/ viernes 21 de enero de 2022

Hemos dejado de ser solidarios por defender a los políticos

Laurie Ann Ximénez-Fyvie jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la UNAM reitera que no es antipejista ni antinada

Para Laurie Ann Ximénez-Fyvie, autodenominada como “cazadora de microbios”, la cifra mortuoria por Covid-19 en México –que ya supera los 300 mil decesos oficiales– habla de la más grande tragedia en la historia del país. Y, en medio de la tragedia, le invade un sentimiento de tristeza porque estamos conociendo “la versión más horrible de nosotros, del mexicano, porque hemos dejado de ser solidarios ante el sufrimiento, la enfermedad y la muerte de otros mexicanos por defender a los políticos”.

La investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha sido blanco de agresiones, ataques y difamación en redes sociales tras publicar hace poco más de un año su libro Un daño irreparable: La criminal gestión de la pandemia en México. Asegura que sí es opositora de la administración que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador por la negligencia que ha tenido en dos años de pandemia.

➡ Abdala sólo es compatible con tres vacunas aplicadas en México

“Soy opositora de la negligencia que lleva a la gente a morir. A eso me opongo fervientemente, a que se permita que una bola de políticos ignorantes, pertenecientes al partido político que sea, tome decisiones negligentes que lleven a la gente a morir, a eso me opongo definitivamente”.

La jefa del Laboratorio de Genética Molecular en la Facultad de Odontología de la UNAM cuestiona a los que siguen defendiendo a la actual administración federal y a los que siguen enviando mensajes que desestiman la presencia de las nuevas variantes del coronavirus. Los mensajes a la población, en una pandemia, lo son todo, afirma.

“Esos mensajes de decirle a la gente que esta variante de Ómicron no es grave, no los va a enfermar. Decirle a la gente (que la nueva variante) no te lleva al hospital, no te va a matar. Lo que está pasando va a acabar pronto, que no es grave y no hay razón para alarmarse. Ese mensaje va a matar a miles de personas porque la gente se lo cree y no se cuida, no procura reforzar las medidas de protección”.

Lamenta que se siguen dando mensajes incorrectos y esto va a llevar a la gente a morir, “eso es una desgracia”.

Y frente a eso hay otra situación: “¡Cómo es posible que haya todo un sector de la población que, por apoyar, esté tan confundida, y prefiera decir: no me importa que siga muriendo la gente nada más que a mi Presidente no me lo toques! No entiendo ese México”.

A decir de Ximénez-Fyvie, lo que ha caracterizado a nuestro país es la solidaridad en los sismos, durante tragedias como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, por lo que lo que ahora sucede en un sector de la población le es incomprensible.

“Nunca conocí un México así, se me hace que es la versión más horrible de nosotros, es la versión más horrible del mexicano, porque hemos dejado de ser solidarios ante el sufrimiento, la enfermedad y la muerte de otros mexicanos por defender a los políticos”.

A dos años de iniciada la pandemia, considera que existen tres grupos que hay que tener presentes: las familias de quienes fallecieron, el personal de salud (por el desgaste emocional) y los millones de mexicanos que han quedado con secuelas de Covid, el llamado Covid largo. “Necesitamos enfocarnos más en ellos que en los políticos, tener más conciencia y empatía de la tragedia que están viviendo esos tres grupos en particular”.

Laurie Ann es la séptima de los ocho hijos del director de orquesta, compositor y violinista xalapeño Luis Ximénez Caballero y Laurie Ann Fyvie. Estudió odontología en la UNAM y más tarde el doctorado en Ciencias Médicas con especialización en microbiología y genética por la Universidad de Harvard. A lo largo de su trayectoria ha recibido invitaciones para ocupar distintos cargos administrativos, pero los ha rechazado por preferir la docencia y la investigación.

Las primeras noticias sobre la pandemia la capturaron al igual que lo hicieron en el pasado los brotes de ébola, dengue, chikungunya y malaria. “Soy una cazadora de microbios”, dice.

➡ Ómicron sepulta esperanza de inmunidad de rebaño

También es madre de dos hijos y académica e investigadora de la UNAM. No pertenece a ningún grupo de oposición. “Me siento alejada y distante del calificativo fifí, así como del calificativo chairo, yo no soy, eso no es parte de lo que me define como ser humano ni profesionista”.

