/ martes 12 de mayo de 2020

Acuerdo presidencial sobre fuerzas armadas, falta al principio de certeza: CNDH

En un pronunciamiento, el organismo autónomo sostiene la necesidad de asegurar una estricta fiscalización de la intervención de las fuerzas armadas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) advirtió que el acuerdo presidencial que faculta a las fuerzas armadas en labores de seguridad pública, falta al principio de la certeza jurídica, pues no se tiene claridad sobre los supuestos en los cuales cabría la actuación de los militares.

En un pronunciamiento, el organismo autónomo sostiene la necesidad de asegurar una estricta fiscalización de la intervención de las fuerzas armadas en funciones de seguridad pública tanto por el Congreso de la Unión, como por la propia sociedad, incluyendo la de órganos civiles competentes y autónomos.

La explicación que el gobierno dispondrá de las Fuerza Armada permanente para llevar a cabo tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria, es insuficiente respecto a la determinación del contenido de los términos: “extraordinaria”, “fiscalizada” “subordinada” y “complementaria”.

“Se falta al principio de la certeza jurídica, pues no se tiene claridad sobre los supuestos en los cuales cabría la actuación de la Fuerza Armada” advierte.

En este sentido, recordó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como la SCJN señalan que la seguridad pública corresponde a las autoridades civiles en los tres órdenes de gobierno; sin embargo, señala que es posible el uso de las fuerzas militares para atender problemas de seguridad ciudadana, siempre y cuando siga una lógica de última razón y se encuentre limitada dentro de parámetros específicos.

Insiste que en lo publicado en el DOF, ni el artículo Quinto transitorio del Decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución en materia de Guardia Nacional, así como tampoco en la Ley del Uso de la Fuerza, ni en la Ley de la Guardia Nacional, se establece, claramente, qué se debe entender respecto a los términos: “extraordinaria”, “fiscalizada” y “subordinada”, configurando una indefinición jurídica con graves riesgos para el respeto y garantía de los derechos humanos.

La institución a cargo de Rosario Piedra, explica que si bien cabe la posibilidad de tener el apoyo de las fuerzas armadas, este debe responder a criterios estrictos de excepcionalidad y debida diligencia en la salvaguarda de las garantías convencionales, teniendo en cuenta que el régimen de las fuerzas militares no se concilia con las funciones propias de las autoridades civiles.

Subraya que la participación de las fuerzas armadas, debe de ser subordinada y complementaria a las labores civiles de seguridad. Y si bien el Acuerdo hace referencia a estos conceptos, no se cuenta con elementos concretos y definitorios sobre las exigencias de dicha actuación.

Finalmente, advierte que dará seguimiento a la participación de la Fuerza Armada permanente en funciones de seguridad pública, de acuerdo con su carácter de organismo constitucional autónomo, y conforme al mandato de proteger, observar, promover, estudiar y divulgar los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) advirtió que el acuerdo presidencial que faculta a las fuerzas armadas en labores de seguridad pública, falta al principio de la certeza jurídica, pues no se tiene claridad sobre los supuestos en los cuales cabría la actuación de los militares.

En un pronunciamiento, el organismo autónomo sostiene la necesidad de asegurar una estricta fiscalización de la intervención de las fuerzas armadas en funciones de seguridad pública tanto por el Congreso de la Unión, como por la propia sociedad, incluyendo la de órganos civiles competentes y autónomos.

La explicación que el gobierno dispondrá de las Fuerza Armada permanente para llevar a cabo tareas de seguridad pública de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria, es insuficiente respecto a la determinación del contenido de los términos: “extraordinaria”, “fiscalizada” “subordinada” y “complementaria”.

“Se falta al principio de la certeza jurídica, pues no se tiene claridad sobre los supuestos en los cuales cabría la actuación de la Fuerza Armada” advierte.

En este sentido, recordó que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, así como la SCJN señalan que la seguridad pública corresponde a las autoridades civiles en los tres órdenes de gobierno; sin embargo, señala que es posible el uso de las fuerzas militares para atender problemas de seguridad ciudadana, siempre y cuando siga una lógica de última razón y se encuentre limitada dentro de parámetros específicos.

Insiste que en lo publicado en el DOF, ni el artículo Quinto transitorio del Decreto que reforma, adiciona y deroga diversas disposiciones de la Constitución en materia de Guardia Nacional, así como tampoco en la Ley del Uso de la Fuerza, ni en la Ley de la Guardia Nacional, se establece, claramente, qué se debe entender respecto a los términos: “extraordinaria”, “fiscalizada” y “subordinada”, configurando una indefinición jurídica con graves riesgos para el respeto y garantía de los derechos humanos.

La institución a cargo de Rosario Piedra, explica que si bien cabe la posibilidad de tener el apoyo de las fuerzas armadas, este debe responder a criterios estrictos de excepcionalidad y debida diligencia en la salvaguarda de las garantías convencionales, teniendo en cuenta que el régimen de las fuerzas militares no se concilia con las funciones propias de las autoridades civiles.

Subraya que la participación de las fuerzas armadas, debe de ser subordinada y complementaria a las labores civiles de seguridad. Y si bien el Acuerdo hace referencia a estos conceptos, no se cuenta con elementos concretos y definitorios sobre las exigencias de dicha actuación.

Finalmente, advierte que dará seguimiento a la participación de la Fuerza Armada permanente en funciones de seguridad pública, de acuerdo con su carácter de organismo constitucional autónomo, y conforme al mandato de proteger, observar, promover, estudiar y divulgar los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano.

Sociedad

INPer atiende a pacientes sin alcohol ni medicinas

Trabajadores del Instituto Nacional de Perinatología denunciaron el desabasto

Sociedad

Ingreso en hogares mexicanos disminuye 5.8% en dos años

El Inegi informó que la anterior caída no se presentó en el en el 10 por ciento de los hogares con menores ingresos del país

CDMX

Por exceso de velocidad, 90% de las multas en la CDMX

La Secretaría de Seguridad Ciudadana reportó que en el primer trimestre del año se registraron 475 mil infracciones

Sociedad

Bajo Observación | La tercera oleada, el peor momento para los más jóvenes en la CDMX

El incremento de personas que adquirieron el virus de la epidemia respecto a la semana pasada es de 20%

CDMX

¿Se te pasó la verificación? Estas son las multas que deberás pagar

De acuerdo con la Sedema, la verificación vehicular es un programa obligatorio para los vehículos automotores de combustión interna matriculados en la Ciudad de México

Sociedad

INPer atiende a pacientes sin alcohol ni medicinas

Trabajadores del Instituto Nacional de Perinatología denunciaron el desabasto

Gossip

Bob Odenkirk se encuentra estable tras desmayo en el set

El protagonista de Better call Saul presentó un problema cardiaco que le hizo perder la consciencia algunos minutos

Gossip

El rap en español va para arriba: Dharius, exintegrante de Cartel de Santa

Convencido de que el género ha tomado fuerza en nuestro país, el rapero y ex miembro de Cartel de Santa, afirma que las redes sociales impulsaron la apertura del rap en México

Gossip

Muere el cantante dominicano, Johnny Ventura

El músico dominicano falleció este miércoles por un ataque al corazón, informó su familia