/ lunes 15 de julio de 2019

[Exclusiva] Notimex era una cueva de Alí Babá: Sanjuana Martínez

La Directora General de la Agencia de Noticias del Estado asegura que el líder del sindicato responderá por sus actos y por lo pronto ya comenzó la reestructuración de la redacción

Conrado García Velasco le envió un cordial saludo a Juan Antonio Canche Chan el pasado 7 de junio, y a su vez le informó que cumplió 60 años de edad, por lo que quiere retirarse de su puesto de reportero en Notimex, pero más relevante, dejar su cargo como Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano.

“Asimismo, solicito atentamente el cumplimiento de la Cláusula Vigésimo Tercera del Contrato Colectivo de Trabajo vigente”, escribe en su carta dirigida al subdirector de administración de la agencia. Luego de más de 17 años en el cargo, y cinco reelecciones, García Velasco pidió que se le pague en una sola exhibición y en un plazo máximo de 30 días naturales, la cantidad equivalente a siete meses de su último sueldo al 100 por ciento para que la plaza sea ocupada de inmediato.

“Él dijo que yo iba a durar 15 días y andaba presentando a mi sucesora, ya tenía a alguien”, dice Sanjuana Martínez Montemayor, la Directora General de Notimex.

Explica en entrevista que en el ambiente periodístico mexicano era visto ya como algo normal que Notimex estuviera “secuestrada” por el sindicato. Eso no podía suceder. Sanjuana recuerda que hace un mes Conrado presentó su renuncia y ella lleva ya tres meses y medio al frente de la redacción.

“Renunció porque dijo que quiere jubilarse”, reitera. “Hay una demanda y una averiguación previa por desfalco, pero además hay tres más en la Función Pública”.

Sanjuana lo deja en claro: a Conrado no lo dejarán irse sin responder por los presuntos abusos que cometió en Notimex.

“En realidad no estamos rompiendo con el sindicato, yo estoy a favor de los sindicatos, pero esto ya no era un sindicato, esto era una mafia. Una mafia... llámale como quieras pero era una mafia”.

Sanjuana Martínez dice que la verdad es que ellos están a favor de que exista un sindicato libre en Notimex, que la gente pueda votar libre, en secreto. Lamenta que se han vivido cinco reelecciones consecutivas de Conrado y los trabajadores eran obligados a votar por él. Con el voto, asegura, se ponía el número de empleado, es decir, no era secreto, no era libre. “Entonces nosotros queremos ahora, como está sucediendo en otras instituciones que se está luchando por eso, que en Notimex existan elecciones libres y secretas y que la gente pueda elegir en una planilla con dos o tres o cuatro candidatos”.

La directora de Notimex señala a Armando Pineda como “delfín” de Conrado. Pineda es uno de los que protestan afuera de Palacio Nacional por los despidos en la agencia. “Él también entró en el reajuste de personal”, dice Sanjuana. Lo que le resulta muy curioso es que un día llegó a decirle que él era el sucesor del líder sindical, a lo que la periodista le respondió con sorpresa y sarcasmo que no sabía que ya habían sido las elecciones.

Desde el primer día que llegó, dice Sanjuana, estaba preparada para enfrentarse al sindicato de Notimex. Para encarar a Conrado. “Llegué con un equipo de transición muy calificado, abogados la verdad muy talentosos que me ayudaron a hacer toda la entrega-recepción y a partir de ahí empecé yo a solicitar toda la documentación para profundizar”.

Los pasos han sido precisos, ella ha sido metódica. Aunque no esperaba, asegura, que Conrado se fuera tan rápido. “No la verdad que no. Yo esperaba que tarde o temprano él pidiera audiencia conmigo. Nunca solicitó audiencia conmigo, de hecho no lo conozco. Él estaba en el séptimo piso, tiene un espacio, medio piso en Notimex, porque Notimex pagaba las fiestas, el abogado del sindicato, de los teléfonos, todo. Pero en realidad dije tarde o temprano va a venir”.

