/ sábado 3 de abril de 2021

Alistan lucha jurídica por muerte de Leo en Xcaret

Buscamos que se hagan responsables de lo que pasó y de las medidas de seguridad, dice su padre

DURANGO. La familia de Leo, el niño que murió en uno de los atractivos acuáticos del parque Xenses, en Quintana Roo, luchará para hacer justicia por el menor y que no se repitan situaciones como esta a otras personas.

Miguel Ángel Luna Calvo, padre de Leo, precisó que ya cuenta con un equipo de despacho de abogados en Cancún y un despacho legal en la Ciudad de México a través de quienes van a proceder sobre todo lo ocurrido después del accidente.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El padre de Leo destacó que no importa el dinero, lo que interesa es que se hagan responsables de las medidas de seguridad y de todo lo que pasó. “Hicimos el viaje porque toda la familia tuvimos la terrible enfermedad del Covid-19, yo me puse muy delicado, y fue un viaje para celebrar que lo superamos”.

Luna Calvo quiere que la noticia de lo que pasó sea notoria, llame la atención para que se haga justicia y no quede impune. Reconoce que el caso traspasó fronteras y que lo han contactado de otros países como España y Estados Unidos para conocer detalles del hecho.

Fue el pasado 27 de marzo que un “error humano”, calificado así por Grupo Xcaret, dueño del parque, provocó que el pequeño Leonardo, de 13 años, fuera succionado por un ducto de la atracción Riolajante. Debido a eso, el menor quedó gravemente lesionado y posteriormente perdió la vida. Los primeros auxilios se los dio su padre Miguel Ángel Luna Calvo, quien es cardiólogo, quien también resultó lesionado.

En entrevista con El Sol de Durango, el médico señaló: “cuando saqué a mi hijo muchos trabajadores manifestaron que esa tapa estaba abierta desde octubre... si no alzamos la voz, seguiría abierta esa atracción en el parque; apenas ayer cerraron con el riesgo que estuvo seis días abierta, algo grave, porque pudo haber muerto otra persona”.

Luna Calvo dijo estar devastado, que no es fácil reponerse a la pérdida de un hijo, y que la intención de su lucha es para que ninguna familia experimente el dolor que ahora ellos enfrentan. El padre de Leo comentó que sólo desean que el parque se haga responsable por daño moral y físico y cuenten en sus instalaciones con equipo para dar una atención adecuada, pues reiteró “si hubieran tenido el equipo necesario se hubiera atendido a mi hijo ahí, inmediatamente”. Como médico, Luna Calvo insistió en el uso de un respirador, equipo con el que no contaban, “me ofrecía atenderlo porque soy cardiólogo, pero no me dejaron. Pedí que se preparara un grupo de médicos en México y una ambulancia aérea, pero no me dejaron sacar a Leo del hospital, tuve esa impresión”.

En el parque no contaban con personal capacitado para realizar labores de rescate acuático, dijo el padre de Leo, quien tuvo que darle los primeros auxilios a su hijo, pero aseguró que faltaron equipos especiales de respiración y alta frecuencia.

Se sabe que hace siete años ocurrió algo parecido, y a la fecha siguen sin contar con el equipo necesario, aseguró Luna.

DURANGO. La familia de Leo, el niño que murió en uno de los atractivos acuáticos del parque Xenses, en Quintana Roo, luchará para hacer justicia por el menor y que no se repitan situaciones como esta a otras personas.

Miguel Ángel Luna Calvo, padre de Leo, precisó que ya cuenta con un equipo de despacho de abogados en Cancún y un despacho legal en la Ciudad de México a través de quienes van a proceder sobre todo lo ocurrido después del accidente.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

El padre de Leo destacó que no importa el dinero, lo que interesa es que se hagan responsables de las medidas de seguridad y de todo lo que pasó. “Hicimos el viaje porque toda la familia tuvimos la terrible enfermedad del Covid-19, yo me puse muy delicado, y fue un viaje para celebrar que lo superamos”.

Luna Calvo quiere que la noticia de lo que pasó sea notoria, llame la atención para que se haga justicia y no quede impune. Reconoce que el caso traspasó fronteras y que lo han contactado de otros países como España y Estados Unidos para conocer detalles del hecho.

