/ viernes 1 de enero de 2021

"No quiero ir al hospital", el dilema de vida o muerte de un enfermo por covid-19

Las condiciones de salud de Víctor Hugo eran críticas, al llegar al hospital, el médico solo dijo: requiere intubación inmediata

  • El paciente llegó en condiciones críticas, desde hace una semana traía tos y se sentía muy decaído. Después del ingreso y media hora de papeleo, la peor de las noticias llegó para la familia… había muerto


Es viernes y el tráfico en la Ciudad de México se ha incrementado por la gente que sale a las primeras fiestas de diciembre. En uno de los autos que circula por Popotla viaja Víctor Hugo, su esposa y su hermano. En el trayecto regular de media hora ellos hacen hora y media para llegar al Hospital Rubén Leñero. La última toma dice que Víctor oxigena al 85 por ciento, tiene una semana con tos y está muy decaído. Son síntomas de Covid-19. En la última semana ha repetido a su familia “no quiero ir al hospital, no me lleven”, por lo que al cambiar de opinión sorprende y alarma a su esposa.

Patricia, quien trabaja en una oficina de gobierno en el Estado de México, lo ayuda a bajar del auto. Los médicos revisan sus niveles y tratan de mantenerlo despierto. Ella no ingresa al área de Covid-19, está prohibido. Apenas da la vuelta regresa uno de los médicos y le dice que la condición de su esposo es delicada y requiere que lo intuben de inmediato.

Foto: AFP

Inician los trámites, las firmas, las autorizaciones. Casi es media hora en ese papeleo. Apenas terminan de ello y el personal vuelve a solicitar la presencia de Patricia. Sólo es para decirle que Víctor Hugo acaba de fallecer. Son las 9:30 del viernes 4 de diciembre.

"El Covid no existe", el viacrucis de un incrédulo para encontrar un hospital en CDMX

Esta es la lista de 29 hospitales de CDMX donde se pueden hacer pruebas rápidas Covid-19

El calendario de la muerte

Su hijo, también de nombre Víctor, se mantiene en resguardo dos semanas después de eso. También tiene Covid-19 y la pequeña tos le impide hablar de manera fluida. Relata que ambos se contagiaron al mismo tiempo. Los primeros síntomas los registraron el fin de semana del 28 y 29 de noviembre.

Víctor Hugo era jefe en una empresa de monitoreo de videovigilancia, coordinaba a los trabajadores y acababa de regresar de una inspección por la zona de Nezahualcóyotl. “Tenía que ir a trabajar a pesar de que en su empresa se habían presentado casos de Covid-19. Si se presentaba un caso los descansaban sólo dos días. Ese fin de semana él empezó con gripe al igual que yo”, rememora Víctor.

El joven que trabajaba hasta antes de la pandemia en la zona de bares de República de Cuba, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, debió dejar ese empleo en febrero y encontró trabajo en el área de servicios escolares en una escuela privada.

Personal de Salud del Estado de Sonora llegaron el 26 de diciembre a la Ciudad de México para apoyar en labores contra Covid-19 por el alto número de casos. Foto: AFP

“Ese día que empezamos con gripa no nos sentíamos mal, pero con todo lo que se ha informado fuimos a consulta con una doctora de la colonia. Ella nos dijo: ‘reposen 48 horas para saber cómo evolucionan’”. Luego de pagar los 70 pesos por cada uno regresaron a casa.

Nace Daniel Emiliano, el primer bebé del IMSS en 2021

Familiares mienten para poder velar a sus difuntos por Covid-19

No nos dieron una receta ni un medicamento

Lunes y martes no registraron mayores malestares, incluso se mantuvieron haciendo home office, pero ante la posibilidad de tener Covid-19 decidieron ir al kiosko ubicado en el parque Cañitas para hacerse la prueba. Los dos resultaron positivos.

“Lo que a mí me dijeron y también por separado a él fue: ‘vete a tu casa, enciérrate por 20 días, no salgas. No nos dieron una receta, un medicamento, sólo dijeron: ‘si te sientes mal ve a una clínica, al doctor’. Eso fue todo”.