Relata que no ha tenido un antecedente en la política ni tiene interés político de ningún tipo. “Se me acusa porque hablé en contra de la gestión del manejo de la pandemia. Yo no hablo en contra del manejo de la pandemia para golpear a nadie políticamente, hablo para salvar vidas, porque me interesa que se deje de morir la gente, es mi único interés”.

Asegura que, si esto estuviera pasando con el PAN, el PRI, el PRD, Movimiento Ciudadano, el que estuviera en el gobierno, “y estuviera tomando decisiones equivocadas yo estaría vociferando de la misma forma. Yo no quiero pegarle al Presidente, no soy antimorena, no soy antipeje o antiamlo, para nada. No me interesa ser anti esto u opositora de nada”.

Durante la conversación asegura que al inicio de la pandemia de Covid-19 consideró que a México le iba a ir muy bien porque había experiencia en el manejo de una pandemia, la de influenza en 2009. Nuestro país tenía tiempo para prepararse frente a lo que ocurría en China y en el centro de Europa –en donde Italia, Francia, España y Alemania presentaban miles de casos de contagios, muertes y saturación de hospitales–. Además, Hugo López -Gatell, quien había sido nombrado zar contra Covid-19, tenía la formación y experiencia para enfrentar al virus.

Pero a las pocas semanas “no fui la única que advirtió el peligro” sobre las decisiones que se estaban tomando: preferir el contagio de niños en las escuelas, no realizar pruebas masivas ni dar seguimiento a los casos.

Los resultados de la política de la cuatroté son evidentes: más de 300 mil muertes en lo que va de la pandemia que podrían en realidad ser el doble tomando en cuenta a los que no se les confirmó la enfermedad con una prueba de antígenos o PCR.

De eso, “el Presidente es el principal culpable de lo sucedido. Hay que decirlo con claridad. Él no sabe de epidemias y es hombre notablemente ignorante de muchas cosas, pero él tuvo que haberse rodeado de gente sensata, experta, independiente, que no tuviera aspiraciones o intereses políticos”.

En cambio, López Obrador “se rodeó de seudocientíficos que lo único que hacen es aplaudirle y hacer lo que él finalmente dice. Eso es culpa suya. Al final el principal responsable de este desastre es él”.

De Hugo López-Gatell, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dice que es la cara que él eligió, pero al final, el que dice sí o no es el Presidente.

Hoy ratifica lo dicho en su libro hace un año: “López Gatell es una vergüenza para su profesión, es una vergüenza como médico, científico y como académico y hasta como político. Es deleznable que un médico que se debe, antes que nada, a su máxima hipocrática de primero no hacer daño, este desgraciado ha sabido que la gente se va a morir y ha dejado que la gente se muera pudiendo hacer algo para solucionarlo, pudiendo hacer algo para darle la vuelta”.

➡ IMSS y STPS llaman a empleadores para reconocer incapacidad por Covid

Laurie Ann Ximénez asegura que López Gatell no ha hecho esto por ignorancia. “Él no es un ignorante. No ha dejado gente morir porque le haya faltado conocimiento, porque le haya faltado preparación”, pero prefirió evitar el costo de comprar y aplicar pruebas masivas y rechazar el uso del cubrebocas para satisfacer a su jefe.

“Es lo más deleznable que puede haber. Es una persona con preparación, que sabe lo que se tiene que hacer, que ha tenido dos años para rectificar y hasta ahora lo que hace es hundir el problema en un hoyo más profundo”.

➡ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Para Laurie Ann Ximénez-Fyvie, autodenominada como “cazadora de microbios”, la cifra mortuoria por Covid-19 en México –que ya supera los 300 mil decesos oficiales– habla de la más grande tragedia en la historia del país. Y, en medio de la tragedia, le invade un sentimiento de tristeza porque estamos conociendo “la versión más horrible de nosotros, del mexicano, porque hemos dejado de ser solidarios ante el sufrimiento, la enfermedad y la muerte de otros mexicanos por defender a los políticos”.

La investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ha sido blanco de agresiones, ataques y difamación en redes sociales tras publicar hace poco más de un año su libro Un daño irreparable: La criminal gestión de la pandemia en México. Asegura que sí es opositora de la administración que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador por la negligencia que ha tenido en dos años de pandemia.

