¿Y Chepe?

—También un trabajador.

—Bueno, ¿qué pasó después del aterrizaje del helicóptero?

—Bueno, Chapo salió. Mi hermano estaba muy contento y él también. Se abrazaron. Me lo presentó. Esa fue la primera vez que lo conocí en persona.

—Después de que el acusado los saludó a usted y a su hermano, ¿qué pasó después?

—Nos fuimos a la Ciudad de México.

—¿Quién manejó a la Ciudad de México?

—Yo manejé. Mi esposa estaba conmigo y Chapo.

—¿Dónde se sentó Chapo en el coche?

—En el asiento de atrás.

—¿Cuánto duró el trayecto a la Ciudad de México?

—Quizás dos horas y 45 minutos aproximadamente.

—¿Qué recuerda del trayecto?

—Bueno, hablamos de cosas normales. Cuando nos estábamos acercando a la caseta le dije que pusiera un periódico en su cara para que la cámara no la tomara, porque era muy buscado en ese momento.

—¿Qué pasó cuando entraron a la Ciudad de México?

—Bueno, allá la policía que trabajaba para mí me estaba esperando. Había una patrulla de la policía judicial y una motocicleta de la policía del distrito. La motocicleta iba adelante de nosotros y la patrulla detrás.

—¿Qué reacción tuvo el acusado una vez que vio a toda esta policía rodeándolos?

—Bueno, tuvo una reacción natural. Se preocupó. Pero yo le dije que no se preocupara. Que esta era nuestra gente. Que estaban para protegernos. Nadie nos va a tocar de ahora en adelante.

—¿A dónde llevó al acusado en la Ciudad de México?

—A la casa de mi hermano Mayo.

—¿En dónde está ubicada la casa?

—En un vecindario de Reforma Lomas.

Ismael "El Mayo" Zambada, uno de los líderes del cártel de Sinaloa. Foto: Archivo

—¿Quién estaba presente en la casa de su hermano Mayo cuando llevó al acusado ahí?

—Mi primo Toño estaba ahí. Y las chicas que ayudan a mi hermano, estaban en la casa, dos hermanas.

—¿Qué pasó después de llegar a la casa de su hermano Mayo?

—Bueno, mi hermano y Chapo comenzaron a platicar y yo hablé con ellos un rato. Todos estaban muy felices.

—Cuando estaban en casa de Mayo, ¿usted y su hermano hablaron sobre dónde se iba a quedar el acusado?

—Sí, claro.

—¿Qué dijeron?

—Bueno, mi hermano me preguntó si le podía prestar un rancho que tenía para que se quedara ahí durante un tiempo.

—¿Y qué le dijo?

—Le dije que si él quería, lo podía llevar conmigo y quedarme con él por uno o dos meses o el tiempo que fuera necesario.

—¿A quién se llevó con usted?

—A Chapo. Pero aclaré con él que si quería mi rancho para llevarse a todos sus amigos y a sus personas armadas, eso no iba a funcionar, el rancho no les iba a servir.

—¿Qué personas?

—Las de Chapo.

—¿Sabía por qué el acusado tenía gente armada con él en el momento?

—Bueno, estaba huyendo de la policía. Obviamente no quería que lo atraparan.

—¿Qué, si escuchó algo, dijo el acusado y su hermano Mayo en la casa de Mayo aquel día?

—Bueno, los escuché por un rato. Estaban hablando de sus planes. Dijeron que ahora iban a trabajar. Que estaban juntos otra vez. Es tan bueno que todos estén bien. Estaban felices. Estaban felices.

—Cuando los escuchó decir trabajemos juntos, ¿qué entendió, a qué tipo de trabajo se referían?

—A nuestro trabajo, a traer cocaína de Colombia, tráfico de drogas.

—¿Alguna vez habló con su hermano Mayo sobre cómo escapó de prisión el acusado?

—Sí. Algunos días o meses después mi hermano me dijo cómo había escapado.

—¿Qué le dijo?

—Bueno, me dijo que estaban preocupados porque había un hombre llamado Chito, que era un policía correccional en la prisión, que había escapado con él, con Chapo. Porque había sido el que lo ayudó a salir. Mi hermano me dijo que él lo había ayudado, lo había sacado en un carro de lavandería.

—Sólo para aclarar, usted dijo que Chito —¿cuál fue el rol de Chito en ayudar al acusado escapar de la cárcel?

—Bueno, lo que mi hermano me dijo es que Chito sacó a Chapo en un carro de lavandería de la prisión. Que lo puso en un camión de lavandería y así fue como salió de la prisión, Chapo lo hizo, y Chito se fue con él. Y ahora Chito quería entregarse a la policía, me dijo. Y mi compa Chapo está preocupado y yo también. Y yo dije, bueno, dejen que se entregue. ¿Qué puede decir, sólo la verdad? Entonces él dijo, está bien, veamos qué pasa.