De regreso “hablé a Locatel y nos brindaron atención, nos preguntaron síntomas y nos dieron una lista de medicamentos. Unos para mí y otros diferentes para mi papá. Además compramos un termómetro de cien pesos, un oxímetro de 300 pesos, más medicina. Fueron dos mil pesos en total”.

Para ese momento Hugo decía que se sentía mal, se veía cansado. El miércoles lo llevaron a un doctor. Éste le cambió el medicamento, recomendó colocarle oxígeno para ayudarlo a respirar y les advirtió la posibilidad de hospitalizarlo.

Imagen ilustrativa / Una dolorosa prueba de Covid-19 en un kiosko dispuesto por el gobierno de la Ciudad de México en el Parque Frida Kahlo. Foto: AFP

Pasaron las horas en lo que conseguían el oxígeno porque “había lista de espera”. Lo que consiguieron fue la promesa de tenerlo hasta el jueves en la tarde.

Patricia buscó alternativas para su esposo y habló con un conocido, quien le sugirió la posibilidad de llevarlo al Hospital Militar. Luego de conseguir un auto particular lo trasladaron, pero no lo recibieron. En el acceso le dijeron a Patricia que no estaban aceptando pacientes.

Al verse en esa situación, Víctor Hugo pidió regresar a su casa porque justo en ese momento su cuñado les confirmó que en 20 minutos llegaría el oxígeno a la casa. “Lo conectamos y empezó a oxigenar bien. Él ya estaba oxigenando 40, después subió a 50, a 60, a 80, a 85, ya estaba bien”, cuenta su hijo Víctor.

Lugares donde te puedes hacer una prueba gratuita de Covid-19 en Edomex

“Cada caso de Covid es repetir mi historia”, dice sobreviviente del Covid-19

Era necesario llevarlo al hospital

El joven pasó esas noches angustiado por su “Apá”, su “Bro”. Por momentos él también se sentía muy mal, pero la condición de su papá, cada vez más delicada, y ver que su mamá necesitaba apoyo, lo hicieron salir adelante.

El jueves Víctor Hugo siguió estable, aunque con mucha tos. “Ahí le empezamos a decir que ya era necesario llevarlo al hospital. Él decía que no, él no quería ir porque sabía que si iba al hospital ya no iba a salir. Supongo que por todas las noticias y la información en tantos meses de pandemia pensaba otras cosas”.

Ahora Víctor piensa que aunque ellos quisieran haberlo llevado, “él no quería. No lo podíamos obligar”.

El viernes, desde que se levantó, “lo vimos mal y al medio día le dijo a mi mamá: ‘¿sabes qué? Ya necesito que me lleven a un hospital”.

Imagen ilustrativa / Los hospitales públicos en la Ciudad de México se encuentran sobre el 80 por ciento de su capacidad hospitalaria. Foto: EFE

Como no tienen automóvil, Víctor marcó al 911 para solicitar una ambulancia. Pasó media hora y nunca llegó. Volvió a llamar pero en respuesta le dijeron que ya había un reporte. Por más que llamaban, la ambulancia no aparecía.

Las horas seguían pasando y “para las 2:30 o 3:00 de la tarde nos dijeron que el reporte se había perdido porque hubo cambio de turno y que se iba a meter un reporte nuevo”.

¿Extrañas los conciertos? Él los hacía posibles

El hogar se transformó en escuela

Mi papá estaba muy mal

La reacción fue de desesperación de toda la familia. Víctor insistió con su celular y empezó a denunciar la situación en Twitter, al mismo tiempo que encontró en internet que una opción más para conseguir ambulancia era a través de la aplicación del gobierno de la Ciudad de México. Bajó la app a su smartphone y solicitó nuevamente el servicio.

Después de 20 minutos llegó la unidad 2777 de la Cruz Roja. Los paramédicos ingresaron con su equipo Covid al domicilio, un departamento en renta de la alcaldía de Azcapotzalco. Revisaron a Víctor Hugo, le inyectaron una dosis adicional del medicamento que tenía recetado y le abrieron aún más las válvulas del oxígeno.