Fue el pasado 27 de marzo que un “error humano”, calificado así por Grupo Xcaret, dueño del parque, provocó que el pequeño Leonardo, de 13 años, fuera succionado por un ducto de la atracción Riolajante. Debido a eso, el menor quedó gravemente lesionado y posteriormente perdió la vida. Los primeros auxilios se los dio su padre Miguel Ángel Luna Calvo, quien es cardiólogo, quien también resultó lesionado.

En entrevista con El Sol de Durango, el médico señaló: “cuando saqué a mi hijo muchos trabajadores manifestaron que esa tapa estaba abierta desde octubre... si no alzamos la voz, seguiría abierta esa atracción en el parque; apenas ayer cerraron con el riesgo que estuvo seis días abierta, algo grave, porque pudo haber muerto otra persona”.

Luna Calvo dijo estar devastado, que no es fácil reponerse a la pérdida de un hijo, y que la intención de su lucha es para que ninguna familia experimente el dolor que ahora ellos enfrentan. El padre de Leo comentó que sólo desean que el parque se haga responsable por daño moral y físico y cuenten en sus instalaciones con equipo para dar una atención adecuada, pues reiteró “si hubieran tenido el equipo necesario se hubiera atendido a mi hijo ahí, inmediatamente”. Como médico, Luna Calvo insistió en el uso de un respirador, equipo con el que no contaban, “me ofrecía atenderlo porque soy cardiólogo, pero no me dejaron. Pedí que se preparara un grupo de médicos en México y una ambulancia aérea, pero no me dejaron sacar a Leo del hospital, tuve esa impresión”.

En el parque no contaban con personal capacitado para realizar labores de rescate acuático, dijo el padre de Leo, quien tuvo que darle los primeros auxilios a su hijo, pero aseguró que faltaron equipos especiales de respiración y alta frecuencia.

Se sabe que hace siete años ocurrió algo parecido, y a la fecha siguen sin contar con el equipo necesario, aseguró Luna.

Sociedad

Sismo de magnitud 5.5 en Oacaxa se percibe en CDMX

El sismo se percibió en la Ciudad de México pero no ameritó la activación de los altavoces

Sociedad

Gobierno acepta que existe cifra negra de feminicidios en México

La procuradora Ernestina Godoy aseguró que la CDMX tiene un alto índice de casos rezagados que incluso ocurrieron hace 12 años

Mundo

EU prohibe uso de técnicas de estrangulación tras muerte de George Floyd

A dos años de la muerte de Floyd, el presidente de Estados Unidos firmó una orden para que el FBI pueda intervenir si observan uso de la fuerza excesiva por parte la policía

Sociedad

Así quedó el Centro de Rahabilitación Tecámac; atenderá a personas con discapacidad de 21 municipios

Este nuevo Centro permitirá ofrecer consultas en especialidades como traumatología, pediatría o neurología, además de terapias físicas, del lenguaje u ocupacionales, rayos X, ultrasonido, electroencefalografía, entre otros servicios gratuitos

CDMX

¿Por qué no sonó la alerta sísmica? Temblor con epicentro en Oaxaca sí se sintió en CDMX: Video

Algunos usuarios en redes sociales comenzaron a compartir que en diversos puntos de la capital, el temblor si fue perceptible

Mundo

Tiroteo es culpa de “un criminal solitario y trastornado": Asociación Nacional del Rifle

Se espera que el viernes el expresidente, Donald Trump, pronuncie un importante discurso en la sede del lobby pro-armas ubicada en Texas

Mundo

Tras masacre en escuela de Uvalde, Biden viajará a Texas para reunirse con familias de las víctimas

Biden, quien no concretó la fecha exacta de su visita, defendió la necesidad de aprobar leyes de control de armas

Mundo

Podía escuchar los disparos: madre logra salvar a sus hijos mientras ocurría el tiroteo en escuela de Texas

Angeli Gomez es una madre que radica en Uvalde, Texas y cuyos dos hijos, uno de 9 y otro de 8 años, son estudiantes de la primaria  donde Salvador Ramos masacró a 18 niños y dos maestras

Sociedad

Reportan sismo de magnitud 5.5 en Oacaxa

El sismo se percibió en la Ciudad de México pero no ameritó la activación de los altavoces