/ lunes 27 de abril de 2020

Jornaleros mexicanos siguen cosechando en EU y Canadá pese a riesgo

Alrededor de 20 mil trabajadores agrícolas permanecen laborando pese al riesgo de contagio de coronavirus

Pese a la emergencia sanitaria por el Covid-19, unos 20 mil jornaleros mexicanos siguen trabajando en los campos de Estados Unidos y Canadá debido a que las autoridades de esos países se niegan a detener las actividades en plena época de cosechas.

Empresarios del sector agrícola de Estados Unidos han presionado a su gobierno para mantener abiertos los campos durante abril y mayo, época de cosechas, pese al riesgo de contagios que esto representa, dijo Ignacio Pinto León, abogado migratorio.

“Imaginemos lo que pasaría si estos trabajadores comienzan a enfermar en masa, la cadena productiva estadounidense colapsaría y ellos lo saben, por eso los empleadores han presionado para que estos trabajadores sean declarados esenciales e inmunes a las decisiones del presidente Donald Trump sobre migración”, explicó. Aunque en principio los gobiernos estadounidenses y canadiense cancelaron la llegada de trabajadores agrícolas mexicanos, nuestro gobierno negoció que fueran aceptados previo una cuarentena, explicó Pinto León.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo a principios de abril que estaba negociando con Estados Unidos y Canadá permisos temporales para que mexicanos pudieran ir a esos países a cubrir la falta de mano de obra en el campo y la construcción. “Si ellos nos lo piden, convocaríamos para que trabajadores mexicanos pudieran ir temporalmente a ayudar en el campo, la construcción o los servicios”, dijo López Obrador.

Mientras tanto, en los campos de Estados Unidos y Canadá ya hay reportes de jornaleros mexicanos contagiados de Covid-19.

El consulado de México en Vancouver, Canadá, informó el 9 de abril que 19 jornaleros que laboraban en la granja Bylands Nurseries, ubicada en la ciudad de West Kelowna, provincia de Columbia Británica dieron positivo de coronavirus.

En Estados Unidos, el Centro de Trabajadores Agrícolas Fronterizos informó que tiene reportes de que en El Paso, Texas, han llegado al menos 10 casos de trabajadores agrícolas temporales que buscan apoyo para que sus empleadores los atiendan por síntomas de coronavirus.

“Nos han hablado de California, de aquí, Texas, de Carolina porque se sienten mal y sus patrones no les hacen caso o porque tienen miedo a que sea Covid-19 y puedan morir”, aseguró Carlos Marentes, director y fundador de la organización no gubernamental. En entrevista con El Sol de México, agregó que muchas veces los trabajadores agrícolas no tienen agua para tomar, mucho menos la van a tener para lavarse las manos constantemente. Y ni qué hablar de gel desinfectante.

Uno de esos casos es el de Javier, un joven de 28 años, originario de Michoacán, quien por segundo año viajó, el 11 de abril, a California para trabajar en la cosecha de jitomates sin imaginar que apenas dos días después comenzaría a sentirse mal. “Me dio fiebre y me dolía todo el cuerpo, al inicio no quise decirle nada a mi patrón por miedo a que me regresaran, estaba en cuarentena junto a otros camaradas que habían llegado también unos días antes, pero fueron ellos lo que me dijeron que tenía que decir lo que sentía pues podía contagiarlos y así lo hice. Me separaron en uno de los graneros y me tuvieron cinco días hasta que llegaron unos doctores, me tomaron una muestra de la nariz y dos días después ya me sacaron que porque no era coronavirus sino influenza. Lo que sí, es que durante todo esos días no me dieron ningún medicamento a pesar de que me sentía muy mal y al miedo que tenía”, narró Javier a través de un mensaje de correo electrónico, enviado a petición de este diario.

Pero además, según Marentes, la pandemia ha potencializado los abusos a los que comúnmente están expuestos los trabajadores temporales en Estados Unidos, en su mayoría mexicanos.

Con jornadas de hasta 12 horas al día, explicó, por las cuales llegan a percibir un promedio de 40 dólares, en realidad la labor “esencial” de estos mexicanos inicia cerca de las 4 de la madrugada cuando esperan el transporte que facilitan los contratistas para llevarlos a los campos, pero sin mediar distanciamiento social.

“Equipados con mascarillas caseras que les fueron donadas por particulares, los trabajadores agrícolas se dirigen a los campos, y a pesar de su deseo de mantener condiciones de trabajo seguras, la realidad se impone ante la indiferencia de las autoridades y empleadores. A muchos no les pagan lo convenido, les duplican jornadas de trabajo, los exponen a pesticidas, los maltratan o los tienen en condiciones insalubres”, señaló Pinto León.

“Desafortunadamente este año tocó que llegaran en un momento de grave peligro por la epidemia en el mundo; el virus se ha extendido por todo Estados Unidos y las zonas de cultivo no son la excepción”, subrayó Marentes.

Pese a la emergencia sanitaria por el Covid-19, unos 20 mil jornaleros mexicanos siguen trabajando en los campos de Estados Unidos y Canadá debido a que las autoridades de esos países se niegan a detener las actividades en plena época de cosechas.

Empresarios del sector agrícola de Estados Unidos han presionado a su gobierno para mantener abiertos los campos durante abril y mayo, época de cosechas, pese al riesgo de contagios que esto representa, dijo Ignacio Pinto León, abogado migratorio.

