/ domingo 8 de septiembre de 2019

Así se hacen los libros de texto gratuito en Braille

Para el ciclo escolar 2019-2020 la Conaliteg imprimió 83 mil tomos de nivel básico para niños con discapacidad visual

QUERÉTARO. La planta de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito (Conaliteg) en Querétaro para el ciclo escolar 2019-2020 imprimió 83 mil libros de nivel básico en sistema braille para niños con discapacidad de ceguera y macrotipo utilizados por débiles visuales; única planta donde se imprime este tipo de libros y se distribuye a toda la República Mexicana.

El braille es un sistema de lectoescritura en relieve integrado por seis puntos en dos columnas verticales, su combinación da como resultado 63 símbolos para integrar la grafografía (letras y signos) que posibilita leer y escribir a las personas que carecen del sentido de la vista.

En respuesta a cumplir el derecho constitucional del acceso a la educación, la Conaliteg aproximadamente desde hace 20 años imprime exactamente el mismo contenido de los libros de texto gratuitos en tinta, en estos dos tipos de libros, para así cubrir la necesidad de la población infantil que tiene alguna de estas discapacidades.

En entrevista con el director de producción en la planta de Conaliteg Querétaro, Eduardo Martínez Pacheco, compartió que al inicio de la producción de estos materiales se contaba con una máquina de tecnología sueca, -en actualidad ya son siete-, de las cuales se auxilian para hacer los paquetes escolares personalizados con el nombre de cada uno de los niños inscritos en el modelo educativo de la Secretaría de Educación Pública.

“Para 1999 se trabajó más formalmente la impresión de los libros en el sistema braille, contábamos con una máquina, en el 2000 ya eran dos máquinas y en la actualidad tenemos siete, entonces hemos ido incrementando cuidados en los aspectos tecnológicos para cubrir la responsabilidad social con todos nuestros niños que tienen alguna de estas dos discapacidades”.

Martínez Pacheco reconoció que el trabajo que hace la Conaliteg y los trabajadores que están detrás de la producción tanto del material físico como de los contenidos, remonta a un trabajo artesanal, ya que, desde la traducción del texto escrito al braille, hasta la caja personalizada que llega hasta las manos de los niños implican horas de trabajo profesional.

“A nosotros cada año ya nos llega la información actualizada en formato digital, se transforma el texto a braille a través de un software que se llama “Duxbury Braille”; trabajo en el que el personal revisa palabra por palabra, que esté bien escrita, se manda imprimir en papel de 180 gramos con un punzón y para la encuadernación se perforan un máximo de cinco hojas para no dañar el relieve”.

Subrayó que el compromiso social con las niñas, niños y adolescentes que cursan el nivel básico de educación es mayor al recurso monetario que la producción de estos libros pueda representar.

“Tenemos un gran compromiso con los ciegos infantiles; el compromiso de hacer libros de texto gratuito con el mismo contenido que los otros, con igual calidad y hacerles más fácil e integral su capacitación, que tengan los mismos elementos necesarios para desempeñarse en esta sociedad, que es una labor social que -siento- tenemos que cubrir y continuar trabajando para ellos”.

A decir de Cruz Mejía, encargado de la revisión de los libros braille en la Conaliteg, de los 51 títulos que se imprimen para los seis años que contempla la primaria y 400 títulos para secundaria, es importante que se revise el contenido -y que mejor- que en manos de una persona que cuenta con la discapacidad.

Entre los principales retos que Cruz Mejía (ciego adquirido) mencionó que existen, tanto para la Conaliteg como para las empresas privadas que imprimen libros braille, está el lograr interpretar imágenes a través del sistema, ya que a pesar de los esfuerzos todo queda sólo en una descripción de las imágenes.

QUERÉTARO. La planta de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuito (Conaliteg) en Querétaro para el ciclo escolar 2019-2020 imprimió 83 mil libros de nivel básico en sistema braille para niños con discapacidad de ceguera y macrotipo utilizados por débiles visuales; única planta donde se imprime este tipo de libros y se distribuye a toda la República Mexicana.

El braille es un sistema de lectoescritura en relieve integrado por seis puntos en dos columnas verticales, su combinación da como resultado 63 símbolos para integrar la grafografía (letras y signos) que posibilita leer y escribir a las personas que carecen del sentido de la vista.

En respuesta a cumplir el derecho constitucional del acceso a la educación, la Conaliteg aproximadamente desde hace 20 años imprime exactamente el mismo contenido de los libros de texto gratuitos en tinta, en estos dos tipos de libros, para así cubrir la necesidad de la población infantil que tiene alguna de estas discapacidades.

