/ jueves 16 de marzo de 2023

Cártel de Sinaloa y CJNG exportan la violencia fuera de México: ONU

Ambas organizaciones son las que tienen más presencia en el mercado de cocaína a nivel internacional, especialmente en EU

La expansión de las organizaciones criminales mexicanas, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa, son las responsables del crecimiento de violencia en países de Centro y Sudamérica, señaló la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

En su Reporte Global sobre la Cocaína 2023 publicado ayer, la UNODC advirtió que los cárteles mexicanos han tomado el dominio de mercados como Colombia y Ecuador, generando cada vez más violencia en la región, como parte de sus objetivos para ampliar sus operaciones a cada vez más países.

Más noticias: Los testigos que hundieron a García Luna en el juicio por narcotráfico en EU

De acuerdo con el organismo internacional, son al menos nueve cárteles de la droga los que tienen una presencia predominante en territorio mexicano, sin embargo, sólo las bandas lideradas por Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho e Ismael El Mayo Zambada son las que se han extendido hacia el sur del continente.

Para lograr esto, explica, el CJNG y el Cártel de Sinaloa han echado mano de emisarios, quienes son envíados a países como Colombia para asentarse definitivamente y supervisar cómo se lleva a cabo la producción de las drogas, cómo las transportan hacia Estados Unidos, Asia y Europa, además de negociar contratos.

“Recientemente, emisarios mexicanos se han presentado particularmente en el sur de Colombia, donde adquieren cocaína de proveedores colombianos y negocian su transportación. Los representantes de las OCG (organizaciones de grupos criminales) mexicanas también se han presentado durante la elaboración de la pasta de coca para asegurarse de la calidad del producto final”, indica la UNODC.

De acuerdo con el reporte, los cárteles mexicanos se aprovechan del paulatino desmantelamiento del Ejército de Liberación Nacional (ENL) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para hacerse del control y establecer colaboración con las células que permanecen activas.

No obstante, dada la fragmentación que existe en algunas regiones, los grupos criminales de México han tenido que negociar con diversas organizaciones para lograr sus operaciones, lo que ha generado aún más violencia en la zona.

“En el departamento de Córdoba, en la costa caribeña, representantes de las OCG mexicanas se han presentado para garantizar los envíos de cocaína. Sin embargo, dado el panorama de la alta fragmentación criminal, aparentemente han tenido que negociar con diferentes actores locales, lo que aumenta más la violencia”, advierte.

A diferencia de lo que ocurre en México, donde el control territorial se disputa entre los ataques armados del Cártel de Sinaloa y las extorsiones del CJNG, la UNODC señala que en los países de Centro y Sudamérica la expansión de estos grupos es posible gracias a sus alianzas con las organizaciones colombianas, a quienes les ofrecen sus “habilidades de administración” para que sus socios colombianos puedan establecer sus operaciones en diferentes países, como ocurre en los casos de Ecuador y Costa Rica.

“Ecuador ha visto un drástico incremento en las tasas de homicidios impulsado principalmente por la violencia relacionada a las drogas. Las provincias costeras más afectadas, situadas en rutas del tráfico de cocaína, albergan un alto número de grupos criminales que brindan apoyo a las operaciones lideradas por las OCG mexicanas y colombianas”, acusa.

En Costa Rica, la agencia de las Naciones Unidas repara en lo dicho por el Ministerio Público de Costa Rica, dependencia que ha señalado a los sicarios mexicanos como los posibles culpables de ola de violencia en el país, la cual ya dejó a varios traficantes locales muertos, quienes serían reemplazados por miembros de la alianza méxico-colombiana.

La expansión de los grupos mexicanos de la delincuencia organizada, además, ha ido de la mano con el crecimiento en la producción de cocaína a nivel mundial, la cual, de acuerdo con la UNODC se encuentra en niveles históricos después de la ligera caída que hubo durante el primer año de la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, apunta que en ese mismo periodo, entre 2020 a 2021, se registró un incremento en el cultivo de coca de hasta el 35 por ciento a nivel mundial, lo que representa el mayor aumento interanual desde 2016.

Lo anterior también está acompañado de un aumento en la demanda, la cual se presenta principalmente en Estados Unidos y en Europa, pero advierte que si no se presta atención a esta situación, se podrían generar nuevos mercados en regiones de Asia y África, a pesar de que las incautaciones se ubicaron en casi dos mil toneladas durante 2021.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“El potencial de expansión del mercado de la cocaína en África y Asia es una realidad peligrosa. Insto a los gobiernos y a otros a que examinen de cerca los hallazgos del informe para determinar cómo se puede enfrentar esta amenaza transnacional con respuestas transnacionales basadas en la concientización, la prevención y la cooperación internacional y regional”, pidió al respecto la directora

Ejecutiva de la UNODC, Ghada Waly.


TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

La expansión de las organizaciones criminales mexicanas, como el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el Cártel de Sinaloa, son las responsables del crecimiento de violencia en países de Centro y Sudamérica, señaló la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

En su Reporte Global sobre la Cocaína 2023 publicado ayer, la UNODC advirtió que los cárteles mexicanos han tomado el dominio de mercados como Colombia y Ecuador, generando cada vez más violencia en la región, como parte de sus objetivos para ampliar sus operaciones a cada vez más países.