“Imaginemos lo que pasaría si estos trabajadores comienzan a enfermar en masa, la cadena productiva estadounidense colapsaría y ellos lo saben, por eso los empleadores han presionado para que estos trabajadores sean declarados esenciales e inmunes a las decisiones del presidente Donald Trump sobre migración”, explicó. Aunque en principio los gobiernos estadounidenses y canadiense cancelaron la llegada de trabajadores agrícolas mexicanos, nuestro gobierno negoció que fueran aceptados previo una cuarentena, explicó Pinto León.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo a principios de abril que estaba negociando con Estados Unidos y Canadá permisos temporales para que mexicanos pudieran ir a esos países a cubrir la falta de mano de obra en el campo y la construcción. “Si ellos nos lo piden, convocaríamos para que trabajadores mexicanos pudieran ir temporalmente a ayudar en el campo, la construcción o los servicios”, dijo López Obrador.

Mientras tanto, en los campos de Estados Unidos y Canadá ya hay reportes de jornaleros mexicanos contagiados de Covid-19.

El consulado de México en Vancouver, Canadá, informó el 9 de abril que 19 jornaleros que laboraban en la granja Bylands Nurseries, ubicada en la ciudad de West Kelowna, provincia de Columbia Británica dieron positivo de coronavirus.

En Estados Unidos, el Centro de Trabajadores Agrícolas Fronterizos informó que tiene reportes de que en El Paso, Texas, han llegado al menos 10 casos de trabajadores agrícolas temporales que buscan apoyo para que sus empleadores los atiendan por síntomas de coronavirus.

“Nos han hablado de California, de aquí, Texas, de Carolina porque se sienten mal y sus patrones no les hacen caso o porque tienen miedo a que sea Covid-19 y puedan morir”, aseguró Carlos Marentes, director y fundador de la organización no gubernamental. En entrevista con El Sol de México, agregó que muchas veces los trabajadores agrícolas no tienen agua para tomar, mucho menos la van a tener para lavarse las manos constantemente. Y ni qué hablar de gel desinfectante.

Uno de esos casos es el de Javier, un joven de 28 años, originario de Michoacán, quien por segundo año viajó, el 11 de abril, a California para trabajar en la cosecha de jitomates sin imaginar que apenas dos días después comenzaría a sentirse mal. “Me dio fiebre y me dolía todo el cuerpo, al inicio no quise decirle nada a mi patrón por miedo a que me regresaran, estaba en cuarentena junto a otros camaradas que habían llegado también unos días antes, pero fueron ellos lo que me dijeron que tenía que decir lo que sentía pues podía contagiarlos y así lo hice. Me separaron en uno de los graneros y me tuvieron cinco días hasta que llegaron unos doctores, me tomaron una muestra de la nariz y dos días después ya me sacaron que porque no era coronavirus sino influenza. Lo que sí, es que durante todo esos días no me dieron ningún medicamento a pesar de que me sentía muy mal y al miedo que tenía”, narró Javier a través de un mensaje de correo electrónico, enviado a petición de este diario.

Pero además, según Marentes, la pandemia ha potencializado los abusos a los que comúnmente están expuestos los trabajadores temporales en Estados Unidos, en su mayoría mexicanos.

Con jornadas de hasta 12 horas al día, explicó, por las cuales llegan a percibir un promedio de 40 dólares, en realidad la labor “esencial” de estos mexicanos inicia cerca de las 4 de la madrugada cuando esperan el transporte que facilitan los contratistas para llevarlos a los campos, pero sin mediar distanciamiento social.

“Equipados con mascarillas caseras que les fueron donadas por particulares, los trabajadores agrícolas se dirigen a los campos, y a pesar de su deseo de mantener condiciones de trabajo seguras, la realidad se impone ante la indiferencia de las autoridades y empleadores. A muchos no les pagan lo convenido, les duplican jornadas de trabajo, los exponen a pesticidas, los maltratan o los tienen en condiciones insalubres”, señaló Pinto León.

“Desafortunadamente este año tocó que llegaran en un momento de grave peligro por la epidemia en el mundo; el virus se ha extendido por todo Estados Unidos y las zonas de cultivo no son la excepción”, subrayó Marentes.

Justicia

Caen cuatro de los autores materiales del feminicidio de Alexis

Se solicitó la orden de captura en torno a un sujeto que mantenía una relación con la víctima y fue quien la entregó con las personas que le quitaron la vida

México

Ssa estima dos millones 281 mil 355 casos de Covid-19 en México

La dependencia reportó 185 mil 715 víctimas mortales de la enfermedad provocada por el Covid-19

Política

García Cabeza de Vaca asegura que no se someterá al gobierno federal

Este domingo se desarrolló en Ciudad Victoria una manifestación de apoyo al mandatario

Sociedad

Bajo observación | México, un año en pandemia y aún no se avizora el final

México registró 458 nuevas muertes por la Covid-19 en la última jornada para acumular un total de 185.715 fallecidos con esa enfermedad

Finanzas

#Data | 2020, el peor año para la industria de la construcción

Aunque la pandemia tuvo un severo impacto en el desempeño para la industria, el sector público desde 2012 había venido reduciendo su participación año con año

Política

Rifa del avión presidencial fue un mensaje político: Lotería Nacional

“La idea fue mostrar todo lo que se puede comprar y hacer con el dinero destinado a lujos como el avión”, explica en entrevista su directora Margarita González Saravia

Sociedad

ASF tiene poca eficacia para combatir la corrupción

Sólo cuatro por ciento de las cuatro mil denuncias hechas por la Auditoría ha derivado en una sentencia

Valle de México

En Naucalpan, Ford va por 5 mil empleos

El municipio se convertirá en un punto de referencia de investigación para la armadora estadounidense

Sociedad

Consejo de Género OEM: La pandemia dejó más embarazos no planeados

Expertas expusieron que la pandemia fracturó el acceso a servicios de salud y anticonceptivos