/ lunes 22 de junio de 2020

Lo que sigue para México es mantener el esfuerzo por entender la realidad actual: Graue

La Covid-19 generó cambios inmediatos en prácticamente todas las actividades y transformó, de manera contundente, la realidad a la que estábamos acostumbrados.

La forma de producir, trabajar, estudiar, de hacer ejercicio, de acceder a la cultura y al entretenimiento y de socializar, por mencionar algunas, dejó de ser la misma de manera súbita.

Esto supuso la necesidad de adaptarnos con mucha rapidez.

La situación provocada por esta pandemia puede llegar a ser también una fuente de oportunidades para analizar y, en su caso, transformar algunas de nuestras prácticas.

Lo que sigue para México me parece que es identificar esas oportunidades y buscar las mejores herramientas para seguir adelante como personas y como sociedad, en un contexto que ya es de suyo distinto y que difícilmente volverá a ser igual al anterior.

En México hemos visto la capacidad individual y social para reinventarnos y, a diferencia de otros momentos difíciles, actualmente contamos con más y mejor tecnología, que brinda un importante soporte para la realización de muchas de nuestras actividades y el cumplimiento de nuestras responsabilidades.

En la Universidad de la Nación hemos seguido con la misión que nos ha encomendado la sociedad mexicana de brindar educación de calidad, desarrollar la investigación y difundir la cultura por todos los medios posibles.

En nuestra experiencia, el uso de tecnologías y recursos digitales ha probado ser muy eficaz. Tiene un enorme alcance y, al mismo tiempo, garantiza que la comunidad universitaria y otros públicos que no necesariamente ingresan formalmente a la educación media superior y superior, tengan acceso a lo necesario para continuar con sus proyectos, de manera segura e institucional.

Hemos implementado alrededor de un centenar de acciones, entre las que destacan la aplicación de exámenes de titulación y de grado en línea, respetando el distanciamiento social y ayudando a estudiantes a continuar con su formación con menores riesgos.

Tenemos también la página de “Recursos Educativos para Innovar la Docencia ante el COVID-19” que, a través de la Red de Innovación Educativa 360 (http:/rie360.mx) y en conjunto con la plataforma virtual Coursera, pone a disposición de la comunidad cerca de tres mil cursos masivos en línea.

Se puso a disposición de la comunidad universitaria el Campus Virtual, que satisface las necesidades académicas de docentes y estudiantes mediante 20 mil aulas virtuales registradas, con todos los recursos educativos con que contamos.

Los docentes han empeñado grandes esfuerzos para continuar dando sus clases y las y los estudiantes, en su gran mayoría , supieron adaptarse a una nueva realidad virtual.

Y también seguimos buscando soluciones a problemas serios, que existen desde antes del distanciamiento social y que no pueden ser desatendidos.

Se aplica, por ejemplo, la Encuesta COVID-19 y Género “Efectos del #Quedate_en_casa, en la vida de las Mujeres”, que mide el impacto que tiene para ellas el quedarse en casa y se abrieron portales que revisan permanentemente los problemas de género y acciones relacionadas con grupos en situación de vulnerabilidad.

También se han organizado y difundido una enorme cantidad de actividades culturales de todos los campos de expresión artística y reflexiva. Festivales, conferencias y espacios para el análisis y el debate, han estado abiertos para brindar opciones en momentos donde la presencia física no nos es posible.

Son de destacar también muchas de las acciones que desde la Universidad se han implementado para coadyuvar a los problemas que sufre el país en todos los campos del conocimiento. En la salud, se implementó la producción de medios bioquímicos de transporte para la toma de muestras del SARS COVID 2, se instrumentó la capacidad de diagnóstico, se hicieron prototipos de hisopos, oxímetros, termómetros y respiradores. Demostrándose la capacidad que se tiene para mejorar la industria nacional de equipos biomédicos.

Y lo mismo aconteció en las humanidades y en las ciencias sociales con respuestas y propuestas para superar los distintos aspectos que presenta la crisis social y económica

Menciono algunas de estas acciones porque creo que nuestra casa de estudios es ejemplo de lo que se puede hacer con las restricciones actuales, muchas de las cuales se pueden replicar en otros ámbitos: es posible seguir trabajando con modelos híbridos, que concentren las virtudes del mundo físico y el mundo virtual, con el fin de seguir ofreciendo la educación y los servicios que la sociedad demanda y que el país necesita.