Ella nunca subió al séptimo piso, esperaba que Conrado la buscara. “Nunca habló, cuando habló fue con mi director administrativo y el director de Jurídico y pues finalmente le contestamos de esa manera”.

Sanjuana se refiere a una carta de la Dirección de Administración y Finanzas, que envió el 10 de junio como respuesta Juan Antonio Canche Chan. El documento, cuya copia está en poder de El Sol de México, dice: “En tanto no se cuente con la certeza jurídica de la no afectación al gremio que representa, así como la terminación de la licencia sindical de la que goza, es de considerar improcedente dar trámite a su solicitud en tanto no se cumpla con los parámetros legales y criterios”.

Foto: Ulises Bravo

Notimex exige que Conrado cumpla con la ley para jubilarse. Debe proporcionar los informes que le soliciten las autoridades. Comunicar a la autoridad ante la que estén registrados, dentro de un término de diez días, los cambios de su directiva y las modificaciones de los estatutos. E informar a la misma autoridad cada tres meses, por lo menos, de la altas y bajas de sus miembros.

“La verdad que lo más sorprendente es que él recibía 300 mil pesos mensuales en concepto de apoyo al sindicato”, dice la directora de Notimex sobre las cuentas que debe entregar Conrado. “Y vendía las plazas, como en Pemex”.

Resulta increíble que en una organización existan esas prácticas del siglo pasado. “Es increíble ¿no? Yo he hablado con muchos, por supuesto yo no voy a someter a mis trabajadores a que se expongan por motivos de seguridad porque realmente él entraba con sus porros, llegaba con sus porros y los porros gritaban en cada piso y pegaban carteles. En cuanto yo vine y dije “bueno, entonces aquí vamos a poner seguridad", una seguridad auxiliar que es la que teníamos, porque en este periodo se han robado cinco cámaras. Más de medio millón de pesos”.

—La veo preocupada—, le dice el reportero.

—Preocupada ¿por?—, regresa la directora de Notimex.

—No sé...

—Al contrario, ahora estoy feliz—, suelta una carcajada discreta. —Imagínate, por primera vez podemos tener una redacción en paz. La gente viene y me abraza y me da las gracias y que por primera vez pueden sentirse tranquilos. La verdad es que ellos aplicaron el terrorismo sindical. El peor.

—Y corrigiendo todo esto ¿hacia dónde va la agencia? ¿cuál es el objetivo?

—Pues el objetivo es convertirlo en una agencia de Estado. En lo que nunca ha sido.

—De Estado, no del Presidente.

—No del Presidente, ni de gobierno. A lo mejor antes tuvo sus épocas de oro, no puedo decir nunca, porque realmente hubo unas épocas, como tú bien señalabas Martha, de oro, y además sigue teniendo ese peso en América Latina. Yo quiero convertirla en la mejor agencia en habla hispana y yo creo que lo vamos a lograr. Tenemos un gran equipo.

—Y esa parte de los números ahorita, mi impresión es que muchas personas, muchas agencias han cortado de tajo el servicio.

—¿De cuál?

—De Notimex. Han dejado de comprar Notimex.

—¿Cuándo?

—¿No ha pasado eso últimamente?—, insiste el reportero.

—No. Nosotros tenemos los mismos suscriptores desde que llegamos. La única diferencia es que ahora nos publican más, porque tenemos mejor calidad y eso se nota. Todo mundo nos lo ha dicho, nosotros hemos hecho comparativos de los inputs, y entonces todo mundo nos lo ha dicho cómo se siente la diferencia. Al contrario, la mentira que dijo el señor López Dóriga que nos había cancelado Reuters... digo él la lanzó, no tengo ni idea por qué.

Sanjuana Martínez dice que hoy tienen más de 400 suscriptores y continúan modificando la página. Rechaza también querer desaparecer la cobertura de negocios y empresas, es algo que sigue y seguirá. Dice que han creado incluso suplementos nuevos, como el literario. “Hemos creado Verificado Notimex, Notimex Verificado, que a algunos les ha hecho roncha”.

