/ viernes 18 de noviembre de 2022

Se puede justificar: exembajador de EU en México defiende la construcción del muro fronterizo

Christopher Landau defiende soberanía y se lanza contra los organismos multilaterales y la Unión Europea

El embajador de Estados Unidos en México entre 2019 y 2021, Christopher Landau, defendió en la CPAC la necesidad de construir un muro en la frontera con México en aras de la soberanía nacional y el derecho de un país a controlar sus propias fronteras.

En una videoconferencia durante la cumbre de la ultraderecha global en la Ciudad de México, el exrepresentante diplomático en nuestro país aseguró que así como se justifica que una persona construya un muro en su propia casa para protegerse, también se justifica en un país.

Puedes leer también: Texas se defenderá de “invasión” de migrantes con la fuerza armada y un muro fronterizo

En su charla, titulada “Política exterior y derecho a la soberanía”, consideró que un líder que no defiende la soberanía de su propio país no puede respetar la soberanía de otros.

“Como embajador encontré que los mexicanos entendían este sencillo mensaje. Cuando llegué, descubrí lo que creía que era una narrativa falsa e injusta de que construir el muro fronterizo entre nuestros países era racista, xenófobo e insultante para los mexicanos”, dijo.

Sin embargo, añadió, “cuando describí el muro en términos de protección de nuestra propia soberanía nacional, no encontraba desacuerdo, expliqué que estábamos construyendo el muro en nuestro lado de la frontera para hacer cumplir nuestras propias leyes sobre quién podía ingresar a nuestro país, que de otro modo seríamos incapaces de cumplir”.

Y advirtió que “un país que pierde el control de sus fronteras deja de ser un país”.

El exembajador, que llegó a México con el gobierno de Donald Trump y salió un año después de que éste dejara la Casa Blanca, aseguró que hay a quienes no les interesa proteger la soberanía de sus países ni tampoco la de otros, pues “buscan impulsar su propia agenda política en todo el mundo”.

En este caso, Landau consideró que los desafíos no provienen sólo de naciones sino de “organizaciones multilaterales que supuestamente se han creado para promover todo tipo de nobles objetivos”.

“No tengo nada en contra de que los países trabajen juntos para idear soluciones a los problemas que no se pueden resolver por si solos y establecer reglas comunes que promuevan la prosperidad general, pero nunca debemos olvidad que estas organizaciones son los sirvientes de los estados nacionales soberanos y no sus amos”.

"Sería una amenaza no regular las fronteras"

El diplomático estadounidense también se dijo contrario a la integración total de los países de América del Norte siguiendo el modelo de la Unión Europea.

“Está muy de moda en conferencias alabar a las organizaciones multilaterales y supranacionales, pero creo que horroricé a los concurrentes a una al considerar que me parecía una idea terrible, aparte de ser totalmente imposible en la práctica dadas las profundas diferencias históricas, sociales, culturales y económicas entre Estados Unidos, Canadá y México”, dijo en su alocución videograbada.

Y siguiendo con su defensa de las fronteras y la soberanía, Landau consideró que crear organismos supranacionales es una amenaza a la democracia al no tener el ciudadano la capacidad de elegir y “verse gobernado por reglas impuestas por personas que no formas parte de su comunidad política”.

El gobernador de Texas es un fuerte crítico de la política migratoria de la administración Biden. / Foto: AFP

Y en este sentido, acusó que organizaciones como la Unión Europea se caracterizan más por la burocracia que por la democracia, y esta “muere cuando los pueblos libres rinden su soberanía nacional a burócratas sin obligación de rendir cuentas a nadie”.

Como contraparte, el modelo a seguir de Landau es el Brexit que llevó a la separación de Reino Unido del bloque europeo, y aseguró que “eso es lo que deberíamos de anhelar para nuestro propio hemisferio”.

Al parecer ajeno a la historia del intervencionismo de Estados Unidos en prácticamente toda Latinoamérica y otros continentes, el exembajador puso como ejemplo moral a los expresidentes estadounidenses George Washington y Ronald Reagan -este último conocido por su agresiva política intervencionista y golpista en varios países del continente- para afirmar que la mejor forma de liderar es “por el ejemplo y no por la fuerza”.

“No creo que sea efectivo tratar de imponer los valores a otros pueblos”, subrayó.

Pero para ejemplificar su tesis se fue hasta Afganistán, donde una respuesta “justificada” a un ataque terrorista en EU derivó en el intento fallido de 20 años de construir un país desde cero.