En entrevista con el director de producción en la planta de Conaliteg Querétaro, Eduardo Martínez Pacheco, compartió que al inicio de la producción de estos materiales se contaba con una máquina de tecnología sueca, -en actualidad ya son siete-, de las cuales se auxilian para hacer los paquetes escolares personalizados con el nombre de cada uno de los niños inscritos en el modelo educativo de la Secretaría de Educación Pública.

“Para 1999 se trabajó más formalmente la impresión de los libros en el sistema braille, contábamos con una máquina, en el 2000 ya eran dos máquinas y en la actualidad tenemos siete, entonces hemos ido incrementando cuidados en los aspectos tecnológicos para cubrir la responsabilidad social con todos nuestros niños que tienen alguna de estas dos discapacidades”.

Martínez Pacheco reconoció que el trabajo que hace la Conaliteg y los trabajadores que están detrás de la producción tanto del material físico como de los contenidos, remonta a un trabajo artesanal, ya que, desde la traducción del texto escrito al braille, hasta la caja personalizada que llega hasta las manos de los niños implican horas de trabajo profesional.

“A nosotros cada año ya nos llega la información actualizada en formato digital, se transforma el texto a braille a través de un software que se llama “Duxbury Braille”; trabajo en el que el personal revisa palabra por palabra, que esté bien escrita, se manda imprimir en papel de 180 gramos con un punzón y para la encuadernación se perforan un máximo de cinco hojas para no dañar el relieve”.

Subrayó que el compromiso social con las niñas, niños y adolescentes que cursan el nivel básico de educación es mayor al recurso monetario que la producción de estos libros pueda representar.

“Tenemos un gran compromiso con los ciegos infantiles; el compromiso de hacer libros de texto gratuito con el mismo contenido que los otros, con igual calidad y hacerles más fácil e integral su capacitación, que tengan los mismos elementos necesarios para desempeñarse en esta sociedad, que es una labor social que -siento- tenemos que cubrir y continuar trabajando para ellos”.

A decir de Cruz Mejía, encargado de la revisión de los libros braille en la Conaliteg, de los 51 títulos que se imprimen para los seis años que contempla la primaria y 400 títulos para secundaria, es importante que se revise el contenido -y que mejor- que en manos de una persona que cuenta con la discapacidad.

Entre los principales retos que Cruz Mejía (ciego adquirido) mencionó que existen, tanto para la Conaliteg como para las empresas privadas que imprimen libros braille, está el lograr interpretar imágenes a través del sistema, ya que a pesar de los esfuerzos todo queda sólo en una descripción de las imágenes.

México

México registra 8 mil 642 casos de Covid-19 y mil 6 muertes en 24 hrs.

A la fecha suman dos millones 60 mil 908 casos positivos y 182 mil 815 decesos

Finanzas

Genomma Lab acuerda pagar al SAT 750 mdp de forma voluntaria en impuestos atrasados

Con este acuerdo, dijo la firma en un comunicado, se terminan las diferencias de criterio y las auditorías abiertas con la autoridad fiscal

Política

Que García Cabeza de Vaca pida licencia para facilitar investigación: Morena

Salomón Jara Cruz dijo que en la Cámara Senadores está pendiente investigar los alcances de la red de corrupción transexenal que involucró a empresarios, legisladores federales, secretarios de Estado y expresidentes de la República

Sociedad

Proyecto de John Ackerman recibió 5 mdp del Conacyt

Este proyecto, aprobado para cinco años con renovaciones anuales acorde al desempeño, comprende la realización de “productos específicos” como estudios de caso sobre culturas democráticas y movimientos sociales

Finanzas

Utilidades de HSBC caen 99% en todo 2020

Al presentar sus más recientes resultados financieros, el banco también advirtió que 2021 pinta para ser un año desafiante gracias al coronavirus

Finanzas

Proyectos energéticos del sector privado están detenidos por CFE y Pemex, acusa CCE

Roger González Lau, presidente de la Comisión de Energía del CCE, detalló que la iniciativa privada está lista para desarrollar estos proyectos

CDMX

Vacunan contra Covid a 18,953 adultos mayores

Al corte de las 17:00 horas, en Iztacalco se vacunaron contra Covid-19 a 7 mil 131, en Tláhuac 5 mil 352 y en Xochimilco, 6 mil 953

Sociedad

UNAM pone a disposición 20 ultra congeladores para vacunas contra Covid

Estos congeladores tienen capacidad para albergar 3 a 4 millones de dosis de vacunas

Sociedad

Vacuna de AstraZeneca llegará a México en marzo de “forma limitada”

Carisse F. Etienne, directora de la OPS, comentó que los niveles de contagios de Covid-19 en este momento son del mismo nivel que se tenía hacia la mitad del año pasado