Esta situación sin duda pondrá en la mesa el analizar la posibilidad de incentivar con debida proporción, por ejemplo, el trabajo a distancia cuando no sea esencial, discutir las ventajas que tendría en términos de movilidad, gasto en transporte, generación de tránsito y contaminación, estrés y cantidad de tiempo invertidos en traslados que pueden no ser tan necesarios como pensábamos hace tan solo unos meses.

Además de cuidarnos de forma permanente y de actuar con cautela y responsabilidad, lo que seguirá será el cuidarnos todos como comunidad, cuidarnos para seguir adelante con imaginación y decisión de cambio, de un cambio que permita nuestra actividad sustancial modernizada con formas de educación híbrida y enriquecedora , con una investigación básica colaborativa e interdisciplinar que produzca conocimiento y propicie riqueza y con una difusión de la cultura fortalecida y adaptada a nuevas inquietudes y formas de interesarse en ella.

Para ello habrá que poner lo mejor de nuestras capacidades y esfuerzos para transformar inercias innecesarias, muchas de las cuales tienen no solo costos económicos sino sociales, permitiendo también pensar en nuevas alternativas para la solución de viejos problemas que siguen presentes.

Lo que sigue para México y para su Universidad es mantener el esfuerzo por entender la realidad actual, las amenazas que representa y, a partir de ahí, tomar las medidas para crear un futuro justo y equitativo, más racional, más consciente y sensible al futuro que ya nos alcanzó.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

La Covid-19 generó cambios inmediatos en prácticamente todas las actividades y transformó, de manera contundente, la realidad a la que estábamos acostumbrados.

La forma de producir, trabajar, estudiar, de hacer ejercicio, de acceder a la cultura y al entretenimiento y de socializar, por mencionar algunas, dejó de ser la misma de manera súbita.

Esto supuso la necesidad de adaptarnos con mucha rapidez.

La situación provocada por esta pandemia puede llegar a ser también una fuente de oportunidades para analizar y, en su caso, transformar algunas de nuestras prácticas.

Lo que sigue para México me parece que es identificar esas oportunidades y buscar las mejores herramientas para seguir adelante como personas y como sociedad, en un contexto que ya es de suyo distinto y que difícilmente volverá a ser igual al anterior.

En México hemos visto la capacidad individual y social para reinventarnos y, a diferencia de otros momentos difíciles, actualmente contamos con más y mejor tecnología, que brinda un importante soporte para la realización de muchas de nuestras actividades y el cumplimiento de nuestras responsabilidades.

En la Universidad de la Nación hemos seguido con la misión que nos ha encomendado la sociedad mexicana de brindar educación de calidad, desarrollar la investigación y difundir la cultura por todos los medios posibles.

En nuestra experiencia, el uso de tecnologías y recursos digitales ha probado ser muy eficaz. Tiene un enorme alcance y, al mismo tiempo, garantiza que la comunidad universitaria y otros públicos que no necesariamente ingresan formalmente a la educación media superior y superior, tengan acceso a lo necesario para continuar con sus proyectos, de manera segura e institucional.

Hemos implementado alrededor de un centenar de acciones, entre las que destacan la aplicación de exámenes de titulación y de grado en línea, respetando el distanciamiento social y ayudando a estudiantes a continuar con su formación con menores riesgos.

Tenemos también la página de “Recursos Educativos para Innovar la Docencia ante el COVID-19” que, a través de la Red de Innovación Educativa 360 (http:/rie360.mx) y en conjunto con la plataforma virtual Coursera, pone a disposición de la comunidad cerca de tres mil cursos masivos en línea.

Se puso a disposición de la comunidad universitaria el Campus Virtual, que satisface las necesidades académicas de docentes y estudiantes mediante 20 mil aulas virtuales registradas, con todos los recursos educativos con que contamos.

Los docentes han empeñado grandes esfuerzos para continuar dando sus clases y las y los estudiantes, en su gran mayoría , supieron adaptarse a una nueva realidad virtual.

Y también seguimos buscando soluciones a problemas serios, que existen desde antes del distanciamiento social y que no pueden ser desatendidos.

Se aplica, por ejemplo, la Encuesta COVID-19 y Género “Efectos del #Quedate_en_casa, en la vida de las Mujeres”, que mide el impacto que tiene para ellas el quedarse en casa y se abrieron portales que revisan permanentemente los problemas de género y acciones relacionadas con grupos en situación de vulnerabilidad.