“El paramédico le dijo a mi mamá que mi papá estaba muy mal, que era necesario llevarlo a un hospital”.

Al buscar disponibilidad en hospitales sólo había dos camas: una en Tláhuac y otra en Ecatepec. “Ahí nos empiezan a decir que hay varios riesgos: uno que no aguante el traslado, por el oxígeno. Otra que falleciera en el traslado o que en el transcurso se pudieran ocupar las dos camas. Nos aconsejaron que en un auto particular lo lleváramos a un hospital de la Ciudad de México”.

Imagen ilustrativa / Pese al llamado a quedarse en casa, el 26 de diciembre, turistas se escaparon de la Ciudad de México para disfrutar las playas de Acapulco. Foto: EFE

Patricia recurrió una vez más a su familia y contactó a uno de sus hermanos, quien consiguió un auto para trasladar a Hugo al Hospital Rubén Leñero.

Wuhan despide al año Covid y celebra llegada del 2021 sin sana distancia

Así recibe el mundo al 2021 en medio de restricciones por Covid

Media hora después de ingresar al hospital, falleció

Víctor Hugo pasó a sumar a la estadística de más de 125 mil fallecidos desde el mes de marzo en México por Covid-19.

“No sé qué podría cambiar. Desafortunadamente, aunque hubiéramos querido que el servicio fuera más rápido, sé que por la saturación no se puede y es entendible. Tampoco sé cómo evaluar el plan de Gobierno porque tampoco estamos poniendo del todo. Yo tengo que salir a trabajar, mi papá tenía que salir a trabajar porque la economía también está en riego y están cerrando comercios, lugares de trabajo”.

En su reflexión, Víctor considera que la situación que vive la Ciudad de México en este momento, con el regreso al semáforo rojo y nuevas restricciones para los comercios, es producto de que “la mayoría de la gente sale por diversión, porque se sienten encerrados. Creo que lo que se necesita es que (las autoridades) sean más duras y firmes en pedir que no salgan (los ciudadanos) a la calle si no lo necesitan”.

Wuhan, la nueva Meca del turismo negro

Pandemia cumple un año con 81 millones de casos y 1,79 millones de muertos

Te recomendamos este especial ▼

Paciente 95 | Adriana no se pudo poner la vacuna de Pfizer

Paciente 95 | Superé la gripe y ahora sigo cuidados: Adriana

"Aún no recupero el sentido del olfato", dice Adriana tras aplicarse vacuna anticovid

"Tengo molestias, ¿será por la vacuna?": Adriana, voluntaria de ensayo clínico

Adriana se vacunó contra Covid-19, dice que no hay malestar


No te puedes perder ▼

¡Gasolina sí sube en 2021! Estos son los productos que aumentarán su precio

¡Demasiada vergüenza! Geraldine Bazán habla sobre video íntimo de Gabriel Soto

Muere Joel Higuera, uno de los fundadores de Los Tucanes de Tijuana

Twitter despide al 2020 con memes llenos de tragedia y comedia

En CDMX, desechables se van a partir de enero del 2021

Hip Hop de luto: MF DOOM muere a los 49 años


Si te gustó esta historia, síguenos en nuestro canal de Google Noticias





Escucha el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Amazon Music



  • El paciente llegó en condiciones críticas, desde hace una semana traía tos y se sentía muy decaído. Después del ingreso y media hora de papeleo, la peor de las noticias llegó para la familia… había muerto


Es viernes y el tráfico en la Ciudad de México se ha incrementado por la gente que sale a las primeras fiestas de diciembre. En uno de los autos que circula por Popotla viaja Víctor Hugo, su esposa y su hermano. En el trayecto regular de media hora ellos hacen hora y media para llegar al Hospital Rubén Leñero. La última toma dice que Víctor oxigena al 85 por ciento, tiene una semana con tos y está muy decaído. Son síntomas de Covid-19. En la última semana ha repetido a su familia “no quiero ir al hospital, no me lleven”, por lo que al cambiar de opinión sorprende y alarma a su esposa.

