/ jueves 14 de febrero de 2019

Pide padre Solalinde cambio de raíz en migración

El sacerdote Alejandro Solalinde aseguró que el INM es un “cártel” por lo que no amerita cambios cosméticos, sino cambios reales

Al sostener un encuentro privado con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas; el sacerdote Alejandro Solalinde aseguró que el Instituto Nacional de Migración (INM) es un “cártel” por lo que no amerita cambios cosméticos, sino cambios reales.

Entrevistado en la sala de prensa de la Secretaría de Gobernación, el director del albergue “Hermanos en el camino”, comentó que la situación de los migrantes centroamericanos podría empeorar, de ahí que haya demandando analizar medidas cautelares para los defensores de las derechos humanos.

Dijo que le da la impresión que los cambios que se han anunciado en el INM son cosméticos ya que solo cambiarnos a los delegados, por lo que pugnó por cambios más a fondo como el combate a la corrupción.

“El INM, en alguna parte, es un cártel, y entonces no es fácil para las personas bien intencionadas como Tonatiuh Guillén, comisionado del Instituto. Entiendo que el es académico, no es policía y aunque el INM no debe policializarse tampoco podemos ser ingenuos que sólo con cambiar unas personas o cositas”, subrayó.

PLAN PARA REFUGIADOS

Por otra parte, la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios en el Senado adelantó que será el próximo 13 de marzo cuando se difunda el proyecto humanitario para refugiados. La senadora Susana Harp informó que dicho proyecto, será presentado por el Acnur y el cual se elaboró por la ONU. Los senadores también expusieron la necesidad de fortalecer al Servicio Exterior Mexicano, ya que le hace falta personal y recursos para atender a los mexicanos que viven en el extranjero, en específico en lugares con mayor número de residentes, como California, EU.

Al sostener un encuentro privado con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, Alejandro Encinas; el sacerdote Alejandro Solalinde aseguró que el Instituto Nacional de Migración (INM) es un “cártel” por lo que no amerita cambios cosméticos, sino cambios reales.

Entrevistado en la sala de prensa de la Secretaría de Gobernación, el director del albergue “Hermanos en el camino”, comentó que la situación de los migrantes centroamericanos podría empeorar, de ahí que haya demandando analizar medidas cautelares para los defensores de las derechos humanos.

Dijo que le da la impresión que los cambios que se han anunciado en el INM son cosméticos ya que solo cambiarnos a los delegados, por lo que pugnó por cambios más a fondo como el combate a la corrupción.

“El INM, en alguna parte, es un cártel, y entonces no es fácil para las personas bien intencionadas como Tonatiuh Guillén, comisionado del Instituto. Entiendo que el es académico, no es policía y aunque el INM no debe policializarse tampoco podemos ser ingenuos que sólo con cambiar unas personas o cositas”, subrayó.

PLAN PARA REFUGIADOS

Por otra parte, la Comisión de Asuntos Fronterizos y Migratorios en el Senado adelantó que será el próximo 13 de marzo cuando se difunda el proyecto humanitario para refugiados. La senadora Susana Harp informó que dicho proyecto, será presentado por el Acnur y el cual se elaboró por la ONU. Los senadores también expusieron la necesidad de fortalecer al Servicio Exterior Mexicano, ya que le hace falta personal y recursos para atender a los mexicanos que viven en el extranjero, en específico en lugares con mayor número de residentes, como California, EU.

Política

Sigue tensión en Morena: chocan Monreal y Polevnsky

La falta de recursos en el el Instituto Nacional de Formación Política causó la molestia

Sociedad

México, el “Bangkok de Latinoamérica” por aumento de turismo sexual

De acuerdo con datos de SIPINNA, algunos de los ciudadanos que provienen de EU, Canadá, Inglaterra y Holanda llegan al país en busca de tener algún encuentro sexual con menores de edad

CDMX

Damnificados del 19S denuncian amenazas de constructoras

La jefa de Gobierno les pide paciencia, ya que para reconstruir hay procesos administrativos que no pueden saltarse