/ sábado 9 de septiembre de 2017

Peña Nieto declara luto nacional por temblor de 8.2

Envía un decreto para que el 7 de septiembre de cada año sea de luto nacionall

Al realizar un recorrido por Juchitán, Oaxaca, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que envió un decreto para que el 7 de septiembre de cada año sea de luto nacional y la Bandera mexicana ondee a media asta, en memoria de las víctimas que dejó el sismo de 8.2 grados Richter.

Tras recorrer la plaza principal de Juchitán y de supervisar las labores de remoción de escombros del mercado “5 de Septiembre” y el palacio municipal, Peña Nieto aseguró a los juchitecos que se entregarán todos los apoyos sociales de manera personal, sin intermediarios, y con ello evitar que algunos liderazgos locales lucren con la tragedia que aquí se registró.

El jefe del Ejecutivo también anunció que han llegado seis aeronaves de atención médica para atender a los afectados.

El mandatario federal está recorriendo las calles de este municipio y escuchando las necesidades de la población, en donde prácticamente le han pedido todo.

Foto: Presidencia

 

Peña Nieto observó la magnitud del temblor, que dejó técnicamente destruida a Juchitán, mientras algunas edificaciones se encuentran al borde del colapso.

Los habitantes de Juchitán han demandado al Presidente la atención con alimentos y agua potable, así como albergues para quIenes se quedaron si hogar.

Ante ello, anunció que se habrán de realizar censos para determinar el daño en las viviendas e informó que se establecerán puentes aéreos para traerles agua y alimentos.

Además, se establecerán diversas unidades móviles para la atención de la salud, ya que el hospital general de Juchitán quedó en ruinas.

Foto: Víctor Castillo

Peña Nieto llegó de forma sorpresiva a la región del Istmo de Oaxaca, pues no estaba prevista su visita.

En el lugar, el gobernador Alejandro Murat dio a conocer que hasta el momento existe la cifra preliminar de 45 personas fallecidas, lo cual podría incrementarse en las próximas horas, esto debido a que se sigue trabajando en las casas caídas y destrozas por el sismo.

Alrededor de las 15:00 horas, a bordo del avión presidencial aterrizó en el aeropuerto de Ciudad Ixtepec, donde lo esperaba el gobernador Murat, quien dio a conocer que hasta el momento existe la cifra preliminar de 45 personas fallecidas, lo cual podría incrementarse en las próximas horas, esto debido a que se sigue trabajando en las casas caídas y destrozas por el sismo.

Al realizar un recorrido por Juchitán, Oaxaca, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que envió un decreto para que el 7 de septiembre de cada año sea de luto nacional y la Bandera mexicana ondee a media asta, en memoria de las víctimas que dejó el sismo de 8.2 grados Richter.

Tras recorrer la plaza principal de Juchitán y de supervisar las labores de remoción de escombros del mercado “5 de Septiembre” y el palacio municipal, Peña Nieto aseguró a los juchitecos que se entregarán todos los apoyos sociales de manera personal, sin intermediarios, y con ello evitar que algunos liderazgos locales lucren con la tragedia que aquí se registró.

El jefe del Ejecutivo también anunció que han llegado seis aeronaves de atención médica para atender a los afectados.

El mandatario federal está recorriendo las calles de este municipio y escuchando las necesidades de la población, en donde prácticamente le han pedido todo.

Foto: Presidencia

 

Peña Nieto observó la magnitud del temblor, que dejó técnicamente destruida a Juchitán, mientras algunas edificaciones se encuentran al borde del colapso.

Los habitantes de Juchitán han demandado al Presidente la atención con alimentos y agua potable, así como albergues para quIenes se quedaron si hogar.

Ante ello, anunció que se habrán de realizar censos para determinar el daño en las viviendas e informó que se establecerán puentes aéreos para traerles agua y alimentos.

Además, se establecerán diversas unidades móviles para la atención de la salud, ya que el hospital general de Juchitán quedó en ruinas.

Foto: Víctor Castillo

Peña Nieto llegó de forma sorpresiva a la región del Istmo de Oaxaca, pues no estaba prevista su visita.

En el lugar, el gobernador Alejandro Murat dio a conocer que hasta el momento existe la cifra preliminar de 45 personas fallecidas, lo cual podría incrementarse en las próximas horas, esto debido a que se sigue trabajando en las casas caídas y destrozas por el sismo.

Alrededor de las 15:00 horas, a bordo del avión presidencial aterrizó en el aeropuerto de Ciudad Ixtepec, donde lo esperaba el gobernador Murat, quien dio a conocer que hasta el momento existe la cifra preliminar de 45 personas fallecidas, lo cual podría incrementarse en las próximas horas, esto debido a que se sigue trabajando en las casas caídas y destrozas por el sismo.