Patricia, quien trabaja en una oficina de gobierno en el Estado de México, lo ayuda a bajar del auto. Los médicos revisan sus niveles y tratan de mantenerlo despierto. Ella no ingresa al área de Covid-19, está prohibido. Apenas da la vuelta regresa uno de los médicos y le dice que la condición de su esposo es delicada y requiere que lo intuben de inmediato.

Foto: AFP

Inician los trámites, las firmas, las autorizaciones. Casi es media hora en ese papeleo. Apenas terminan de ello y el personal vuelve a solicitar la presencia de Patricia. Sólo es para decirle que Víctor Hugo acaba de fallecer. Son las 9:30 del viernes 4 de diciembre.

"El Covid no existe", el viacrucis de un incrédulo para encontrar un hospital en CDMX

Esta es la lista de 29 hospitales de CDMX donde se pueden hacer pruebas rápidas Covid-19

El calendario de la muerte

Su hijo, también de nombre Víctor, se mantiene en resguardo dos semanas después de eso. También tiene Covid-19 y la pequeña tos le impide hablar de manera fluida. Relata que ambos se contagiaron al mismo tiempo. Los primeros síntomas los registraron el fin de semana del 28 y 29 de noviembre.

Víctor Hugo era jefe en una empresa de monitoreo de videovigilancia, coordinaba a los trabajadores y acababa de regresar de una inspección por la zona de Nezahualcóyotl. “Tenía que ir a trabajar a pesar de que en su empresa se habían presentado casos de Covid-19. Si se presentaba un caso los descansaban sólo dos días. Ese fin de semana él empezó con gripe al igual que yo”, rememora Víctor.

El joven que trabajaba hasta antes de la pandemia en la zona de bares de República de Cuba, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, debió dejar ese empleo en febrero y encontró trabajo en el área de servicios escolares en una escuela privada.

Personal de Salud del Estado de Sonora llegaron el 26 de diciembre a la Ciudad de México para apoyar en labores contra Covid-19 por el alto número de casos. Foto: AFP

“Ese día que empezamos con gripa no nos sentíamos mal, pero con todo lo que se ha informado fuimos a consulta con una doctora de la colonia. Ella nos dijo: ‘reposen 48 horas para saber cómo evolucionan’”. Luego de pagar los 70 pesos por cada uno regresaron a casa.

Nace Daniel Emiliano, el primer bebé del IMSS en 2021

Familiares mienten para poder velar a sus difuntos por Covid-19

No nos dieron una receta ni un medicamento

Lunes y martes no registraron mayores malestares, incluso se mantuvieron haciendo home office, pero ante la posibilidad de tener Covid-19 decidieron ir al kiosko ubicado en el parque Cañitas para hacerse la prueba. Los dos resultaron positivos.

“Lo que a mí me dijeron y también por separado a él fue: ‘vete a tu casa, enciérrate por 20 días, no salgas. No nos dieron una receta, un medicamento, sólo dijeron: ‘si te sientes mal ve a una clínica, al doctor’. Eso fue todo”.

De regreso “hablé a Locatel y nos brindaron atención, nos preguntaron síntomas y nos dieron una lista de medicamentos. Unos para mí y otros diferentes para mi papá. Además compramos un termómetro de cien pesos, un oxímetro de 300 pesos, más medicina. Fueron dos mil pesos en total”.

Para ese momento Hugo decía que se sentía mal, se veía cansado. El miércoles lo llevaron a un doctor. Éste le cambió el medicamento, recomendó colocarle oxígeno para ayudarlo a respirar y les advirtió la posibilidad de hospitalizarlo.

Imagen ilustrativa / Una dolorosa prueba de Covid-19 en un kiosko dispuesto por el gobierno de la Ciudad de México en el Parque Frida Kahlo. Foto: AFP

Pasaron las horas en lo que conseguían el oxígeno porque “había lista de espera”. Lo que consiguieron fue la promesa de tenerlo hasta el jueves en la tarde.

