/ domingo 21 de julio de 2019

Medios de comunicación, voceros de grupos de interés afectados por decisiones del nuevo gobierno: Manuel Guerrero

El académico está convencido que tenemos una pluralidad mediática sana, aunque el Presidente López Obrador tenga una visión “que no es justa

El ecosistema de medios de comunicación en el país es mucho más complejo de lo que a veces se plantea desde Palacio Nacional --en el sentido de que los medios son esencialmente corruptos y simples voceros de grupos de interés afectados por las decisiones del nuevo gobierno--, porque incluso una variable tan importante como la de la publicidad oficial en muchos casos no ha impedido que se haga un periodismo de calidad, consideró el académico Manuel Alejandro Guerrero, coordinador de la carrera de Comunicación en la Universidad Iberoamericana, quien acaba de publicar el libro “¿Cómo se informa hoy en México?”.

El profesor está convencido que tenemos una pluralidad mediática sana, aunque el Presidente López Obrador tenga una visión “que no es justa, ya que los pone a todos en el mismo saco. No es algo de blancos y negros. Vamos, ni siquiera lo era cuando era el gobierno de Enrique Peña a quien se criticó mucho y a quienes, con matices en cada medio, se le señalaron temas de corrupción. Yo creo que el panorama es más complejo”, señala.

Él y su equipo analizaron el comportamiento de 11 medios de comunicación entre los años 2015 a 2017, en que todavía era presidente Enrique Peña Nieto. “A partir de ir revisando un poquito nos preguntamos si era cierto que la agenda mediática estuviera realmente tan polarizada”. El eje de notas revisadas fue la cobertura de las reformas estructurales.

“Encontramos, por ejemplo, que la variable del dinero es importante pero no determinante en todos los casos. En general uno piensa que si te dan mucha publicidad oficial pues entonces estás completamente vendido, pero encontramos otras variables que tienen que ver con la convicción de la gente que trabaja en las coordinaciones editoriales, o con los intereses de las propias empresas de medios en determinadas leyes. Es una complejización del tema, porque durante mucho tiempo hemos caído en una simplificación absurda”.

Las tendencias

Menciona que encontró cinco grandes tendencias en la cobertura de medios.

Una primera es la prensa totalmente adversaria al Presidente de la República y sus reformas. Entre estos medios están la revista Proceso y el periódico La Jornada, aunque hace la reserva de que este último mostró una gran cantidad de fotos de actos oficiales del presidente en portada, lo que le llamó la atención a los investigadores.

Después está una prensa sensible a los temas cubiertos, con disposición a ir más allá de los boletines y consultar todas las voces. Fueron los casos de Animal Político, Sin Embargo, el periódico Reforma y a Carmen Aristegui cuando trabajaba en MVS.

Están los conglomerados mediáticos, El Universal, Milenio, que cubren de manera ofical los temas, aunque destacan por tener espacios de opinión razonablemente plurales.

“Luego están lo que yo llamaría medios gubernamentales pero a favor de un estatus quo determinado. Aquí encontramos por ejemplo el caso de Ciro Gómez Leyva, que era un defensor del gobierno, pero con mucho equilibrio con el uso de sus fuentes. Suele tener siempre las dos versiones, entrevista a unos y a otros, dándoles más o menos el mismo espacio. Es favorable al status quo pero intenta siempre mantener un cierto equilibrio”.

Están Guerrero califica de convenientemente gubernamentales, en cuyas notas más del 71% tienen fuentes siempre son oficiales, como Televisa. Y los completamente pro gubernamentales, como TV Azteca y Canal Once.

La 4T

Aun cuando su estudio no abarca los meses que lleva en el poder el actual gobierno, Manuel Guerrero dice que el esquema resultante de su análisis se mantiene. Se dice sorprendido de que los medios que era severamente críticos con Peña Nieto lo sigan siendo con López Obrador (como Proceso), cuando uno hubiera supuesto que cambiarían o matizarían su posición.

Otros se han mantenido fieles a sus audiencias, como Reforma, lo que el presidente malinterpreta como que sólo responden a intereses facciosos.

“En general piendo que hoy en día los medios le juegan a todo. Hay unos que han decidido tener una agenda cercana al Presidente, otros que publican notas cercanas al gobierno pero con espacios de comentarios y de columnas muy críticas. Creo que tenemos un panorama mediático que se ha vuelto mas plural. Eso es muy agradecible. Encuentra todas las posiciones posibles lo que me hace pensar que los medios han cambiado hacia una especie de madurez, donde poco a poco los propios medios van encontrando sus equilibrios”.

