/ sábado 7 de diciembre de 2019

Aumenta la violencia digital contra mujeres

Es una extensión de una situación estructural agresiva perpetrada por parejas, exparejas y allegados, dice la especialista Aimée Vega Montiel

Si bien las plataformas tecnológicas han ampliado y democratizado los espacios mediante los cuales las personas acceden y comparten información y opiniones, también se han convertido en herramientas para infligir daños a mujeres y niñas, disparando la “violencia digital de género”, alertaron especialistas en la materia.

De acuerdo con datos del INEGI, al menos nueve millones de mujeres, mayores de 12 años, fueron víctimas en 2015, último dato actualizado, de ciberacoso. Las mujeres jóvenes, de entre 18 y 30 años, son las más vulnerables en los espacios digitales donde sufren, cada vez más, de agresiones verbales y humillaciones, entre otros tipos de violencia.

“En nuestro país, la violencia en línea contra las mujeres ha ido en aumento en los últimos años, en relación directamente proporcional a la penetración del acceso y popularización del uso de las Tecnologías de Información y Comunicación”, afirmó en entrevista Aimée Vega Montiel, especialista del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM y presidenta de la Alianza Global de Medios y Género (GAMAG).

Agregó que la violencia en línea es una extensión de una situación estructural de violencia sistemática perpetrada por parejas, exparejas, allegados, desconocidos e incluso las instituciones gubernamentales y otros actores relevantes.

Las formas de violencia contra la mujer en línea más comunes son, según un estudio realizado por el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, violar la intimidad, que consiste en la filtración de imágenes íntimas sin consentimiento; sembrar rumores falsos y difamar con el propósito de dañar su reputación o avergonzarla; así como crear perfiles falsos y/o usurpar la identidad, denigrar a mujeres, a través de mensajes para humillar o ridiculizar, lo que incluye filmar actos de violencia en donde se les golpea, agrede, grita o persigue.

También acechar o espiar la actividad virtual de una mujer con diferentes fines y acosar y amenazar mediante diferentes medios y formas con el fin de intimidación que puede escalar a violencia física, sexual o letal.

“La violencia de género se ha visto reflejada con mucho más incremento en las plataformas digitales porque el internet ha sido este mecanismo democratizador para que todos los sectores de la sociedad puedan expresarse, lo que no quiere indicar que este problema no sucediera antes, pues la violencia contra las mujeres ha estado prácticamente estructurada en la sociedad mexicana, lo que demuestra que las plataformas digitales sólo lo han evidenciado pero no son culpables de ello”, afirmó por su parte Sissi de la Peña Mendoza, directora de la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI).

En entrevista con El Sol de México, agregó que el problema es cómo la tecnología digital está siendo mal utilizada para exacerbar la violencia contra las mujeres o las niñas. “Las plataformas digitales tienen un sinnúmero de mecanismos de autorregulación y lo que buscan, al final de cuentas, es que haya una interacción entre sus usuarios de armonía, con eficacia y que tenga utilidad para todos, en este sentido van trabajando en la implementación de programas de capacitación para protección de identidad, y sobre todo van mejorando las políticas de uso, de acuerdo a los valores que cada plataforma tiene”; explicó.

Compromiso internacional

Además, consideró que la responsabilidad para la gestión de contenidos en las plataformas digitales debe ser de manera conjunta a fin de crear un marco regulatorio que no limite los derechos de usuarios.

Según De la Peña, México ya explora este terreno en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, conocido como el Tec-Mec, el cual incluye un capítulo de comercio digital enfocado a la responsabilidad de los intermediarios para gestionar contenidos en plataformas tecnológicas. Aquí lo que México acordó con Estados Unidos y Canadá–dijo-es el compromiso de identificar los mecanismos de responsabilidad de intermediarios digitales, que aseguren que los derechos de todos los usuarios se están atendiendo de manera correcta, las plataformas no serán responsables de contenidos, a menos de que sean ellas quienes desarrollen esos contenidos.

Según De la Peña, México tendrá tres años, a raíz de que se implemente el tratado, para definir un marco que defina a las plataformas como atender las peticiones de contenido y manejo de contenido.

Otro de los pasos dados por México es la Ley Olimpia, recién aprobada por el Congreso de la Ciudad de México, la cual busca castigar con entre cuatro y seis años de prisión y una multa de 42 mil pesos, a quienes compartan imágenes (fotografías, videos o audios) íntimas y con contenido sexual a otras personas o por internet, sin su consentimiento.

Si bien las plataformas tecnológicas han ampliado y democratizado los espacios mediante los cuales las personas acceden y comparten información y opiniones, también se han convertido en herramientas para infligir daños a mujeres y niñas, disparando la “violencia digital de género”, alertaron especialistas en la materia.

De acuerdo con datos del INEGI, al menos nueve millones de mujeres, mayores de 12 años, fueron víctimas en 2015, último dato actualizado, de ciberacoso. Las mujeres jóvenes, de entre 18 y 30 años, son las más vulnerables en los espacios digitales donde sufren, cada vez más, de agresiones verbales y humillaciones, entre otros tipos de violencia.

“En nuestro país, la violencia en línea contra las mujeres ha ido en aumento en los últimos años, en relación directamente proporcional a la penetración del acceso y popularización del uso de las Tecnologías de Información y Comunicación”, afirmó en entrevista Aimée Vega Montiel, especialista del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH) de la UNAM y presidenta de la Alianza Global de Medios y Género (GAMAG).

