/ domingo 1 de julio de 2018

Vota, hoy tú decides

Se espera de la ciudadanía una copiosa votación, ordenada y en paz, porque sólo así se podrán elegir autoridades y legisladores con legitimidad

Está en juego la Presidencia de la República, el Senado, la Cámara de diputados, ocho gobernadores, un jefe de gobierno, además de ayuntamientos y congresos locales, son las elecciones concurrentes más grandes de la historia. Todo se resume en un elemento: tu voto

Hoy tiene México una cita con las urnas. Nos enfrentamos al proceso electoral de mayor magnitud de nuestra historia contemporánea. Se espera de la ciudadanía una copiosa votación, ordenada y en paz, porque sólo así se podrán elegir autoridades y legisladores con legitimidad.

La democracia participativa es la única manera que existe para que el país continúe su marcha, de acuerdo al mandato de las mayorías. La contienda política que hoy acaba, nos confirmó que somos un país con mucha vitalidad, plural y heterogéneo que, pese a minorías violentas, desea vivir en paz.

Así habremos de mantenernos cuando ya tengamos avances sólidos de los resultados en todos los niveles de gobierno electos, porque la unidad nacional está por encima de cualquier encono o diferencia política.

Confiamos en las instituciones que con mucho esfuerzo hemos construido los mexicanos a lo largo de los años para procurarnos procesos electorales limpios, y sabemos que existen los canales adecuados para dirimir cualquier diferencia, por irreconciliable que parezca.

México no se detiene. Mañana todos deberemos seguir nuestros trabajos y estudios, siempre confiados en que fuimos los ciudadanos los que hablamos en las urnas y que tenemos las autoridades que las mayorías han electo.

Está en juego la Presidencia de la República, el Senado, la Cámara de diputados, ocho gobernadores, un jefe de gobierno, además de ayuntamientos y congresos locales, son las elecciones concurrentes más grandes de la historia. Todo se resume en un elemento: tu voto

Hoy tiene México una cita con las urnas. Nos enfrentamos al proceso electoral de mayor magnitud de nuestra historia contemporánea. Se espera de la ciudadanía una copiosa votación, ordenada y en paz, porque sólo así se podrán elegir autoridades y legisladores con legitimidad.

La democracia participativa es la única manera que existe para que el país continúe su marcha, de acuerdo al mandato de las mayorías. La contienda política que hoy acaba, nos confirmó que somos un país con mucha vitalidad, plural y heterogéneo que, pese a minorías violentas, desea vivir en paz.

Así habremos de mantenernos cuando ya tengamos avances sólidos de los resultados en todos los niveles de gobierno electos, porque la unidad nacional está por encima de cualquier encono o diferencia política.

Confiamos en las instituciones que con mucho esfuerzo hemos construido los mexicanos a lo largo de los años para procurarnos procesos electorales limpios, y sabemos que existen los canales adecuados para dirimir cualquier diferencia, por irreconciliable que parezca.

México no se detiene. Mañana todos deberemos seguir nuestros trabajos y estudios, siempre confiados en que fuimos los ciudadanos los que hablamos en las urnas y que tenemos las autoridades que las mayorías han electo.

Justicia

Aumentan en el país los muertos sin reclamar

La ola de violencia satura los servicios médicos forenses de las ciudades más conflictivas

México

En crisis financiera 10 universidades

No han cubierto sus obligaciones contractuales; en riesgo, 537 mil alumnos

Sociedad

Culiacán se levanta tras inundaciones

Comienza a llegar ayuda a los damnificados; tres siguen desaparecidos

México

Edición Impresa 22 | Septiembre | 2018

Consulta aquí el periódico de este sábado

Metrópoli

Piden invertir más en transporte público

Incentivar alternativas generaría menos contaminación y mayor calidad de vida, dicen los expertos

Metrópoli

A los capitalinos no les interesan carreras técnicas

La Secretaría de Educación local dio alternativas a estudiantes

México

En crisis financiera 10 universidades

No han cubierto sus obligaciones contractuales; en riesgo, 537 mil alumnos