Uno de los elementos que considera que, aunque rudo, va a modificar para bien el escenario mediático nacional es el tema de la publicidad oficial, que al prácticamente no existir obligará a los medios serios a anclar sus ingresos y contenidos con sus audiencias, lo que les otorgará la posibilidad de incrementar su credibilidad.

“Yo creo que si los medios logran tener una definición ideológica que empate con los grupos de interés con los que están vinculados y con la audiencias a las que sirven van a dejar de depender de la agenda diaria del Presidente y podrían empezar a establecer la suya”.

Que cada medio defina claramente su propia agenda de temas le parece fundamental a Guerrero para que los medios alcancen un buen grado de independencia.

“Una de las consecuencias de no tener esto definido es que el Presidente mueve y fija la agenda como quiere, y los medios van atrás cubriendo las cosas como les van diciendo. El Presidente avienta la pelota a la izquierda y a la derecha y luego para allá y ellos van tras la pelota todo el tiempo, pero si los medios hacen una clara y definitiva definición editorial de su línea ideológica, López Obrador podrá decir “esta es la agenda”, pero si es fuerte, la agenda de los medios va a ir imponiéndose poco a poco, lo cual sucede en las democracias consolidadas como Estados Unidos o Canadá.


El ecosistema de medios de comunicación en el país es mucho más complejo de lo que a veces se plantea desde Palacio Nacional --en el sentido de que los medios son esencialmente corruptos y simples voceros de grupos de interés afectados por las decisiones del nuevo gobierno--, porque incluso una variable tan importante como la de la publicidad oficial en muchos casos no ha impedido que se haga un periodismo de calidad, consideró el académico Manuel Alejandro Guerrero, coordinador de la carrera de Comunicación en la Universidad Iberoamericana, quien acaba de publicar el libro “¿Cómo se informa hoy en México?”.

El profesor está convencido que tenemos una pluralidad mediática sana, aunque el Presidente López Obrador tenga una visión “que no es justa, ya que los pone a todos en el mismo saco. No es algo de blancos y negros. Vamos, ni siquiera lo era cuando era el gobierno de Enrique Peña a quien se criticó mucho y a quienes, con matices en cada medio, se le señalaron temas de corrupción. Yo creo que el panorama es más complejo”, señala.

Él y su equipo analizaron el comportamiento de 11 medios de comunicación entre los años 2015 a 2017, en que todavía era presidente Enrique Peña Nieto. “A partir de ir revisando un poquito nos preguntamos si era cierto que la agenda mediática estuviera realmente tan polarizada”. El eje de notas revisadas fue la cobertura de las reformas estructurales.

“Encontramos, por ejemplo, que la variable del dinero es importante pero no determinante en todos los casos. En general uno piensa que si te dan mucha publicidad oficial pues entonces estás completamente vendido, pero encontramos otras variables que tienen que ver con la convicción de la gente que trabaja en las coordinaciones editoriales, o con los intereses de las propias empresas de medios en determinadas leyes. Es una complejización del tema, porque durante mucho tiempo hemos caído en una simplificación absurda”.

Las tendencias

Menciona que encontró cinco grandes tendencias en la cobertura de medios.

Una primera es la prensa totalmente adversaria al Presidente de la República y sus reformas. Entre estos medios están la revista Proceso y el periódico La Jornada, aunque hace la reserva de que este último mostró una gran cantidad de fotos de actos oficiales del presidente en portada, lo que le llamó la atención a los investigadores.

Después está una prensa sensible a los temas cubiertos, con disposición a ir más allá de los boletines y consultar todas las voces. Fueron los casos de Animal Político, Sin Embargo, el periódico Reforma y a Carmen Aristegui cuando trabajaba en MVS.

Están los conglomerados mediáticos, El Universal, Milenio, que cubren de manera ofical los temas, aunque destacan por tener espacios de opinión razonablemente plurales.

“Luego están lo que yo llamaría medios gubernamentales pero a favor de un estatus quo determinado. Aquí encontramos por ejemplo el caso de Ciro Gómez Leyva, que era un defensor del gobierno, pero con mucho equilibrio con el uso de sus fuentes. Suele tener siempre las dos versiones, entrevista a unos y a otros, dándoles más o menos el mismo espacio. Es favorable al status quo pero intenta siempre mantener un cierto equilibrio”.