“Después de la pérdida de muchas vidas estadounidenses y miles de millones de dólares, estamos justo donde empezamos, con los talibanes en el poder ahora armados con miles de millones de dólares de nuestro equipo militar abandonado”, dijo.

Al respecto, Landau se lanzó contra el establishment estadounidense que no ha rendido cuentas por la “catástrofe”.

“No se ha despedido a una sola persona de nuestro gobierno y ningún líder de nuestras elites políticas, diplomáticas o militares ha tomado responsabilidad por el desastre. Más bien acaban todos de pasar a la siguiente crisis internacional para comenzar un diálogo de como Estados Unidos debería enredarse ahí”, lamentó el diplomático, en alusión a la actual guerra en Ucrania.

Pero no todo es aislacionismo para Landau, al menos cuando se trata de su relación con México.

En este caso, el embajador de Trump pidió un compromiso basado en intereses mutuos sobre todo en la lucha contra el narcotráfico.

México y EU contra el narcotráfico

Para Landau, los políticos en Washington y Ciudad de México se han culpado de no hacer lo suficiente para detener el flujo de drogas hacia EU, por un lado, y bajar la demanda de drogas y el flujo de armas y dinero a través de la frontera, por el otro.

Ante este problema, consideró que la soberanía nacional no es una excusa para desconectarse de otros países, ya que el narcotráfico y la delincuencia organizada “no se pueden resolver por sí mismos”, por lo que propuso que cada país tome medidas concretas dentro de su propio territorio soberano.

“México podría regular mejor los precursores químicos para fabricar fentanilo y EU podría atacar las redes de contrabando de armas dentro de nuestro territorio”.

Al finalizar, Landau afirmó que México y Estados Unidos se necesitan pero llamó a respetar sus mutuas soberanías en beneficio de ambos países.

El embajador de Estados Unidos en México entre 2019 y 2021, Christopher Landau, defendió en la CPAC la necesidad de construir un muro en la frontera con México en aras de la soberanía nacional y el derecho de un país a controlar sus propias fronteras.

En una videoconferencia durante la cumbre de la ultraderecha global en la Ciudad de México, el exrepresentante diplomático en nuestro país aseguró que así como se justifica que una persona construya un muro en su propia casa para protegerse, también se justifica en un país.

Puedes leer también: Texas se defenderá de “invasión” de migrantes con la fuerza armada y un muro fronterizo

En su charla, titulada “Política exterior y derecho a la soberanía”, consideró que un líder que no defiende la soberanía de su propio país no puede respetar la soberanía de otros.

“Como embajador encontré que los mexicanos entendían este sencillo mensaje. Cuando llegué, descubrí lo que creía que era una narrativa falsa e injusta de que construir el muro fronterizo entre nuestros países era racista, xenófobo e insultante para los mexicanos”, dijo.

Sin embargo, añadió, “cuando describí el muro en términos de protección de nuestra propia soberanía nacional, no encontraba desacuerdo, expliqué que estábamos construyendo el muro en nuestro lado de la frontera para hacer cumplir nuestras propias leyes sobre quién podía ingresar a nuestro país, que de otro modo seríamos incapaces de cumplir”.

Y advirtió que “un país que pierde el control de sus fronteras deja de ser un país”.

El exembajador, que llegó a México con el gobierno de Donald Trump y salió un año después de que éste dejara la Casa Blanca, aseguró que hay a quienes no les interesa proteger la soberanía de sus países ni tampoco la de otros, pues “buscan impulsar su propia agenda política en todo el mundo”.

En este caso, Landau consideró que los desafíos no provienen sólo de naciones sino de “organizaciones multilaterales que supuestamente se han creado para promover todo tipo de nobles objetivos”.

“No tengo nada en contra de que los países trabajen juntos para idear soluciones a los problemas que no se pueden resolver por si solos y establecer reglas comunes que promuevan la prosperidad general, pero nunca debemos olvidad que estas organizaciones son los sirvientes de los estados nacionales soberanos y no sus amos”.

"Sería una amenaza no regular las fronteras"

El diplomático estadounidense también se dijo contrario a la integración total de los países de América del Norte siguiendo el modelo de la Unión Europea.

“Está muy de moda en conferencias alabar a las organizaciones multilaterales y supranacionales, pero creo que horroricé a los concurrentes a una al considerar que me parecía una idea terrible, aparte de ser totalmente imposible en la práctica dadas las profundas diferencias históricas, sociales, culturales y económicas entre Estados Unidos, Canadá y México”, dijo en su alocución videograbada.