➡ Abdala sólo es compatible con tres vacunas aplicadas en México

“Soy opositora de la negligencia que lleva a la gente a morir. A eso me opongo fervientemente, a que se permita que una bola de políticos ignorantes, pertenecientes al partido político que sea, tome decisiones negligentes que lleven a la gente a morir, a eso me opongo definitivamente”.

La jefa del Laboratorio de Genética Molecular en la Facultad de Odontología de la UNAM cuestiona a los que siguen defendiendo a la actual administración federal y a los que siguen enviando mensajes que desestiman la presencia de las nuevas variantes del coronavirus. Los mensajes a la población, en una pandemia, lo son todo, afirma.

“Esos mensajes de decirle a la gente que esta variante de Ómicron no es grave, no los va a enfermar. Decirle a la gente (que la nueva variante) no te lleva al hospital, no te va a matar. Lo que está pasando va a acabar pronto, que no es grave y no hay razón para alarmarse. Ese mensaje va a matar a miles de personas porque la gente se lo cree y no se cuida, no procura reforzar las medidas de protección”.

Lamenta que se siguen dando mensajes incorrectos y esto va a llevar a la gente a morir, “eso es una desgracia”.

Y frente a eso hay otra situación: “¡Cómo es posible que haya todo un sector de la población que, por apoyar, esté tan confundida, y prefiera decir: no me importa que siga muriendo la gente nada más que a mi Presidente no me lo toques! No entiendo ese México”.

A decir de Ximénez-Fyvie, lo que ha caracterizado a nuestro país es la solidaridad en los sismos, durante tragedias como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, por lo que lo que ahora sucede en un sector de la población le es incomprensible.

“Nunca conocí un México así, se me hace que es la versión más horrible de nosotros, es la versión más horrible del mexicano, porque hemos dejado de ser solidarios ante el sufrimiento, la enfermedad y la muerte de otros mexicanos por defender a los políticos”.

A dos años de iniciada la pandemia, considera que existen tres grupos que hay que tener presentes: las familias de quienes fallecieron, el personal de salud (por el desgaste emocional) y los millones de mexicanos que han quedado con secuelas de Covid, el llamado Covid largo. “Necesitamos enfocarnos más en ellos que en los políticos, tener más conciencia y empatía de la tragedia que están viviendo esos tres grupos en particular”.

Laurie Ann es la séptima de los ocho hijos del director de orquesta, compositor y violinista xalapeño Luis Ximénez Caballero y Laurie Ann Fyvie. Estudió odontología en la UNAM y más tarde el doctorado en Ciencias Médicas con especialización en microbiología y genética por la Universidad de Harvard. A lo largo de su trayectoria ha recibido invitaciones para ocupar distintos cargos administrativos, pero los ha rechazado por preferir la docencia y la investigación.

Las primeras noticias sobre la pandemia la capturaron al igual que lo hicieron en el pasado los brotes de ébola, dengue, chikungunya y malaria. “Soy una cazadora de microbios”, dice.

➡ Ómicron sepulta esperanza de inmunidad de rebaño

También es madre de dos hijos y académica e investigadora de la UNAM. No pertenece a ningún grupo de oposición. “Me siento alejada y distante del calificativo fifí, así como del calificativo chairo, yo no soy, eso no es parte de lo que me define como ser humano ni profesionista”.

Relata que no ha tenido un antecedente en la política ni tiene interés político de ningún tipo. “Se me acusa porque hablé en contra de la gestión del manejo de la pandemia. Yo no hablo en contra del manejo de la pandemia para golpear a nadie políticamente, hablo para salvar vidas, porque me interesa que se deje de morir la gente, es mi único interés”.

Asegura que, si esto estuviera pasando con el PAN, el PRI, el PRD, Movimiento Ciudadano, el que estuviera en el gobierno, “y estuviera tomando decisiones equivocadas yo estaría vociferando de la misma forma. Yo no quiero pegarle al Presidente, no soy antimorena, no soy antipeje o antiamlo, para nada. No me interesa ser anti esto u opositora de nada”.

Durante la conversación asegura que al inicio de la pandemia de Covid-19 consideró que a México le iba a ir muy bien porque había experiencia en el manejo de una pandemia, la de influenza en 2009. Nuestro país tenía tiempo para prepararse frente a lo que ocurría en China y en el centro de Europa –en donde Italia, Francia, España y Alemania presentaban miles de casos de contagios, muertes y saturación de hospitales–. Además, Hugo López -Gatell, quien había sido nombrado zar contra Covid-19, tenía la formación y experiencia para enfrentar al virus.