—Los han criticado muchísimo.

—Muchísimo, cuando en realidad las agencias del Estado en otros países tienen su Verificado y Verificado nace con una televisión también del Estado.

—Pero dicen que se lo están fusilando...

—Ah sí, que pirateando y que no sé qué. Todos son dueños, salieron como 20 dueños de la palabra verificado. Nosotros fuimos y la registramos, tenemos Verificado Notimex y Notimex Verificado, las dos porque yo les dije no vaya a ser que a alguien se le ocurra ¿verdad?, y es un proceso que se lleva seis o siete meses y luego si alguien quiere impugnar nosotros nos defenderemos y ahí está, es absolutamente democrático.

—Notimex no va a desaparecer y al contrario, por lo que usted dice va a generar nuevos productos.

—Está generando nuevos productos.

—¿Qué tantas plazas se han cortado?

—Son 87, las que entraron en el memorándum.

—¿Y eso no ha demeritado la cobertura? De las primeras cosas que ocurrieron, estaba la queja de los corresponsales...

—Bueno, eso no me tocó a mí, eso lo hicieron en diciembre, yo llegué el 21 de marzo que fue cuando me tomaron la protesta en el Senado. Se retrasó ahí un poco por el fuego amigo del líder sindical, Pedro Haces, senador por Morena, suplente de Germán Martínez, él fue el que me bloqueó, porque le había sacado su ficha policial, anteriormente. Dicen: “hay gente que no te quiere”, ¡por supuesto, muchísima! Entonces, a los corresponsales fue en diciembre, la anterior administración fue la que decidió.

Foto: Ulises Bravo

—Ahí también es un poco de interpretación, porque todos también sabemos que ser corresponsal de Notimex era como...

—Sacarse la lotería. Bueno había un corresponsal de Estados Unidos que llevaba más de 30 años, o sea, como si las corresponsalías fueran vitalicias, y aparte ganando pues más que el presidente: nueve mil 500 dólares más 20 mil de la oficina. Ahorita la Función Pública está investigando también en el tema de corresponsales por el tema de facturas apócrifas. Ya demandaron, no conmigo sino lo demandaron porque en aquel entonces...

—En especial en Washington...

—Washington, imagínate es el que ganaba más con el tema de la oficina y ahí una serie de gastos que dices “Híjole”, y había 22 corresponsales... Representaban casi 30 millones de pesos al año. Sí y ahora pues hemos cerrado, nos hemos visto en la obligación de cerrar Tijuana y Monterrey que era lo único que nos quedaba. Y ya no era sostenible también económicamente hablando. Ahorita porque estamos en un periodo de austeridad, yo espero que después podamos tener una nueva red.

Eran 330, despidieron a 87, hoy son 243 en Notimex. La huída de Conrado y estos despidos han generado un gran pleito en redes sociales y ataques directos contra Sanjuana Martínez en medios tradicionales. “Las benditas redes sociales (...) pueden ser unas redes sociales muy agresivas y muy violentas. Y lo digo en concreto por el tema de Twitter, Facebook es diferente. Twitter se convirtió como una batalla campal, de atacar, de insultar, de la ofensa fácil, de mentir, de difamar y la verdad nosotras como mujeres somos más vulnerables porque hay un componente de género ahí”.

—¿Por qué responder a la provocación también?—, pregunta el reportero.

—La verdad es que hay gente que no es muy tuitera, yo he sido tuitera durante muchos años y el Twitter me sirvió bastante y parece ser que desde que llego a ser funcionaria ya no tengo derecho a tener una cuenta personal. Tengo dos, pero yo quiero dividir, y yo un sábado puedo decir lo que yo quiera porque antes que funcionario soy ciudadana…

El día de la entrevista suspendió su cuenta personal de Twitter por razones de seguridad, deja solamente la de funcionaria. Dice que es un instrumento para difundir su trabajo. Los fines de semana ya no vamos a ver discusiones de Sanjuana Martínez en Twitter. “Ya no voy a tuitear, ya se acabó”.