Más noticias: Los testigos que hundieron a García Luna en el juicio por narcotráfico en EU

De acuerdo con el organismo internacional, son al menos nueve cárteles de la droga los que tienen una presencia predominante en territorio mexicano, sin embargo, sólo las bandas lideradas por Nemesio Oseguera Cervantes El Mencho e Ismael El Mayo Zambada son las que se han extendido hacia el sur del continente.

Para lograr esto, explica, el CJNG y el Cártel de Sinaloa han echado mano de emisarios, quienes son envíados a países como Colombia para asentarse definitivamente y supervisar cómo se lleva a cabo la producción de las drogas, cómo las transportan hacia Estados Unidos, Asia y Europa, además de negociar contratos.

“Recientemente, emisarios mexicanos se han presentado particularmente en el sur de Colombia, donde adquieren cocaína de proveedores colombianos y negocian su transportación. Los representantes de las OCG (organizaciones de grupos criminales) mexicanas también se han presentado durante la elaboración de la pasta de coca para asegurarse de la calidad del producto final”, indica la UNODC.

De acuerdo con el reporte, los cárteles mexicanos se aprovechan del paulatino desmantelamiento del Ejército de Liberación Nacional (ENL) y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para hacerse del control y establecer colaboración con las células que permanecen activas.

No obstante, dada la fragmentación que existe en algunas regiones, los grupos criminales de México han tenido que negociar con diversas organizaciones para lograr sus operaciones, lo que ha generado aún más violencia en la zona.

“En el departamento de Córdoba, en la costa caribeña, representantes de las OCG mexicanas se han presentado para garantizar los envíos de cocaína. Sin embargo, dado el panorama de la alta fragmentación criminal, aparentemente han tenido que negociar con diferentes actores locales, lo que aumenta más la violencia”, advierte.

A diferencia de lo que ocurre en México, donde el control territorial se disputa entre los ataques armados del Cártel de Sinaloa y las extorsiones del CJNG, la UNODC señala que en los países de Centro y Sudamérica la expansión de estos grupos es posible gracias a sus alianzas con las organizaciones colombianas, a quienes les ofrecen sus “habilidades de administración” para que sus socios colombianos puedan establecer sus operaciones en diferentes países, como ocurre en los casos de Ecuador y Costa Rica.

“Ecuador ha visto un drástico incremento en las tasas de homicidios impulsado principalmente por la violencia relacionada a las drogas. Las provincias costeras más afectadas, situadas en rutas del tráfico de cocaína, albergan un alto número de grupos criminales que brindan apoyo a las operaciones lideradas por las OCG mexicanas y colombianas”, acusa.

En Costa Rica, la agencia de las Naciones Unidas repara en lo dicho por el Ministerio Público de Costa Rica, dependencia que ha señalado a los sicarios mexicanos como los posibles culpables de ola de violencia en el país, la cual ya dejó a varios traficantes locales muertos, quienes serían reemplazados por miembros de la alianza méxico-colombiana.

La expansión de los grupos mexicanos de la delincuencia organizada, además, ha ido de la mano con el crecimiento en la producción de cocaína a nivel mundial, la cual, de acuerdo con la UNODC se encuentra en niveles históricos después de la ligera caída que hubo durante el primer año de la pandemia de Covid-19.

Sin embargo, apunta que en ese mismo periodo, entre 2020 a 2021, se registró un incremento en el cultivo de coca de hasta el 35 por ciento a nivel mundial, lo que representa el mayor aumento interanual desde 2016.

Lo anterior también está acompañado de un aumento en la demanda, la cual se presenta principalmente en Estados Unidos y en Europa, pero advierte que si no se presta atención a esta situación, se podrían generar nuevos mercados en regiones de Asia y África, a pesar de que las incautaciones se ubicaron en casi dos mil toneladas durante 2021.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

“El potencial de expansión del mercado de la cocaína en África y Asia es una realidad peligrosa. Insto a los gobiernos y a otros a que examinen de cerca los hallazgos del informe para determinar cómo se puede enfrentar esta amenaza transnacional con respuestas transnacionales basadas en la concientización, la prevención y la cooperación internacional y regional”, pidió al respecto la directora

Ejecutiva de la UNODC, Ghada Waly.


TE RECOMENDAMOS EL PODCAST⬇️

Disponible en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcast, Deezer y Amazon Music

Metrópoli

Premian a legisladores que apoyaron ratificación de Ernestina Godoy

Víctor Hugo Lobo, Mónica Fernández y Gonzalo Espina integran la lista de plurinominales del partido guinda

CDMX

Sindicato propone utilizar cisternas del Metro para extraer agua

El líder sindical del Metro dijo que no es momento de negar lo hecho, y comenzar a buscar soluciones

Mundo

Más de 10 mil civiles han muerto tras dos años de la invasión rusa a Ucrania

Más de 14 millones de ucranianos dejaron sus hogares desde la invasión rusa; Moscú reivindica nuevas conquistas territoriales

Sociedad

México suma más de 180 mil homicidios dolosos en gobierno de AMLO

De acuerdo con un informe de ResearchMX, durante el gobierno del presidente López Obrador se ha cometido un homicidio cada 15 minutos

Sociedad

A días de iniciar torneo Mextenis, Guerrero sufre por violencia

Los mejores tenistas del mundo visitarán Zona Diamante en momento en que los bloqueos y asesinatos están a la orden del día

Metrópoli

Doble Hoy No Circula por contingencia: ¿qué autos serán afectados el 23 de febrero?

La Comisión Ambiental de la Megalópolis activó a las 15 horas de este jueves la fase 1 de contingencia ambiental