—Ahora, regresando, justo después de ayudar al acusado con su escape, ¿aproximadamente cuánto tiempo estuvo el acusado en la casa de Mayo en la Ciudad de México?

—Sólo se quedó un día. Dos días después se fue. Así es Chapo.

Foto: Reuters


—¿Y cómo lo sabe?

—Porque dos días después mi hermano me habló y fui a verlo y pude notar que Chapo ya no estaba ahí. Les pregunté, ¿qué pasó con El Señor? Me dijo que se había ido. Se fue a un rancho de mi compadre Barbarino y me dijo que quería que lo llevara a verlo. Esta es la dirección. Me enseñó un pedazo de papel.

—¿Dónde estaba el rancho de Barbarino?

—Estaba a una hora y quince minutos de la casa de mi hermano en el Estado de México. Está aquí, ya sabe cerca… viniendo de la Ciudad de México, de la dirección de Querétaro. Cuando está pasando por el está, Toluca de Querétaro, hay una salida a Villas del Carbón. De esa salida el rancho estaba como a media hora.

—¿Quién es Barbarino?

—Barbarino era uno de los más temidos y famosos sicarios que Chapo tenía al igual que Arturo Beltrán Leyva.

—¿Llevó a su hermano Mayo al rancho de Barbarino?

—Está en lo correcto.

—¿Cómo era el rancho?

—Era un rancho pequeño con una casa de madera grande, como de la madera que usan aquí, en Estados Unidos.

—¿Quién estaba en el rancho de Barbarino cuando llegó?

—Barbarino y su esposa estaban ahí, Arturito Guzmán. Javier, Barbarino, mi compa, Juan Azul Esparragoza.

—¿Cuánto tiempo estuvo en el rancho?

—Estuvimos por dos horas.

—¿Qué se habló en esta junta?

—Bueno, las mismas cosas, que se estaban instalando. Chapo estaba un poco preocupado, usted sabe, sobre encontrar un lugar para asentarse.

—¿Qué, si escuchó algo, se habló sobre el negocio de las drogas?

—Lo mismo de la primera vez. Como, veamos lo que podemos hacer. Necesitamos comenzar a trabajar.

—¿Quién decía eso?

—Mi hermano Mayo y Chapo.

—Ahora, después de esta ocasión, ¿se reunió con Chapo en el rancho de Barbarino de nuevo?

—Sí.

—¿Quién estuvo presente en la segunda reunión?

—Los mismos, y también Juan Jose Esparragoza El Azul, Barbarino, Javier, Arturito Guzmán y una mujer colombiana llamada Cristina.

—¿Quién era la mujer colombiana llamada Cristina?

—Bueno, Arturito Guzmán me dijo que es una mujer colombiana que ha sido amiga de mi hermano por muchos años. Ella ha traído cargamentos de cocaína para mi hermano muchas veces. Es muy buena para trabajar. Y vino a ver a mi hermano, bueno, ya sabe, para ver si podíamos comenzar a trabajar juntos.

—Ahora, ¿habló con el acusado en la segunda reunión?

—Sí. Hablé con él.

—¿Y escuchó alguna conversación entre el acusado y su hermano Mayo?

—Por un rato.

Arturo Guzmán, hermano de El Chapo.

—¿Qué escuchó?

—Bueno, mi hermano dijo, mire, usted sabe, tengo buena infraestructura en Chiapas. Dijo: mi hermano tiene buen control en la Ciudad de México, a través de aeropuertos, cosas como esas, y dijo, de acuerdo, necesitamos juntarnos, necesitamos comenzar a trabajar juntos. No se preocupe. Todo está listo para que comencemos a trabajar.

—¿Quién dijo la última parte?

—Mi hermano Mayo le dijo eso a Chapo. Lo que sea que necesites, puedes contar con ello. Tenemos el equipo.

—¿Qué respondió el acusado?

—Dijo, sí, voy a comenzar de nuevo. Voy a organizar a mi gente. Voy a organizar mis cosas. Está mi hermano Arturo y está Arturo Beltrán, entonces hagamos esto. Y después de eso me fui de la conversación —lo siento— hablaron lejos de donde yo estaba.

—¿Entonces usted se hizo a un lado mientras ellos hablaban?

—Sí. Arturito, su hermano, y yo éramos muy buenos amigos por mis tiempos en Acapulco. Nos llevamos muy bien.

—¿Arturito Guzmán era el hermano mayor o menor del acusado?

—Menor.

—¿Tuvo otros encuentros con el acusado en el rancho de Barbarino?

—Sí. Hubo otra reunión.

—¿Y quién entró a esta otra reunión?

—De nuevo estaba Cristina, mi esposa, Barbarino, su esposa, Javier, Arturito, Azul creo que estaba ahí de nuevo.

—¿Hubieron otras reuniones después de esa en la casa de Barbarino?