Pero a las pocas semanas “no fui la única que advirtió el peligro” sobre las decisiones que se estaban tomando: preferir el contagio de niños en las escuelas, no realizar pruebas masivas ni dar seguimiento a los casos.

Los resultados de la política de la cuatroté son evidentes: más de 300 mil muertes en lo que va de la pandemia que podrían en realidad ser el doble tomando en cuenta a los que no se les confirmó la enfermedad con una prueba de antígenos o PCR.

De eso, “el Presidente es el principal culpable de lo sucedido. Hay que decirlo con claridad. Él no sabe de epidemias y es hombre notablemente ignorante de muchas cosas, pero él tuvo que haberse rodeado de gente sensata, experta, independiente, que no tuviera aspiraciones o intereses políticos”.

En cambio, López Obrador “se rodeó de seudocientíficos que lo único que hacen es aplaudirle y hacer lo que él finalmente dice. Eso es culpa suya. Al final el principal responsable de este desastre es él”.

De Hugo López-Gatell, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, dice que es la cara que él eligió, pero al final, el que dice sí o no es el Presidente.

Hoy ratifica lo dicho en su libro hace un año: “López Gatell es una vergüenza para su profesión, es una vergüenza como médico, científico y como académico y hasta como político. Es deleznable que un médico que se debe, antes que nada, a su máxima hipocrática de primero no hacer daño, este desgraciado ha sabido que la gente se va a morir y ha dejado que la gente se muera pudiendo hacer algo para solucionarlo, pudiendo hacer algo para darle la vuelta”.

➡ IMSS y STPS llaman a empleadores para reconocer incapacidad por Covid

Laurie Ann Ximénez asegura que López Gatell no ha hecho esto por ignorancia. “Él no es un ignorante. No ha dejado gente morir porque le haya faltado conocimiento, porque le haya faltado preparación”, pero prefirió evitar el costo de comprar y aplicar pruebas masivas y rechazar el uso del cubrebocas para satisfacer a su jefe.

“Es lo más deleznable que puede haber. Es una persona con preparación, que sabe lo que se tiene que hacer, que ha tenido dos años para rectificar y hasta ahora lo que hace es hundir el problema en un hoyo más profundo”.

➡ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Sociedad

Localizan a la joven Yoseline Patricio, secuestrada en Acapulco

Sin dar detalles, la Fiscalía General del Estado de Guerrero dio a conocer que Yoseline Patricio Vendrel ya se encuentra con su familia

Sociedad

Diconsa llega a una de cada 5 zonas marginadas

En el primer trimestre del año también se redujo el número de tiendas del programa "por la disponibilidad financiera"

CDMX

Chapultepec está enfermo: talarán 4 mil 400 árboles

El exceso de visitantes durante la pandemia es uno de los factores que lo dañaron, dice documento de Sedema

Sociedad

Protestan en Puebla para exigir justicia por el asesinato de la activista Cecilia Monzón

Mujeres vestidas de blanco se manifestaron afuera de la Fiscalía del Estado de Puebla para exigir justicia

Sociedad

¿Quién era Cecilia Monzón? La activista feminista asesinada en Puebla

Los hechos de su asesinato ocurrieron la mañana de este sábado, cuando la mujer se trasladaba en su vehículo a la altura del Camino Real a Momoxpan y Anillo Periférico

Sociedad

Colectivo Gay Irapuato marcha en memoria de fallecidas en accidente de auto [Fotos]

Alrededor de 200 personas marcharon para exigir justicia por las seis personas que perdieron la vida tras ser impactadas por un conductor en estado de ebriedad

Doble Vía

Encuentran diente de una denisovana en una cueva, ahora sabemos más de esta extinta especie humana

El hallazgo permitió conocer que la especie denisovana habitaba en regiones australianas y al noreste de Asia

Tecnología

¿Letras de colores en WhatsApp? Así puedes activarlas en tus chats

Nuevas funciones y trucos en WhatsApp siguen haciendo de esta la aplicación de mensajería instantánea favorita en el mundo

Automotriz

¡Checo Pérez sube al podio de España! Red Bull hace el 1-2 en Barcelona

El piloto mexicano se llevó un agridulce resultado, pues en la vuelta 49 recibió la orden de dejar pasar a su compañero Max Verstappen para que se quedara con la victoria