/ martes 11 de junio de 2019

Guardia Nacional irá a frontera sur sin conocer de derechos humanos: CNDH

El presidente de la CNDH, Luis Raúl González destacó que cualquier política comercial o económica no debe afectar la dignidad de las personas

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, alertó sobre el riesgo que implica el envío de 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur mexicana, pues la gran mayoría de los elementos, aún no tienen capacitación en derechos humanos.

En entrevista, luego de la inauguración del foro "Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad en el Siglo XXI: Logros y Retos", dijo que el centro de la política migratoria debe ser garantizar la dignidad de las personas, puesto que las estrategias en la materia no pueden basarse sólo en lo económico, comercial o en la seguridad.

En este contexto, dijo que estará atento a las acciones que despliegue la Guardia Nacional en esa zona del país, en especial en lo referente a contención y detención de los miles de migrantes que ingresan a territorio mexicano por la frontera sur.

“La política migratoria tiene que encontrar una definición integral donde el centro siga siendo la persona y no la seguridad por encima de las personas (…) Además, cualquier política comercial o económica no debe afectar la dignidad de las personas”, señaló.

Enfatizó que la reestructuración de la política, en materia migratoria anunciada por el gobierno federal, debe mantener el carácter humanitario de atención a las personas que ingresan al país, incluidas las que lo hacen de manera irregular.

Es decir, la política de migración ha venido transitando de brazos abiertos a una política de contención, "necesitamos ver que en los hechos, se respeten los derechos humanos, que se dé información a las personas que huyen de la violencia y que su retorno puede representar un riesgo. México está obligado a cumplir los tratados y las leyes y, por eso, creo que tiene que tenerse claridad y certeza sobre el marco jurídico regulatorio", dijo.

Por otra parte, señaló que la llamada política de brazos abiertos significó que se viera rebasada la infraestructura institucional con la que cuenta el país, por lo que se tiene que fortalecer la infraestructura y los albergues.

Asimismo destacó que para que haya recepción de personas migrantes se tiene que privilegiar el interés superior de la niñez, y no la separación de familias. "Estaremos vigilantes de ello".

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, alertó sobre el riesgo que implica el envío de 6 mil elementos de la Guardia Nacional a la frontera sur mexicana, pues la gran mayoría de los elementos, aún no tienen capacitación en derechos humanos.

En entrevista, luego de la inauguración del foro "Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad en el Siglo XXI: Logros y Retos", dijo que el centro de la política migratoria debe ser garantizar la dignidad de las personas, puesto que las estrategias en la materia no pueden basarse sólo en lo económico, comercial o en la seguridad.

En este contexto, dijo que estará atento a las acciones que despliegue la Guardia Nacional en esa zona del país, en especial en lo referente a contención y detención de los miles de migrantes que ingresan a territorio mexicano por la frontera sur.

“La política migratoria tiene que encontrar una definición integral donde el centro siga siendo la persona y no la seguridad por encima de las personas (…) Además, cualquier política comercial o económica no debe afectar la dignidad de las personas”, señaló.

Enfatizó que la reestructuración de la política, en materia migratoria anunciada por el gobierno federal, debe mantener el carácter humanitario de atención a las personas que ingresan al país, incluidas las que lo hacen de manera irregular.

Es decir, la política de migración ha venido transitando de brazos abiertos a una política de contención, "necesitamos ver que en los hechos, se respeten los derechos humanos, que se dé información a las personas que huyen de la violencia y que su retorno puede representar un riesgo. México está obligado a cumplir los tratados y las leyes y, por eso, creo que tiene que tenerse claridad y certeza sobre el marco jurídico regulatorio", dijo.

Por otra parte, señaló que la llamada política de brazos abiertos significó que se viera rebasada la infraestructura institucional con la que cuenta el país, por lo que se tiene que fortalecer la infraestructura y los albergues.

Asimismo destacó que para que haya recepción de personas migrantes se tiene que privilegiar el interés superior de la niñez, y no la separación de familias. "Estaremos vigilantes de ello".

Mundo

Trump incluirá a los antifascistas como organización terrorista

Lo anterior resulto en represalia por los disturbios ocurridos por la muerte de un afroamericano durante su detención

Sociedad

Infundada la queja de FGR contra suspensión provisional a Karime Macías

La ex esposa de Javier Duarte está acusada de haber participado en afectaciones al erario estatal por más 112 millones de pesos

Sociedad

Morena exige al INE rigor para avalar nuevos partidos políticos

Alfonso Ramírez Cuéllar pidió también a las organizaciones civiles acompañar el proceso

Deportes

Todo listo para el arranque del beisbol mexicano en agosto

A través de una reunión con dueños y presidentes de los equipos, la LMB descartó celebrar compromisos a puerta cerrada

OMG!

¿Johnny Depp quiere interpretar a Cantinflas?

El actor estadounidense confesó que es admirador del fallecido comediante mexicano Mario Moreno

Sociedad

Amanda se degrada a depresión tropical y continúa trayectoria hacia México

El primer ciclón de la temporada en el Pacífico se degradó a depresión

Política

Ante crisis, desempleados en México podrían recurrir al trabajo informal

De acuerdo con el INEGI, se estima que hay 31.3 millones de personas que se encuentran dentro de la informalidad laboral

Celebridades

Tras dedicar "Héroes de Blanco", Alex Lora lanza video en homenaje al personal de salud

El rockero agradece a doctores y enfermeras que atienen a las víctimas del coronavirus