—Sí. Tuvimos algunas más y hablamos sobre las mismas cosas. Chapo estaba preocupado sobre dónde asentarse. Estaba pensando en un rancho en el área de Tejupilco. Yo le dije que no era una buena idea. Mi hermano le dijo vámonos a Sinaloa. Yo tengo control allá. Vamos a tus tierras.

—Ahora, ¿recuerda algo de la última reunión que tuvo con el acusado en el rancho de Barbarino?

—La última reunión fue para bautizar un hijo de Barbarino. Mi hermano y Mayo y Chapo lo bautizaron.

—¿Quién estuvo presente en el bautizo?

—Chapo, mi hermano, que era el padrino, mi esposa, Cristina, Barbarino y su esposa, Arturito Guzman, El Azul, Kiki Fernandez y otras personas que no conocía. Fue un evento muy privado. Quizás hubo 20 personas.

—¿Quién trajo al padre?

—Yo llevé al padre.

—¿El padre conoció a su hermano?

—Sí.

—¿Y al acusado?

—También.

—¿Sin decirnos lo que dijo el padre, cuál era el comportamiento del sacerdote cuando conoció a su hermano y a Chapo?

—Bueno, estaba sorprendido. Parecía un poco nervioso.

—¿Supo por qué el sacerdote tenía esa reacción?

—Bueno, Chapo salía en las noticias todo el tiempo y mi hermano también.

—¿Chapo se quedó en el rancho de Barbarino?

—No. Después de esa reunión, se fue.

—Ahora, después de que el acusado escapó de la cárcel en 2001, ¿la guerra continuaba con los Arellano Félix?

—Sí. Todavía continuaba, continuaba luchando contra los Arellano Félix.

—¿Con quién se alió el Chapo en la guerra contra los Arellano Félix en 2001?

—Con mi hermano Mayo.

—¿Qué, si acaso, recuerdas que hicieron Chapo y Mayo con respecto a los Arellano Félix en este momento?

—Ellos mataron a Ramón.

—¿Quién le contó sobre el asesinato de Ramón?

—Mi hermano me dijo que Chapo iba a ayudarlo con su gente para matarlo en Mazatlán.

—Aproximadamente cuándo tuvo esta conversación con Mayo sobre Chapo matando a Ramón Arellano?

—En 2002, principios de 2003, más o menos creo.

—¿Cuál fue su entendimiento de por qué el acusado quería a Ramón Arellano Félix muerto?

—Ramón Arellano había matado a muchos de los amigos de Chapo y a amigos nuestros también. Habían matado a nuestro hermano. Era muy peligroso.

—¿Sabe cómo fue asesinado Ramón Arellano?

—Sí.

—¿Cómo sabe sobre esto?

—Mi hermano me contó.

—¿Qué le dijo su hermano Mayo?

—Él me dijo que lo ubicaron en Mazatlán, en Sinaloa, que lo detuvieron con la policía. No se detuvo. Trató de escapar hasta que estuvo justo enfrente de un hotel y luego salió y corrió. Quería ir al hotel. Le dispararon. Le pusieron una bala en el cuello y cayó muerto.

—¿Quién le disparó a Ramón Arellano?

—Mi hermano no me dijo exactamente quién.

—¿Alguna vez escuchó al acusado hablar sobre la muerte de Ramón Arellano?

—De vez en cuando, en las montañas, hablábamos de eso.

—¿Y qué le oyó decir al respecto?

—Que si algo realmente le había dado placer, había sido matar a Ramón Arellano.


CDMX

Explosión en restaurante de Azcapotzalco deja dos heridos

Debido a la explosión se desalojaron los inmuebles de zonas aledañas

Mundo

Asesinan a Mohsen Fakhrizadeh, destacado científico nuclear de Irán

El Ministerio de Defensa de Irán calificó el ataque de terrorista, sin embargo, se desconoce por el momento la autoría

Finanzas

China acusa maniobra política en Red Limpia

El Gobierno de México como los mexicanos “saben identificar la verdad de la mentira”, dice la embajada

CDMX

Explosión en restaurante de Azcapotzalco deja dos heridos

Debido a la explosión se desalojaron los inmuebles de zonas aledañas

Finanzas

Balanza comercial logra nuevo superávit histórico 

La balanza comercial registró un superávit de seis mil 223.8 millones de dólares en octubre, el saldo resulta de un crecimiento a tasa anual de 2.9% en las exportaciones

Finanzas

SFP suspende inhabilitación a PISA y DIMESA 

Con esta suspensión ambas empresas pueden seguir participando en procedimientos de contrataciones públicas

Mundo

Acusan que hackers norcoreanos intentaron acceder al sistema de AstraZeneca

Fuentes indicaron a Reuters que hackers se hicieron pasar por reclutadores en LinkedIn y WhatsApp para proponer a empleados falsas ofertas de trabajo

Finanzas

SAT liga a funcionarios con saturación y venta de citas

La titular del SAT dijo que a este modus operandi estarían coludidos algunos funcionarios del propio sistema tributario