/ lunes 13 de marzo de 2017

Se deben erradicar el “arraigo” y la “prisión preventiva oficiosa”

Abigaíl Cruz

El PRI en la Cámara de Diputados consideró que el Sistema de Justicia Penal Acusatorio Adversarial necesita, entre otros ajustes, erradicar las figuras del “arraigo” y “prisión preventiva oficiosa”. A nombre de ese instituto político, el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en ese órgano legislativo,  César Camacho Quiroz, coincidió con otros participantes al señalar que dichas figuras “van contra la normalidad de la justicia a pesar de estar en la Constitución, por lo que deben derogarse”.

Al participar en la mesa de discusión “Nuevo Sistema de Justicia: ¿Qué falta para su consolidación?”, Camacho Quiroz añadió que la existencia de ambos elementos no ha sido de importancia para lograr sentencias condenatorias.

En el evento, efectuado en las instalaciones de la Cámara de Diputados, sostuvo que con el Nuevo Sistema Penal Acusatorio se ha avanzado en materia de aplicación de la justicia en el país.

No obstante, estimó necesario conocer su aplicación y desarrollo para realizar los ajustes necesarios, a fin de lograr su objetivo de otorgar una adecuada impartición de justicia a la sociedad.

Ante legisladores, académicos, abogados, estudiosos del Derecho, jueces de Control, dijo que cada vez que hay una falla en cualquiera de los eslabones de una misma cadena del Sistema de Justicia Penal, como pueden ser la Policía, el Ministerio Público, los jueces o las autoridades penitenciarias, la cadena se rompe.

“Y este desprestigio le pega al sistema en su conjunto y a los que lo postulamos”, admitió el legislador federal del Revolucionario Institucional (PRI).

El también diputado federal del tricolor aseveró que hay casos de éxito desde el punto de vista jurídico en la impartición de justicia, pero también hay otros que no, y éstos “se convierten en incentivos perversos para mantener figuras de corte inquisitivo”.

Además, advirtió que hay que “hacer un llamado de cuentas a los operadores del Sistema Acusatorio”, en el que participen la academia y las organizaciones de derechos humanos y civiles para que informen sobre la implementación del sistema de justicia y los resultados que ha dado.

Abigaíl Cruz

El PRI en la Cámara de Diputados consideró que el Sistema de Justicia Penal Acusatorio Adversarial necesita, entre otros ajustes, erradicar las figuras del “arraigo” y “prisión preventiva oficiosa”. A nombre de ese instituto político, el coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en ese órgano legislativo,  César Camacho Quiroz, coincidió con otros participantes al señalar que dichas figuras “van contra la normalidad de la justicia a pesar de estar en la Constitución, por lo que deben derogarse”.

Al participar en la mesa de discusión “Nuevo Sistema de Justicia: ¿Qué falta para su consolidación?”, Camacho Quiroz añadió que la existencia de ambos elementos no ha sido de importancia para lograr sentencias condenatorias.

En el evento, efectuado en las instalaciones de la Cámara de Diputados, sostuvo que con el Nuevo Sistema Penal Acusatorio se ha avanzado en materia de aplicación de la justicia en el país.

No obstante, estimó necesario conocer su aplicación y desarrollo para realizar los ajustes necesarios, a fin de lograr su objetivo de otorgar una adecuada impartición de justicia a la sociedad.

Ante legisladores, académicos, abogados, estudiosos del Derecho, jueces de Control, dijo que cada vez que hay una falla en cualquiera de los eslabones de una misma cadena del Sistema de Justicia Penal, como pueden ser la Policía, el Ministerio Público, los jueces o las autoridades penitenciarias, la cadena se rompe.

“Y este desprestigio le pega al sistema en su conjunto y a los que lo postulamos”, admitió el legislador federal del Revolucionario Institucional (PRI).

El también diputado federal del tricolor aseveró que hay casos de éxito desde el punto de vista jurídico en la impartición de justicia, pero también hay otros que no, y éstos “se convierten en incentivos perversos para mantener figuras de corte inquisitivo”.

Además, advirtió que hay que “hacer un llamado de cuentas a los operadores del Sistema Acusatorio”, en el que participen la academia y las organizaciones de derechos humanos y civiles para que informen sobre la implementación del sistema de justicia y los resultados que ha dado.