/ viernes 30 de octubre de 2020

Descansar en tierra extranjera

De 1851 hasta 1924, el Mexico City American Cemetery and Memorial era el lugar de descanso para los soldados estadounidenses muertos en nuestro país; abierto al público, busca ser un homenaje a quienes dieron la vida por su país y mostrar un poco de su historia

Perdido en el corazón de la Ciudad de México, camuflajeado entre el ruido del Circuito Interior y la vida cotidiana de la colonia San Rafael existe un espacio que guarda parte de la historia de Estados Unidos.

El Mexico City American Cemetery and Memorial es el lugar donde descansan los restos de centenas de estadounidenses que, a lo largo del siglo XIX y XX, fallecieron lejos de su tierra, pero que su país no ha olvidado.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Aquí está enterrado John Smith, era un soldado afroamericano que servía a la Tropa F de la Novena Caballería, Los soldados Búfalo. Para nosotros los americanos, es parte de nuestra historia, y para tener a alguien así aquí es algo muy especial porque además de hablar de él es hablar parte de nuestra historia”, explica orgulloso Joseph Alotto, superintendente de este cementerio.

Los soldados Búfalo eran una agrupación del Ejército estadounidense que sirvió a la colonización del llamado viejo oeste, protegiendo a los viajeros que transitaban por los territorios en disputa con los indios americanos, e incluso participaron en la guerra contra los apaches, kiowas y comanches durante la segunda mitad del siglo XIX.

La mayor parte de esta tropa estaba formada por afroamericanos y se les conocía como búfalos porque tenían el pelo largo como el animal.

Alotto explica que se sabe poco de John Smith. Sólo tienen el registro de que nació en Carolina del Norte y formó parte del ejército entre 1872 y 1877. De cómo llegó a México y por qué, es algo que por el momento no se sabe.

Otro de los personajes que están enterrados en el Mexico City American Cemetery and Memorial es Fernando Willett. “Él era un veterano de la Guerra Civil, de la batalla de Gettysburg, la más famosa que tenemos en esta guerra”.

Por la época en que vivió se sabe poco del señor Willet, pero lo que sí hay certeza es que llegó a nuestro país por recomendación médica. “La razón es porque tenía un trabajo, tenía un problema con sus pulmones, necesitaba vivir en un lugar seco, y en sus viajes tuvo la oportunidad de llegar aquí, y falleció”, relata el superintendente.

Smith y Willet son dos de los personajes que descansan en paz en este cementerio, junto a cientos de personas entre soldados, diplomáticos y ciudadanos estadounidenses. Pero, ¿cómo llegaron a reunirse en este lugar?

Foto Omar Flores | El Sol de México

Desconocidos pero no olvidados

Tras la guerra de intervención de Estados Unidos a México en 1847, el gobierno estadounidense se dedicó a buscar un lugar donde depositar dignamente a los soldados que perdieron la vida en el conflicto bélico.

Es por eso que, en 1851, compra un terreno cerca de la llamada Capilla Británica, esto debido a que en ese lugar estaban enterrados varios soldados estadounidenses, pero que en ese entonces estaban mezclados con británicos.

El terreno en cuestión está en lo que hoy es la calle Virginia Fábregas ·31 en la colonia San Rafael, cerca de la escuela Normal.

“La tierra la compró el Gobierno americano por tres mil dólares. Hubo dos razones para comprar esta tierra, la primera fue para enterrar todos los restos de desconocidos, pero que se sabía eran americanos, queríamos ponerlos en un cementerio para honrar su servicio y el respeto a sus personas”, cuenta Joseph Alotto.

Foto Omar Flores | El Sol de México

A lo largo de los 170 años que lleva abierto ha sufrido algunas modificaciones. Por ejemplo, en 1976 la mitad del recinto fue expropiado para construir el Circuito Exterior, por lo que los cuerpos enterrados tuvieron que ser cambiados a los osarios para que pudieran caber en las nuevas dimensiones.

