/ lunes 6 de julio de 2020

Covid-19 ahuyenta a donadores de sangre; enfermos temen lo peor

Antes de la Covid-19, en México se donaban un promedio mensual de 140 mil unidades de sangre, de 480 mililitros cada una; en marzo y abril cayeron a 40 mil

En un desgastado sillón del Hospital Juárez de México, Luis Adrián recibe aliviado la única transfusión de sangre programada para ese día. Enfermo de cáncer, vive con la angustia de ver que el miedo a la covid-19 espanta a los donantes.

Es la quinta inyección de plasma en año y medio que le aplican a este joven espigado de 21 años, para contrarrestar la anemia provocada por las quimioterapias por un cáncer testicular.

Pero la primera que recibe en cuatro meses de pandemia en México. "Ha habido mucha gente que se ha quedado sin sangre" en otros hospitales, comenta pausadamente a la AFP previo a su transfusión de cuatro horas.

Foto: AFP

En el Hospital Juárez de Ciudad de México se realizaban diariamente 50 transfusiones antes de la llegada del nuevo coronavirus, que terminó por alejar a los donantes, ya de por sí escasos por temor a contagios de otras enfermedades.

"Hay mucho pánico, pero yo digo que se pongan en el papel de un enfermito, que es difícil a veces no tener tus tratamientos, tu sangre, porque eso puede desencadenar cosas terribles", afirma Luis Adrián Torreblanca, que por sus bajas defensas se protege con careta plástica y mascarilla.

En México, de 127 millones de habitantes, la epidemia deja 30 mil 639 muertos y 256 mil 848 contagiados.

- Con lo justo -

Antes de la Covid-19, en México se donaban un promedio mensual de 140 mil unidades de sangre, de 480 mililitros cada una; en marzo y abril cayeron a 40 mil , dijo a la AFP José Luis Salazar, director técnico y de investigación del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea.

El 93% de esas aportaciones se realiza bajo el esquema de reposición: cesión de familiares o amigos de pacientes operados, y sólo 7% proviene de voluntarios, detalla Salazar.

El sistema de salud mexicano priorizó la atención a los enfermos de coronavirus y reprogramó cirugías no urgentes, con lo cual bajó drásticamente la colecta por restitución.

Foto: AFP

Los bancos de sangre quedaron así a expensas de donantes altruistas.

Según la Organización Panamericana de la Salud, México fue en 2016 y 2017 el país con menos transmisiones voluntarias no remuneradas de América Latina y el Caribe hispano, con 4,8% y 5,2% del total de la colecta nacional, frente a 62% y 62,1% de Brasil.

Sin embargo, encabezó la lista de recaudación total con casi 2,4 millones de unidades en cada año.

"Estamos (trabajando) con un mínimo" de sangre, sostiene Armando Ramírez, jefe de oncología del Hospital Juárez, que atiende a enfermos de covid-19.

"Siempre estamos con la zozobra de cómo va a ser el día de mañana", agrega Ramírez, subrayando que si antes había existencias para una o dos semanas, hoy "vamos al día".

- "Necesito mis defensas -

Antonio Casas, responsable del área técnica y administrativa del banco de sangre del hospital, no recuerda una situación tan crítica como esta que obliga a priorizar a los pacientes más graves.

"Teníamos alrededor de 100 unidades (de hemocomponentes por día en promedio) y ahorita tenemos como 20", resalta.

Frente a los refrigeradores semivacíos del Centro Nacional de la Transfusión, Salazar asegura no obstante que "se ha mantenido la suficiencia" de atenciones y ve lejano un "escenario apocalíptico".

Y para no perder la sangre de voluntarios que dejaron de donar por temor a contagiarse, una unidad móvil va hasta sus casas a recogerla.

Foto: AFP

La entidad aprovecha esos desplazamientos para convencer a vecinos del donante y a transeúntes.

Pero es una labor compleja. El mismo día que Luis Adrián recibía la transfusión, al camión solo subieron cinco personas durante su parada en una zona residencial del sur de Ciudad de México.

"Necesito mis defensas ahora más que nunca, no puedo donarlas", se justificaba Ismael Franco ante la AFP, tras ser abordado por una trabajadora social.

Mientras tanto, en el hospital Luis Adrián reflexionaba: "Yo digo que la pandemia sí es muy difícil, pero las personas deben ser muy conscientes. ¡Que tengan corazón!".


En un desgastado sillón del Hospital Juárez de México, Luis Adrián recibe aliviado la única transfusión de sangre programada para ese día. Enfermo de cáncer, vive con la angustia de ver que el miedo a la covid-19 espanta a los donantes.

Es la quinta inyección de plasma en año y medio que le aplican a este joven espigado de 21 años, para contrarrestar la anemia provocada por las quimioterapias por un cáncer testicular.

Pero la primera que recibe en cuatro meses de pandemia en México. "Ha habido mucha gente que se ha quedado sin sangre" en otros hospitales, comenta pausadamente a la AFP previo a su transfusión de cuatro horas.