Están Guerrero califica de convenientemente gubernamentales, en cuyas notas más del 71% tienen fuentes siempre son oficiales, como Televisa. Y los completamente pro gubernamentales, como TV Azteca y Canal Once.

La 4T

Aun cuando su estudio no abarca los meses que lleva en el poder el actual gobierno, Manuel Guerrero dice que el esquema resultante de su análisis se mantiene. Se dice sorprendido de que los medios que era severamente críticos con Peña Nieto lo sigan siendo con López Obrador (como Proceso), cuando uno hubiera supuesto que cambiarían o matizarían su posición.

Otros se han mantenido fieles a sus audiencias, como Reforma, lo que el presidente malinterpreta como que sólo responden a intereses facciosos.

“En general piendo que hoy en día los medios le juegan a todo. Hay unos que han decidido tener una agenda cercana al Presidente, otros que publican notas cercanas al gobierno pero con espacios de comentarios y de columnas muy críticas. Creo que tenemos un panorama mediático que se ha vuelto mas plural. Eso es muy agradecible. Encuentra todas las posiciones posibles lo que me hace pensar que los medios han cambiado hacia una especie de madurez, donde poco a poco los propios medios van encontrando sus equilibrios”.

Uno de los elementos que considera que, aunque rudo, va a modificar para bien el escenario mediático nacional es el tema de la publicidad oficial, que al prácticamente no existir obligará a los medios serios a anclar sus ingresos y contenidos con sus audiencias, lo que les otorgará la posibilidad de incrementar su credibilidad.

“Yo creo que si los medios logran tener una definición ideológica que empate con los grupos de interés con los que están vinculados y con la audiencias a las que sirven van a dejar de depender de la agenda diaria del Presidente y podrían empezar a establecer la suya”.

Que cada medio defina claramente su propia agenda de temas le parece fundamental a Guerrero para que los medios alcancen un buen grado de independencia.

“Una de las consecuencias de no tener esto definido es que el Presidente mueve y fija la agenda como quiere, y los medios van atrás cubriendo las cosas como les van diciendo. El Presidente avienta la pelota a la izquierda y a la derecha y luego para allá y ellos van tras la pelota todo el tiempo, pero si los medios hacen una clara y definitiva definición editorial de su línea ideológica, López Obrador podrá decir “esta es la agenda”, pero si es fuerte, la agenda de los medios va a ir imponiéndose poco a poco, lo cual sucede en las democracias consolidadas como Estados Unidos o Canadá.


Política

EU auditará fondos de Iniciativa Mérida

Destinó al gobierno de México 723 mdd; se aplicó contra el narcotráfico y para derechos humanos

Política

"Todavía estoy arriba del barco", Jorge Hank Rhon seguirá en el PRI

El exalcalde de Tijuana dijo que sentía gacho, "pero peor no nos puede ir” con el nuevo gobierno de Morena

Sociedad

Dolores Hidalgo, y otros seis municipios guanajuatenses se oponen a minera a cielo abierto

Pobladores de la zona del cerro del Gallo se oponen a yacimiento de oro concesionado a empresa canadiense

Finanzas

Medio Oriente, en alerta bélica por ataque contra Aramco

Estados Unidos y Arabia Saudita acusaron a Irán de respaldar el ataque de los rebeldes hutíes de Yemen contra la petrolera, aunque Donald Trump aseguró que prefiere evitar la guerra

Política

EU auditará fondos de Iniciativa Mérida

Destinó al gobierno de México 723 mdd; se aplicó contra el narcotráfico y para derechos humanos

Finanzas

#Data | La incómoda deuda de Pemex

En el 2001, los pagos que hacía Pemex por intereses y gastos de su deuda representaban el 19% de sus ingresos propios

CDMX

Sheinbaum se opone a la alerta de género

Un juez ordenó la activación pero el gobierno insiste en que no pueden basarse en resultados de sus antecesores

Ecología

Chicxulub, el cráter en Yucatán que cambió la vida en la Tierra

El análisis de muestras extraídas en 2016 abre una ventana sin precedentes al momento del impacto del asteroide hace 66 millones de años y sus secuelas inmediatas

Gossip

DJs mexicanos elevan sus beats a escenarios internacionales

Exponentes nacionales de música electrónica han pisado los escenarios más importantes del género