/ domingo 19 de julio de 2020

Acusan a López-Gatell de ocultar los números sobre Covid-19

Expertos señalan que modificar el instrumento de información abre paso a la opacidad para minimizar

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha realizado un “cambio desafortunado” en la forma de darle seguimiento a la epidemia de Covid-19, al modificar “a la mitad de la tormenta el instrumento de información”, lo que abre paso no sólo a la sospecha sino a que “existe opacidad y manejo político con la intención de minimizar la crisis y los índices de mortalidad”, coincidieron epidemiólogos, médicos y especialista en derecho de la información.

Al debate que desde el inicio de la epidemia se registra por el modelo matemático que se eligió para monitorear el número de personas contagiadas y registrar a quienes fallecieron, se suma el que instituciones, agrupaciones y especialistas presentan por separado sobre las proyecciones y fechas diferenciadas de conclusión de la epidemia como el de la Universidad de Washington, en EU, que estima para el 1 de noviembre de este año que México podría llegar a 97 mil 923 fallecidos por Covid-19.

López-Gatell “manda” en 9 dependencias

El Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas, una organización de científicos de la UNAM y el IPN, estima que el pico de la epidemia que aún no llega porque la primera ola se pegó a la segunda por la reapertura de actividades, será en la primera semana de septiembre.

Al dar seguimiento al modelo centinela de la Secretaría de Salud, la organización estima que el SARS CoV2 ha afectado a 3 millones 54 mil personas y para esa semana en donde se presentará el pico la cifra podría llegar a más de 8 millones debido al desconfinamiento temprano promovido por las autoridades del gobierno federal.

A decir de su director, Carlos del Ángel, el modelo centinela es producto de dos tipos de mediciones el R1 y R0, que analizan el estudio de rebrotes y cómo se replica la epidemia en la comunidad.

Explicó que en China, donde surgió la epidemia, el R0 es de 4.35, lo que significa que por cada persona otras cuatro más se infectaron y que no se pudieron detectar.

Al aplicarlo en México, el R0 hasta marzo era de 8.5 personas y en este momento es de 8.8, es decir, que por cada persona hay otras 8 que no conocemos que se contagiaron.

El R1 es la probabilidad de que un país tome el control de la epidemia con medidas como el confinamiento, nuestro R1 anda en 1.13 y entre más cerca de 1 significa que se ha controlado la pandemia. “La alta movilidad es un factor importante, inicialmente las restricciones de movilidad no se iniciaron temprano y luego se levantó muy temprano el confinamiento, el 1 de junio, lo que elevó el nivel de contagios y eso se traduce en que no se ha controlado ni domado la epidemia”.

TRANSPARENCIA

En medio de ello, la Secretaría de Salud ha modificado en varias ocasiones la forma de comunicar y presentar las estadísticas de seguimiento de la epidemia, lo que a decir de los especialistas provoca no sólo confusión en los mensajes a la población sino también un problema de transparencia en los datos presentados.

Hasta ahora en el mundo los países que optaron por llevar una política de información transparente como Alemania, Finlandia y Noruega han tenido éxito en el manejo de la epidemia, a partir de eso “nos dimos cuenta de que hay una relación entre transparentar información y salvar vidas”, aseguró Issa Luna Pla, especialista en derecho de la información del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Hugo López-Gatell confirma que Gómez Palacio está en semáforo rojo y hay peligro latente. / Foto: Cortesía | Noticias de El Sol de La Laguna

“No estamos hablando de transparentar casos, no es un mecanismo político sino de salud. Los estados entienden que al transparentar los datos consistentemente están aplicando una política de protección de salud nacional. En México tenemos el caso opuesto, aquí la comunicación no ha sido para proteger la salud nacional, la comunicación ha sido para manejar políticamente la pandemia y ese es un error que nos está costando muertes en todo el país”, afirma la especialista.

Hasta ahora no es el Consejo de Salubridad General el que comunica sino el que sale a informar es un político, eso provoca que “la forma en que se comunican los datos en la conferencia de prensa de Hugo López-Gatell es que se usan estrategias políticas de comunicación social, cuando se debería tener estrategias de transparencia de datos científicos para salvaguardar los derechos de las personas”, agrega.

Explicó que la Secretaría de Salud reporta unos días unos datos y en otros días otros que cambian constantemente la métrica y las proporciones de las mediciones que están haciendo. “Lo que hacen es ejercer la comunicación social y cambian la información para que pueda presentarse de una manera que tenga los efectos políticos que ellos quieren. Han minimizado la pandemia y la importancia de los índices de mortalidad, de la aplicación de las pruebas. El gran problema es que hacen comunicación política y no transparencia de seguridad pública para garantizar la salud de los mexicanos”, explicó.

Como consecuencia “existe opacidad en el manejo de las cifras de la epidemia cuando el manejo es político, cuando se priorizan estrategias de comunicación política y ocultan algunos datos”, dijo Luna Pla.