Foto: AFP

En el Hospital Juárez de Ciudad de México se realizaban diariamente 50 transfusiones antes de la llegada del nuevo coronavirus, que terminó por alejar a los donantes, ya de por sí escasos por temor a contagios de otras enfermedades.

"Hay mucho pánico, pero yo digo que se pongan en el papel de un enfermito, que es difícil a veces no tener tus tratamientos, tu sangre, porque eso puede desencadenar cosas terribles", afirma Luis Adrián Torreblanca, que por sus bajas defensas se protege con careta plástica y mascarilla.

En México, de 127 millones de habitantes, la epidemia deja 30 mil 639 muertos y 256 mil 848 contagiados.

- Con lo justo -

Antes de la Covid-19, en México se donaban un promedio mensual de 140 mil unidades de sangre, de 480 mililitros cada una; en marzo y abril cayeron a 40 mil , dijo a la AFP José Luis Salazar, director técnico y de investigación del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea.

El 93% de esas aportaciones se realiza bajo el esquema de reposición: cesión de familiares o amigos de pacientes operados, y sólo 7% proviene de voluntarios, detalla Salazar.

El sistema de salud mexicano priorizó la atención a los enfermos de coronavirus y reprogramó cirugías no urgentes, con lo cual bajó drásticamente la colecta por restitución.

Foto: AFP

Los bancos de sangre quedaron así a expensas de donantes altruistas.

Según la Organización Panamericana de la Salud, México fue en 2016 y 2017 el país con menos transmisiones voluntarias no remuneradas de América Latina y el Caribe hispano, con 4,8% y 5,2% del total de la colecta nacional, frente a 62% y 62,1% de Brasil.

Sin embargo, encabezó la lista de recaudación total con casi 2,4 millones de unidades en cada año.

"Estamos (trabajando) con un mínimo" de sangre, sostiene Armando Ramírez, jefe de oncología del Hospital Juárez, que atiende a enfermos de covid-19.

"Siempre estamos con la zozobra de cómo va a ser el día de mañana", agrega Ramírez, subrayando que si antes había existencias para una o dos semanas, hoy "vamos al día".

- "Necesito mis defensas -

Antonio Casas, responsable del área técnica y administrativa del banco de sangre del hospital, no recuerda una situación tan crítica como esta que obliga a priorizar a los pacientes más graves.

"Teníamos alrededor de 100 unidades (de hemocomponentes por día en promedio) y ahorita tenemos como 20", resalta.

Frente a los refrigeradores semivacíos del Centro Nacional de la Transfusión, Salazar asegura no obstante que "se ha mantenido la suficiencia" de atenciones y ve lejano un "escenario apocalíptico".

Y para no perder la sangre de voluntarios que dejaron de donar por temor a contagiarse, una unidad móvil va hasta sus casas a recogerla.

Foto: AFP

La entidad aprovecha esos desplazamientos para convencer a vecinos del donante y a transeúntes.

Pero es una labor compleja. El mismo día que Luis Adrián recibía la transfusión, al camión solo subieron cinco personas durante su parada en una zona residencial del sur de Ciudad de México.

"Necesito mis defensas ahora más que nunca, no puedo donarlas", se justificaba Ismael Franco ante la AFP, tras ser abordado por una trabajadora social.

Mientras tanto, en el hospital Luis Adrián reflexionaba: "Yo digo que la pandemia sí es muy difícil, pero las personas deben ser muy conscientes. ¡Que tengan corazón!".


Sociedad

Realizan funeral de la periodista Lourdes Maldonado en Tijuana

Los hermanos de Lourdes Maldonado agradecieron tanto al gobierno de Baja California, así como a las autoridades de Tijuana por el apoyo recibido

Justicia

Emilio Lozoya seguirá en prisión por caso Odebrecht

Un juez federal determinó mantener al exdirector de Pemex en la cárcel por todo lo que dure el proceso en su contra

Justicia

Cártel de Los Pelones, los asesinos del gerente de Mamitas Beach Club

El Fiscal General del Estado, Óscar Montes de Oca Rosales, confirmó el nombre del grupo criminal que sería responsable de la muerte de Federico Mazzoni

Sociedad

#Soy Bajo Observación | La brecha de género en el trabajo existe

Las mujeres en México tienen menor representación en todos los niveles de trabajo

Literatura

La escritora Elizabeth Strout inicia la edición de su obra en México

La autora ganadora del Pulitzer Elizabeth Strout, presenta su nueva novela, Ay, Wiliam, con la que inicia la edición de su obra en México

Mundo

#Soy | Thierry Mugler, el diseñador que convirtió los desfiles en espectáculos

Los desfiles del diseñador recientemente fallecido se cotizaban como si fueran un concierto de rock

Gossip

Leonardo de Lozanne retoma su faceta como solista

Lluvia de fuego, sencillo con el que inicia un nuevo proyecto donde vincula la música, el teatro y el baile 

Gossip

Ale Zéguer presenta su primer disco y vence su miedo al escenario

Ale Zéguer habla sobre el impulso que la composición le dio a su carrera