Fue así como reunieron los restos de 750 soldados desconocidos de la guerra con México, las campañas a la India y la guerra con España, a quienes actualmente rinden homenaje con un Memorial instalado en el terreno de un acre. En total, están enterradas otras 813 personas en los osarios que rodean al jardín del recinto santo.

“A la honorable memoria de 750 estadounidenses desconocidos, pero no olvidados por Dios, cuyos huesos fueron recolectados por orden de su país y se encuentran aquí sepultados”, dice la placa del monumento.

El Memorial incluye la bandera de Estados Unidos para recordar de dónde vienen y a quién defendieron con sus vidas.

Foto Omar Flores | El Sol de México

Conocer la historia

Abierto en 1851, fue cerrado para más sepulturas en 1924 por orden del Congreso de la Unión Americana.

“Cuando estaba abierto el cementerio, cualquier persona americana tenía la oportunidad de enterrarse aquí”, añade el encargado del lugar.

Para Alotto, tener este lugar fuera de las fronteras estadounidenses es un orgullo, porque no sólo se trata de presentar un merecido homenaje a quienes dieron su vida por su país, sino de mostrar un poco de historia a los extranjeros.

“No solamente cuidamos las lápidas, lo que queremos hacer es compartir la historia de la gente. Primero lo que hay que hacer es cuidar el recinto, tenemos expertos que cuidan estas cosas. Lo que hacemos aquí son estudios sobre las personas que están enterradas aquí, si podemos encontrar sus fotos, sus historias, cómo vivían, si murieron durante una guerra rescatamos sus historias”.

Foto Omar Flores | El Sol de México

El trabajo de recolección de datos está encargado a un grupo de especialistas que buscan la identidad de las personas que descansan en este cementerio, no sólo para darles rostro humano, sino para tratar de entenderlos como personas.

El superintendente explica que esta parte de recabar la historia no es para consumo interno de los Estados Unidos, sino que se busca que más gente pueda conocerlo, por lo que está abierto al público ya sea para una visita guiada (cuando la pandemia lo permita) o simplemente para disfrutar del jardín, un espacio lleno de tranquilidad en medio del bullicio de la Ciudad de México.

“Estamos abiertos para toda la gente, estamos abiertos, podemos planear visitas guiadas para dar información sobre la agencia, sobre el cementerio, sobre lo que hacemos en la agencia”.

El cementerio está abierto al público todos los días de 8 am a 5 pm, excepto el 25 de diciembre y el 1 de enero. Está abierto los días festivos del país anfitrión.

El Cementerio Nacional de la Ciudad de México ofrece visitas guiadas gratuitas. Para programar un recorrido, comuníquese con el cementerio para conocer la disponibilidad al menos 72 horas antes del horario preferido del recorrido.

Foto Omar Flores | El Sol de México

Una tradición

El Mexico City American Cemetery and Memorial está a cargo de la American Battle Monuments Comission, una agencia del gobierno de Estados Unidos dedicada a preservar los sitios donde se honra a los soldados caídos en defensa de su país.

“Tenemos 26 cementerios en todo el mundo, tenemos 30 Memoriales en 17 países y con estos lo que queremos hacer es dar el respeto a la gente que está enterrada aquí, pero también dar información de la gente que está aquí”, refiere Alotto sobre la misión de la agencia.

“Hoy en día hay 124 mil muertos de guerra estadounidenses enterrados en estos cementerios, de los cuales 30 mil 973 son de cementerios conmemorativos de la Primera Guerra Mundial, 92 mil 958 de cementerios conmemorativos de la Segunda Guerra Mundial y 750 de la Guerra México-Estadounidense. Además, más de 15 mil veteranos estadounidenses y otros están enterrados en el Cementerio Nacional de la Ciudad de México, el Cementerio Americano de Corozal y el Cementerio de Veteranos de Clark”, dice la información oficial de este organismo.