“Es importante tener un discurso, que toda la población pueda entender, que sea consistente, que sea fácil de replicar por los medios para que el mensaje y la idea lleguen claros; el mensaje tiene que ser dónde están los riesgos de contagio, qué medidas hay que tomar y cómo se está comportando la epidemia en las diferentes comunidades”, coincide Mauricio Rodríguez, profesor de la Facultad de Medicina y vocero de la Comisión de la UNAM para Covid-19.

El también investigador considera que técnicamente lo que muestra López-Gatell está bien, pero eso es en el terreno técnico.” Esperemos que hagan ajustes, hay que decirles este sistema no está funcionando. A mí no me preocupa que lo hagan así porque al finalizar la conferencia consulto la base de datos y hago mi análisis, pero eso no lo hace todo mundo.

Si se quedan sólo con la conferencia de prensa se presta a confusión (de los datos)”, afirmó.

El vocero de la UNAM para la epidemia se pregunta: ¿Por qué decidieron a la mitad de la tormenta cambiar el instrumento de información? Porque entonces sí la gente sospecha y dice es que quieren ocultar algo, aunque en la secretaría estén pensando que esta forma es mejor, hay que decirles que no es mejor a lo que había antes”.

En opinión de Sebastián Garrido de Sierra, profesor asociado del CIDE, “los cambios periódicos en la forma en que se presentan los datos no han abonado a la certidumbre del mensaje de las autoridades de Salud”.

Según Garrido de Sierra “la reducción en el cambio porcentual de nuevos casos se explica no porque cada día se agreguen menos casos, sino porque el número acumulado de casos confirmados hasta el día anterior es cada vez más grande. Incluso si el número de nuevos casos fuera el mismo todos los días, veríamos una reducción similar en el cambio porcentual de casos. Por ello esta no es una buena gráfica para identificar y comunicar la posible desaceleración de la epidemia”.


Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha realizado un “cambio desafortunado” en la forma de darle seguimiento a la epidemia de Covid-19, al modificar “a la mitad de la tormenta el instrumento de información”, lo que abre paso no sólo a la sospecha sino a que “existe opacidad y manejo político con la intención de minimizar la crisis y los índices de mortalidad”, coincidieron epidemiólogos, médicos y especialista en derecho de la información.

Al debate que desde el inicio de la epidemia se registra por el modelo matemático que se eligió para monitorear el número de personas contagiadas y registrar a quienes fallecieron, se suma el que instituciones, agrupaciones y especialistas presentan por separado sobre las proyecciones y fechas diferenciadas de conclusión de la epidemia como el de la Universidad de Washington, en EU, que estima para el 1 de noviembre de este año que México podría llegar a 97 mil 923 fallecidos por Covid-19.

López-Gatell “manda” en 9 dependencias

El Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas, una organización de científicos de la UNAM y el IPN, estima que el pico de la epidemia que aún no llega porque la primera ola se pegó a la segunda por la reapertura de actividades, será en la primera semana de septiembre.

Al dar seguimiento al modelo centinela de la Secretaría de Salud, la organización estima que el SARS CoV2 ha afectado a 3 millones 54 mil personas y para esa semana en donde se presentará el pico la cifra podría llegar a más de 8 millones debido al desconfinamiento temprano promovido por las autoridades del gobierno federal.

A decir de su director, Carlos del Ángel, el modelo centinela es producto de dos tipos de mediciones el R1 y R0, que analizan el estudio de rebrotes y cómo se replica la epidemia en la comunidad.

Explicó que en China, donde surgió la epidemia, el R0 es de 4.35, lo que significa que por cada persona otras cuatro más se infectaron y que no se pudieron detectar.

Al aplicarlo en México, el R0 hasta marzo era de 8.5 personas y en este momento es de 8.8, es decir, que por cada persona hay otras 8 que no conocemos que se contagiaron.

El R1 es la probabilidad de que un país tome el control de la epidemia con medidas como el confinamiento, nuestro R1 anda en 1.13 y entre más cerca de 1 significa que se ha controlado la pandemia. “La alta movilidad es un factor importante, inicialmente las restricciones de movilidad no se iniciaron temprano y luego se levantó muy temprano el confinamiento, el 1 de junio, lo que elevó el nivel de contagios y eso se traduce en que no se ha controlado ni domado la epidemia”.

TRANSPARENCIA

En medio de ello, la Secretaría de Salud ha modificado en varias ocasiones la forma de comunicar y presentar las estadísticas de seguimiento de la epidemia, lo que a decir de los especialistas provoca no sólo confusión en los mensajes a la población sino también un problema de transparencia en los datos presentados.

Hasta ahora en el mundo los países que optaron por llevar una política de información transparente como Alemania, Finlandia y Noruega han tenido éxito en el manejo de la epidemia, a partir de eso “nos dimos cuenta de que hay una relación entre transparentar información y salvar vidas”, aseguró Issa Luna Pla, especialista en derecho de la información del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Hugo López-Gatell confirma que Gómez Palacio está en semáforo rojo y hay peligro latente. / Foto: Cortesía | Noticias de El Sol de La Laguna

“No estamos hablando de transparentar casos, no es un mecanismo político sino de salud. Los estados entienden que al transparentar los datos consistentemente están aplicando una política de protección de salud nacional. En México tenemos el caso opuesto, aquí la comunicación no ha sido para proteger la salud nacional, la comunicación ha sido para manejar políticamente la pandemia y ese es un error que nos está costando muertes en todo el país”, afirma la especialista.