Asegura una y otra vez que no va a renunciar, a pesar de la presión y de que todos los días le pidan su cabeza al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. “Yo tengo 30 años de bagaje periodístico y sí toqué bastantes callos. Muchos, y por supuesto que hay mucha gente que no me quiere. Pero hay otra gente que me ama, y por supuesto yo tengo otra vida también. No nada más la de periodista, tengo mi vida familiar. Entonces yo pienso que es un reto y que tenemos que seguir”.

Dice que los despedidos y los del sindicato están en una posición de ataque que los hace ver como los afectados en la película, pero nadie piensa en lo que era Notimex. “Era una cueva de Alí Babá, ahí estaba metida una mafia”.

Le preguntamos si en Notimex se hará justicia y ella responde rápido que pretende que así sea. “Yo creo que en este país los corruptos tienen que estar en la cárcel”. Sobre Conrado, dice que ya le contestaron su carta, le contestaron que no se puede ir, que tiene que responder por sus actos. “No se puede ir, pero además él ya no va a la agencia porque tiene miedo de la orden de aprehensión”.

Conrado García Velasco le envió un cordial saludo a Juan Antonio Canche Chan el pasado 7 de junio, y a su vez le informó que cumplió 60 años de edad, por lo que quiere retirarse de su puesto de reportero en Notimex, pero más relevante, dejar su cargo como Secretario General del Sindicato Único de Trabajadores de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano.

“Asimismo, solicito atentamente el cumplimiento de la Cláusula Vigésimo Tercera del Contrato Colectivo de Trabajo vigente”, escribe en su carta dirigida al subdirector de administración de la agencia. Luego de más de 17 años en el cargo, y cinco reelecciones, García Velasco pidió que se le pague en una sola exhibición y en un plazo máximo de 30 días naturales, la cantidad equivalente a siete meses de su último sueldo al 100 por ciento para que la plaza sea ocupada de inmediato.

“Él dijo que yo iba a durar 15 días y andaba presentando a mi sucesora, ya tenía a alguien”, dice Sanjuana Martínez Montemayor, la Directora General de Notimex.

Explica en entrevista que en el ambiente periodístico mexicano era visto ya como algo normal que Notimex estuviera “secuestrada” por el sindicato. Eso no podía suceder. Sanjuana recuerda que hace un mes Conrado presentó su renuncia y ella lleva ya tres meses y medio al frente de la redacción.

“Renunció porque dijo que quiere jubilarse”, reitera. “Hay una demanda y una averiguación previa por desfalco, pero además hay tres más en la Función Pública”.

Sanjuana lo deja en claro: a Conrado no lo dejarán irse sin responder por los presuntos abusos que cometió en Notimex.

“En realidad no estamos rompiendo con el sindicato, yo estoy a favor de los sindicatos, pero esto ya no era un sindicato, esto era una mafia. Una mafia... llámale como quieras pero era una mafia”.

Sanjuana Martínez dice que la verdad es que ellos están a favor de que exista un sindicato libre en Notimex, que la gente pueda votar libre, en secreto. Lamenta que se han vivido cinco reelecciones consecutivas de Conrado y los trabajadores eran obligados a votar por él. Con el voto, asegura, se ponía el número de empleado, es decir, no era secreto, no era libre. “Entonces nosotros queremos ahora, como está sucediendo en otras instituciones que se está luchando por eso, que en Notimex existan elecciones libres y secretas y que la gente pueda elegir en una planilla con dos o tres o cuatro candidatos”.

La directora de Notimex señala a Armando Pineda como “delfín” de Conrado. Pineda es uno de los que protestan afuera de Palacio Nacional por los despidos en la agencia. “Él también entró en el reajuste de personal”, dice Sanjuana. Lo que le resulta muy curioso es que un día llegó a decirle que él era el sucesor del líder sindical, a lo que la periodista le respondió con sorpresa y sarcasmo que no sabía que ya habían sido las elecciones.