Y siguiendo con su defensa de las fronteras y la soberanía, Landau consideró que crear organismos supranacionales es una amenaza a la democracia al no tener el ciudadano la capacidad de elegir y “verse gobernado por reglas impuestas por personas que no formas parte de su comunidad política”.

El gobernador de Texas es un fuerte crítico de la política migratoria de la administración Biden. / Foto: AFP

Y en este sentido, acusó que organizaciones como la Unión Europea se caracterizan más por la burocracia que por la democracia, y esta “muere cuando los pueblos libres rinden su soberanía nacional a burócratas sin obligación de rendir cuentas a nadie”.

Como contraparte, el modelo a seguir de Landau es el Brexit que llevó a la separación de Reino Unido del bloque europeo, y aseguró que “eso es lo que deberíamos de anhelar para nuestro propio hemisferio”.

Al parecer ajeno a la historia del intervencionismo de Estados Unidos en prácticamente toda Latinoamérica y otros continentes, el exembajador puso como ejemplo moral a los expresidentes estadounidenses George Washington y Ronald Reagan -este último conocido por su agresiva política intervencionista y golpista en varios países del continente- para afirmar que la mejor forma de liderar es “por el ejemplo y no por la fuerza”.

“No creo que sea efectivo tratar de imponer los valores a otros pueblos”, subrayó.

Pero para ejemplificar su tesis se fue hasta Afganistán, donde una respuesta “justificada” a un ataque terrorista en EU derivó en el intento fallido de 20 años de construir un país desde cero.

“Después de la pérdida de muchas vidas estadounidenses y miles de millones de dólares, estamos justo donde empezamos, con los talibanes en el poder ahora armados con miles de millones de dólares de nuestro equipo militar abandonado”, dijo.

Al respecto, Landau se lanzó contra el establishment estadounidense que no ha rendido cuentas por la “catástrofe”.

“No se ha despedido a una sola persona de nuestro gobierno y ningún líder de nuestras elites políticas, diplomáticas o militares ha tomado responsabilidad por el desastre. Más bien acaban todos de pasar a la siguiente crisis internacional para comenzar un diálogo de como Estados Unidos debería enredarse ahí”, lamentó el diplomático, en alusión a la actual guerra en Ucrania.

Pero no todo es aislacionismo para Landau, al menos cuando se trata de su relación con México.

En este caso, el embajador de Trump pidió un compromiso basado en intereses mutuos sobre todo en la lucha contra el narcotráfico.

México y EU contra el narcotráfico

Para Landau, los políticos en Washington y Ciudad de México se han culpado de no hacer lo suficiente para detener el flujo de drogas hacia EU, por un lado, y bajar la demanda de drogas y el flujo de armas y dinero a través de la frontera, por el otro.

Ante este problema, consideró que la soberanía nacional no es una excusa para desconectarse de otros países, ya que el narcotráfico y la delincuencia organizada “no se pueden resolver por sí mismos”, por lo que propuso que cada país tome medidas concretas dentro de su propio territorio soberano.

“México podría regular mejor los precursores químicos para fabricar fentanilo y EU podría atacar las redes de contrabando de armas dentro de nuestro territorio”.

Al finalizar, Landau afirmó que México y Estados Unidos se necesitan pero llamó a respetar sus mutuas soberanías en beneficio de ambos países.

CDMX

Contaminante de agua en la alcaldía Benito Juárez es una mezcla de aceites: Pemex

El director de Pemex Logística confirmó que se trata de una sustancia perteneciente a la familia de los aceites y los lubricantes

Sociedad

Miles en Campeche vuelven a marchar en apoyo a policías

Además se recabaron firmas para solicitar al Congreso del estado un juicio político contra la titular de Seguridad, Marcela Muñoz

Elecciones 2024

Renuncian 153 candidatas a diputadas y presidentas municipales en Zacatecas

A quienes renunciaron como candidatas a las presidencias municipales y diputaciones se les realiza una entrevista y encuesta para determinar los motivos

Elecciones 2024

Máynez recorre Tepito y “echa cascarita” en el barrio bravo de CDMX

Álvarez Máynez y Salomón Chertorivski hacen campaña en Centro Histórico y juegan cascarita en Tepito

Elecciones 2024

Xóchitl Gálvez se compromete a crear el Sistema Nacional de Cuidados

De igual modo, dijo que se crearán escuelas para niños con discapacidad, destacando el problema que implica darles una educación adecuada

Elecciones 2024

Piden indígenas seris a Claudia Sheinbaum educación para sus jóvenes

Sheinbaum también prometió garantizar el abasto de agua e instalar paneles solares en los domicilios para disminuir los costos por aire acondicionado