Patricia buscó alternativas para su esposo y habló con un conocido, quien le sugirió la posibilidad de llevarlo al Hospital Militar. Luego de conseguir un auto particular lo trasladaron, pero no lo recibieron. En el acceso le dijeron a Patricia que no estaban aceptando pacientes.

Al verse en esa situación, Víctor Hugo pidió regresar a su casa porque justo en ese momento su cuñado les confirmó que en 20 minutos llegaría el oxígeno a la casa. “Lo conectamos y empezó a oxigenar bien. Él ya estaba oxigenando 40, después subió a 50, a 60, a 80, a 85, ya estaba bien”, cuenta su hijo Víctor.

Lugares donde te puedes hacer una prueba gratuita de Covid-19 en Edomex

“Cada caso de Covid es repetir mi historia”, dice sobreviviente del Covid-19

Era necesario llevarlo al hospital

El joven pasó esas noches angustiado por su “Apá”, su “Bro”. Por momentos él también se sentía muy mal, pero la condición de su papá, cada vez más delicada, y ver que su mamá necesitaba apoyo, lo hicieron salir adelante.

El jueves Víctor Hugo siguió estable, aunque con mucha tos. “Ahí le empezamos a decir que ya era necesario llevarlo al hospital. Él decía que no, él no quería ir porque sabía que si iba al hospital ya no iba a salir. Supongo que por todas las noticias y la información en tantos meses de pandemia pensaba otras cosas”.

Ahora Víctor piensa que aunque ellos quisieran haberlo llevado, “él no quería. No lo podíamos obligar”.

El viernes, desde que se levantó, “lo vimos mal y al medio día le dijo a mi mamá: ‘¿sabes qué? Ya necesito que me lleven a un hospital”.

Imagen ilustrativa / Los hospitales públicos en la Ciudad de México se encuentran sobre el 80 por ciento de su capacidad hospitalaria. Foto: EFE

Como no tienen automóvil, Víctor marcó al 911 para solicitar una ambulancia. Pasó media hora y nunca llegó. Volvió a llamar pero en respuesta le dijeron que ya había un reporte. Por más que llamaban, la ambulancia no aparecía.

Las horas seguían pasando y “para las 2:30 o 3:00 de la tarde nos dijeron que el reporte se había perdido porque hubo cambio de turno y que se iba a meter un reporte nuevo”.

¿Extrañas los conciertos? Él los hacía posibles

El hogar se transformó en escuela

Mi papá estaba muy mal

La reacción fue de desesperación de toda la familia. Víctor insistió con su celular y empezó a denunciar la situación en Twitter, al mismo tiempo que encontró en internet que una opción más para conseguir ambulancia era a través de la aplicación del gobierno de la Ciudad de México. Bajó la app a su smartphone y solicitó nuevamente el servicio.

Después de 20 minutos llegó la unidad 2777 de la Cruz Roja. Los paramédicos ingresaron con su equipo Covid al domicilio, un departamento en renta de la alcaldía de Azcapotzalco. Revisaron a Víctor Hugo, le inyectaron una dosis adicional del medicamento que tenía recetado y le abrieron aún más las válvulas del oxígeno.

“El paramédico le dijo a mi mamá que mi papá estaba muy mal, que era necesario llevarlo a un hospital”.

Al buscar disponibilidad en hospitales sólo había dos camas: una en Tláhuac y otra en Ecatepec. “Ahí nos empiezan a decir que hay varios riesgos: uno que no aguante el traslado, por el oxígeno. Otra que falleciera en el traslado o que en el transcurso se pudieran ocupar las dos camas. Nos aconsejaron que en un auto particular lo lleváramos a un hospital de la Ciudad de México”.

Imagen ilustrativa / Pese al llamado a quedarse en casa, el 26 de diciembre, turistas se escaparon de la Ciudad de México para disfrutar las playas de Acapulco. Foto: EFE

Patricia recurrió una vez más a su familia y contactó a uno de sus hermanos, quien consiguió un auto para trasladar a Hugo al Hospital Rubén Leñero.