Foto Omar Flores | El Sol de México

Y es que para el mundo, el destino de sus soldados caídos en el extranjero ha cambiado mucho en tiempos recientes. Es conocido que las guerras son tan viejas como la humanidad misma, pero antes se pensaba que los caídos debían descansar en la tierra que los vio morir.

“Antes de la Primera Guerra Mundial, parte de la cultura de todo el mundo, no solamente de Estados Unidos, era dejar los restos en el lugar donde falleció. Fue hasta después de la Primera Guerra Mundial que la cultura de cómo dar respeto a estas personas cambió”.

Es así como en el periodo entre guerras se ideó a lo largo del mundo la manera de trasladar los restos a su lugar de origen, pero en el caso de quienes ya estaban enterrados en tierras extranjeras, se dejaron ahí.

“La agencia trabaja para cumplir con la visión de su primer presidente, el general John J.Pershing, comandante de las Fuerzas Expedicionarias Americanas durante la Primera Guerra Mundial, quien prometió que el tiempo no empañará la gloria de sus obras”, según explica la misión de la American Battle Monuments Commision.


Te recomendamos ⬇️





¿Cómo será el Día de Muertos durante la pandemia? Conoce más en este podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Perdido en el corazón de la Ciudad de México, camuflajeado entre el ruido del Circuito Interior y la vida cotidiana de la colonia San Rafael existe un espacio que guarda parte de la historia de Estados Unidos.

El Mexico City American Cemetery and Memorial es el lugar donde descansan los restos de centenas de estadounidenses que, a lo largo del siglo XIX y XX, fallecieron lejos de su tierra, pero que su país no ha olvidado.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“Aquí está enterrado John Smith, era un soldado afroamericano que servía a la Tropa F de la Novena Caballería, Los soldados Búfalo. Para nosotros los americanos, es parte de nuestra historia, y para tener a alguien así aquí es algo muy especial porque además de hablar de él es hablar parte de nuestra historia”, explica orgulloso Joseph Alotto, superintendente de este cementerio.

Los soldados Búfalo eran una agrupación del Ejército estadounidense que sirvió a la colonización del llamado viejo oeste, protegiendo a los viajeros que transitaban por los territorios en disputa con los indios americanos, e incluso participaron en la guerra contra los apaches, kiowas y comanches durante la segunda mitad del siglo XIX.

La mayor parte de esta tropa estaba formada por afroamericanos y se les conocía como búfalos porque tenían el pelo largo como el animal.

Alotto explica que se sabe poco de John Smith. Sólo tienen el registro de que nació en Carolina del Norte y formó parte del ejército entre 1872 y 1877. De cómo llegó a México y por qué, es algo que por el momento no se sabe.

Otro de los personajes que están enterrados en el Mexico City American Cemetery and Memorial es Fernando Willett. “Él era un veterano de la Guerra Civil, de la batalla de Gettysburg, la más famosa que tenemos en esta guerra”.

Por la época en que vivió se sabe poco del señor Willet, pero lo que sí hay certeza es que llegó a nuestro país por recomendación médica. “La razón es porque tenía un trabajo, tenía un problema con sus pulmones, necesitaba vivir en un lugar seco, y en sus viajes tuvo la oportunidad de llegar aquí, y falleció”, relata el superintendente.

Smith y Willet son dos de los personajes que descansan en paz en este cementerio, junto a cientos de personas entre soldados, diplomáticos y ciudadanos estadounidenses. Pero, ¿cómo llegaron a reunirse en este lugar?

Foto Omar Flores | El Sol de México

Desconocidos pero no olvidados

Tras la guerra de intervención de Estados Unidos a México en 1847, el gobierno estadounidense se dedicó a buscar un lugar donde depositar dignamente a los soldados que perdieron la vida en el conflicto bélico.