Desde el primer día que llegó, dice Sanjuana, estaba preparada para enfrentarse al sindicato de Notimex. Para encarar a Conrado. “Llegué con un equipo de transición muy calificado, abogados la verdad muy talentosos que me ayudaron a hacer toda la entrega-recepción y a partir de ahí empecé yo a solicitar toda la documentación para profundizar”.

Los pasos han sido precisos, ella ha sido metódica. Aunque no esperaba, asegura, que Conrado se fuera tan rápido. “No la verdad que no. Yo esperaba que tarde o temprano él pidiera audiencia conmigo. Nunca solicitó audiencia conmigo, de hecho no lo conozco. Él estaba en el séptimo piso, tiene un espacio, medio piso en Notimex, porque Notimex pagaba las fiestas, el abogado del sindicato, de los teléfonos, todo. Pero en realidad dije tarde o temprano va a venir”.

Ella nunca subió al séptimo piso, esperaba que Conrado la buscara. “Nunca habló, cuando habló fue con mi director administrativo y el director de Jurídico y pues finalmente le contestamos de esa manera”.

Sanjuana se refiere a una carta de la Dirección de Administración y Finanzas, que envió el 10 de junio como respuesta Juan Antonio Canche Chan. El documento, cuya copia está en poder de El Sol de México, dice: “En tanto no se cuente con la certeza jurídica de la no afectación al gremio que representa, así como la terminación de la licencia sindical de la que goza, es de considerar improcedente dar trámite a su solicitud en tanto no se cumpla con los parámetros legales y criterios”.

Foto: Ulises Bravo

Notimex exige que Conrado cumpla con la ley para jubilarse. Debe proporcionar los informes que le soliciten las autoridades. Comunicar a la autoridad ante la que estén registrados, dentro de un término de diez días, los cambios de su directiva y las modificaciones de los estatutos. E informar a la misma autoridad cada tres meses, por lo menos, de la altas y bajas de sus miembros.

“La verdad que lo más sorprendente es que él recibía 300 mil pesos mensuales en concepto de apoyo al sindicato”, dice la directora de Notimex sobre las cuentas que debe entregar Conrado. “Y vendía las plazas, como en Pemex”.

Resulta increíble que en una organización existan esas prácticas del siglo pasado. “Es increíble ¿no? Yo he hablado con muchos, por supuesto yo no voy a someter a mis trabajadores a que se expongan por motivos de seguridad porque realmente él entraba con sus porros, llegaba con sus porros y los porros gritaban en cada piso y pegaban carteles. En cuanto yo vine y dije “bueno, entonces aquí vamos a poner seguridad", una seguridad auxiliar que es la que teníamos, porque en este periodo se han robado cinco cámaras. Más de medio millón de pesos”.

—La veo preocupada—, le dice el reportero.

—Preocupada ¿por?—, regresa la directora de Notimex.

—No sé...

—Al contrario, ahora estoy feliz—, suelta una carcajada discreta. —Imagínate, por primera vez podemos tener una redacción en paz. La gente viene y me abraza y me da las gracias y que por primera vez pueden sentirse tranquilos. La verdad es que ellos aplicaron el terrorismo sindical. El peor.

—Y corrigiendo todo esto ¿hacia dónde va la agencia? ¿cuál es el objetivo?

—Pues el objetivo es convertirlo en una agencia de Estado. En lo que nunca ha sido.

—De Estado, no del Presidente.

—No del Presidente, ni de gobierno. A lo mejor antes tuvo sus épocas de oro, no puedo decir nunca, porque realmente hubo unas épocas, como tú bien señalabas Martha, de oro, y además sigue teniendo ese peso en América Latina. Yo quiero convertirla en la mejor agencia en habla hispana y yo creo que lo vamos a lograr. Tenemos un gran equipo.

—Y esa parte de los números ahorita, mi impresión es que muchas personas, muchas agencias han cortado de tajo el servicio.

—¿De cuál?

—De Notimex. Han dejado de comprar Notimex.