Agregó que la violencia en línea es una extensión de una situación estructural de violencia sistemática perpetrada por parejas, exparejas, allegados, desconocidos e incluso las instituciones gubernamentales y otros actores relevantes.

Las formas de violencia contra la mujer en línea más comunes son, según un estudio realizado por el Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México, violar la intimidad, que consiste en la filtración de imágenes íntimas sin consentimiento; sembrar rumores falsos y difamar con el propósito de dañar su reputación o avergonzarla; así como crear perfiles falsos y/o usurpar la identidad, denigrar a mujeres, a través de mensajes para humillar o ridiculizar, lo que incluye filmar actos de violencia en donde se les golpea, agrede, grita o persigue.

También acechar o espiar la actividad virtual de una mujer con diferentes fines y acosar y amenazar mediante diferentes medios y formas con el fin de intimidación que puede escalar a violencia física, sexual o letal.

“La violencia de género se ha visto reflejada con mucho más incremento en las plataformas digitales porque el internet ha sido este mecanismo democratizador para que todos los sectores de la sociedad puedan expresarse, lo que no quiere indicar que este problema no sucediera antes, pues la violencia contra las mujeres ha estado prácticamente estructurada en la sociedad mexicana, lo que demuestra que las plataformas digitales sólo lo han evidenciado pero no son culpables de ello”, afirmó por su parte Sissi de la Peña Mendoza, directora de la Asociación Latinoamericana de Internet (ALAI).

En entrevista con El Sol de México, agregó que el problema es cómo la tecnología digital está siendo mal utilizada para exacerbar la violencia contra las mujeres o las niñas. “Las plataformas digitales tienen un sinnúmero de mecanismos de autorregulación y lo que buscan, al final de cuentas, es que haya una interacción entre sus usuarios de armonía, con eficacia y que tenga utilidad para todos, en este sentido van trabajando en la implementación de programas de capacitación para protección de identidad, y sobre todo van mejorando las políticas de uso, de acuerdo a los valores que cada plataforma tiene”; explicó.

Compromiso internacional

Además, consideró que la responsabilidad para la gestión de contenidos en las plataformas digitales debe ser de manera conjunta a fin de crear un marco regulatorio que no limite los derechos de usuarios.

Según De la Peña, México ya explora este terreno en el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá, conocido como el Tec-Mec, el cual incluye un capítulo de comercio digital enfocado a la responsabilidad de los intermediarios para gestionar contenidos en plataformas tecnológicas. Aquí lo que México acordó con Estados Unidos y Canadá–dijo-es el compromiso de identificar los mecanismos de responsabilidad de intermediarios digitales, que aseguren que los derechos de todos los usuarios se están atendiendo de manera correcta, las plataformas no serán responsables de contenidos, a menos de que sean ellas quienes desarrollen esos contenidos.

Según De la Peña, México tendrá tres años, a raíz de que se implemente el tratado, para definir un marco que defina a las plataformas como atender las peticiones de contenido y manejo de contenido.

Otro de los pasos dados por México es la Ley Olimpia, recién aprobada por el Congreso de la Ciudad de México, la cual busca castigar con entre cuatro y seis años de prisión y una multa de 42 mil pesos, a quienes compartan imágenes (fotografías, videos o audios) íntimas y con contenido sexual a otras personas o por internet, sin su consentimiento.

Finanzas

CFE compra toneladas de carbón sin licitación

La más beneficiada es Minerales Don Chilo, que recibió tres contratos este año por más de mil mdp, según el Portal de Compras de la CFE

Sociedad

Fiscalía de Guanajuato identifica a posibles responsables del atentado en Salamanca

Las líneas de investigación no sugieren que el atentado haya sido por un caso de extorsión hacia la víctima

Sociedad

Alerta en Puebla por riesgo de desbordamiento del río Atoyac

La Conagua advirtió que algunas poblaciones en riesgo ante el incremento del nivel de agua son El Calvario, Tzicatlacoyan, Atoyatempan, Molcaxac, Huatlatlauca, Coatzingo y Copalcotitla

Política

No habrá conflicto con EU por pedir quitar el bloqueo a Cuba: AMLO

López Obrador hizo votos para que no haya conflictos en la región, mientras destacó que nuestro país debe pensar en la unión económica de América Latina

Futbol

COFECE sancionó a 17 clubes de la Liga MX. Tenemos los detalles

Entre los clubes involucrados se encuentran en América, Pachuca, Cruz Azul, Las Chivas y Santos Laguna

Finanzas

Inflación sube a 5.87% en primera quincena de septiembre

Analistas de Banorte consideraron que la pandemia podría seguir influyendo en el alza o baja de los precios de algunos artículos y servicios

Mundo

Lava del volcán de Cumbre Vieja cubre más de 160 hectáreas en La Palma

La AENA ha establecido áreas temporalmente restringidas del espacio aéreo para el sobrevuelo en zonas de mar y tierra por debajo de los 3 mil pies

Salud

Avance en medicina personalizada podrá tratar leucemia infantil

Con esta novedosa técnica, los posibles tratamientos contra el cáncer se pueden probar directamente en el laboratorio, en las células del propio paciente y determinar si un tratamiento concreto matará las células