Wuhan despide al año Covid y celebra llegada del 2021 sin sana distancia

Así recibe el mundo al 2021 en medio de restricciones por Covid

Media hora después de ingresar al hospital, falleció

Víctor Hugo pasó a sumar a la estadística de más de 125 mil fallecidos desde el mes de marzo en México por Covid-19.

“No sé qué podría cambiar. Desafortunadamente, aunque hubiéramos querido que el servicio fuera más rápido, sé que por la saturación no se puede y es entendible. Tampoco sé cómo evaluar el plan de Gobierno porque tampoco estamos poniendo del todo. Yo tengo que salir a trabajar, mi papá tenía que salir a trabajar porque la economía también está en riego y están cerrando comercios, lugares de trabajo”.

En su reflexión, Víctor considera que la situación que vive la Ciudad de México en este momento, con el regreso al semáforo rojo y nuevas restricciones para los comercios, es producto de que “la mayoría de la gente sale por diversión, porque se sienten encerrados. Creo que lo que se necesita es que (las autoridades) sean más duras y firmes en pedir que no salgan (los ciudadanos) a la calle si no lo necesitan”.

Wuhan, la nueva Meca del turismo negro

Pandemia cumple un año con 81 millones de casos y 1,79 millones de muertos

Te recomendamos este especial ▼

Paciente 95 | Adriana no se pudo poner la vacuna de Pfizer

Paciente 95 | Superé la gripe y ahora sigo cuidados: Adriana

"Aún no recupero el sentido del olfato", dice Adriana tras aplicarse vacuna anticovid

"Tengo molestias, ¿será por la vacuna?": Adriana, voluntaria de ensayo clínico

Adriana se vacunó contra Covid-19, dice que no hay malestar


No te puedes perder ▼

¡Gasolina sí sube en 2021! Estos son los productos que aumentarán su precio

¡Demasiada vergüenza! Geraldine Bazán habla sobre video íntimo de Gabriel Soto

Muere Joel Higuera, uno de los fundadores de Los Tucanes de Tijuana

Twitter despide al 2020 con memes llenos de tragedia y comedia

En CDMX, desechables se van a partir de enero del 2021

Hip Hop de luto: MF DOOM muere a los 49 años


Si te gustó esta historia, síguenos en nuestro canal de Google Noticias





Escucha el podcast ⬇️

Apple Podcasts

Google Podcasts

Spotify

Acast

Deezer

Amazon Music



Política

Diputadas piden no recortar recursos contra el cáncer

Exigen recuperar apoyos para las asociaciones que atienden esa enfermedad

Sociedad

“No perdimos un solo puesto de trabajo”: líder de sindicato alimenticio

Alejandro Martínez Araiza presume que el sindicato que dirige sólo da buenas noticias

Finanzas

Diputados avalan registro ante el SAT a partir de los 18 años

Los diputados aprobaron ayer en comisiones esta obligación para los jóvenes aunque no trabajen

Mundo

OMS pide inversión global en sanidad durante recuperación postcovid

La pandemia mostró que cuando la salud está en riesgo, también peligra todo lo demás para que instauren la cobertura sanitaria universal": Tedros

Sociedad

Bajo Observación | Muertes por Covid caen en México

En las últimas 24 horas México únicamente registró 96 decesos por Covid-19

Cultura

Regresa FIL Guadalajara en formato híbrido y con nuevo programa

Participarán más de 600 escritores de 46 países, teniendo a Perú como el país invitado en su 35 edición

Finanzas

Diputados avalan registro ante el SAT a partir de los 18 años

Los diputados aprobaron ayer en comisiones esta obligación para los jóvenes aunque no trabajen

Sociedad

#Data | AMLO, el presidente con menos emplazamientos a huelga

Durante los 33 primeros meses del mandato de Andrés Manuel López Obrador, se han contabilizado 14 mil 991 emplazamientos huelga

Sociedad

Estados cortan su gasto en salud, educación y seguridad

El IMCO señala que en el primer año de la pandemia gobiernos estatales no reasignaron recursos para atender estas prioridades