—¿Cuándo?

—¿No ha pasado eso últimamente?—, insiste el reportero.

—No. Nosotros tenemos los mismos suscriptores desde que llegamos. La única diferencia es que ahora nos publican más, porque tenemos mejor calidad y eso se nota. Todo mundo nos lo ha dicho, nosotros hemos hecho comparativos de los inputs, y entonces todo mundo nos lo ha dicho cómo se siente la diferencia. Al contrario, la mentira que dijo el señor López Dóriga que nos había cancelado Reuters... digo él la lanzó, no tengo ni idea por qué.

Sanjuana Martínez dice que hoy tienen más de 400 suscriptores y continúan modificando la página. Rechaza también querer desaparecer la cobertura de negocios y empresas, es algo que sigue y seguirá. Dice que han creado incluso suplementos nuevos, como el literario. “Hemos creado Verificado Notimex, Notimex Verificado, que a algunos les ha hecho roncha”.

—Los han criticado muchísimo.

—Muchísimo, cuando en realidad las agencias del Estado en otros países tienen su Verificado y Verificado nace con una televisión también del Estado.

—Pero dicen que se lo están fusilando...

—Ah sí, que pirateando y que no sé qué. Todos son dueños, salieron como 20 dueños de la palabra verificado. Nosotros fuimos y la registramos, tenemos Verificado Notimex y Notimex Verificado, las dos porque yo les dije no vaya a ser que a alguien se le ocurra ¿verdad?, y es un proceso que se lleva seis o siete meses y luego si alguien quiere impugnar nosotros nos defenderemos y ahí está, es absolutamente democrático.

—Notimex no va a desaparecer y al contrario, por lo que usted dice va a generar nuevos productos.

—Está generando nuevos productos.

—¿Qué tantas plazas se han cortado?

—Son 87, las que entraron en el memorándum.

—¿Y eso no ha demeritado la cobertura? De las primeras cosas que ocurrieron, estaba la queja de los corresponsales...

—Bueno, eso no me tocó a mí, eso lo hicieron en diciembre, yo llegué el 21 de marzo que fue cuando me tomaron la protesta en el Senado. Se retrasó ahí un poco por el fuego amigo del líder sindical, Pedro Haces, senador por Morena, suplente de Germán Martínez, él fue el que me bloqueó, porque le había sacado su ficha policial, anteriormente. Dicen: “hay gente que no te quiere”, ¡por supuesto, muchísima! Entonces, a los corresponsales fue en diciembre, la anterior administración fue la que decidió.

Foto: Ulises Bravo

—Ahí también es un poco de interpretación, porque todos también sabemos que ser corresponsal de Notimex era como...

—Sacarse la lotería. Bueno había un corresponsal de Estados Unidos que llevaba más de 30 años, o sea, como si las corresponsalías fueran vitalicias, y aparte ganando pues más que el presidente: nueve mil 500 dólares más 20 mil de la oficina. Ahorita la Función Pública está investigando también en el tema de corresponsales por el tema de facturas apócrifas. Ya demandaron, no conmigo sino lo demandaron porque en aquel entonces...

—En especial en Washington...

—Washington, imagínate es el que ganaba más con el tema de la oficina y ahí una serie de gastos que dices “Híjole”, y había 22 corresponsales... Representaban casi 30 millones de pesos al año. Sí y ahora pues hemos cerrado, nos hemos visto en la obligación de cerrar Tijuana y Monterrey que era lo único que nos quedaba. Y ya no era sostenible también económicamente hablando. Ahorita porque estamos en un periodo de austeridad, yo espero que después podamos tener una nueva red.

Eran 330, despidieron a 87, hoy son 243 en Notimex. La huída de Conrado y estos despidos han generado un gran pleito en redes sociales y ataques directos contra Sanjuana Martínez en medios tradicionales. “Las benditas redes sociales (...) pueden ser unas redes sociales muy agresivas y muy violentas. Y lo digo en concreto por el tema de Twitter, Facebook es diferente. Twitter se convirtió como una batalla campal, de atacar, de insultar, de la ofensa fácil, de mentir, de difamar y la verdad nosotras como mujeres somos más vulnerables porque hay un componente de género ahí”.