Hasta ahora no es el Consejo de Salubridad General el que comunica sino el que sale a informar es un político, eso provoca que “la forma en que se comunican los datos en la conferencia de prensa de Hugo López-Gatell es que se usan estrategias políticas de comunicación social, cuando se debería tener estrategias de transparencia de datos científicos para salvaguardar los derechos de las personas”, agrega.

Explicó que la Secretaría de Salud reporta unos días unos datos y en otros días otros que cambian constantemente la métrica y las proporciones de las mediciones que están haciendo. “Lo que hacen es ejercer la comunicación social y cambian la información para que pueda presentarse de una manera que tenga los efectos políticos que ellos quieren. Han minimizado la pandemia y la importancia de los índices de mortalidad, de la aplicación de las pruebas. El gran problema es que hacen comunicación política y no transparencia de seguridad pública para garantizar la salud de los mexicanos”, explicó.

Como consecuencia “existe opacidad en el manejo de las cifras de la epidemia cuando el manejo es político, cuando se priorizan estrategias de comunicación política y ocultan algunos datos”, dijo Luna Pla.

“Es importante tener un discurso, que toda la población pueda entender, que sea consistente, que sea fácil de replicar por los medios para que el mensaje y la idea lleguen claros; el mensaje tiene que ser dónde están los riesgos de contagio, qué medidas hay que tomar y cómo se está comportando la epidemia en las diferentes comunidades”, coincide Mauricio Rodríguez, profesor de la Facultad de Medicina y vocero de la Comisión de la UNAM para Covid-19.

El también investigador considera que técnicamente lo que muestra López-Gatell está bien, pero eso es en el terreno técnico.” Esperemos que hagan ajustes, hay que decirles este sistema no está funcionando. A mí no me preocupa que lo hagan así porque al finalizar la conferencia consulto la base de datos y hago mi análisis, pero eso no lo hace todo mundo.

Si se quedan sólo con la conferencia de prensa se presta a confusión (de los datos)”, afirmó.

El vocero de la UNAM para la epidemia se pregunta: ¿Por qué decidieron a la mitad de la tormenta cambiar el instrumento de información? Porque entonces sí la gente sospecha y dice es que quieren ocultar algo, aunque en la secretaría estén pensando que esta forma es mejor, hay que decirles que no es mejor a lo que había antes”.

En opinión de Sebastián Garrido de Sierra, profesor asociado del CIDE, “los cambios periódicos en la forma en que se presentan los datos no han abonado a la certidumbre del mensaje de las autoridades de Salud”.

Según Garrido de Sierra “la reducción en el cambio porcentual de nuevos casos se explica no porque cada día se agreguen menos casos, sino porque el número acumulado de casos confirmados hasta el día anterior es cada vez más grande. Incluso si el número de nuevos casos fuera el mismo todos los días, veríamos una reducción similar en el cambio porcentual de casos. Por ello esta no es una buena gráfica para identificar y comunicar la posible desaceleración de la epidemia”.


Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Sociedad

Alumnos regresarán a las aulas, pero sin recreo

La materia de educación física se limitará a sólo los materiales didácticos y algunos ejercicios individuales

Política

Asesinan a Abel Murrieta, candidato a la alcaldía de Cajeme, Sonora

El candidato, quien también fuera el abogado de la Familia LeBarón, sufrió un ataque armado mientras repartía volantes para promocionar su campaña

Política

Covid frena campañas en Baja California y Guerrero

Quintana Roo está al borde del semáforo rojo; el gobernador pide cautela en los actos proselitistas

Mundo

Bajo observación | Se desvanece el miedo al Covid-19 en EU

Estados Unidos alcanzó este jueves 32 millones 850 mil 975 casos confirmados del coronavirus SARS-CoV-2 y 584 mil 464 fallecimientos

Mundo

#Data | Asia, responsable del 81% del plástico en los océanos

Estados Unidos, uno de los mayores consumidores de plástico en el mundo apenas arroja el 0.25% del plástico que está presente en los océanos

Sociedad

Alumnos regresarán a las aulas, pero sin recreo

La materia de educación física se limitará a sólo los materiales didácticos y algunos ejercicios individuales

Política

Covid frena campañas en Baja California y Guerrero

Quintana Roo está al borde del semáforo rojo; el gobernador pide cautela en los actos proselitistas

Valle de México

Valle de México, en emergencia por lluvia

En algunos puntos afectados lograron desazolvar el equivalente a dos pipas por segundo

Mundo

Israel ataca por tierra y aire Franja de Gaza

El Ejército se estaciona en la frontera con tanques; bombardeos dejan más de 103 palestinos muertos