Es por eso que, en 1851, compra un terreno cerca de la llamada Capilla Británica, esto debido a que en ese lugar estaban enterrados varios soldados estadounidenses, pero que en ese entonces estaban mezclados con británicos.

El terreno en cuestión está en lo que hoy es la calle Virginia Fábregas ·31 en la colonia San Rafael, cerca de la escuela Normal.

“La tierra la compró el Gobierno americano por tres mil dólares. Hubo dos razones para comprar esta tierra, la primera fue para enterrar todos los restos de desconocidos, pero que se sabía eran americanos, queríamos ponerlos en un cementerio para honrar su servicio y el respeto a sus personas”, cuenta Joseph Alotto.

Foto Omar Flores | El Sol de México

A lo largo de los 170 años que lleva abierto ha sufrido algunas modificaciones. Por ejemplo, en 1976 la mitad del recinto fue expropiado para construir el Circuito Exterior, por lo que los cuerpos enterrados tuvieron que ser cambiados a los osarios para que pudieran caber en las nuevas dimensiones.

Fue así como reunieron los restos de 750 soldados desconocidos de la guerra con México, las campañas a la India y la guerra con España, a quienes actualmente rinden homenaje con un Memorial instalado en el terreno de un acre. En total, están enterradas otras 813 personas en los osarios que rodean al jardín del recinto santo.

“A la honorable memoria de 750 estadounidenses desconocidos, pero no olvidados por Dios, cuyos huesos fueron recolectados por orden de su país y se encuentran aquí sepultados”, dice la placa del monumento.

El Memorial incluye la bandera de Estados Unidos para recordar de dónde vienen y a quién defendieron con sus vidas.

Foto Omar Flores | El Sol de México

Conocer la historia

Abierto en 1851, fue cerrado para más sepulturas en 1924 por orden del Congreso de la Unión Americana.

“Cuando estaba abierto el cementerio, cualquier persona americana tenía la oportunidad de enterrarse aquí”, añade el encargado del lugar.

Para Alotto, tener este lugar fuera de las fronteras estadounidenses es un orgullo, porque no sólo se trata de presentar un merecido homenaje a quienes dieron su vida por su país, sino de mostrar un poco de historia a los extranjeros.

“No solamente cuidamos las lápidas, lo que queremos hacer es compartir la historia de la gente. Primero lo que hay que hacer es cuidar el recinto, tenemos expertos que cuidan estas cosas. Lo que hacemos aquí son estudios sobre las personas que están enterradas aquí, si podemos encontrar sus fotos, sus historias, cómo vivían, si murieron durante una guerra rescatamos sus historias”.

Foto Omar Flores | El Sol de México

El trabajo de recolección de datos está encargado a un grupo de especialistas que buscan la identidad de las personas que descansan en este cementerio, no sólo para darles rostro humano, sino para tratar de entenderlos como personas.

El superintendente explica que esta parte de recabar la historia no es para consumo interno de los Estados Unidos, sino que se busca que más gente pueda conocerlo, por lo que está abierto al público ya sea para una visita guiada (cuando la pandemia lo permita) o simplemente para disfrutar del jardín, un espacio lleno de tranquilidad en medio del bullicio de la Ciudad de México.

“Estamos abiertos para toda la gente, estamos abiertos, podemos planear visitas guiadas para dar información sobre la agencia, sobre el cementerio, sobre lo que hacemos en la agencia”.

El cementerio está abierto al público todos los días de 8 am a 5 pm, excepto el 25 de diciembre y el 1 de enero. Está abierto los días festivos del país anfitrión.

El Cementerio Nacional de la Ciudad de México ofrece visitas guiadas gratuitas. Para programar un recorrido, comuníquese con el cementerio para conocer la disponibilidad al menos 72 horas antes del horario preferido del recorrido.

Foto Omar Flores | El Sol de México

Una tradición

El Mexico City American Cemetery and Memorial está a cargo de la American Battle Monuments Comission, una agencia del gobierno de Estados Unidos dedicada a preservar los sitios donde se honra a los soldados caídos en defensa de su país.