—¿Por qué responder a la provocación también?—, pregunta el reportero.

—La verdad es que hay gente que no es muy tuitera, yo he sido tuitera durante muchos años y el Twitter me sirvió bastante y parece ser que desde que llego a ser funcionaria ya no tengo derecho a tener una cuenta personal. Tengo dos, pero yo quiero dividir, y yo un sábado puedo decir lo que yo quiera porque antes que funcionario soy ciudadana…

El día de la entrevista suspendió su cuenta personal de Twitter por razones de seguridad, deja solamente la de funcionaria. Dice que es un instrumento para difundir su trabajo. Los fines de semana ya no vamos a ver discusiones de Sanjuana Martínez en Twitter. “Ya no voy a tuitear, ya se acabó”.

Asegura una y otra vez que no va a renunciar, a pesar de la presión y de que todos los días le pidan su cabeza al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. “Yo tengo 30 años de bagaje periodístico y sí toqué bastantes callos. Muchos, y por supuesto que hay mucha gente que no me quiere. Pero hay otra gente que me ama, y por supuesto yo tengo otra vida también. No nada más la de periodista, tengo mi vida familiar. Entonces yo pienso que es un reto y que tenemos que seguir”.

Dice que los despedidos y los del sindicato están en una posición de ataque que los hace ver como los afectados en la película, pero nadie piensa en lo que era Notimex. “Era una cueva de Alí Babá, ahí estaba metida una mafia”.

Le preguntamos si en Notimex se hará justicia y ella responde rápido que pretende que así sea. “Yo creo que en este país los corruptos tienen que estar en la cárcel”. Sobre Conrado, dice que ya le contestaron su carta, le contestaron que no se puede ir, que tiene que responder por sus actos. “No se puede ir, pero además él ya no va a la agencia porque tiene miedo de la orden de aprehensión”.

Política

Veo a los mexicanos más felices: Lech Walesa

El premio Nobel de la Paz destacó la importancia de las organizaciones sindicales en nuestro país para dar soluciones a los conflictos

Justicia

Criminales no dan tregua: atacan a fuerzas de seguridad en estados

Atacan sede de Fiscalía y raptan a oficial en Guanajuato; emboscan un convoy en Aguascalientes y asesinan a clientes de un bar en Michoacán

CDMX

Bajan recursos para la seguridad pública en el Valle de México

El incremento en la delincuencia ha provocado la demanda de mayores cuerpos de seguridad privada que protejan a una población que se siente insegura

Justicia

Criminales no dan tregua: atacan a fuerzas de seguridad en estados

Atacan sede de Fiscalía y raptan a oficial en Guanajuato; emboscan un convoy en Aguascalientes y asesinan a clientes de un bar en Michoacán

Sociedad

Destituye el Conacyt al científico emérito Antonio Lazcano

En el correo se argumenta que de acuerdo con el artículo 13, los miembros de las comisiones dictaminadoras (…) perderán su condición de dejar de asistir sin causa justificada a reuniones plenarias

Cultura

El poder de la manipulación

La teoría psicoanalítica catapultó a Sigmund Freud a la fama mundial y a la riqueza, pero sería su sobrino Edward Bernays

Sociedad

Abren puerta a liberaciones por caso Ayotzinapa

De las 142 personas acusadas de participar en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas, 77 ya fueron puestas en libertad

CDMX

Bajan recursos para la seguridad pública en el Valle de México

El incremento en la delincuencia ha provocado la demanda de mayores cuerpos de seguridad privada que protejan a una población que se siente insegura

Mundo

Riad espera señal para atacar; Irán, con capacidad de destruir cualquier país

El régimen advirtió en convertir en un campo de batalla a la nación que la agreda, como respuesta al envío de tropas de EU a Arabia Saudita