/ jueves 2 de mayo de 2019

Peligros crecientes en el Día Mundial de la Libertad de Prensa, advierte WAN-IFRA

"Trabajar juntos, a través de organizaciones de noticias y fronteras, es la única forma de avanzar"

Presidente del World Editors Forum, que integra a la World Association of Newspapers and News Publishers.

Han pasado siete meses desde que Jamal Khashoggi, un periodista saudí y disidente, fue brutalmente asesinado en el consulado del país en Estambul. Su cuerpo desmembrado aún no ha sido encontrado. La familia real saudí sigue siendo el principal sospechoso. Sin embargo, los capitalistas trotamundos en busca de oportunidades en Riyadh, siguen como si nada haciendo negocios como de costumbre.

El fundador de BlackRock, Larry Fink, recientemente le dijo a The New York Times que quiere involucrar a los saudíes en lugar de evitarlos por cualquier problema interno que haya llevado al asesinato de un respetado miembro de la prensa y columnista de The Washington Post. Otras compañías, como Google, Softbank y HSBC, también están planeando negocios con los saudíes, informó The Times.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, mientras más de 250 periodistas de todo el mundo languidecen en cárceles en lugares como Turquía, China y Egipto, y cientos de otros arriesgan sus vidas diariamente para llevar la verdad a sus lectores, es importante ponerse de pie y llamar a esto lo que es: codicia desnuda y descarada a expensas de la justicia.

El mundo es un lugar difícil, dicen. Pero el mensaje que envía a los saudíes es que pueden comprar su salida para cualquier cosa, incluso matando a periodistas. Otros países, como los Emiratos Árabes Unidos, Rusia o Filipinas, prestan atención.

En Myanmar, dos periodistas de Reuters se han sentado en celdas de la cárcel sucias por más de 16 meses, y se enfrentan a sentencias de siete años por sus informes sobre la masacre de musulmanes rohingya por el gobierno del país. En Filipinas, la periodista cruzada Maria Ressa se enfrenta a la cárcel y la bancarrota por el informe de su grupo de noticias Rappler sobre las atrocidades cometidas por el gobierno de Duterte. En Pakistán, Cyril Almeida enfrenta cargos de traición por sus informes sobre las tensiones entre civiles y militares. En México, cuatro periodistas ya han sido asesinados este año, según el Comité para la Protección de los Periodistas. Y en Irlanda del Norte, Lyra McKee, de 29 años, se convirtió en la primera periodista en 18 años en ser asesinada cuando recibió un disparo en la cabeza durante una protesta.

En la primera línea de esta batalla están los valientes periodistas que se esfuerzan por informar la verdad sobre la violencia y la corrupción en este mundo. Algunos pagan con sus vidas. Otros se sientan injustamente en la cárcel. Necesitan nuestra ayuda, no se les diga que el mundo es duro.

Foto: Cuartoscuro

Aún así, hemos tenido algunas victorias. Una campaña en Montenegro para protestar por los ataques del gobierno contra periodistas llamó la atención del embajador de los Estados Unidos y, por un tiempo, ayudó a sofocar la violencia a principios de este año. La capacitación en seguridad en lugares como Indonesia y Uganda ayuda a los periodistas a aprender cómo cubrir desastres naturales y grandes protestas públicas con las últimas técnicas para evitar la violencia o los accidentes.

Trabajar juntos, a través de organizaciones de noticias y fronteras, es la única forma de avanzar. Recaudación de fondos para apoyo y capacitación. Destacar las injusticias cuando sea posible. Y educar al público sobre cómo y por qué los periodistas hacen lo que hacen. Estos son nuestros objetivos en este Día Mundial de la Libertad de Prensa.


Presidente del World Editors Forum, que integra a la World Association of Newspapers and News Publishers.

Han pasado siete meses desde que Jamal Khashoggi, un periodista saudí y disidente, fue brutalmente asesinado en el consulado del país en Estambul. Su cuerpo desmembrado aún no ha sido encontrado. La familia real saudí sigue siendo el principal sospechoso. Sin embargo, los capitalistas trotamundos en busca de oportunidades en Riyadh, siguen como si nada haciendo negocios como de costumbre.

