/ lunes 11 de junio de 2018

Gran Museo del Mundo Maya, el gigante de acero sede del último debate presidencial

El edificio esta inspirado en el universo que la cosmología maya estructuró entre niveles: cielo, tierra e inframundo

MÉRIDA, Yucatán.- El Gran Museo del Mundo Maya, visionario del Siglo XXI, tiene una estructura de acero de seis mil toneladas de peso, mil toneladas menos que la Torre Eiffel, que alberga una importante y vasta colección de objetos arqueológicos.

Desde afuera es una escenario imponente y maravilloso y que este martes 12 de junio acapara la atención nacional e internacional, por el último debate que sostendrán los candidatos presidenciales: Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón.

En 2012 fue premiado con el ''Partnerships Award'' en la sección proyectos para la preservación del patrimonio cultural y su divulgación.

Quizás el diseño del inmueble sedujo a quienes lo galardonaron por estar inspirado en el universo que la cosmología maya estructuró entre niveles: cielo, tierra e inframundo. En el centro de la tierra los mayas imaginaron un árbol sagrado, cuyas ramas sostenían el cielo y cuyas raíces penetraban en el inframudo.

La diectora ejecutiva del GMMMM Laura Ramírez, explica que este árbol, que unía a los tres niveles del universol, era la ceiba o ya´axché, y en la mitología maya se asociaba con la fertilidad humana y la estabilidad cósmica, por lo que el proyecto arquitectónico del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida -las salas de exhibición, patios y terrazas, jardines, la plaza de acceso, el umbral, etc., integra un corpus que evoca y rinde homenaje a aquella gran ceiba originaria del mundo maya.

Diectora ejecutiva del Gran Museo del Mundo Maya Laura Ramírez. Foto Ulises Bravo

Mediante una impresionante estructura metálica que alude el ramaje de la ceiba, los arquitectos buscaron que este espacio físico generara una percepción de infinitud para representar la unión entre pasado y presente, fusionando modernas técnicas constructivas, tales como la cimbra deslizante -herramienta necesaria para formar una figura geométrica consolidada mediante el deslizamiento continuo de una cimbra alrededor de la masa plástica del concreto-, como el uso de la tierra caliza o sahkab.

El GMMMM ocupa un predio de poco más de dos hectáreas, espacio dedicado a la difusión de la cultura maya como una cultura viva y ofrecer una panoramica de la historia regional de los grupos mayas yucatecos, sus migraciones, inbtercambios y vínculos con otros pueblos.



MÉRIDA, Yucatán.- El Gran Museo del Mundo Maya, visionario del Siglo XXI, tiene una estructura de acero de seis mil toneladas de peso, mil toneladas menos que la Torre Eiffel, que alberga una importante y vasta colección de objetos arqueológicos.

Desde afuera es una escenario imponente y maravilloso y que este martes 12 de junio acapara la atención nacional e internacional, por el último debate que sostendrán los candidatos presidenciales: Andrés Manuel López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Jaime Rodríguez Calderón.

En 2012 fue premiado con el ''Partnerships Award'' en la sección proyectos para la preservación del patrimonio cultural y su divulgación.

Quizás el diseño del inmueble sedujo a quienes lo galardonaron por estar inspirado en el universo que la cosmología maya estructuró entre niveles: cielo, tierra e inframundo. En el centro de la tierra los mayas imaginaron un árbol sagrado, cuyas ramas sostenían el cielo y cuyas raíces penetraban en el inframudo.

La diectora ejecutiva del GMMMM Laura Ramírez, explica que este árbol, que unía a los tres niveles del universol, era la ceiba o ya´axché, y en la mitología maya se asociaba con la fertilidad humana y la estabilidad cósmica, por lo que el proyecto arquitectónico del Gran Museo del Mundo Maya de Mérida -las salas de exhibición, patios y terrazas, jardines, la plaza de acceso, el umbral, etc., integra un corpus que evoca y rinde homenaje a aquella gran ceiba originaria del mundo maya.

Diectora ejecutiva del Gran Museo del Mundo Maya Laura Ramírez. Foto Ulises Bravo

Mediante una impresionante estructura metálica que alude el ramaje de la ceiba, los arquitectos buscaron que este espacio físico generara una percepción de infinitud para representar la unión entre pasado y presente, fusionando modernas técnicas constructivas, tales como la cimbra deslizante -herramienta necesaria para formar una figura geométrica consolidada mediante el deslizamiento continuo de una cimbra alrededor de la masa plástica del concreto-, como el uso de la tierra caliza o sahkab.

El GMMMM ocupa un predio de poco más de dos hectáreas, espacio dedicado a la difusión de la cultura maya como una cultura viva y ofrecer una panoramica de la historia regional de los grupos mayas yucatecos, sus migraciones, inbtercambios y vínculos con otros pueblos.



Metrópoli

Carteristas, el grave problema que recorre el Metrobús

Muchas quejas no terminan en denuncia pues, según los reportes, llevan prisa o no se les brindó el apoyo que solicitaron

CDMX

Fotos cívicas ayudarán a zonas escolares: Sheinbaum

La mandataria dijo que no se renovará el contrato de las fotomultas

Mundo

Francia, en gran tensión por nueva marcha de Chalecos Amarillos

Insisten en atacar políticas de Emmanuel Macron y su renuncia