También se han organizado y difundido una enorme cantidad de actividades culturales de todos los campos de expresión artística y reflexiva. Festivales, conferencias y espacios para el análisis y el debate, han estado abiertos para brindar opciones en momentos donde la presencia física no nos es posible.

Son de destacar también muchas de las acciones que desde la Universidad se han implementado para coadyuvar a los problemas que sufre el país en todos los campos del conocimiento. En la salud, se implementó la producción de medios bioquímicos de transporte para la toma de muestras del SARS COVID 2, se instrumentó la capacidad de diagnóstico, se hicieron prototipos de hisopos, oxímetros, termómetros y respiradores. Demostrándose la capacidad que se tiene para mejorar la industria nacional de equipos biomédicos.

Y lo mismo aconteció en las humanidades y en las ciencias sociales con respuestas y propuestas para superar los distintos aspectos que presenta la crisis social y económica

Menciono algunas de estas acciones porque creo que nuestra casa de estudios es ejemplo de lo que se puede hacer con las restricciones actuales, muchas de las cuales se pueden replicar en otros ámbitos: es posible seguir trabajando con modelos híbridos, que concentren las virtudes del mundo físico y el mundo virtual, con el fin de seguir ofreciendo la educación y los servicios que la sociedad demanda y que el país necesita.

Esta situación sin duda pondrá en la mesa el analizar la posibilidad de incentivar con debida proporción, por ejemplo, el trabajo a distancia cuando no sea esencial, discutir las ventajas que tendría en términos de movilidad, gasto en transporte, generación de tránsito y contaminación, estrés y cantidad de tiempo invertidos en traslados que pueden no ser tan necesarios como pensábamos hace tan solo unos meses.

Además de cuidarnos de forma permanente y de actuar con cautela y responsabilidad, lo que seguirá será el cuidarnos todos como comunidad, cuidarnos para seguir adelante con imaginación y decisión de cambio, de un cambio que permita nuestra actividad sustancial modernizada con formas de educación híbrida y enriquecedora , con una investigación básica colaborativa e interdisciplinar que produzca conocimiento y propicie riqueza y con una difusión de la cultura fortalecida y adaptada a nuevas inquietudes y formas de interesarse en ella.

Para ello habrá que poner lo mejor de nuestras capacidades y esfuerzos para transformar inercias innecesarias, muchas de las cuales tienen no solo costos económicos sino sociales, permitiendo también pensar en nuevas alternativas para la solución de viejos problemas que siguen presentes.

Lo que sigue para México y para su Universidad es mantener el esfuerzo por entender la realidad actual, las amenazas que representa y, a partir de ahí, tomar las medidas para crear un futuro justo y equitativo, más racional, más consciente y sensible al futuro que ya nos alcanzó.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Sociedad

EU recomienda a sus ciudadanos no viajar a México por violencia y Covid-19

El Departamento de Estado subraya que para la Alerta se tomó en cuenta el sistema de semáforo del gobierno de México

Justicia

Llega a su fin periodo de investigación en proceso contra Rosario N

El ministerio público federal cuenta con 15 días para presentar su formulación de acusación o bien, solicitar el sobreseimiento o la suspensión del proceso

Justicia

Fijan fianza de 90 mdd a líder de La Luz del Mundo

Joaquín García y dos presuntas cómplices enfrentan un total de 36 cargos

Sociedad

Con batas y veladoras, Guadalajara lamenta las 50 mil muertes por Covid-19

El colectivo ciudadano Altavoz hizo un llamado a la ciudadanía a usar el cubrebocas

Política

Bloque de Morena pide al Tribunal Electoral no intervenir en la vida interna del partido

Legisladores y alcaldes reconocen que la gobernabilidad de Morena no es fácil, entre otras razones, por la cantidad de sus integrantes y la pluralidad en maneras de pensar y hacer política

Gossip

¿Tom Hanks será Geppetto? Disney negocia con el actor para nueva versión de Pinocho

Hanks ya habría mostrado interés por encarnar a este personaje desde que leyó el borrador del proyecto en 2018

Política

PRD presenta al diputado Jesús Pool Moo como su nuevo integrante

El dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila Romero destacó que su partido, está construyendo una alternativa democrática

Política

La Mañanera vista por Reyes Razo | "Es tiempo de reivindicar derechos de yaquis"

López Obrador se dolía por yaquis y mayos "despojados, estigmatizados, difamados, aplazados"