“Tenemos 26 cementerios en todo el mundo, tenemos 30 Memoriales en 17 países y con estos lo que queremos hacer es dar el respeto a la gente que está enterrada aquí, pero también dar información de la gente que está aquí”, refiere Alotto sobre la misión de la agencia.

“Hoy en día hay 124 mil muertos de guerra estadounidenses enterrados en estos cementerios, de los cuales 30 mil 973 son de cementerios conmemorativos de la Primera Guerra Mundial, 92 mil 958 de cementerios conmemorativos de la Segunda Guerra Mundial y 750 de la Guerra México-Estadounidense. Además, más de 15 mil veteranos estadounidenses y otros están enterrados en el Cementerio Nacional de la Ciudad de México, el Cementerio Americano de Corozal y el Cementerio de Veteranos de Clark”, dice la información oficial de este organismo.

Foto Omar Flores | El Sol de México

Y es que para el mundo, el destino de sus soldados caídos en el extranjero ha cambiado mucho en tiempos recientes. Es conocido que las guerras son tan viejas como la humanidad misma, pero antes se pensaba que los caídos debían descansar en la tierra que los vio morir.

“Antes de la Primera Guerra Mundial, parte de la cultura de todo el mundo, no solamente de Estados Unidos, era dejar los restos en el lugar donde falleció. Fue hasta después de la Primera Guerra Mundial que la cultura de cómo dar respeto a estas personas cambió”.

Es así como en el periodo entre guerras se ideó a lo largo del mundo la manera de trasladar los restos a su lugar de origen, pero en el caso de quienes ya estaban enterrados en tierras extranjeras, se dejaron ahí.

“La agencia trabaja para cumplir con la visión de su primer presidente, el general John J.Pershing, comandante de las Fuerzas Expedicionarias Americanas durante la Primera Guerra Mundial, quien prometió que el tiempo no empañará la gloria de sus obras”, según explica la misión de la American Battle Monuments Commision.


Te recomendamos ⬇️





¿Cómo será el Día de Muertos durante la pandemia? Conoce más en este podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Sociedad

El próximo viernes se cierra campaña de vacunación anticovid: Ssa

López-Gatell informó que la pandemia de Covid-19 en México ya tiene una reducción de tres meses

Sociedad

AMLO entrega reconocimiento al Mérito Médico 2021 en medicina

El presidente anunció que se haría una sencilla ceremonia, pero muy significativa, a todo el sector salud

Mundo

Irán se queda sin gasolina por horas tras ataque cibernético

La afectación se alargó por varias horas provocando largas colas en las estaciones de servicio

Mundo

¿Cuáles son los requisitos para viajar a EU a partir del 8 de noviembre?

Las personas que fueron inmunizadas con la vacuna anticovid de Sputnik V y CanSino no podrán ingresar a este país

Sociedad

En 2022 prevalecerá el modelo de trabajo híbrido: ManpowerGroup

También será importante redefinir los espacios laborales con la meta de convertirlos en puntos de encuentro para el trabajo en equipo

Mundo

Irán se queda sin gasolina por horas tras ataque cibernético

La afectación se alargó por varias horas provocando largas colas en las estaciones de servicio

Automotriz

Nissan Mexicana llega a la tercera edad con más innovación y liderazgo

La firma japonesa ha desarrollado una larga trayectoria de innovación tecnológica y manufactura de calidad mundial.

Mundo

Reactivación volcánica de La Palma origina 184 terremotos en la isla

La red geodésica de estaciones instalada en La Palma ha detectado una elevación del suelo de más de 10 centímetros en las últimas 24 horas

Ecología

Temperatura del planeta podría subir 2,7 grados durante este siglo: ONU

El informe estima que, al ritmo actual, las emisiones globales anuales serán de cerca de 60 gigatoneladas de GtCO2e en 2021