El fundador de BlackRock, Larry Fink, recientemente le dijo a The New York Times que quiere involucrar a los saudíes en lugar de evitarlos por cualquier problema interno que haya llevado al asesinato de un respetado miembro de la prensa y columnista de The Washington Post. Otras compañías, como Google, Softbank y HSBC, también están planeando negocios con los saudíes, informó The Times.

En el Día Mundial de la Libertad de Prensa, mientras más de 250 periodistas de todo el mundo languidecen en cárceles en lugares como Turquía, China y Egipto, y cientos de otros arriesgan sus vidas diariamente para llevar la verdad a sus lectores, es importante ponerse de pie y llamar a esto lo que es: codicia desnuda y descarada a expensas de la justicia.

El mundo es un lugar difícil, dicen. Pero el mensaje que envía a los saudíes es que pueden comprar su salida para cualquier cosa, incluso matando a periodistas. Otros países, como los Emiratos Árabes Unidos, Rusia o Filipinas, prestan atención.

En Myanmar, dos periodistas de Reuters se han sentado en celdas de la cárcel sucias por más de 16 meses, y se enfrentan a sentencias de siete años por sus informes sobre la masacre de musulmanes rohingya por el gobierno del país. En Filipinas, la periodista cruzada Maria Ressa se enfrenta a la cárcel y la bancarrota por el informe de su grupo de noticias Rappler sobre las atrocidades cometidas por el gobierno de Duterte. En Pakistán, Cyril Almeida enfrenta cargos de traición por sus informes sobre las tensiones entre civiles y militares. En México, cuatro periodistas ya han sido asesinados este año, según el Comité para la Protección de los Periodistas. Y en Irlanda del Norte, Lyra McKee, de 29 años, se convirtió en la primera periodista en 18 años en ser asesinada cuando recibió un disparo en la cabeza durante una protesta.

En la primera línea de esta batalla están los valientes periodistas que se esfuerzan por informar la verdad sobre la violencia y la corrupción en este mundo. Algunos pagan con sus vidas. Otros se sientan injustamente en la cárcel. Necesitan nuestra ayuda, no se les diga que el mundo es duro.

Foto: Cuartoscuro

Aún así, hemos tenido algunas victorias. Una campaña en Montenegro para protestar por los ataques del gobierno contra periodistas llamó la atención del embajador de los Estados Unidos y, por un tiempo, ayudó a sofocar la violencia a principios de este año. La capacitación en seguridad en lugares como Indonesia y Uganda ayuda a los periodistas a aprender cómo cubrir desastres naturales y grandes protestas públicas con las últimas técnicas para evitar la violencia o los accidentes.

Trabajar juntos, a través de organizaciones de noticias y fronteras, es la única forma de avanzar. Recaudación de fondos para apoyo y capacitación. Destacar las injusticias cuando sea posible. Y educar al público sobre cómo y por qué los periodistas hacen lo que hacen. Estos son nuestros objetivos en este Día Mundial de la Libertad de Prensa.


Metrópoli

Abandona la Semovi tarifa de Bicitaxis en el Centro Histórico

Las autoridades capitalinas llevan más de cuatro años sin regular las cuotas; usuarios acusan abusos

Finanzas

Sequía paraliza empresas del sector petroquímico en Tamaulipas

Compañías del sector petroquímico están en paro ante la reducción de 50% en el suministro de agua

Sociedad

Concluye reunión de la CNTE con la SEP; pactan aumento salarial del 13%

También advirtieron que mantendrán su plantón al 4 de junio, cuando se reúnan con AMLO

Tecnología

IA agiliza respuesta de aseguradoras de autos

Alrededor de 80 por ciento de los siniestros que ocurren en las calles del país ya se atienden únicamente de forma digital, dijo directivo de la AMIS

CDMX

"No sabía que no nos querían aquí"; piden vecinos de la Juárez reubicar a migrantes

Vecinos piden reubicar a los migrantes que viven en la Plaza Giordano Bruno a espacios dignos

Mundo

Putin abre la puerta a un alto al fuego

El Kremlin “está preparando” una visita del presidente Putin a Corea del Norte, anunció la agencia rusa RIA Novosti. Pionyang es acusada de dar armas a Moscú